viernes, 25 de abril de 2008

2 APUNTES ARBITRARIOS SOBRE EL ROCK ARGENTINO

1/Las alusiones a la “alta cultura” por parte de las “estrellas de rock” del país suelen ser obvias, ingenuas o, peor aún, seguir coordenadas esnobs: Ataque 77 cita en el interior de uno de sus discos un poema de Julio Cortázar llamado “Amor 77”; Abril Sosa lee a Jorge Luis Borges y llama a su banda Cuentos Borgeanos; en sus últimas entrevistas, el Indio Solari nombra la noción de “amor líquido” de Zygmunt Bauman, el sociólogo de moda; la misma operación realiza Andrés Ciro, de Los Piojos, pero con Chomsky. Inconscientemente, cada uno de los ejemplos (aún partiendo de lecturas genuinas) tiene como objetivo enaltecer un ámbito (el rock) que a menudo, en el plano teórico, es tachado de infantil. La cantidad de grandes artistas que tuvo el género en la Argentina (Manal, Almendra, Serú Giran, Los Gatos, Patricio Rey, Sumo, Andrés Calamaro, etc.) torna innecesaria esta legitimización. Sin embargo, el rock se auto-subestima. Luis Alberto Spinetta cuenta en su producción discográfica con varios discos de influencia literaria de buena factura (el elocuente Artaud, Los niños que escriben en el cielo, Invisible); sin embargo, a mediados de los 80’, fue uno más de los que se sumó al aluvión de adeptos de Michel Foucault, realizando temas e incluso ensayos con resultados algo erráticos. Escribe Spinetta en textos que conformaron la matriz de Tester de violencia (1988):

Es imposible concebir una idea de cuerpo vivo sin tener la remodelación encadenada que le es necesario llevar a cabo para sustentar un código de equilibrios sutiles dentro de sí, que bien pueden considerares:
· nucleación en irradiación de volúmenes.
· articulación de un mecanismo de confinidad que le impide verter su anverso.
· confinidad, que es un régimen de admisión.


El cuerpo es una sección oprimida de todo cuanto le constituye como materia, no puede optar por atribuirse para sí el vacío cósmico, por ejemplo. Pero por sí mismo, a través de su cuerpo intramuscular, opera una opción maximal del vacío cósmico.

…A favor de Spinetta puede leerse una verdadera joya sobre la cultura rock de principios de los 70: "Manifiesto: Rock: música dura, La suicidada por la sociedad"/

2/Un espacio en el cual se puede oír (literalmente) la ignorancia y el fascismo del ambiente rockero (como así también la degradación cultural del país) son los cánticos que el público entona para “alentar” a sus bandas preferidas. Dejando de lado la lamentable y repetitiva hasta el hartazgo “Luca no se murió, Luca no se murió, que se muera Cerati la puta madre que los parió”, cabría analizar, con un mínimo de profundidad, la tríada básica en la que se apoya buena parte de la juventud rockera argentina a través del fragmento de una canción de “apoyo” que se usa en recitales de distintas bandas: “Una bandera que diga Che Guevara/ Un par de rocanroles/ Y un porro pa’ fumar”. En primer lugar, la letra de este refrán suburbano debe ser uno de los más grandes manifiestos del conformismo. Si en algún momento se pidió ser realista y pedir lo imposible, ahora el porvenir deseado por el joven, sin dudas, aparece mucho más acotado. Asimismo, la bandera que se nombra sólo debe decir “Che Guevara”, por lo que se entiende que quien canta acepta al héroe de la Revolución Cubana como mero ícono vaciado de significado. De este modo, el público supuestamente “revolucionario” (“revelde” en el código de La Renga) asimila al Che Guevara de la misma forma que la sociedad capitalista que se dice desdeñar: como un producto. Lo mismo daría, entonces, que la bandera diga o tenga el rostro del Pato Donald o el Ratón Mickey; no se aboga por la lectura de un libro del Che o, siquiera, por seguir su ejemplo, simplemente se pide una bandera con su nombre. Esa mención vacía de sentido sirve para producir un efecto de júbilo entre los que aceptan el código sin cuestionarlo. Cierto escritor llamado James Ballard dijo que estamos en la era de los eventos sin sentido… Pero el dato más contradictorio de la canción (“matar un rati para vengar a Walter (Bulacio)” es feroz pero entendible) aparece cuando se mezcla al Che con el cigarrillo de marihuana. De más está decir que la Revolución Cubana desecha el uso de drogas. Los grupos argentinos de ideología comunista de los 70’ que jugaban a poseer el espíritu revolucionario del Che, tampoco admitían tales cosas: así lo cuenta Luis Alberto Spinetta como también Fabián Casas, en su excepcional ensayo “La reacción”: “Cuando empecé a fumar porro, me tuve que ir del PC. Ningún revolucionario puede hacer la revolución si está tomando drogas, a menos que la revolución parezca venir en pasta negra, con Sargent Pepper’s o Blonde on Blonde. Hoy creo que siempre se ha intentando unir ciertas cosas que claramente son antagónicas”. Más adelante, lúcido, Casas elucubra que el Che Guevara habría fusilado a alguien que le proponga “el desorden de los sentidos”. Lo mismo haría, pienso, con quien quisiese escuchar “roncaroles” y conseguir “un porro pa’ fumar”: según Antonio José Ponte, entre 1965 y 1968 “homosexuales, religiosos, hippies y rockeros fueron encerrados en campos de concentración” de la Isla (19-04-08, adn Cultura, La Nación). Sin embargo, no es el denominado “rock chabón” el único que cae en contradicciones con el movimiento al que dice pertenecer: varios segmentos del público y los músicos considerados “under” suelen estigmatizar en forma reaccionaria fenómenos trágicos que envuelven el género (Cromañon, los disturbios en los recitales de Patrcio Rey y sus Redonditos de Ricota, etc.). Pero eso, claro, forma parte de otra historia/

16 comentarios:

guille dijo...

sisi, el rock ha devenido en una mierda postmo e inútil...una lástima...pero todo movimiento contracultural a lo largo del siglo veinte fue engullido por el (no encuentro mejor forma de decirlo:) establishment, y vomitado en forma de producto, de cosa vendible. Así, vacía de todo significado, conservando la estética tal vez, no le hace mal a nadie, ¿no? una cosa era tener el pelo largo en los 60, ahora todos somos pelotudos con pelo largo...
No encuentro un ejemplo más crudo que la moda hippie, las ropas, la estética...ahora venden pantalones rotos en los shoppings!!! y en una de esas traen un pin del che y un fasito en el bolsillo...

guille otra vez dijo...

igual, quiebro una lanza por el indio, que siempre fue un burgués declarado y siempre hizo buena música

Avenida Luro dijo...

Hace un tiempo, en una charla de borrachos, salieron más o menos estos dos temas: el fascismo, el snobismo y lo complaciente en el rock. Creo que la forma en la que los roqueros intentan legitimarse no es tanto por vía de los escritores o de la "alta cultura" sino por el jazz. Hasta el bahiano habla de coltrane cuando le preguntan sobre sus fracasos...
Ante este panorama, se propuso el siguiente cántico, más adaptado a la era "cerati-va-a-la-peluquería":

una bandera que diga lopez murphy/un disco de miles davis/y un martini dry.

natanael amenábar dijo...

Yo por eso me hice peronista, porque perón permitía fumar porros y no necesitaba que hagamos la revolución. Qué lindo el Pocho.

Sobre todo lo demás, ya lo dijo el compañero peronista Ricardo Iorio "el que piensa que el rock es de izquerda se equivoca". Acto posterior dio algunas directivas para enfriar la economías "con rolitos" y disminuir el gasto público. Grande Ricardo!

natanael amenábar dijo...

una bandera que diga montoneros/
un par de camioneros/
y una iglesia pa' quemar/
mata' un gorila/
para vengar a Duhalde/
y en toda la Argentina/
se canta al General (?).

Chuck Morris dijo...

Martín,coincido plenamente con vos.
Lo que iba a ser un post terminó siendo un artículo en mi blog. me inspiró lo que escribiste.
Espero puedas pasarte y leerlo y sobre todo espero que pueda aportar algo más a lo que mencionaste en tu escrito.
Saludos

Desarmandonos dijo...

Jaja, Spinetta se fué de mambo. Concuerdo con vos en que el rock se infravalora. Hoy estaba pensando que yo quisiera hacer filosofía de la misma manera que Charly García hizo su rock. Es decir, algo original y propio, que no se reduce totalmente al fenómeno universal del rock. Creo que el rock argentino -spinetta, Nebbia, García- no es rock ni ningún otro género. Es un género dentro del género. Es otra cosa, indefinible.

jorge chiesa dijo...

Martín, desde ya muchas gracias, hoy conseguí el libro de Junot Diaz! No sé si ya lo leíste pero te recomiendo "El Señor de los Venenos" de Enrique Syms, el editor de la Cerdos y Peces, a mi me encantó, ahí aparecen retratados los redondos, los piojos, y varias bandas locales (De ciro dice que tenía la lucidez de un empleado bancario con un plan inexorabel e inteligente)pero más que nada el libro tiene un tono, muy Bukowsky, fijate: "Después de que me expulsaron de la universidad, se agotó mi alacena de identidades. Si me hubieras conocido hace 34 años, no podrìas creer de ninguna manera que ese engendro fuera yo. Simulaba hasta lo que ni siquiera sabìa,la culpa me taladraba pero yo seguía adelante porque sabìa que la vida es humo que se esfuma, así que entraba a tu casa y te metìa mano".
o este otro, retomando aquello de pene, pinga o pija: "Jorge Mambo era rosarino y habia llegado a Brasil poco antes de Navidad con muy poco dinero, ningún oficio y la intenciòn de quedarse a vivir para siempre en aquel paraìso de hembras, tierra prometida para los penes mal cogidos de la Argentina" (a mi esto me parece muy bueno)
Era esto. Saludos. Me han dicho que el indio Solari es fanatico de Coleridge,¿qué opinaràn los fans de su poesia?

Martín Zariello dijo...

Chiesa: leí El señor de los venenos, incluso me lo compré pero se lo presté a un amiga y nunca lo recibí nuevamente. Suele pasar. A cambio había recibido El almuerzo desnudo, que nunca pude terminar. Me gustó: las descripciones que hace de Andrés Ciro, Calamaro y el Indio Solarium son lapidarias. Incluso dice que Andrés Ciro era medio nazi si no me equivoco. Hace mucho tiempo me compré una biografía de Páez escrita por el propio Syms a...¡1 peso! Ja, ja.

Ahora que releí el primer apunte puede parecer que quise decir que todos los músicos que nombran autores son esnobs pero no era la intención. Es el modo en que hacen las menciones lo que me lleva a esa poco original conclusión.

Saludos a todos. Me despido con una canción de mi autoría (con la melodía de "La cucaracha"), prueben cantarla porque es adictiva: "Barak Obama, Barak Obama, Ba ba ba ba ba, Barak Obama, Barak Obama, ma ma ma ma ma ma..."

PD: Después de escribir este comentario Martín Zariello fue internado en un Hospital Psiquiátrico de máxima seguridad de la ciudad de Comala.

Martín Zariello dijo...

AH, el segmento genial de ese libro es cuando describe su encarcelamiento en Brasil!

negroperro dijo...

Siempre cantamos eso de:
"Ole, ola, el Indio se la come, Cerati se la da ".
A diferencia de la mayoría de ellos, creo que sabíamos que era algo estúpido. Una división antinatural, como si los soderos hubiéramos nacido todos de un repollo de oro.
Pero como todos sospechamos, la tan mentada división en Soda=conchetos, Redondos-Sumo=pueblo, fue siempre mentirosa. Salvo Luca, que si había nacido en cunita de oro, todos los demás bailaron por el vil metal haciendo añicos la tan reputada identificación.
El rock cambio muchisimas cosas en este mundo, pero jamas pudo ni quiso cambiar la esencia de todo un sistema de capital.
No hay por que reprochárselo, después de todo no hace mas que reflejar nuestras ambiguedades.
Consumación o consumo, decía Coleman allá por los lejanos ochentas.

Ok, no se entendió un carajo de lo que quise decir, pero así lo dejo.
Saludos.

pink nico dijo...

1- rock is dead.
2- el análisis del discurso desde categorías como la coherencia no pueden producir nada aplicadas a quien como premisa tiene el consumo de drogas. Al revés pasa lo mismo: por ejemplo, x tiene sueño, y toma ribotril con vodka. tres horas más tarde x insiste con que tiene sueño. y le dice, enojado: cómo puede ser, todavía tenés sueño!
3- rock not dead

no me llamo José dijo...

spinetta escribio eso???? nooooo

un tal león dijo...

sumo a la lista al pelotudo de dargelos que dijo en una nota que sus canciones tenian intenciones de revolucion influenciadas por su lectura de althusser.


saludos

//RocKerO// dijo...

realmente el rock nacional ya no es ni de la nacion.
se fue al carajo...un cd mas no significa una buena produccion con musica(verdadera)
sino es una venta mas, guita para el representante y los monitos de la banda.
absolutamente de acuerdo
//RocKeRo//

Anónimo dijo...

Saludos gente de inteligencia!
realmente me da ganas de vomitar al decir esta apologia ante musica tan inferior como la que hizo aquel fragmento del che y el porro, pero quizas ellos querian contrariar al che, hacer algo totalmente desafiante ante el porque estaban en contra de su ideologia, contra la cual yo tambien estoy y tambien lo estaria cualquiera que disfruta del no matar y de la revolucion no-violenta. La bandera entonces puede ser simplemente un : en este me cago en este comandante de mierda me zurro al fumarme un porro y alzar su bandera en son de burla. Ojo que si pienso que su musica debe ser necesariamente peor que Spinetta, pero vamos el beneficio de la duda lo merecen todos.