jueves, 14 de mayo de 2009

THE TORTURE NEVER STOPS


Como si el ¿juego? del River de Gorosito y la canción "International Love" de Fidel Nadal no fueran signos suficientemente oprobiosos como para descartar nuevos métodos de tortura, en la última semana, el espectro mediático no hizo más que reflexionar una y otra vez sobre un mismo tema: Gran Cuñado, segmento del programa de Marcelo Tinelli que parodia el reality show influenciado por Orwell poniendo en escena avatares de la clase política argentina. El resultado no puede ser otro que el doble de ignominia de los programas originales y, finalmente, el tedio. Desde ya, la imitación no es una vertiente humorística que depare muchas satisfacciones: si las caracterizaciones son buenas y el dominio gestual del personaje está bien constituido, puede generar algún tipo de hilaridad en las primeras instancias. Pero cuando la estrategia se repite constantemente (como sucede en este caso) la actuación pierde toda su efectividad. No es casual que las peores manifestaciones cómicas de la Argentina depositen su caudal humorístico en parodias e imitaciones (Midachi y el Videomatch de los 90’, hoy reciclado, son los mejores ejemplos) y las de mayor envergadura en ideas disparatadas que terminan, por sí mismas, creando un imaginario propio (Cha Cha Cha, Peter Capusotto, Les Luthiers). Dejo fuera de este segundo grupo a Tato Bores, inexplicablemente exaltado como suma total de la genialidad cómica cuando lo que hacía era repetir los textos que otros le escribían. Como muestrario sociológico, las imitaciones de Gran Cuñado no abundan en revelaciones: la concepción política del argentino medio (porque eso representa Tinelli) se mueve entre lo reaccionario y la vacuidad de significados profundos. Ni siquiera se aprecia un trabajo considerable para la construcción del personaje: aquí los políticos aparecen representados en una imagen congelada en el tiempo (Cobos es el del 17 de julio a la noche, Cristina la del conflicto agrario, De Narváez el tipo bueno que aparece en las publicidades, D’Elía el que amenaza a Peña por teléfono) haciendo gala de dos o tres tics particulares que bien podría imitar cualquier persona que mire los noticieros con asiduidad. Por otro lado, que uno de los guionistas sea Nick, un dibujante que se dedica a reflejar el pensamiento de Marcos Aguinis en viñetas, no deja margen de dudas acerca de la "intencionalidad" política. La evaluación, entonces, fluctúa de acuerdo a quien se representa. De esta forma, Moyano fue catalogado abiertamente como un mafioso y D’Elía como un racista, pero Macri (quien alguna vez dijo que la homosexualidad era una enfermedad y consideró al siglo XX como paradigma de los derechos humanos) no pasó más que de un concheto simpático. La presidente fue juzgada por el excesivo cuidado de su imagen, crítica patriarcal y frívola (sorpresivamente más escuchada de parte de mujeres que de hombres, por lo que podríamos pensar en alguna forma de envidia) que desautoriza más a quienes la hacen que a la reprendida. También hubo un machacar en sus frecuentes raptos "autoritarios" (mano elevada en señal de silencio; miradas desagradables). A diferencia de lo que sucedió hace unos años con alguien nefasto como Aldo Rico, en este caso, tales contorsiones no parecieron buscar la hilaridad del público, sino más bien el rechazo. Ya en el plano meramente actoral, las imitaciones dejaron mucho que desear. Incluso poniéndole fichas, olvidando que es un programa de Tinelli, donde el cauce natural es la chabacanería y la ausencia de brillo. Es notorio que quienes hicieron de Moreno y Alicia Kirchner jamás los escucharon hablar. Aníbal Fernández y Elisa Carrió (germen de caricaturas si las hay) fueron, por lo menos, malísimos. La voz de Kirchner por momentos sonó a De la Rúa. No es necesaria una imitación de un actor cómico como Luis Juez, alcanza y sobra con él mismo. Sayonara.

12 comentarios:

La perla irregular dijo...

hola martín! como va?

te escribe pablo del grupo "la perla irregular". en primer medida, te quería agradecer la crítica que nos hiciste para la revista power music, la cual nos gustó mucho! :)

y, por otra parte, te quería contar que acabamos de editar un Ep con 3 temas nuevos que se pueden descargar libremente (junto al arte gráfico del Ep) en nuestra pagina: www.laperlairregular.com.ar ...

eso es todo,
muy bueno tu blog!
te mando un abrazo!

Anónimo dijo...

no creo que valga la pena semejante analisis. La caricaturizacion de una persona se basa en la repetecion de rasgos o tics que estos tienen por lo tanto no esta equivocada la forma de realizar la representacion. En el caso de los poco favorecidos, creo que olvidaste a Cobos, con el que tambien se basan en el dia de la 125. Igualmente considero que Moyano es un mafioso y que D`Elia es un resentido, por ende no esta mal la interpretacion, solo se ajusta a la realidad. Si la realidad molesta, entonces estas personas no deberian ser personas publicas. En fin, hay que tomarlo como lo que es, una mera imitacion y dejar de darle tanto espacio.
Saludos

Ber dijo...

Don Corvino:
Orlando Barone dijo el otro día en 6,7,8 que la imitación era un arte menor, propio de estudiantes de secundaria; básico y llano como imitar a la profe durante el recreo. Yo digo amen!
Me dan mucha repulsión los medios que aprovechan a estos guarangos del prime time para llevar agua para su molino. También creo se le ven los hilos Macri-DeNarveescos al sorete de Tinelli.

Como veo que está abierta la temporada de autobombo dejo el mío: http://www.myspace.com/milbatallasepberstinco

Salut y buona fortuna!

henry dijo...

Tambien hay que recordar que a De La Rua le hicieron algo similar y no vi a nadie quejandose por ello. Por otra parte que Canosa o Rial esten hablando esta pavada puede ser, pero que un funcionario como Anibal Fernandez diga semejante sandez, me hace pensar que no sirve ni para espiar.

Martín Zariello dijo...

Yo no digo que Moyano y D'Elía no sean como son imitados, digo que no cargan las tintas con igual énfasis en otros casos.

Anónimo dijo...

A cobos lo hicieron como un inutil, temeroso y nadie dijo nada desde el gobierno, o se olvidan qeu aun es el vicepresidente. Mismo caso para Reutemann, al cual lo hicieron como un personaje que no sabe nada y pone cara de poker.Tampoco lo deja bien parado parece.
Y como dice el de arriba, a De La Rua lo volvieron loco, y si mal no recuerdo, Kirchner se rio mucho con la imitacion de Freddy en casa de Gobierno una vez....

eddie dijo...

Me quedé con el título, y me parece raro que algo opcional sea tortuoso,digo, lo mejor sería no darle bola, el otro día estaban pasando temas de Tool en VH1 a la misma hora que tinelli; igual sé a lo qué apuntás con el título y también entiendo lo que exponés: el énfasis que se pone a la hora de imitar y burlar a todos los enfilados en el Kirchnerismo. Peor que Tinelli son los noticieros, que manipulan los sketchs con más intencionalidad y sadismo que los mismos cómicos, es vomitivo (los mismos que hace una semana se pasaban toda su franja horaria mostrando muertos hasta donde no había).

Hablando de multimedios, y como arrancaste el post con River, pensé que ibas a hacer mención acerca de lo ocurrido el día martes 12/5 con el diario olè y la publicación de una bandera inexistente como nota de tapa, acto que desde la editorial intentaron camuflar como un error.. hijos de puta.

Faltaba el gordo larry, haciendo de gordo larry, osea, dando vueltas por todos los gremios con toda la horda de hijos de puta como él, lo he visto más de una vez entrando y saliendo de UPCN, el cúmulo de la mano negra.

Saludos.

Anónimo dijo...

Corvino: estimo que no merece ni resiste el menor anàlisis el asunto en cuestiòn. Aunque coincido con lo que decìs. Es todo tan absurdo, que ya ha perdido el sentido (si es que alguna vez lo tuvo). Y por sentido quiero decir: ¿hacia donde va todo esto? Somos unos bobos (y con "somos" haga gala de una altìsima metàfora, tan abstracta como el Pollock Nº9 -aunque por supuesto, infinitamente menos genial o sea : para nada genial) habitados por cierta cantidad de cèlulas disidentes.

Esta es una de ellas. Este espacio es una de ellas.

Finalmente, los glòbulos rojos se matan en su lucha contra los glòbulos blancos y las plaquetas bloquean todo para que los trapitos queden en casa.

Ni yo entendì lo que dije. Pero yo se lo que quise decir. En fin, cariñoso abrazo. Guido Moussa.

Martín Zariello dijo...

Hoy no puede ser más actual el inicio de este post. Ya acepté que vamos a jugar la promoción dentro de un año. Lo más gracioso de la bandera fue la explicación de Leo Farinella sobre las dos acepciones del término "colgar" (como hecho físico de poner algo en un lugar y como subir una imagen a internet) que no se la creyó ni él mismo.

Cine Braille dijo...

Ayer, River era el de camiseta azul...

Cinzcéu dijo...

Apenas si he visto unos cuantos minutos de "Gran cuñado" y lo primero que concluí, sorprendido, es esto: "Aquí los políticos aparecen representados en una imagen congelada en el tiempo (Cobos es el del 17 de julio a la noche, Cristina la del conflicto agrario, De Narváez el tipo bueno que aparece en las publicidades, D’Elía el que amenaza a Peña por teléfono)". La buena imitación paródica supone otra cosa; supone cierto exceso en aquellos rasgos que el objeto parodiado exhibe regularmente y que, entonces, lo caracteriza. Triste trabajo de guión y pobre laburo actoral, con excepción de la pésima performance del inflado José M. Listorti a quien alguien, en algún momento, lo ha convencido de que es capaz de mostrar algo digno por TV.

hernan dijo...

Bores igual de talentoso que el hijo, o sea, poco y nada