lunes, 13 de abril de 2009

Ética

El viernes, el Tribunal Nacional de Ética de la UCR levantó la sanción de septiembre de 2007 que expulsaba de por vida al actual vicepresidente Julio Cobos por “inconducta y (valga la redundancia) falta de ética”. Este hecho presupone comentarios, preguntas y afirmaciones (de esas que llevarían a exclamar al probo Marcos Ah!guinis, mientras realiza atinadas comparaciones entre Hitler y Kirchner: “¡Pobre Patria Mía!”): 1) Los fantasmas existen; 2) Desarrollo del tema: la existencia de un Tribunal de Ética de la UCR me recuerda a esas parejas que, por inercia o hipocresía o la costumbre o las tres cosas juntas, siguen asistiendo juntas a reuniones familiares cuando todos ya saben que están separadas; 3) ¿En qué recóndito lugar reside la “ética” de un Tribunal de Ética que echa de por vida a un sujeto (en realidad dudo de que lo sea, pero de alguna forma hay que llamarlo) de un partido político y, un año y medio después, por cuestiones tan vulgares como “imagen positiva en encuestas” o “funerales con mensajes subliminales de la sociedad”, lo vuelve a amparar?; 4) Los escandalizados periodistas que se preguntan incansablemente por el legado de Alfonsín sin obtener respuestas (ya que todavía nadie se puso de acuerdo en saber qué vendría a significar tal entelequia: ¿la democracia?, ¿la obediencia debida y el punto final?, ¿la confrontación con la Sociedad Rural?, ¿la rapidez para contestarle a gorditos que insultan?, ¿el divorcio?, ¿el Juicio a las Juntas?, ¿el Juicio a los “subversivos”?, ¿no saber elegir reemplazantes?) y el efecto que éste debiera tener en el espectro político todo, con resoluciones como las del Tribunal de Ética (a quien no volveré a mencionar: soy muy joven para morir a causa de un ataque de risas), ¿no advierten la inoperancia supina e inmediata de tal legado?; 5) Esto en caso de que no haya sido el mismo Alfonsín el que desde su lecho de muerte pidiera que el Tribunal de Ética de la UCR (y aquí me despido porque las carcajadas están formando una especie de coágulo mortal en mi garganta) levantará la sanción contra Cobos; 6) Por consecuencia de esto, el legado de Alfonsín (por si alguien no lo sabía, ya bastante contradictorio y manoseado y desgastado) sería la absoluta nada vagando en el vacío; 7) Es decir, la UCR.

El kirchnerismo, torsión heterodoxa del peronismo, demostró, desde sus inicios, una postura a favor de los derechos humanos expresada, principalmente, en la reapertura de juicios a represores de la última dictadura militar. Por consecuencia de tales medidas, los K fueron acusados de oportunismo y demagogia. Sin embargo el oportunismo y la demagogia son utilizados desde el Estado cuando se adquieren medidas que generan adhesiones mayoritarias en el electorado y no en un grupo por demás minoritario de la sociedad (como lo es el conformado por los Organismos de Derechos Humanos y la gente sensible a esta problemática). Extraño populismo el de un gobierno convencido de que es mejor tener de su lado a José Pablo Feinmann y Horacio González que a la clase media-alta argentina. Con los años, tal posicionamiento retórico comenzó a declinar. Hay varios ejemplos (sólo con uno bastaría para ensombrecer el panorama): la repentina alianza con Aldo Rico, el apoyo estructural en la CGT de Hugo Moyano (acusado por Hebe de Bonafini de formar parte de la Triple A), etc. Ahora se conoció la noticia de que el intendente de Rauch (oficialista, seguramente por contingencia y no por convicción ideológica) es compinche de Jorge Rafael Videla. Sin proveerse de frases de Perón sobre cemento y bosta que sólo ayudan a enturbiar el tema (de todos modos, el refranero peronista justifica desde actitudes autoritarias hasta revoluciones del proletariado), sería interesante que alguien explique este tipo de bifurcaciones.

Propongo erradicar del vocabulario el término “ética”, a excepción, claro, de que éste sea formulado con argumentos y algún tipo de razonamiento. Sayonara.

1 comentario:

Federico dijo...

Encima ahora te cae la cumbre de radichetas en Mardel Corvi. Cuidate, querete, y posteanos algo si ves anomalías alfonsinistas en tu ciudad feliz.

Salud,