viernes, 1 de agosto de 2008

ALGUNAS COSAS (MÁS) SOBRE CHARLY GARCÍA


Enfermedad. Escondidas detrás del sujetador del cd, en la parte interna de la contratapa de Demasiado Ego (1999), se encuentran algunas citas atribuidas al libro Los Grandes Músicos (Editorial Viscontea P 1979). La última de ellas dice: “He estado enfermo como un perro durante estas dos últimas semanas. Me he enfriado a pesar de los dieciocho grados de temperatura, las rosas, los naranjos, las palmas y los higos. Tres médicos, los más famosos de la ciudad, me han visitado. Uno ha tomado el olor de mi catarro, otro ha percutido para saber de dónde expectoraba, el tercero me ha palpado para saber cómo lo hacía. El primero dijo que moriré; el segundo, que estoy muriendo; el tercero, que ya estoy muerto”.

Ambigüedad. Durante los días previos al multitudinario recital que dio origen a Demasiado Ego, García anunció que iba arrojar muñecos al río desde un helicóptero, aludiendo a “los vuelos de la muerte” ocurridos en la última dictadura militar. Hebe de Bonafini desaprobó la performance en forma tajante. Finalmente, Charly dejó atrás su idea. Promediando el show, hizo subir a las Madres de Plaza de Mayo para tocar “Kill My Mother”.

Repetición. En El aguante (1998), García graba una versión de “One to One” (Hammer) que denomina “Uno a uno”. En Influencia (2002) vuelve a grabar el mismo tema pero llamándolo “Demasiado ego”. Justamente en Influencia (que tiene 3 versiones de “I’m Not in love”, 2 de “Tu vicio” y 2 de “Influencia”) registra otra versión de “Happy and real”, que había estado originalmente en Tango IV (1991) y volverá a aparecer en Kill Gil (2007) que, a su vez, posee dos nuevas interpretaciones: de “Transformación” (Serú Girán 92, 1992) y de “Telepáticamente” (, 2001). El disco Rock and Roll Yo (2003) contiene 2 versiones de “Asesíname”.

Desconocido. Exceptuando la banda de sonido del film Lo que vendrá (1988), tal vez el disco más desconocido de Charly García sea La máquina de hacer pájaros (1976), el primer LP que grabó junto a la banda homónima (Moro, José Luis Fernández, Gustavo Bazterrica y Carlos Cutaia) luego de la fugaz vida de Porsuigieco y la separación de Sui Generis. Repleto de pasajes instrumentales de ferviente raigambre progresiva y algunos flirteos folk, poseía una tapa dibujada por el historietista cordobés Crist. La hermética letra de “Ah, te vi entre las luces” decía: “Nadie habla en la sala/ Nadie de pie/ ¿Estás lista para viajar?/ ¿Estás lista para venir? Está bien…/ Estás sentada en el aire/ Nada de luz/ Esperando que marquen tres/ Esperando verme otra vez/ Está bien/ Ah, yo te vi entre las luces/ Con tu cara toda azul”.

Un Árbol. Un amplio espectro de la crítica de rock afirma que el tema “Jabalíes Conejines” (La la la, 1986), de Luis Alberto Spinetta, está dedicado a Charly García: “Un jabalí engordó pensando en el dinero (…) Y sueña y él se siente rey/ Y se dice: Yo soy una estrella de rock/ Ámenme, yo me siento capaz/ De dedicarle al presidente o a mi amigo/ Esta canción que es totalmente genial/ Aunque ya sin alma/ Con todo mi amor/ Aunque ya sin alma”. En Rock and Roll Yo (2003), García incluye “Dileando con un alma (que no puedo entender)”, donde “canta”: “Si fuera un árbol sería un Spinetta/ Si fuera un coche sería un Renault Duphine”. Homenaje o burla (el último disco de Spinetta, en ese momento, era Para los árboles), los cruces entre los dos músicos son casi infinitos. En una nota de la revista Rolling Stone hecha por Claudia Acuña en Junio de 1999, se da la siguiente conversación:
“-¿Y Spinetta? Leí que una vez dijo que no quería hablar de vos porque la tuya era una historia de mucho dolor. ¿Por qué?
-Debe vender menos discos.
-¿Pero hay dolor en tu historia?
-Bueno, el Flaco es un poco trágico. A él lo que en realidad le duele es que se siente culpable de que se haya quemado mi casa cuando hicimos “Rezo por vos” (…) Yo a Luis lo adoró. Cuando fui a grabar el demo de Sui Generis, un técnico nos avisó que al lado había una banda grabando un disco. Era Almendra. Tardé un año más en volver a componer después de escucharlos. Desde entonces lo adoro, pero convengamos que es un poco raro. Se da mucha manija (…) Escuchemos la música de él. No es lo que se dice pachanga”.

Comechoclos. A mediados de los 80’, García toca en La Falda (Catamarca), pero es rechazado por el público, que le tira diversos proyectiles, entre ellos, choclos. La leyenda dice que Charly respondió: “¡No quiero morir en La Falda, quiero morir en Hollywood, manga de comechoclos!”.

Trama macabra. La tapa del segundo disco de La máquina de hacer pájaros, Películas (1977), muestra a los integrantes del grupo saliendo de la proyección de Trama macabra, un film de Alfred Hitchcock. “No te dejes desanimar” dice: “Estás harto de ver los diarios/ Estás harto de los horarios/ Estás harto de estar en tu lugar (…) No te dejes desanimar/ No te dejes matar/ Quedan tantas mañanas por andar”. En “Qué se puede hacer salvo ver películas” se construye un sujeto en primera persona que prefiere la evasión del cine a la realidad cotidiana: “Sobre la TV se duermen mis dos gatos/ Salvo a caminar para matar el rato/ Y de pronto yo la veo entre los autos/ Justo cuando la luz roja cierra el paso/ Me acercaré al convertible/ Le diré que quiero ser libre/ Llévame, por favor”. “Hipercandome” es aún más elocuente: “Cuando la noche te hace desconfiar/ Yendo por el lado del río/ La paranoia es quizás nuestro peor enemigo/ Cubrís tu cara y tu pelo también/ Como si tuvieras frío/ Pero en realidad/ Te querés escapar de algún lío/ Déjenme en paz/ No quiero más/ No hay esperanzas en la ciudad (…) Y si te asusta este canto final/ O no le encuentras sentido/ Podés cambiar el dial/ Y escuchar algo más divertido”.

El jefe. En el año 1988, se lleva a cabo el Festival Amnesty Internacional en la cancha de River. Allí tocan mayoría de artistas anglosajones (Peter Gabriel, Sting, Bruce Springsteen) más dos créditos locales: León Gieco y García. Según Sergio Marchi en No digas nada (y múltiples crónicas de la época), enojado porque no le permitían tocar con su banda, Charly encaró al manager de Sprinsgteen (apodado “The Boss”, El Jefe) y espetó: “Acá el jefe soy yo”. Finalmente, García tocó con toda su banda.

Papá. En el errático disco de reencuentro de Sui Generis, Sinfonías para adolescentes (2000), García toma la melodía de “¿Can we still be friendo?”, de Todd Rundgren (uno de sus compositores favoritos, del que luego versionaría “Influencia”) y compone “Yo soy tu papá”, un tema que parece estar dedicado a las nuevas generaciones de músicos que lo critican: “Es que nunca comprenderán/ Yo soy su papá/ Es que nunca lo entenderán/ Yo soy su papá/ Váyanse en su tren/ Y distingan en lugar de ver/ Esta no es mi canción/ Tampoco es la de siempre/ No será la desilusión/ La que baile aquí/ Si es que todos cantan en sol/ ¿Por qué canto en mí?/ Son dos tonos, no más/ Pero en el arte de percibir/ La distancia es igual/ Que la de aquí a Marte”.

Imaginación. En el año 1994, García edita La hija de la lágrima. Ese disco finaliza una etapa de la carrera de Charly (reflejada, a grandes rasgos, en discos clásicos como Yendo de la cama al living, Clics Modernos, Piano Bar, Filosofía barata y zapatos de goma) para pasar a exponer, en su obra posterior (Say no more, El Aguante, Demasiado Ego, etc.), principalmente, el proceso de creación. Con dos hits (“Chipi chipi” y “La sal no sala”), la participación de los jóvenes Illya Kuryaki (“James Brown”) y la producción de “Dios” (sic), Charly dedica el disco a “La gente que todavía se imagina algo”.

9 comentarios:

La niña santa dijo...

Me encanta el respeto y el conocimieto que tenés hacia y sobre Charly. Es la mejor manera de acompañarlo en estos momentos. Yo creo que este es el verdadero "aguante". Besos!

Cine Braille dijo...

1) "El gran compositor roba, el mediocre toma prestado" (genial frase de Stravinski, que Charly.. roba). El riff de Cerca de la revolución es glorioso, pero en realidad es de un tema llamado I'm your Venus, de los holandeses Shockin' Blue, del año de la escarapela. Pero a nadie le parece un robo porque Charly le da su toque y lo hace suyo, lo roba (y aparte es un tema que no conoce casi nadie). Ídem con temas de Yes y Genesis (medio Instituciones y medio La Máquina), Steely Dan (Qué se puede hacer salvo ver peliculas / Rikki don't lose that number), Premiata Forneria Marconi (la parte menos tanguera de la intro de A los jovenes de ayer), Lynyrd Skynyrd (Encuentro con el diablo / Sweet home Alabama, que tampoco es taaan igual) etc. E incluso Watching the wheels o Me siento mucho mejor, que son covers de temas bastante conocidos, suenan a temas de Charly. ¡Y son de Lennon y de los Byrds!
2) No me acuerdo si no lo escribi acá mismo en otro post, pero fijate la cantidad de covers o temas en inglés de sus últimos discos. Para mi, musicalmente Charly sigue siendo Charly: la diferencia con el de hace 20 o 30 años es que pareciera que le cuesta encontrar algo que decir.
3 ¿Viste esto? http://lomejordelosmedios.blogspot.com/2008/06/bicicleta-de-seru-giran-en-elepe.html
o bien
http://www.youtube.com/watch?v=73WSBI9WEpg&feature=PlayList&p=6C1F0093CA38BBAD&index=10
Saludos

Hernán Galli dijo...

Sí, claro, el tema que dice Cine Braille es este:
http://www.youtube.com/watch?v=kJExBEciu7s&feature=related
Y el riff de rezo por vos, en otro tempo, se acerca mucho al de Confesiones de Invierno.

Sólo diré lo que ya dije, es ddecir, repetiré: A todos (TODOS) se nos paga la estrella de a poco. En lo que hacemos, al nivel de l oque hacemos, con la calidad con la que lo hacemos, el tiempo nos roe. Así es desde el principio de los tiempos. No entiendo por qué a Caharly no le puede pasar. Ya lo vimos una y otra vez. Nos vamos apagando, y lo que tenemos que decir lo decimos y llega el momento en que lo repetimos.
POdemos hablar de Charly mil años. Hablar de su estado actual (que es de índole médica y de abuso) es hablar de lo que les pasa a muchos otros. Te pasás y terminás así, punto. Una larga borrachera que en realidad no termina nunca.
Algunos se llenan la cara de botox o se la estiran hasta parecer sus propios émulos de cera. Otros, se meten cocaína y pastillas hasta los dientes. Otros, caen. Otros van soportanto el impacto.
La frase "Un ícono musical y su decadencia más profunda" es para el capitulo de su historia cuando muera.
Lo de "agradecer" o "hacer el aguante", sinceramente, me chupa un huevo. Admirar, asombrarse, entristecerse, conmocionarse, ok, pero espero que alguien me entienda que admiro a CHarly, pero Charly no es nadie para agradecerle nada. Espero se entienda lo que digo.

Saludos!

Hernán Galli dijo...

Quise decir "se nos "apaga" la estrella"

agn dijo...

Coincido con la idea de que el árbol de canciones se agota. En el caso del flaco significa una demanda de más laburo y quizás una caída en el nivel de originalidad o novedad de sus canciones (y ni tanto) y en García deviene en discos, como vos decís, que son la "narración de la aventura de la creación" -creación que, ojalá no tuviera que decirlo, lleva a cada vez menos-.

Qué opinás de Rundgren?? Utopia? Su experimento Deface The Music??
Hasta hace un mes era un completo desconocido para mi (que se gana mis palmas por varias cosas, entre ellas su versión con cruzados órganos de Influenza), y veo en él el sonido de los '80 de García (ej, la ineludible familiaridad de Hideaway, de "The even popular tortured artist effect", y otros).

Lo de los comechoclos me mató.
Y La Máquina es sublime (no creo que su primer disco esté entre lo menos conocido), es su gran experimento puramente progresivo, que creo que se pule y condensa y se funde con tango y clásica en Serú. Queda mucho folk dando vuelta, pero cosas como "Ah..." o "Hipercandombe" rajan la tierra (ahí si veo mucho Wakeman, Banks, Hackett, etc...)
Ah, no encuentro el video de La Montaña por ningún lado. Buscándolo me encontré con Spinetta en el personalfest introduciendo 'Seguir viviendo...' con unas frases un tanto ácidas para el público sobre las letras y lo que canta/interpreta/recuerda la gente... Adoro a este hombre...

Bueno, me callo.
Agradezco estos posts de datos raros y pequeñas luces y oscuridades de los monstruos.
Chaucha.

Alejo Salem dijo...

Corvino: No viene al caso, pero casi. Si todavía no la leiste, está acá: http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=8496

Mis respetos.

Fix Perez Bracamonte dijo...

Creo que el primer disco de La Máquina está entre lo mejor de Charly. No es pretencioso, aunque es un poco barroco tomado desde el punto de vista actual. Bubulina, la primer canción del lado A (sí, rescatemos la antinomia "lado A / lado B") ya justifica todo el disco. Por ejemplo:

Dama de colores, lávame la cara y llévame / tan alto como para ver todo mi mal./ Diosa y heroína, dejame la llave antes de ir,/no esperes a la muerte aquí.

Mi preferida, en parte por razones sentimentales extra-musicales, es la aparentemente simple pero efectivísima Como mata el viento Norte.

Salve, Corvino.
Sic transit gloria mundi.

Martín Zariello dijo...

No me gusta mucho Rundgren, aunque creo que es un buen compositor. Tampoco lo escuché tanto, me fascina, como a Cine Braille, que Charly se apropie de sus temas con tanta facilidad. En cuanto al primer disco de La máquina, lo estuve escuchando estos días y me volvió a parecer genial: ¿qué mierda es ese tema llamado NO PUEDO VERME? Es de lo más raro que escuché en el rock argentino. El resto es muy bueno, canciones grosas, sonidos espaciales, me encanta, Charly barbudo tocando en medio de 50 sintetizadores. Saludos a todos, gracias por leer!

Cine Braille dijo...

La Máquina eran canciones pop arregladas hasta el delirio, pero eran canciones. Por eso se siguen escuchando 30 años después: otros grupos de rock sinfónico argento, como Crucis o Espiritu, en cambio son una curiosidad. Parafraseando a un común amigo, ya no son rock: son parte de la historia del rock.
Saludos