martes, 26 de agosto de 2008

Doble post








Aquí puede comentar lo que quiera. Sayonara.

13 comentarios:

Cine Braille dijo...

Estaba buscando razones para decirte que estabas equivocado y... tenés razón: los bebés no saludan a la cámara de TV cuando los enfocan. Esta prueba es la definitiva.
Tema importante para debatir en un congreso en la Facultad de Derecho, con todos los viáticos pagos por la Universidad: ¿en qué momento una persona se convierte en "gente"? ¿Con la comunión, el bar-mitzvah, al llegar a la edad de consentimiento sexual, cuando empieza a escuchar Radio 10 o Continental en vez de la Rock&Pop, cuando empieza a decir "quebarbaridá yanosepue' saliralacalle", cuando empieza a decir "estos negros lo que no quieren es laburar" o "hay que matarlos a todos", cuando prefiere ver "Bailando por un Sueño" a mandar fruta en los comentarios de un blog? Profunda problemática.

Mauricio dijo...

Los bebés son proto-punk, como the Stooges y su canción Down on the Street Fighter II: Ken’s Revenge y la gente que habla en Neolengua.

Pimp dijo...

Es simple, pasa como con los gusanos bebes, que no son tales sino LARVAS.

Pimp dijo...

Es simple, pasa como con los gusanos bebes, que no son tales sino LARVAS.

Anónimo dijo...

Lo mejor de todo fue imaginarme la cara de A en los "..." ante los comentarios de M. jejeje.
Saludos a ambos.
Luby

Fix Perez Bracamonte dijo...

Ceci n´est pas un comment.

Primero: Me gustó el Magritte que ilustra el "espacio para comentar".

Segundo: Maggie Simpson, a esta altura, ya es adolescente. Igual, como se muestra en el episodio de la boda de Lisa, sigue sin mucho para decir.
Y ya que estamos con adolescentes, pasemos a...

Tercero: de la peli de Van Sant no voy a opinar hasta haberla visto. Sin embargo, por lo adelantado suena bastante afín a Elephant, que me gustó. Es cierto lo de los clichés de cine independiente. En Elephant, hay un poco de abuso de plano secuencia. Igual, la cosa ahí funciona gracias al conocimiento previo al film de que "algo ocurre". De no haber sido este el caso, creo que se habría notado que Van Sant estiró demasiado el recurso, sobre todo en algunos personajes que podrían haber tenido más desarrollo, como el del rubio (teñido) con la remera de toro ibérico.
Igual, mejor ver un Van Sant repetido que otra pochoclera barata, de las cuales tenemos muchos ejemplos en la última temporada.

Martín Zariello dijo...

Ahora cada doble post estará ilustrado con la pintura de un famoso pintor. Realmente A pone una cara muy difícil de describir cuando digo esas cosas. Saludos, gracias por comentar, no cambien nunca, siempre escucho la radio y está buenísima (¿?).

derian dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
derian dijo...

El plano secuencia de Elepanth, primero hay que entenderlo como un homenaje a ese monstruo del cine como es Bela Tarr. Después, sí, derrochar tinta y criticar el abuso de los planos larguísimos y sin sentido sobre universitarios que van "sin rumbo" por los pasillos de la escuela preparatoria.
Segundo, Paranoid, para mí, es una continuación sólida de la estética Vansantiana (?) que se inició con Gerry. Si tengo que elegir, me quedo con Last Days. Paranoid me gustó. De hecho, el otro día la estaba revisando y me gustó mucho más. Aclaro que no la fui a ver al cine, se la compré hace unos meses a $4 a un chabón que vendía dvds en la calle. Por otro lado, la "estética mtv" de algunas escenas, que yo más bien prefiero hablar de comic o grafittis, como si la pantalla fuera el lienzo donde Sant juega a su gusto, me parecen sencillamente brillantes. No hay duda que Sant ganó en profundidad con Paranoid. ¿Y esas escenas en que Alex pelea con su novia y de fondo se escucha música? No hay con qué darle, eso es poesía más que silencio. Hay mucho de sobreentendido y mucho de velado en los personajes.
Muerte a Tarantino.

Lo de los bebés: en la misma dialéctica, tampoco se le dice gente a un grupo de chicos que camina por la calle. ¿Y a un grupo de adolescentes y de jóvenes? Me parece que tampoco. Asimismo, si veo un grupo de viejas chotas tampoco voy a decir que sean gente. La gente está en recoleta y en barrio norte y en el centro. Me identifico con los bebés, carajo.
Saludos, Sir.

gonza_averna dijo...

Es la primera vez que reversiono un post de este blog, pero quería dar un punto de vista sobre si los bebés son gente o no.

Creo que primero habría que empezar definiendo estándares claros para lo que sería, o no, la "gente". Bajo el criterio de gente como un grupo de personas - y como personas entiendo seres humanos, sin poner ninguna restricción a ningún ser humano - los bebés definitivamente estarían incluidos. Es decir, la etimología misma de la palabra "gente" contemplaría en su seno a un recién nacido.

Pero si nos orientamos por la concepción más, si se quiere, mundana que tiene la gente sobre la gente (valga la redundancia), podríamos decir que se estaría marginando a los bebés de este grupo. Como bien dijiste, un grupo de 15 personas difícilmente sea un grupo de 15 criaturas. Pero esto tiene que ver con las costumbres y también, por qué no, con algunos clichés que existen entre nosotros.

Para resolver la disyuntiva, habría que ampliar la noción de gente, para incluir a los menores, o marcar la diferencia, y que los chiquitos dejen de ser considerados como uno más. La que te parezca más fácil (?).

De todas formas, lo chocante que resulta ver la encuesta al costado, más las connotaciones que lleva la pregunta en sí, son formidables.

Saludos!

Desarmandonos dijo...

Me tomo tu pregunta en serio y aburrido porque es interesante.

Desde un punto de vista ontológico, los bebés no son gente. No son humanos. Personas. Si consideramos que el hecho definitorio de ser una persona es poder decir la palabra "yo"; tener lenguaje, y por ende, conciencia, entonces el bebé no es más que un cacho de carne móvil. Pero acá el punto de vista ontológico se cruza a las piñas con el ético. Porque, si se sigue este argumento, una persona que está en coma tampoco será tal. Y habría que ver que pasa con los enfermos mentales y etc..

Pero, por otro lado, ¿La gente es gente? O más bien ¿Qué rasgo esencial hace a una persona? No podemos decir si los bebés son gente porque tampoco sabemos qué significa eso.



Pero hablemos más. Aún la definición de la "vida" es arbitraria, hasta acá hay una planta; hay vida, hasta acá una piedra; no hay vida. Es boludísimo. Pero es así.

Bueno, diría algunas cosas más que me vinieron a la mente, como por ejemplo cuando Heidegger ataca la definición aristotélica el hombre como animal racional. Dice que definido el hombre como animal racional, se rebaja la racionalidad del hombre para enaltecer su animalidad ya que de ese modo el hombre será un animal (género) con la especificidad de tener razón. La razón sería tributaria de lo animal. En cambio para Heidegger no es así porque el hombre es el que clasifica a los demás seres y en tanto es el único que puede definirlos eso lo pone en un status cualitivamente diferente. O algo así. No me acuerdo bien, pero la cosa es interesante y si tenés tiempo y superás el tedio que puede ocasionar la prosa del viejote alemán filonazi, leé la "carta al humanismo" que es un texto impresionante.

Saludos, y perdón por el delirio.

Anónimo dijo...

Che, que buena que esta tu hermana por diooossss

Tenes razon en todo.

Martín Zariello dijo...

La peli de Van Sant me gustó, simplemente estoy cansado de dar opiniones sentenciosas y entonces me salió el Jorge Carnevale que llevo adentro y la defenestré un poco. Esas imágenes oníricas también me parecieron poesía. Las opiniones sobre los bebés han traspasado los mismos límites de la disyuntiva, de acá a un coloquio titulado "Hacia los límites del bebé: perspectivas sobre el don de gente" no paramos. Saludos-