jueves, 7 de agosto de 2008

SIMEONE DEBERÍA IRSE DEL CLUB ALTÉTICO RIVER; ORTEGA, MORIR (DE VIEJO) ALLÍ

Hace unos días, alarmado por el bajo rating de mis últimos posts, un comentarista anónimo me sugirió (entre las varias sugerencias que me hacen los lectores de este blog) dejar de escribir sobre “política” para dedicarme a garabatear párrafos sobre los acontecimientos relacionados con el “Tema Ortega”. Yo pensaba que no iba a escribir nada sobre eso (a punto estaba de empezar un post sobre la derecha y la izquierda, conectando a Cecilia Pando con Berlusconi, matizando con una frase de James Ballard y cerrando con una canción de Charly García; fórmula básica a través de la cual existe Ilcorvino), pero esta tarde, mientras veía la imagen del fabuloso Burro junto al presidente de Independiente Rivadavia de Mendoza, tuve una reverberación furibunda y mi cara mutó a aquella que inmortalizó el menemkirchnerista Pichetto en la “madrugada histórica” en que se derogó la “antipatriótica” ley 125. (Hablando de rostros, un comentario de universitario con barba: ¿se dieron cuenta de que los rostros de los represores, con los años, tomaron el mismo matiz grotesco que tenían en las caricaturas de la tapa de la revista Humor?, ¿alguien vio una cabeza más grande y deforme que la de Bussi?). El destinatario de mi ira no es otro que el maléfico técnico yuppie, Diego Pablo Simeone. Mi opinión sobre el tema es muy concreta (de ahí la elocuencia del título del post, que parece una oración de práctica de Ofelia Kovacci): Aguilar debería haber retenido a Ortega y echado a Simeone, así de simple. “No querés a Ortega, andate”. ¿Por qué? Porque sí. Sólo hace falta recordar que, aún con “recaídas”, Ortega fue el benefactor fundamental del último título riverplatense: Con Ortega, no (como dicen en Telenoche sobre los pedófilos: “Con los chicos, no”: ¿y con los hombres y las mujeres y los ancianos y los perros sí?). Simeone ahora está en lo más bajo de la historia del club, es el tipo que echó al ídolo por el simple hecho de tomar alcohol. Pero Simeone también toma. ¿Qué? La leche al gato. Lo tendrían que echar por hacer el ridículo en la revista Caras, al lado de la línea de cal con sus morisquetas, en el programa de Tinelli, y, por sobre todo, en la formación del equipo. ¿Dónde está Abreu, su gran apuesta? Se fue a jugar a un club de Israel. ¿Cuántos goles hizo? 7 en total, 3 en un mismo partido y el resto con el arco vacío. Moreno también se emborrachaba y formó parte, así y todo, de La Máquina. El equipo sin Ortega va a ser como el peronismo sin Perón, un barco a la deriva. Dudo de que alguien se ponga los pantalones largos cuando las cosas se complican y, en el caso de que alguien se los ponga, no va a ser lo mismo: mientras Ortega esté vivo, debe jugar en River. Si fuera por Simeone, River formaría (si es que la hay) con la delegación atlética de argentinos que van a Beijing, porque lo único que le importa es que los jugadores corran a toda velocidad. Así jugaba él al fútbol. Y así va a escapar de River cuando tenga la puerta del Atlético Madrid completamente abierta. ¿Qué podemos esperar de River sin Ortega? Lo mismo que de un libro de Ari Paluch o Fernando Peña: nada. Incluso es probable que termine en la última posición. Cualquier hincha de River sabe que es mejor jugar el Argentino B con Ortega que ganar la Copa Intercontinental con Simeone. Trotta (el técnico de Independiente) lo dijo claramente en la conferencia: cuando él jugaba en River, no importaba si Francescoli entrenaba una o mil veces por semana, lo importante era que estuviera allí. Aportando su impronta de jugador simple ajeno a complicaciones tácticas, impronta que también tiene Ortega. Y River lo perdió. Qué vergüenza.

Por otro lado, la Selección comenzó su itinerario olímpico en fútbol, uno de los dos deportes favoritos de los argentinos (el otro lo están llevando a cabo unos muchachos adinerados en las calles del Chaco). ¿A alguien le interesan esos torneos en los que la Argentina llega con todas sus figuras mientras el resto de las selecciones lleva sus equipos clase Z? Es como jugar a los videojuegos con el Barcelona de España frente al Valladolid en categoría Amateur. ¡Y lo peor de todo es que ni siquiera los ganamos! ¿Y cómo juega la selección de Batista? Mal. La idea de juntar un arquero al que no le gusta el fútbol + defensores desconocidos + Mascherano + 4 jugadores que nunca juegan en la Selección como en sus respectivos equipos o nunca juegan bien al mismo tiempo + Lavezzi, nunca dio buenos resultados, a pesar de ser el esquema favorito de los últimos técnicos argentinos. ¡Encima Ortega no ocupa uno de los tres espacios habilitados para jugadores mayores de 23! Pero algo quizás más insignificantes me turba de esta Selección: el aburrimiento que provoca. Del match de hoy (Argentina ganó 2 a 1, tal vez no se enteraron porque, a pesar de los espasmos periodísticos, a nadie le interesó) no se me ocurre decir nada excepto lo siguiente: Argentina ganaba 1 a 0 (gol de Lionel “Me hice hombre” Messi, que jugó un buen partido), empató Costa de Marfil y llegando el final lo ganó Lautaro Acosta. Desde la primera época de Basile para acá, la Selección parece estar jugando un partido eterno contra sus propias limitaciones (más espirituales que deportivas) y su rumbo es tan triste que ni me la imagino marcando goles… ¡desde afuera del área! Y en caso de que haga goles espectaculares: ¿a alguien le dan ganas de gritar goles de la Selección (sea la de Batista o la de Basile) cuando el rival NO es Brasil? Antes de terminar, le mando un abrazo al post sobre Cheever, que sepulté sin contemplación. Otra vez será. Sayonara.

5 comentarios:

Subsecretario del dpto de marketing dijo...

Vivan los post sobre Futbol!!!! Celebro la vuelta.

PS: El problema básico es la dirigencia mafiosa-vendeblubes-qe-dirige-el-futbol-argentino. No solo simeone.

Fix Perez Bracamonte dijo...

¡No, no, no!

No queremos posts de fulbito.Queremos más Literaturra.

Por suerte al mismo tiempo apareció el post de Cheever. Como en él no se puede comentar, tengo que hacerlo acá.
Dos cosas:
- andan dando vuelta unos libros de Emecé con los relatos completos de Cheever, ilustrados en sus tapas con unas exquisitas postales de gente muy americana de los ´50 (recuerdo una de una mujer con falda y tapado de piel parada delante de un auto clásico mientras mira algo en el horizonte).
- La frase perdida por el medio del post sobre el sonido y la furia (aunque dijera "ruido", creo que apuntás a lo que digo), ¿fue para contrastar el estilo de Cheever con el más enmarañado de Faulkner? ¿O es una referencia al idiota aludido en Macbeth, cuya historia es nuestra vida?
Me dieron más ganas de leer a Cheever, que lo tengo muy poco explorado.

Ah, y de Ortega te puedo decir sólo que canta mal, y que prefiero a Bombita Rodríguez.

Y con respecto al fallido encuentro entre Ballard y Charly, no puedo más que lamentar que no se haya producido. Aunque pensando en lo dilapidado (para usar un término ballardiano) que aparece el depto de Charly en las fotos, creo que el inglés vería reflejado en eso su visión de la decadencia de la modernidad.

Ber dijo...

"Por otro lado, la Selección comenzó su itinerario olímpico en fútbol, uno de los dos deportes favoritos de los argentinos (el otro lo están llevando a cabo unos muchachos adinerados en las calles del Chaco)..."

...Lionel “Me hice hombre” Messi..

Me cague de risa con el post!

Salut Martín!

PD: Peronismo sin Perón es un barco sin timón, River Plate sin Ortega es un mago sin galera!

Dr.Fernet dijo...

Bueno, de "shiver" no tengo nada que decir porque lo descubrí en este post.
Respecto a Orteguita...KILL YOUR IDOLS.

Echar a Simeone porque no quería a Ortega? y después qué? echar a todos los compañeros de equipos que se cansan de ortega, o lo sufren? OJO, a cualquiera le gustaría tener a Ortega como compañero, eso es verdad, pero una cosa es Ortega entero y otra Ortega en crísis de alcoholismo.
"simeone es el tipo que echó al ídolo por el simple hecho de tomar alcohol"... Maestro, vos sabés tanto como yo que el alcoholismo es una enfermedad, que nosotros al día de hoy pensemos que es sólo el "acto de tomar" habla a las claras de lo demorados que estamos en muchos aspectos. Hay que estar en su lugar para saber qué es ser alcoholico, y cualquiera de los que acá lea y comenta no pasa de tomarse unos cuba libre o unas quilmes stout. El alcoholismo es una enfermedad, un flagelo, y mientras no se entienda así todos vamos a culparlo porque toma, o a justificarlo porque toma, es un poquito más profundo el tema, pero bueno, no da para que se trate en este post el programa de AA con los doce pasos y los libros de Bill, pero insisto, corvino, no es el simple hecho de empinar el codo.
No soy hincha de River, por eso quizás no siento el fastidio que sentís vos por ver cómo te roban al ídolo... Pero bueno, hablás de Simeone... Y Aguilar? paseando su cara (simil al hijo de Monty Burns) por Panamá...Poco serio.
Che, y a la selección dale una chance, los rivales no son clase z, Brasil lleva lo mejor que tiene + la panza de dinho, el torneo se ganó hace cuatro años y el desempeño no fue tan "anodino" (dirían los muchachos de radio continental).
A mí tampoco me gusta Basile, pero bueno, no hay que generalizar, comparto con vos la admiración por Mascherano, habría que meterlo en una caja acrílica y soltarlo en el espacio para que las otras razas sepan lo que es un futboista. Sin embargo, no voy a dejar de rescatar a Zabvaleta, al futuro de Monzón, al Kun, al laucha, y bla,bla,bla. Prefiero mil veces a éstos defensores desconocidos que a los que supimos tener antaño (Vivas, Chamot, paz...PAZ!!) en fin, con estos pibes...Let them be.
Lo que más me indigna, y acá me termino de enterrar, es la falta de un nueve en este equipo, son todos mediapunta o volantes ofensivos, no hay un sólo nueve. De ahí mi certeza que nadie me saca: el nueve para esta selección tendría que ser CVITANICH, pero no, nadie lo llamó, ni cuando el pibe empomaba a River, a Boca y al steaua de Bucarest, nadie lo llamó. Decime si no daba para llevarlo?, no digo a las olimpiadas, pero sí darle una chance. Mientras esta selección sea de jugadores europeos y alguno que otro de boca y river estará siempre lejos de la gente.

Leo gustoso las notas de acá, aún cuando no las comparto.
Saludos.

negroperro dijo...

Algunos comentarios sobre post ajeno.
Me alegra que el burrito ya no juegue en River, después de todo ese hijo de su madre siempre se las arreglo para empomarnos un par de goles por año. Boca no te extrañara Burrito.
El segundo deporte que mencionas se relaciona con el futbol, la dictadura y tus post. No es el hijo del ex arbitro Gimenez (era coronel o sargento ?) el involucrado?. De tal palo...
Para terminar, otra refelxion ajena leida en el blog de TicSpor (http://ticespor.blogspot.com/) la cual copiopasteo sin piedad:

"Vamos a ejercitar un poco la lógica:

* Daniel Vila es accionista de América TV junto a Manzano y De Narváez
* Daniel Vila es el presidente de Independiente Rivadavia de Mendoza
* Ariel Ortega juega en River
* Ariel Ortega sale borracho en América TV, presentado por el "mala leche" de Guille
* Ariel Ortega firma con el equipo de Daniel Vila."

Brillante.

Nota al pie, deja en paz al Checho que recién empieza che!, a ver si todavía nos sacamos de encima al Coco.