miércoles, 16 de mayo de 2007

TIPOLOGÍA DE NOVIOS


Novios intelectuales. Tienen afinidades políticas, ideológicas, filosóficas, cinéfilas, literarias, pragmáticas, estructurales, psíquicas, poéticas. Se conocieron en la Universidad, en un Congreso, en una Feria del Libro, a menudo pertenecen a la misma carrera. Nadie los imagina teniendo sexo. Asisten a Festivales de Cine, Muestras, Avant Premier de películas en los Centros Culturales. Llevan anteojos. Se comportan de acuerdo a lo observado en sus películas de cine-arte favoritas. Se pelearán cuando conozcan a otra persona todavía más política, ideológica y filosóficamente afín.
Novios autistas. Desde el momento en que se conocieron perdieron toda comunicación con el mundo exterior. Dejaron de asistir a fiestas, cumpleaños, bares, reuniones. Se los ve caminando por la calle de la mano, silenciosos, apurados ¿Dónde van? ¿Acaso tienen sexo las 24 horas del día que no se separan? En determinado momento nada más se sabe de ellos y se pierden en el espacio-tiempo. Se pelearán cuando observen su agenda sin un solo número telefónico.
Novios siameses. Desde el momento en que se conocieron van juntos a todos lados. Él la espera a la salida de la Facultad, ella lo va a buscar a donde trabaje. Los amigos del novio odian a la novia: la lleva a todos lados y no pueden hablar de chicas y las posiciones sexuales que ésta hace con él. Las amigas de la novia odian al novio: lo lleva a todos lados y no pueden hablar de chicos y las posiciones sexuales que éste hace con ella. Pasado un tiempo, tantos los amigos del novio como los de la novia odiaran a los dos por igual. Se pelearán cuando comprendan que se quedaron sin amigos. Quizás en venganza la nueva pareja esté conformada por el otrora novio/a y un amigo/a del otrora novio/a.
Novios libres. No se cansan de ponderar los bienes de la pareja libre. No hay ataduras de ningún tipo. Salen separados, dicen tenerse confianza, apuntan a una unión más mental que física. Ciertas alusiones a una descomunal armonía sexual. En teoría parecen ser la pareja perfecta. En una reunión se comportan como lo harían si no tuvieran novio/a: coqueteando, intentando gustar al otro. Creen tajantemente en la amistad entre el hombre y la mujer. Cuando alguno de los dos sienta algo real por la otra persona no se animará a decirlo para no romper la magia de la pareja libre. En determinado momento ya no podrán afirmar que son novios. Se pelearán cuando ninguno de los dos se anime a dar el próximo paso, ese que indefectiblemente incluye celos, peleas, charlas, obligaciones, llamados telefónicos.
Novios feos. Se encontraron de casualidad y descubrieron que van a estar juntos para siempre. Son el uno para el otro. Puede que se peleen, que no se soporten, pero irremediablemente triunfará su condición de feos: en apariencia nadie en el mundo los quiere, mejor que sigan juntos. Se pelearán cuando encuentren a alguien aún más feo.
Novios anodinos. No son ni tan diferentes ni tan parecidos. No hablan mucho. Se comunican con miradas. Recuerdan con melancolía algún otro noviazgo, mejor que este. No los unió el amor sino el hastío. Ni siquiera tienen fuerzas para separarse, le temen al cambio. No les interesa en demasía nada en particular. Él mira películas de acción y ella estudia una carrera terciaria, algo que no ocupe mucho espacio en el cerebro. Probablemente se casen. Quizás no tengan oportunidad de pelearse: se separaran recién cuando uno de los dos muera.
Novios desparejos. No tienen absolutamente nada que ver. Los miran por la calle preguntándose qué hacen juntos. Física y mentalmente no coinciden. Discuten, se insultan. No los unió el amor sino el espanto. Pertenecen a la media. Hacen gala de su atroz condición amorosa. A medida que pasa el tiempo y conforme avanza el amor se acrecienta el odio. Pasionales y orgullosos nunca terminaran de entenderse: pertenecen a dos mundos distintos –cultural, social e ideológicamente- lo que los lleva a tener problemas sexuales, comunicativos, reflexivos. Dicen no poder separarse. Insoportables, piden consejos a quién encuentren por la calle para saber que hacer. Se pelearán cuando alguno de los dos se suicide o viaje a otra ciudad.
Novios eternos. Ella tenía 12 y el 13. Después de ahí nadie los vio cambiar de pareja ni pelear demasiado. Lo que todos piensan cuando los ven es que nunca tuvieron sexo con otra persona. Ante sus amistades se mostraran despreocupados por ésta última característica. Se llevan bien, son del mismo barrio, tienen los mismos amigos. Se pelearán cuando revean el hecho de nunca haber tenido sexo con otra persona.
Novios amigos. Pertenecían a un mismo grupo de amigos y durante años no se animaron a declararse. Cuando lo hicieron ya habían estado con otros miembros del mismo grupo. Al momento de dar a conocer su relación un silencioso pero tenaz repudio será erigido por los pasados amigos/as que estuvieron involucrados sentimental o sexualmente con ellos. Los que no tuvieron nada con ellos tomarán partido por alguna de las partes. Nunca se podrán desenvolver con naturalidad frente a los demás. Se pelearán cuando comprenden que volvieron a ser amigos.
Novios colgados/hippies. Creen haber salido de Rayuela. Fuman marihuana juntos, tocan la guitarra, dibujan, cantan, bailan. No los unió el amor sino el porro. Ella no usa corpiño, él se baña cada 2 semanas. Se pelearán cuando pierdan el papel que tenía el número telefónico del otro. Corrección: se pelearán cuando se fumen el papel que tenía el número telefónico del otro.
Novios superados. Ya han estado varias veces en pareja y dicen conocer todo en lo que a ello se refiere. Son la pareja madura. Ella lleva una polera blanca y se hace un rodete tirante, él se viste medianamente a la moda y usa gel. Juntos, recuerdan viejos amores inconclusos y se ríen de quienes fueron. Parecen salidos de un comercial de autos. Se pelearán cuando descubran que a pesar de saber todo sobre estar en pareja tienen los mismos problemas de siempre. Volverán a un viejo amor, arrepentidos.
Novios rápidos. No hace dos meses que se conocen y ya organizan un viaje juntos. En público se besan y manosean indefinidamente, provocando el escozor de la concurrencia. Es que tenían muchas ganas de estar de novios. En poco tiempo fueron presentados a todos los diversos círculos sociales a los que ambos pertenecen. Se dicen apodos abominables y cursis. Se pelearán cuando comprendan que fueron demasiado rápido y en ese ínterin desconocen quién carajo es el otro. A menudo el otro era un tipo o tipa cualquiera con ganas de ponerla asiduamente.
Novios perfectos. En todo coinciden. No hay noticias sobre una problemática sexual o de comunicación. Si la hubiese la llevarían adelante con garbo. Nada les preocupa demasiado, saben que se aman. No son iguales pero sus diferencias ayudan a la relación ya que inyectan al otro nuevos y variados conocimientos. Cada pelea, dicen, es necesaria para seguir conociéndose. En determinado momento, pasados dos o tres años, se separan sin mayores complicaciones. Incluso en un principio creyeron que iban a morir sin el otro pero al cabo de unas semanas comprendieron que no era tan así, que se estaba bien solos. No hay una infidelidad o una macro-pelea. Los dos han comprendido, quizás sin saberlo, que la perfección, a decir verdad, es bastante aburrida. Buscaran alguien diferente, distinto, emocionalmente inestable, una relación loca. No dudarán en manifestarlo a viva voz. Olvidarán que las mejores parejas se han conocido sin buscarse, que los encuentros se dan cuando uno menos lo espera.


Nuevos trapos
Charly García.
Daría cualquier cosa por amor
daría cualquier cosa por poderte dar un poco más
más de lo que puedo dar.
Per a la vez quiero decirte que
te encargues de tu vida
porque yo no soy mejor que vos
vos no sos mejor que yo.
Y aunque cambiemos de color las trincheras
y aunque cambiemos de lugar las banderas
siempre es como la primera vez.
Y mientras todo el mundo sigue bailando
se ven dos pibes que aún siguen buscando
encontrarse por primera vez.
Habiendo compartido aquél temor
habiendo convivido en ésta desolación total
ya no es necesario más.
Y aunque cambiemos de color las trincheras
y aunque cambiemos de lugar las banderas
siempre es como la primera vez.
Y mientras todo el mundo sigue bailando
se ven dos pibes que aún siguen buscando
encontrarse por primera vez.

14 comentarios:

Ambi dijo...

Excelente sacada de ficha, me reí mucho. Te faltaron, sin embargo, los que viven de pelea en pelea y para todos los que los conocen es un misterio que sigan juntos.

Saludos!

J.R.J. dijo...

A veces me das miedo. Menos mal que no te veo seguido porque sino me sacás la ficha enseguida. El post es todo un análisis sociológico.
En cuanto al tema del post me declaro un "espectador desprevenido". Saludos

Marian dijo...

mmm... no encajo en ninguna definición... igual para cada una encontré un ejemplo, y yo sería algo así como un poco de todas, por etapas... Salute.-

agregaría el amor familiar... esas parejas que desde que empiezan a salir parecen hermanos porque conviven, y los padres del otro los tratan como un hijo más, los retan, se pelean por el control remoto, etc... o los novios que se tratan como si el otro fuera el hijo... la lista es interminable creo.

La Momia dijo...

muy bueno, no me animo a decir con cuales me identifico por temor a la burla...

Anónimo dijo...

jaja muy bueno...personalmente soy un poco de todo. Muy bueno

nolugareña dijo...

Muy buena tipología puede ser tomada como plano pluridimensional y que cada pareja pase por estos estadíos sarasazasa coyuntura sarazasasa...´jajaja Me estoy riendo de mí misma que tuve que dar una clase hoy. Y apliqué el guiño de decir "coyuntura" jajaja. Igual obvio que nadie lo entendió y me reí sola.

"Coyuntura" es al sociólogo lo que "pienso de que" es al taxista". (Voy a robarme esa frase para ponerla en mi propio blog)

Muy bueno de verdad. Me encantan tus tipologías.

Yo entré perfectamente en la última. (post divorcio me hacía la superada.... hasta que, mirá que casualidad, vi Eterno Resplandor y lloré tanto, tanto, tanto, que me dí cuenta que no había superado una mierda. Ahora supongo que si... o no? Fuck! Me voy a retomar terapia, después te cuento)

Martín Zariello dijo...

Gracias a los que comentaron. La verdad es que soy un espía del gobierno y saco fichas para luego informarles cómo se mueve la sociedad toda. Efectivamente creo que no debe haber novios que sean estrictamente autistas o colgados sino que se van atravesando etapas. Utilice mi propia experiencia y la de conocidos, las exageré y así salió la tipología. También inventé bastante. Saludos Ambi, Jrj, Marian, Momia, Anonimo y Noluga.
PD: Desterritorialización es al letrado lo que coyuntura al sociólogo. Esta última interesante idea para realizar un post aunque sería muy hijo de puta robar una idea que evidentemente salió de Noluga así que ella deberá construir tal post-

Martín Zariello dijo...

Quiero decir que nunca use yo desterritorialización sino que está de moda. Yo soy más de frases conductoras clisé como "de forma que", "de esta forma", "de manera que" o la abominable y ultra usada por mí "en tanto": "En tanto se sucede la trama el autor construye una problemática (otra palabra clisé)que cuestiona los valores de la sociedad Contemporánea" etc.

Avenida Luro dijo...

la desterritorialización murió, está muy out... lo más top ahora es la deconstrucción. puede aplicarse a cualquier cosa, es muy simple: la deconstrucción de la concha, la deconstrucción de la milanga, etc.
Saludos.

La Momia dijo...

"Algo del orden de..." es al analista lacaniano lo que Desterritorialización es al letrado lo que coyuntura al sociólogo.

nolugareña dijo...

Se abrió el juego nomás... pasen por casa!

El mismisimo belcebusss dijo...

Muuuy buena la clasificación. Personalmente descubri que en algún momento he pasado de una etapa a otra en no más de 15 minutos... Ah, y que me hinchan las pelotas los novios intelectuales (no se por qué). Ya mismo salgo para terapia, no se preocupen...
Sayonara.

pd: y pido disculpas por pescarme tan deleznablemente, pero bue... el post está bueno...

Martín Zariello dijo...

No luga: voy a ver si se me ocurre una. En realidad la idea es tuya.
Belcebusss, mismisimo: No pida disculpas, el blog está justamente para que la gente comente. Igualmente a mí me sucede eso de comentar en blogs donde nunca comento y creer que estoy metiéndome, no sé porqué.

A mí me pasa muy seguido eso de pasar de autista a siames y de siames a libre y etc. Personalmente detesto a los superados. Saludos-

Anónimo dijo...

Genial post and this enter helped me alot in my college assignement. Gratefulness you for your information.