lunes, 16 de julio de 2007

TIPOLOGÍA DE INTELECTUALES MEDIÁTICOS ARGENTINOS

Intelectuales mediáticos, qué graciosos son. Con sus miradas serias a cámara, con sus declaraciones rimbombantes, con su fino humor irónico, con sus certeras opiniones sobre el gobierno de Rosas, la relación de Perón y el fascismo, la caída de Illia, el triunfo de Macri o el avance de la derecha en el programa de Majul o Mirtha Legrand. Intentando reducir la realidad o la cultura Occidental a tres frases que repiten incansablemente. Con sus proyectos paradigmáticos, con sus revistas y editoriales, con sus libros de no ficción encabezando el ranking de la semana. Vale aclarar que ninguno –o casi ninguno- de los que a continuación serán mencionados dice sentirse cómodo con el mote de intelectual. Sin embargo, cada una de sus apariciones televisivas parecen contradecir tal incomodidad en pos de una súper comodidad de divos, estrellas o pensadores comprometidos con su tiempo.
El difuso término “intelectual”, es aquí ligeramente aplicado hacia quienes aparecen en la televisión, radio, medios gráficos para desarrollar “importantes pensamientos, opiniones, reflexiones, etc.”. Son presentados –en la mayoría de los casos- en modo pomposo y solemne (Es un gusto tener aquí a un pensador que nos ayuda a entender bla bla bla…) y el público espera de ellos un análisis propio, singular, original, etc. Todo eso, por supuesto, no augura un pensamiento, idea, opinión, reflexión propia, singular, original. A veces suelen ser opiniones: recalcitrantes, obvias, demagógicas, fascistas, pseudo izquierdistas, boludistas, etc. El término “mediático”, justamente, advierte que los aludidos serán juzgados principalmente por su aparición en los medios masivos de comunicación, más que por sus obras literarias –aunque en algunos casos forman parte indisoluble con ellas-.

Marcos Aguinis. Figura emblemática del intelectual que lucra basándose en la idea de que existe la argentinidad -aunque sea parece afirmar con sus declaraciones-, rasgo pintoresco y ATROZ que nos diferenciaría del mundo entero. Su “feroz, implacable, mordaz y políticamente incorrecta” crítica hacia tal actitud de nuestro ser, no le impide sin embargo, dejar de ganar dinero hablando de tal actitud de nuestro ser. Habitual columnista en los grandes diarios argentinos. Expresa admiración por aquellos gobiernos justos que reprimen manifestaciones. Es seguido por una parcialidad que gusta de leer sus siempre “importantes” reflexiones acerca del “atroz encanto de ser argentinos” en tanto cobra una jubilación de privilegio de 3640 pesos por su paso por el gobierno de Raúl Alfonsín. El “humanista osado que se expresa con claridad y coraje” (presentación que se hace del grandísimo autor en su sitio Web) apoya la figura política del derechista López Murphy... Sus libros son recibidos con fervor por la “pujante” clase media-alta argentina, la que vota a Macri, se interroga sobre su ser con Bucay y fue a las marchas del Insigne Ingeniero Blumberg. Qué bondadoso es Aguinis, vean sino cuánto le duele la práctica de la escritura al reflexionar acerca de sus textos: “Es el resultado de mucha investigación, reflexión dolorosa y franqueza”. Oh, reflexión dolorosa…cuánto nos llegan tus palabras, querido jubilado privilegiado, mientras otros en tu “país de novela” cobran 350 pesos por mes. De seguro que vos quisieras –así de directo les habla el bondadoso Aguinis a sus lectores, a los que lleva de la mano por los caminos que oxigenarán el país- que todos cobren tus 3640 pesos, sólo un malpensado diría lo contrario. En su último libro titulado “¿Qué hacer?”, según –nuevamente- se afirma en su lujoso sitio web, “El autor está convencido de que ahora, igual que antes de la Revolución francesa, se debe empezar por renovar las ideas”. Oh, si, Marcos, no dudes de que los intelectuales de la Revolución te habría llamado, a los gritos, con ansías…para ejecutarte en la Plaza.
Mario "Pacho" Oh! Donnell. Gran historiador, escritor, dramaturgo. Con suma precisión y ánimo esclarecedor hurga en los confines de la historia que “no nos contaron” –qué transgresión, por dios-. Cada tanto es senador por el menemismo y apoya tal modo de hacer política. Cada tanto le preguntan por qué estuvo en tal gobierno y se excusa en un silencio tan inmenso como su bastón. Con su mirada circunspecta –circunspectísima a decir verdad-, su voz solemne y su característico bastón, le pregunta a Juan Palomino, en su programa del Canal 26, cuando se inició sexualmente. En verdad osado. Si no fuera por su denodado esfuerzo, habría muchas cosas que no sabríamos de la historia argentina. Por ejemplo…eh, mmm, bueno, el próximo.
Felipe Pigna. Figura importante en la modernización del historiador. Abre el camino a los historiadores del nuevo siglo: despeinados, con anteojos de marco ancho, vestidos a la moda y con ganas de posar en fotos. Como Corona cuenta chistes de gallegos en los programas de televisión, él va a ellos con su figura tan canchera y superada, para contar porqué Rivadavia era malo o para repetir por enésima vez que los Martínez de Hoz son unos hijos de puta que hace bastante molestan en el país. Amigo del ácido conductor y macrista talentoso Mario Pergolini. Junto a él, realizó el programa de divulgación histórica Algo habrán hecho, donde con una gran infraestructura económica resolvió uno de los enigmas más importante para comprender la historia argentina: el 25 de mayo de 1810 ¡la gente no llevaba paraguas! Sarmiento fue interpretado por un errático Darío Grandinetti que, siguiendo las coordenadas de Pigna, fue configurado como un viejito caprichoso que peleaba mucho, construyó escuelas y quería matar a los indios. Pronuncia de tal modo las palabras, los “prestigiosos” periodistas y comunicadores sociales de la televisión argentina lo tratan con tal respeto, que no queda otra que creerle: él dice la verdad y los demás, como dijo en la revista Bipolar, son “los pseudo intelectuales tilingos de este país” (¡!). Los mismos y malignos recelosos, seguramente, que le marcaron que en su vendidísimo libro Los mitos de la historia argentina, había plagiado en modo obsceno –el único modo en que se plagia, claro- a la periodista Amanda Paltrinieri, acerca de una nota que ésta había escrito sobre Tupac Amaru. Pigna dijo que se trató de un error editorial… Extraño, ya que tenía todas las características de un plagio hecho y derecho. De todos modos habría que avisarle que copiándose 60 páginas y todo, Jorge Bucay sigue vendiendo. ¡Viva la revisión histórica! ¡Contáte la de los paraguas y el 25 de mayo, Piña, qué avivado que sos, loco!
Jorge Lanata. Otro gran “lucrador”, digo pensador, sobre el tema de la argentinidad. Sus libros de revisión histórica, Argentinos y ADN, sus declaraciones en los medios, etc., siempre ponen contra las cuerdas el pensamiento fácil de la clase media argentina. Transgresor. Eso no le impide ir al programa de Tinelli o trabajar para la radio de éste último, paradigma del idiota argentino. Totalmente censurado en la televisión, aparece en ella para denunciarlo (¿?). Emulador regional de Michael Moore, vio Bowling For Columbine, se dejó la barba y realizó el documental Deuda, sobre la deuda externa argentina. Junto a la siempre inquietante y subversiva banda de rock Bersuit Vergarabat realizó el video del tema La argentinidad al palo, donde, quizás inconscientemente, ensalzó los vicios y las costumbres más retrógradas de nuestro ser. Él también parece creer que los argentinos somos los únicos corruptos, engreídos, tontos e inteligentes del mundo y siempre tiene alguna anécdota curiosa sobre la historia argentina que el interlocutor imberbe que lo entreviste recibirá con loas. Cada uno o dos años tira una idea polémica. Ahora está manifestando por donde se lo vea, a través de su libro Muertos de amor, que los movimientos guerrilleros en contra de los militares de la última dictadura, también tuvieron errores. Guag, nunca se nos hubiese ocurrido ¿no es cierto? Es que así son los grandes periodistas. Le llovieron críticas, incluso del poeta que cita en el prefacio de la novela. Eso sí que es feo. Extraño papel en el conflicto de Perfil. Desdibujado con los años, parece una máquina de hablar de sí mismo. Siempre a la defensiva. Trabajó en El deseo. No hay vuelta atrás.
Juan José Sebreli. Fue militante por los derechos de los homosexuales en los 60’; participó en Contorno, publicación con una tendencia de izquierda, como así también en Sur, históricamente conservadora; reivindicó la figura de Eva Perón pero por su condición de prostituta vengadora de la sociedad que la humilló; fue marxista, existencialista y en el 2003 apoyó la candidatura de López Murphy. Es usual verlo departir en las mesas de perdidos programas de cable, con su gomina de pelo gris, sus ojeras y su constante seseo. Reivindica a Sastre constantemente, se ríe de los estructuralistas y desdeña a Spengler, Heidegger y Nietzsche por considerarlos padres del fascismo del siglo XX. Hoy defiende a Macri y le pega a José Pablo Feinmann por decir que el pueblo es un reverendo pelotudo. Basta con decir que el inverosímil Infobae de Daniel Hadad, lo observa como un “Férreo opositor a las ideas fascistas”. Opone Populismo a modernidad. Elige la última opción. La última opción es Macri…
José Pablo Feinmann. Triste y masivamente reconocido luego de una participación algo errática en TVR, donde dijo la pura verdad, es cierto, pero medio que no sabía ni dónde carajo se había metido. Feinmann es un escritor y filósofo al que se le achaca estar siempre del lado de Kirchner. Sin embargo, quien lea sus a menudo excelentes contratapas en Página 12 –recomiendo la del 25 de junio, luego del triunfo macrista-, sabe, que, en un medio tan explícitamente oficialista, Feinmann es de los pocos que suele criticarle al gobierno ciertos aspectos relacionados con la distribución de riqueza, etc. Luego del TVRazo, sus apariciones televisivas suelen contener exabruptos o situaciones incómodas. Beto Casella lo criticó en su programa de La Mega y Sebreli desde Infobae. Esos son algunos indicios para estar del lado de Feinmann. Parece disculparse constantemente por haber sobrevivido a la dictadura. Tiene un programa de cine por Canal 7, los sábados a la 1:30. Cuando lo miro me pregunto si soy yo el único que lo hace.
Osvaldo Bayer. Conciencia crítica de la historia Argentina toda. Estuvo en todos lados y lo sabe todo. Droopy con barba y bigote. Ya lo dijo Saccomanno: Si es Bayer, es bueno. Favaloro fue médico de Videla y le pidió disculpas a él un tiempo después (¿?); la malvada Beatriz Sarlo forreó al indigente Osvaldo Soriano en la Facultad de Letras; él fue quien más ayudó a las Madres de Plaza de Mayo. Muy bien, en caso de ser todo serio: ¿no tendrían que ser los demás los encargados de resaltar todas sus bondades y no excesivamente él y siempre él?

Otros: Tomás Abraham, Martín Caparrós, Alejandro Dolina, Beatriz Sarlo.

Señor Lector: Agregue su tipología a estos últimos, a los ya comentados o a otros que se le ocurran.

16 comentarios:

Matias Nicolaci Moreno dijo...

Uno de los más mediocres de tu lista creo que es Marcos Aguinis. Hace poco vi una entrevista que le hacían acerca de la dictadura y dijo que aquello fué un horror, que él no estaba enterado y dejó deslizar la idea de que el error de los milicos no había sido tanto el matar gente sino que lo hayan hecho de manera oculta (!¡) A José Pablo Feinmman yo también lo banco y debo ser el único de los que estudia filosofía que lo hace. Bueno, no te olvides del mamarracho que escribió las "diez razones por las que voto a Macri" entre otros hitos del pensamiento argentino actual.

Saludos Corvino.

Matias Nicolaci Moreno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Matias Nicolaci Moreno dijo...

Corvino: Andá al capítulo V "El amor tiene cara de travesti paraguayo"

www
elinterpretador.net/10ElsaKalish-LasChicasDeLetrasSeMasturbanAsi-II.htm

Matias Nicolaci Moreno dijo...

El link es tan largo que no entra. Si querés busca en google Elsa Kalih + Marcos Aguinis.

Camarón de río marrón dijo...

Mr. Corvino su critica es muuuy buena, no me pierdo ninguno de sus post aunque deje comentarios esporadicamente.
abrazo de gol y su trinchera es encantadora...
PD; aunque de por si se cae a pedazos y hubiera sido obvio pegarle un palito me quede con ganas del garrotazo a Martín "que cool son mis bigotes" Caparrós

Anónimo dijo...

¿Existen los intelectuales? Si existen me gustaria que menciones algunos por favor.

Anónimo dijo...

Covino:
no leí lo que escribiste sobre todos, todavía. Me interesa señalar que en el caso de Pigna y su rol super mediático, no podés dejar de mencionar el lugar de Pergolini, cual Dante mediocre bajando a los infiernos de la Historia (la comparación quedó enorme, ya sé), dándole pie para que aggiornara lo que se contaba, con ese tono solemne y canchero que no termina de convencer (recuerdo el minuto de silencio frente a la cama donde murió San Martín!!) Ahora vi un aviso sobre una colección de Historieta Argentina, también de Pigna: la Historia vende, no hay dudas, para otra cosa, en este país no sé si sirve, lamentablemente. Pero más allá de las críticas, lo que me interesa es que hubo grandes historiadores como José Luis Romero que no tuvieron la suerte (para nosotros) de ser tan consultados...
Sobre Lanata creo, sinceramente, que se trata de una cuestión de ego. No se banca estar en el banco de suplentes y ya no ser un joven irreverente... Y como hay cosas de las que no se vuelve, como decís, su alianza con Fontevecchia es lo peor.
Todo se trata de dinero.
Inés

Lorena dijo...

Pues déjame decirte que estos pendejos son iguales en todo el mundo solo que por aca en Ecuador generalmente tienen un super plus: LOSERS FEOS E IGNORANTES, algunos, claro...los otros son ladillas pura.

Martín Zariello dijo...

No sé bien quien es un intelectual. Que quede claro que a los nombrados los englobé bajo el término intelectual pero es obvio que Lanata es periodista, Pigana es historiador, etc. Los que aman hacerse llamar intelectuales son Sebreli y Aguinis. Creo que Noé Jitrik es intelectual. Y David Viñas también. Qué se yo. Beatriz Sarlo, mmm, lo que sucede es que cada uno tiene una hinchada fanática y un sinnúmero de seres que los odian.
Inés: no recordaba el minuto de silencio frente a la cama de San Martín!! Si me acordaba lo ponía. Si, Pergolini se fue al carajo desde hace bastante.
Lorena: entonces me quedó más tranquilo, che.
Matías: También vi esa entrevista. Se la hicieron en el programa Anecdotario que lo conduce una mina que habla así: "Estamos aquí en la habitación de los recuerdos, en la mesa de luz de las evocaciones donde nuestros invitados bla bla bla". Horrible.
Saludos Anónimo, Matías, Inés and Lorena, Camarón de Río Marrón. Gracias por leer.

Anónimo dijo...

simplemente decirle q lo leo. no se sile importa o no. a mi me importo cuando la cosa fue al reves.

Mechi dijo...

Me parece que ya todo esta bastante desvirtuado en la television.
Estos "intelectuales" son los que debemos ADMIRAR, no olvidemos absorver como metodos de vida los bellos ¡valores? que nos enseña ideas del sur...etc
Asi quizas mañana Mirtha Legrand vaya al canal encuentro y La Nata se dedique a los almuerzos.

Nico dijo...

Creo que intelectual es aquel que se define a sí mismo como tal, como vos decís Martín. Sarlo, Sebreli y Feinman lo son, no así Lanata, Pigna no tengo idea como se define, tal vez como columnnista de un programa de radio, o historiador mainstream, no sé.
Igual creo que hay diferencias importantes, entre los que nombrás, yo respeto a Caparrós y a Sarlo. Me parece que esta última, más allá de las críticas que muchos le podemos o en todo caso intentemos hacerle, tiene una obra teórica coherente y respetable, podemos decir que sus escritos son referencia en los debates culturales argentinos de los últimos 30 años, eso está claro me parece. Y Caparrós es un periodista con un trabajo prolífico e interesante, cuyo discurso no ha sido absorbido totalmente por los códigos televisivos (como es el caso de Lanata, que escribe y filma como si estuviera en televisión).
El resto de los que nombrás son impresentables: O donnell (acaba de presentar una obra de teatro que da cuenta de un diálogo imaginado entre Dorrego y no sé que funcionario inglés, el embole que debe ser, por Dios!!), Aguinis, sebreli... De Abraham no sé que pensar, cedo la palabra.

Marplatense ajeno dijo...

Quizas falto mecionar a Jorge Asis, no tan mediatico por estos dias pero eximio respresentante de la cultura y el ser nacional en los tiempos de las papas fritas Pringles al precio de las Pehuamar.

Marplatense ajeno dijo...

[Comentarios desubicados sobre posts anteriores. Estuve alejado del blog durante las ultimas semanas]

Espectacular el "Soliloquio del escritor latinoamericano". Tanto lugar comun en nuestros escritores me hace temer que el mundo este organizado en ... [no encuentro la palabra]... "sectas" (Por ej.: empresarios, musicos, politicos, taxistas, mendigos, conductores de noticieros) con sus respectivas realidades irreversiblemente alejadas una de otra.

Por lo demas, evitare meterle mas lenia [no tengo enies ni acentos] a las impensadas derivaciones del post de Bonoris y decir solamente que te banco, Corvino.

Un abrazo

Martín Zariello dijo...

Marplatense ajeno: gracias por la banca. A punto estuve de hacer la tipología de Asís pero me olvidé. Un secreto que no debe ser ventilado: Leí Flores robadas en los jardines de Quilmes y me gustó! También gracias por leer el Soliloquio, quedó divertido, creo.
Nico: Creo que de los nombrados, los que no merecen respeto son Sebreli, Aguinis -principalmente, ya que Sebreli a veces me cae simpático- y OH! Donnel. Después, los demás, tienen sus errores, etc. pero creo que si Lanata volviera a la tele yo lo vería. Y por supuesto Sarlo merece el respeto de todos, más allá de escribir en Viva escribió cosas importantes, inteligentes.
Mechi, Anónimo: gracias por leer y comentar.
Saludos a todos. Viva el River No- Campeón de Passarella!! (Ni siquiera Subcampeón de la Copa de la paz!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!) Volve Gallardo!!

Anónimo dijo...

cuánto viejo choto y se fue el negro...