miércoles, 31 de octubre de 2007

ABZURDAH, DE CIELO LATINI: UN LIBRO FUNDAMENTAL

1- Cada tanto me gusta leer libros malos, horrendos. O los pido prestados o los bajo de Internet o me los compró a 5 pesos en una mesa de saldo. Tengo razones para hacerlo. En primer lugar: no me gusta criticar sin saber, no me agrada lanzar una perorata en contra de X Escritor Malo y a favor de Juan José Saer porque lo leí en el Suplemento Cultural del diario Clarín o porque lo dijo, valga la redundancia, Juan José Saer. En segundo lugar: las cosas malas son divertidas. Una película dramática y mal hecha, por ejemplo, puede convertirse en la mejor película de humor de la historia. En tercer lugar: en algún recóndito espacio de mi cerebro, espero que ese libro que a toda la crítica especializada le parece el peor, a mí me parezca maravilloso. Lamentablemente nunca ocurre de esta manera. Richard Bach –del que leí entero Juan Salvador Gaviota- me parece superficial, cursi y, por sobre todo, insípido. Paulo Coelho debería ya mismo ser considerado un grande porque llena sus libros de historias redundantes y aún así sigue vendiendo como si fuese Adolfo Bioy Casares. Me quedé varado en la página 47 del Código Da Vinci. Isabel Allende merece el destierro del Planeta –literario, por lo menos-. Sin embargo, todos estos putrefactos ejemplos de escritura nunca me parecieron tan bien condensados como en Abzurdah, el libro que la muchacha anoréxica Cielo Latini lanzó al mercado hace un año o dos o un poco menos. La verdad: no lo recuerdo y no creo que importe. Lo interesante es que en su momento causó gran revuelo y hasta se llego a cuestionar el hecho de que el libro permanezca en el Mercado como así también la existencia de páginas webs que se manifiestan -como la elocuente Mecomoami, de Cielo- a favor de la anorexia. Dejando de lado este último aspecto –el único que pareció interesarle a los medios; el único que no me interesó a mí: a partir del momento en que comienza hablar de su enfermedad-vicio, comencé a leer el libro en forma fragmentaria- el libro Abzurdah me parece insuperable. Más aún: inevitable, imprescindible y obligatorio para cualquier ser humano que aspire a escribir, siquiera, la lista de compras del supermercado. Abzurdah es mi guía y no porque siga a la Diosa Ana, reina o princesa de la Anorexia, sino porque Abzurdah contiene en sí todo lo que alguien que escribe no debe cometer. Es la Guía Perfecta de los errores más usuales del Horrendo Escritor. Con sólo leer un párrafo -así de efectivo es Abzurdah- cualquiera puede comprender cuáles son los tonos, registros, formas, marcas textuales y términos que un escritor, escribiente o escriba jamás tiene que utilizar.

2- Tal vez lo más interesante del libro es que fue escrito por alguien que tuvo éxito en Internet y que, ipso facto, pasó al libro. Así que, cuando leemos Abzurdah, no sólo estamos leyendo los apuntes erráticos de una sensacional mala escritora sino también los vicios más frecuentes de una casta de malditos: los bloggers. Personajes difusos y egocéntricos que bien podrían ser definidos de la siguiente manera: individuos que escriben mal para receptores que no saben leer. A decir verdad, alguien habituado a leer en monitores –como la mayoría de los blogger de entre 15 y 25 años-, jamás podrá ser un gran lector. Para muestra, tomemos la inconmensurable cantidad de bloggers-poetas que hay en el ciberespacio: si de verdad estos bloggers-poetas fuesen grandes lectores de poesía, esa poesía que hacen no podría ser tan mala y el ciberespacio debería estar repleto de Rimabuds, Carvers, Vallejos. Pero no, el ciberespacio está repleto de falsos y paupérrimos Benedettis, Nerudas, Cortázares, etc. Igual con la narrativa. Lo mismo con el libro de Cielo Latini, que parece, en sus peores momentos –dudo en afirmar si el libro es un Gran Peor Momento o un Gran y Genial Peor Momento- moverse entre una lírica literalmente vomitiva (“Estoy vomitando pedazos de alma”, se puede llegar a leer) y un manifiesto errante de una secta religiosa que no encontró mejor oradora que la insufrible Latini: “Mirá la cara de Ana en esa galletita de chocolate que morís por comer. Pensá en cómo sacrifica ella todo su tiempo dedicándose a vos. ¡No se merece que corrompas tu cuerpo y le faltes el respeto!”.

3- Otro punto interesante de Abzurdah es que viene a demostrar que la gran lección de Manuel Puig NO es que cualquier hijo de vecino puede hacer de su vida vulgar y sus conversaciones peregrinas alta literatura, sino que sólo un gran escritor –como Manuel Puig- puede hacer que cualquier hijo de vecino posea en su vida vulgar y sus conversaciones peregrinas ALTA LITERATURA. Los blogs han sido el refugio ideal de estos sofismas y están repletos de frases de este calibre: “Me levanté, me hice un huevo duro y me masturbé hasta las 3 de la tarde”. Eso es creer que cualquier situación, por más vulgar que sea, puede llegar a despertar algún tipo de sensibilidad –incluso indiferencia- en un receptor. Podríamos llamar a este síntoma de inequívoca basura escrita: “Épica fallida de los actos cotidianos”. Abzurdah, como no podía ser menos, rebalsa de datos inútiles que Latini intuye superlativos. Y es que la vida de esta potencial Cielo Latini –potencial porque, al ser un libro, todo está enmarcado en el plano de la ficción-, como la de muchas adolescentes de clase media-alta, está repleta, como los blogs, de situaciones insignificantes que las propias protagonistas elevan al máximo de la argucia y la rebeldía histórica. Es así como Latini refiere peleas con su madre, la mordida de un perro, huidas y cambios de colegios, peleas con compañeras y una relación con un tipo 9 años mayor que ella como si a ninguna otra chica le sucediera lo mismo –“exactamente lo mismo”, escribiría Cielo, afecta y fanática de los adverbios terminados en mente”- cuando, a decir verdad, conozco muy pocas chicas que no hayan vivido las mismas experiencias que Cielo relata con tono dramático y/o “Qué revolucionara que soy”. Desde ese punto de vista, el libro funciona: el único objetivo es que venda y que miles de adolescentes descerebradas sientan que sus vidas harto vulgares en realidad son diferentes. Para no dejar dudas, Cielo repite unas 150 veces que es rara, extraña, especial y, más que nada, diferente: porque no le gusta ir a bailar (“nunca entendí cómo alguien puede divertirse en un lugar así: lleno de humo y de gente sudorosa que baila sin parar y alcohol y mentiras y gente en busca de gente y el desorden y el tumulto”, dice, mientras 2 millones de chicas con pretensiones pseudo-intelectuales repiten lo mismo), porque no tiene amigas, porque sus padres estaban en otra cuando tenían que estar con ella, porque no le gusta el fútbol, ¡porque leía a Bécquer!...

4- La poca capacidad textual, la falta de tacto a la hora de abordar la narración, termina por hacer de Abzurdah un libro que ni siquiera sirve como signo de los tiempos o estereotipo creíble de la chica superficial, estrecha de conceptos y creída de sí misma que parece ser el personaje de Cielo. Porque, es verdad que Latini se deja ver como una conservadora nata que hasta llega a decir que tiene un amigo judío (refiriéndose a un amigo palestino dice: “Tiene problemas diferentes de los míos y si lo pienso dos veces no tan diferentes: busca territorio. En realidad yo también busco territorio, pero no me interesan los israelitas ni los musulmanes ni Sadam Huseim. Estoy de acuerdo, entiendo su causa. Tengo otro amigo que es judío y contradictoriamente también entiendo su causa”) en tanto lanza mensajes de Inseguridad (“viajar una hora de noche en buenos aires no es muy conveniente que digamos”) y se cruza con policías magnánimos que le dicen que lo único irreparable es la muerte; pero ni siquiera todo eso alcanza para odiarla o tenerle lástima o convertirla en un personaje querible, entrañable. Tal vez la apuesta fue mantener el registro rápido y urgente del blog. En ese caso, la apuesta falló: quizás el lector de blogs se banque y hasta se sienta cómodo al leer un texto repleto de faltas de ortografía o con evidentes desaciertos en la redacción pero, en cambio, ningún lector de libros quiere leer algo escrito a las apuradas, sin cohesión, sin atención por parte del autor a los errores más fundamentales en el armado de un texto. Esconder estas torpezas bajo la alusión a un Estilo, sería caer en incongruencias. No es que leemos Abzurdah como se puede leer un típico texto desprolijo de Cucurto, envueltos en esa prosa sudorosa y alocada, recorriendo frenéticamente la fauna marginal de las bailantas a bordo del creador del Realismo Atolondrado, no, leemos Abzurdah con dificultad, con cansancio, con tedio.

5- Otras deficiencias de Abzurdah que sirven como Guía sobre lo que NO hay que escribir: las escenas sexuales rozan el patetismo –recordar que Abzurdah es un reflejo tardío y local al éxito que han tenido los diarios sexuales de algunas adolescentes como la italiana Melissa P. y sus Cien cepilladas antes de dormir-, los personajes no tienen características propias más allá de lugares comunes; no hay personajes, en realidad, hay líneas de diálogos y chats y mails impersonales, pero tampoco hay seres; cada frase es acompañada de un epíteto innecesario que sumerge nuevamente en barro una escritura por demás empantanada; toda la capacidad para demostrar rabia o frustración, está condensada en un “Argh” que Latini repite incansable hasta el infinito.

6- Sin embargo, Abzurdah, sirve como un espejo en el que se puede reconocer cualquier blogger: Latini menciona, innumerables veces, que ha leído mucho, que de pequeña mientras todos hacían las tontas prácticas de los adolescentes, ella leía y leía sin parar. Sin embargo, esta supuesta “rara afección” que es la lectura no se nota en los resultados del libro. Es difícil encontrar un ejemplo de experiencia lectora más tosca y aburrida que Abzurdah, porque, si no lo había dicho antes, lo peor de Abzurdah es que Aburre, así, con mayúscula, introduciéndonos en una serie de devaneos sentimentales que hasta Cris Morena ha dejado atrás por considerar anacrónicos. No es que leer mucho asegure la existencia de un gran escritor. Pero sí asegura la existencia de un escritor levemente normal, consciente de que escribir “Al final y al cabo siempre juzgué a las personas por cómo escriben: si tienen faltas de ortografía, si usan las palabras adecuadas, si saben utilizar los puntos, las comas y bla bla” siendo, al fin, un pésimo escritor, es un chiste muy malo, una broma pesada. Es decir, Latini, entre otros errores, atiborra el libro de sugerencias del tipo: “No me importa si mi libro es destrozado por la crítica” o, como dice en el prólogo, “Y que sí, quizás con el correr de las hojas algunos de ustedes elijan devolver el libro y cambiarlo por uno de cuentos infantiles, otros les prohibirán su lectura a los petite-lectores y muchos, muchos otros se rascaran sus partes con mi libro. I couldn’t care less. Eso es lo que tengo para decir” siendo evidente que muere por ser considerada una gran escritora o una escritora, sin más, cuando, claro, no me imagino el libro de un escritor repitiendo, cada dos o tres páginas, que lo que se está leyendo es algo liviano, insípido, ajeno a la literatura… Si no molesta forma parte de algo, en vez de mencionarlo recurrentemente, ni siquiera se lo nombra… La esnobidad desbordada de Palermo Hollywood y la generación del fotolog ha hecho que Abzurdah sea tomado en serio por muchas personas.

7- Por último, el libro –que tiene una tapa que compite en sensacionalismo con Muertos de Amor, de Jorge Lanata- se convierte en una serie de vómitos sin interrupción y en diferentes paisajes: Mar del Plata, Avellaneda, etc. Y así llega el apoteótico: “Estoy vomitando pedazos de alma”. Allí el lector tiene dos opciones: tirar el libro por la ventana, lejos, y olvidarlo para siempre o atesorarlo como “Guía imperecedera sobre los errores que no hay que cometer al escribir”. Yo elijo y recomiendo la última opción. Desde ya, muchas gracias, Cielo.

25 comentarios:

kato dijo...

voy a comprarlo.
después voy a hacer un blog describiendo mis problemas con el porro.
y por último, el libro. se llamará "Fumadoh". Y ya tengo el remate:

"...y mientras mis ojos seguian achinandose, me echaban del trabajo por colgado y la policía golpeaba a mi puerta, yo seguía fumandome el alma".

Fix Perez Bracamonte dijo...

El problema con Juan Salvador Marmota y con El Principito no es tanto el libro en sí, sino la edad a los que te encontrás con ellos: si un tío "lector" te los regala para un cumpleaños de 10, los pasás rápido y luego te los olvidás cuando vienen la explosión hormonal de la adolescencia. Si, por el contrario, te atacan DURANTE esa etapa de labilidad intelectual y emocional, te puede llegar a "asplotar" la cabeza.
Estoy convencido que esa sobreexposición a rayos Gaviotescos puede transformar a un individuo normal en el nuevo Osho, o (peor) en el nuevo blogger estrella.
Igual, seguimos esperando el Manual Corvino para el alumno Blogger. Escribilo ya, y luego lo editás con una tapa en el la que aparezca el "corvino" de Poe parado sobre la cabeza del lobo de mar de la rambla de la Bristol.

esteban dijo...

notableh.

natanael amenábar dijo...

I couldn’t care lessh.

Juanfu Mon dijo...

Me imagino que cuando seas grande vas a ser critico literario. Me haces acordar a Renzi el sabelotodo de Respiracion Artificial.
Yo voy a hacer un manual sobre los manuales de como escribir blogs y sobre criticas de los que critican a los blogs en otros blogs.
I couldn´t care leshhhhhhh shhh!!! yeahh boys and girls... i want to smoke, im out.

ZigR dijo...

jajaja ?

Marian dijo...

me gustó mucho el post... también me vi tentada por espíar ese libro y el de la otra blogger sexópata y madre que no me acuerdo como se llama.muy buenos también los comenarios subsiguientes:
kato... creo que compro tu libro.

ah, una cosita... yo tengo un blog pero no me canso de repetir que dejé por la mitad innumerables obras maestras de la literatura y que, cuando niña, no leía casi nada.

saludoh

Martín Zariello dijo...

Juanfu Mon: Intuyo que, con toda razón, debés ser una de esas personas que detestan que se critique la Institución Blog (¿?) desde un blog, sin embargo, creo que son peores las crìticas del establishment de la literatura -que suelen hablar sin conocer, frunciendo la nariz y con asco- hacia lo que se escribe en Internet que las que se dan desde el centro mismo del asunto. Quiero decir: critico pero, si lees el blog, puede que encuentres una bestial AUTOCRÍTICA en la que me defenestre tanto o más que a la seguidora de Ana.
Zigr: tus comentarios son tan enigmáticos como tu identidad. Me gusta mucho tu también, como no podía ser de otro modo, enigmático blog.
Marian: el libro del que hablás es Lola no sé que. Cuando lo lea, hago un post.
Kato, Natanael, Esteban, Fix: celebro, bailando en una pata y moviendo mis manos en tono de jolgorio, que mi post haya dado lugar a comentarios llenos de gracia, simpatía e inteligencia. Todos notaron el detalle exótico de llamar a un libro AbzurdaH, algo que se me pasó por alto entre tanta crítica.
Saludos a todos. Viva Catón!

La Momia dijo...

que ganas de...vomitar?

Macedonio Strangiatto dijo...

Alumnos!... Hoy vamos a aprender a separar en sílabas.Atención:

ab: preposición latina (sin flexión) que significa "desde" o "al lado de"

zurda: voz castellana. Dícese de la característica aplicable a una mujer que escribe (o patea) con la mano o pierna izquierda; Mujer Militante o simpatizante del ideario marxista; voz que, acompañada por "de",denota la forma fraudulenta como se ha obtenido un cierto y determinado beneficio. Sinónimos: "por izquierda", "bajo cuerda", etc, etc...

H: La nunca bien ponderada, y muchas veces ignorada "muda" es uno de los más bellos y enigmáticos legados de la invasión morisca a las costas ibéricas.

Una interpretación posible de la psiquis de la autótrofa de marras:

"Desde que me volví marxista, devorada por el poder de lo colectivo, me ignoro, me vuelvo muda... Argh!"

El amable lector bien podría pensar que lo que aquí ha sido escrito es ABSURDO, pero está bien escrito (absurdo, digo, está bien escrito. ¿Quién se atreve a negarlo?).


Macedonio
http://camarag.blogspot.com

Marian dijo...

Eso.. eso corvino. me acordé: era Lola Copacabana.

Creo que zigr está más cerca de lo que pensamos.

Salute y gracias por estar ayer en la plaza!

spider_pc dijo...

Hola Hace rato que no pasaba por aqui y veo q me perdi mucho...

Y una de las cosas que tengo para decir es que si la chica esta linda no importa que no sepa escribir, si yo no la quiero para publicarla. :-P

Hablando un poco en serio me da mucha gracia pensar como tanta gente de la tv la llevo a su programa le hizo notas y recomendó el libro. Pero seguramente Nunca lo leyo.

Anónimo dijo...

Buenop, te cuento que yop, lei el titulo y el primer párrafo algo que decia como: MIERDA , y voy a empezar por el principio, la verdad que como decían que irónico y todo eso , esperaba algo mejor, y que tal vez esa chica que ya ta apareciendo en CyZone no sea tan tonta como me parecio pero nop, bueno me quede en el primer parrafo y no me gusta nadita, aunque me da curiosidad terminarlo de leer.

Anónimo dijo...

en realidad a mi tu libro me lo prestó una amiga y nunca pensé que fuera a llenarme tanto que lo leí en un momento entero y no paré y me encantó realmente . es uno de los mejores libros que he leido en toda mi vida.

Azul dijo...

hola amigos. Comparto lo que ha posteado Corvino.
la literatura es literatura. y como decia el querido Onetti, no literatosis. Detesto la literatosis. Lo de la Latini ni siquiera es literatosis. es mas bien una mierda pura. Claro que va a vomitar. Claro!
hay muchas voces buenas y poco conocidas. Me revienta que se edite y publique solo que se vende: mierda. Busquen libros de Rimbau, Arthaud, Onetti... etc. no se encuentran en todas partes. Me pregunto por qué. es porque no se vende. Hoy somos pocos lo que compramos bueno.
besos

fka dijo...

Este post es algo viejo, asi que no se si llegue tarde o alguien leera mi respuesta.
Creo que la critica es dura sin sentido, agresiva gratuitamente, y esta hecha desde un lugar que nadie otorgo al autor de este blog.
Lei el libro un par de veces, y creo que si bien es basico en sus formas, refleja a la perfeccion lo que busca mostrar : el mundo de la anorexia, los amores obsesivos, y como ve la vida un joven ser humano a la que no le falta lo material pero sufre otros vacios aun peores.
Me parece ridiculo que se le critique cierta actitud de falso heroismo y glamorizacion de actos mundanos : el libro habla de un periodo de edad de los 14 a los 21, epoca en la que todos creemos que lo que hacemos es unico y maravillosamente rebelde .
Nadie, o yo al menos, esperaba un libro escrito con la perfeccion de la real academia española, no era el punto, la idea era y es contar la historia de una persona con el marco de una enfermedad tan antigua como actual. Como recuperado de la misma, puedo decir que la descripcion es bastante cercana a la realidad : no le pido al autor de este blog que entienda lo que no sufrio, pero al menos podria respetarlo.

Conoci a Cielo personalmente (iba a su misma facultad y fui a la presentacion de su libro)y tiene cosas para criticar como todos, pero no mas que ninguno.

dejo mi mail. pjccrew@yahoo.com

saludos.

Anónimo dijo...

hace tiempo q buscaba alguna "buena" critica a abzurdah, asi que lei la tuya y me sorprendio un poco. La verdd, no entiendo bien a qué apuntas, tu comentario en si no modifica nada´. Sí, quizas el libro era solamente para vender, y asi fué, millones de personas lo compramos y vos no podes hacer absolutamente nada al respecto, por lo tanto yo en tu lugar desistiria, porque no sabes (no tenes idea) lo que es tener anorexia.
Ah, me gustaria saber si es Puig escribio algo sobre esto en su vida, si es q tanto lo idolatras.

Melissinhasamsa dijo...

No sé si vas a ver esto, pero está genial. ¿Podré tomar prestada la primera parte para mi blog?, así obviamente con la referencia correspondiente

Una piba con la remera de dijo...

Para los anónimos que dicen que el libro es bueno porque refleja lo que es la anorexia, los amores obsesivos, la adolescencia y no sé qué otra pelotudez dijeron (no voy a releerlo).

Cosas a tener en cuenta antes de leer lo que tengo que decir:

Tengo 16 años. Fui anoréxica. Me enamoré. Como una estúpida. Me hicieron mierda. Me considero bastante, demasiado adolescente.
Leí desde siempre y estoy segura de que sé escribir tres párrafos sin errores gramaticales. Tengo un blog y leo blogs, como mínimo tres o cuatro entradas por día (ya que no todos los blogs que sigo actualizan a diario); así que estoy acostumbrada a la "escritura blogger".

Y ABZURDAH ES UNA MIERDA.
Es el libro más soso que leí en mi vida. Cuando lo leí, pesaba treinta y seis (quizá siete) kilos con casi un metro setenta, y me cagué de risa. No podía concebir que alguien fuera tan pelotuda. En serio. Y mirá que yo era incluso más pelotuda.
Y no me sentí identificada y no le perdoné que el libro sea una mierda por "reflejar el espíritu de la anorexia" ni nada. Por favor. La minita es, era, fue y será una mogólica que se creía (y cree) gran cosa por ser igual a todas las adolescentes del país (y el mundo).

Así que no me vengan a decir que critico porque no entiendo el libro. Lo entiendo. Y es una mierda.
Si el autor de ésta crítica no lo entiende, allá él. Mejor, no fue tan idiota de llenarse la cabeza de mierda. ¡Felicitaciones, Corvino!
Pero hay gente que entiende absolutamente cada tontería mal redactada que escribió Cielo y sigue pensando que es una mierda.




Con amor, che, Con carinioh, diría su idolatrada Cielo (:

Una piba con la remera de dijo...

Por cierto, Señor Corvino, lo cito en facebook (:

Anónimo dijo...

Jamás me gustó leer, probé con mil libros de diferentes géneros y autores y nunca me interesó terminar ninguno, nunca me enganché, hasta que leí Abzurdah, cuando empecé a leerlo no paré, tenia sueño y seguía despierta por terminarlo, por lo atrapante que es.
A quienes no les gusta: ¿porqué no van a leer algo que les guste en vez de estar gastando su tiempo hablando de "porquerías"?

Anónimo dijo...

I've been exploring for a little bit for any high quality articles or blog posts on this sort of area . Exploring in Yahoo I finally stumbled upon this website. Studying this information So i'm satisfied to
show that I've a very just right uncanny feeling I found out exactly what I needed. I most surely will make sure to don?t forget this web site and give it a glance regularly.
My page ... black friday

Anónimo dijo...

Alguien cercano a mi me recomendó este libro el año pasado, me dijo que era muy bueno y que se lo leyó en un par de días. Decidí hacer caso y leerlo.
A la primera página ya estaba más que aburrida y cansada con la manera de escribir de Latini.
A un año y medio, aun no lo puedo acabar.
En internet muchos hablan maravillas del libro y que es una inspiración para muchos y demás tonterías. Tanto así que creí que no encontraría una crítica como ésta. Felicitaciones a usted, Martín Zariello.
Y tambien a "una piba con remera de..." que me encantó su comentario, y aunque yo no he pasado por esa enfermedad, me da esperanzas en que no todas las que he oído son retrasadas para escribir, estaba cansada de de oír cosas de superación personal o críticas a los que están en contra de eso. No se qué sea de ti, pero en verdad te felicito por tu forma de pensar ;)
Y como leí en un comentario:
Saludoh!

spider_pc / Ed dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
spider_pc / Ed dijo...

Dejo el trailer de la pelicula que IlCorvino se muere por criticar https://www.youtube.com/watch?v=SL_e4tdlYN0

¡Salud!