miércoles, 8 de abril de 2009

Escribir mal

Invitado en el programa de Alfredo Leuco “Le doy mi palabra”, Jorge Lanata fustigó duramente contra Horacio González. Acusó al mentor del grupo de intelectuales “Carta Abierta” de “escribir mal” y no tener llegada en la “gente” (por la complejidad de sus textos). “No se le entiende un carajo”, comentó jocosamente. En otro momento podríamos interpretar (si así usted lo quiere, en los comentarios de este post) la creciente incomodidad, el escándalo que causa en el periodismo local el grupo de intelectuales K (promovedores de hits kirchneristas ya vaciados de significado por su constante repetición como “nueva derecha” y ánimo “destituyente” que la mayor parte de los medio desecharon en tono de burla y sin el menor estudio). Lejos estoy de defender a González (a pesar de que coincido mayormente con sus críticas al grupo Perfil) e incluso lo que más recuerdo del encargado de la Biblioteca Nacional es la incomprensión que me causó una nota suya publicada en Ñ en diciembre de 2007 sobre la proliferación de blogs. González es dueño de una prosa barroca, ornamentada en exceso y por momentos de un anacronismo disparatado. Se encuentra en las antípodas de mis preferencias como lector. Por momentos parece regodearse en su complejidad y accede a frases (no es mi intención realizar un análisis general, sino detenerme en ciertos detalles para ofrecer una idea concreta sobre la temática) como la siguiente: “la responsabilidad del multi-secular sujeto escribiente” (22/12/07, Revista Ñ). Claramente existen otras formas más sencillas de nombrar (también de articular sintácticamente) al “multi-secular sujeto escribiente”, González las elude. Ahora bien, nadie puede recriminarle que lo haga. Los dichos de Lanata (a menudo y, “después de todo”, con razón, presentado como referente ineludible de los medios locales y guía de las nuevas generaciones) son paradigmáticos y señalan cierto estado del periodismo argentino (“subdesarrollado”, diría Eliaschev, con otro objetivo) al confundir “escribir mal” con ilegibilidad: luego de su afirmación argumentó que él leía a Bertrand Russell y lo entendía y no creía que éste fuera menos inteligente que González. La ecuación que propone Lanata es de una ingenuidad descomunal e inconscientemente termina por hacer una apología de la pauperización discursiva: soy legible, escribo bien; soy enrevesado, escribo mal. Por otro lado, cae en la demagogia de apuntar que a González no lo entiende “la gente”: ¿qué gente?, ¿la que lo entiende a él y lo fue a ver al Maipo?, ¿siempre es meritorio ser entendido por la “gente”? Teniendo en cuenta esta escala de valores se advierte por qué Lanata nunca criticó el modo de escribir de Nelson Castro, quien es muy claro en su textos, por supuesto, y escribe en forma desastrosa (en reiteradas ocasiones hemos tratado tal cúmulo de utilización de sinónimos, repetición de palabras y multiplicación de frases hechas para rellenar espacio). Los ensayos canónicos de Borges (Otras inquisiciones, Discusión) son absolutamente legibles y están escritos en base a una sintaxis que roza la perfección (no es casual que allí se termine de fundar el lenguaje castellano contemporáneo); lo que los vuelve complejos son sus razonamientos. Foucault conjuga en Las palabras y las cosas complejidad argumental y sintáctica; también es un coloso de la lengua. Vargas Llosa es clásico (no estamos hablando de ficción, sino de ensayos), pulcro, ordenado; nadie podría acusarlo de facilismo porque su prosa es magnífica. La verdad es que la legibilidad es un avatar contingente en la suma de propiedades que hacen que un autor escriba “bien” o “mal” y cambia su naturaleza (deja de existir) según la recepción del lector. Por último, sin caer en relativismos posmodernos que anulan todo tipo de debate, en el tintero quedaría otra discusión: más allá del ejemplo de Nelson Castro, ¿qué es escribir “mal”? No vale reproducir éste o alguno de mis garabatos. Como diría el ¿Santo/Dios/Demócrata? de Chascomús, estoy “persuadido”. Sayonara.

PD: Para más adelante prometo algún tipo de post sobre Carta Abierta. Qué tipo divertido soy, ¿no?

3 comentarios:

Quevedo Yugnior dijo...

Amigo corvino: lanata seguramente tampoco entiende a Góngora o a Baltasar gracián o a macedonio – no creo q se haya tomado el trabajo de tampocoentenderlos - a halperin donghi o girondo? o… a hegel seguro que no ¿a lacan?... al principito en inglés o traducción catalana tampoco seguramente… es que no tuvo tiempo para leer a barthes, ocupa todo en comer y en la denuncia automática a perpetuidad y en salir de pobre con 40 mil pesos por mes acaso…. Lugar común decir que es lugar común eso de la prosa perfecta de Borges: no es cierto, siempre hay un doblez barroco que lo traiciona, B inventó su propio idiolecto – igual que HG - pero tratando de huir de los garabatos hispanos hacia los ánimos sintácticos marmóreo-geométricos de los russells del mundo, pero siempre algo le … ay… y: es una perfección que cualquier púber domestica a los 18 años, y si no ¿por qué la gente no escribe así, y nos empeñamos en escribir como escribimos: con una claridad que da lástima? Además no entiendo qué significa entender

Anónimo dijo...

Este post es DESCOMUNAL . O mejor dicho : DES - CO - MU - NAL (si aceptàramos que la separaciòn en sìlabas enfatizada por guiones medios EN - FA - TI - ZA aun màs el contenido de la palabra DESCOMUNAL ). Muy , muy atinado y simplemente expuesto. Es algo en lo que siempre pienso y es una de esas cosas que uno permanentemente detecta en el discurso de los "interlocutores" de "la gente" y que produce horror no sòlo por lo que implican estas "cositas" del discurso , sino que tal vez el mayor horror estè dado por el hecho de que nadie màs parece notarlo. Veo que no, que no sòlo yo me escandalizo ante semejante imbecilidad y descuido por las consecuencias ùltimas de la sintaxis y de lo que se quiere decir sobre algo. "I see dead people" dice el pibito de Sexto Sentido. Y yo agrego: BUT I´AM NOT ALONE!
Ultimamente no me escandalizo mucho porque hace tiempo largo ya dejè de mirar televisiòn (me pregunto ¿ para què sigo pagando el abono del cable ? Por internet, claro)
DESCOMUNAL post .
No quiero dejar de ser el primero en decirlo : Paulo Coehlo escribe bien.
Joder, altìsimo paralelo se podrìa trazar entre lo dicho en este post respecto de escribir y respecto de los gustos de "la gente" en materia musical.
¿ Què nos pasa ? Se ve que la materia fecal tiene un alto contenido de glucosa, porque "la gente" alimenta sus cerebros con este tipo de "ocurrencias ¿geniales?" . En fin .
¡ Felices Pascuas ! (aunque soy agnòstico, siempre me volò los pelos la idea de un conejito trayendo huevos de chocolate -pero no como ni me gusta el chocolate en huevo, sì en rama y el tabaco saborizado y tambièn el chocolate bebible en cajita de cartòn, suerte de "tetra-brik" infantil).
Vaya en homenaje esto: SAYONARA !
O como digo yo (que no tengo blog): Salù ! Guido (guidomoussa@hotmail.com)

Lisandro dijo...

Hola, te hago una consulta. Vi en una entrevista a Fabian Casas que hablas de un taller de oralidad y escritura, eso fue en la UBA??? Porque me interesó muhcísimo.
lisandrogallo@yahoo.com.ar