martes, 30 de junio de 2009

Pantalla del país nuevo

La derrota del kirchnerismo supuso el panorama obvio por parte de los grandes medios de comunicación (agrupemos aquí diarios como La Nación, Perfil y Clarín y canales como TN y América): el triunfo de las distintas formas de la oposición y el rechazo a un modelo perimido. Ésa es la “pantalla del país nuevo” que se promueve. Sin embargo, cualquiera que haya leído entre líneas el discurso de Macri (aunque llamarlo de esa forma generaría una problemática semántica, digámosle “serie continua de palabras emitidas”) en la sede del PRO (con tantos muchachos de camisa clara y pantalón de vestir saltando e imitando un acento de barrio que les sale mal) puede interpretar que el gran ganador de las elecciones fue el espectro conformado por los medios de comunicación. Macri (un conservador nato de tan pocas luces como su compañero imitador de su imitador, y su fetiche, Gabriela Michetti; paradigma del político impersonal teledirigido por los asesores de prensa) no sólo pidió por la “libertad de prensa” sino que llamó al periodismo a “controlar” las acciones de los gobernantes. La elección de este verbo en desmedro de otros más acertados como “difundir” o incluso “denunciar” no es casual. Esta expresión significa un claro guiño para el mayor contrincante que el gobierno tuvo en el último año y medio. “Clarín”, dice Macri, “nos gusta que nos controles, pegame y decime Mauricio”. La sanción de una nueva Ley Audiovisual (otro de esos proyectos que con otro gobierno que no sea K pueden pasar a formar parte de la “utopía progresista”) ingresa en un marco de incertidumbre. La algarabía de los periodistas más distinguidos de la “radiodifusión” nacional, a medida que se iba conociendo la derrota del oficialismo, fue por momentos obscena, matizada incluso por los típicos detalles escabrosos (chismes más propios de los programas de la tarde que del análisis político) sobre la reacción de Kirchner en el piso 19 del Hotel Intercontinental. Nelson Castro refulgía de morbosidad explicando el momento tenso que el ex presidente hacía pasar a Florencio Randazzo y Sergio Massa. María Laura Santillán sonreía constantemente por razones desconocidas (mientras enarbolaba un argumento instalado desde el conflicto campo-gobierno tan dudoso como demagógico: “Los funcionarios no están a la altura de sus electores”; ¿cuáles son los electores superiores?: ¿los que votaron al empresario menemista Francisco De Narváez, los que endiosan la figura de un vicepresidente que hace campaña en contra del gobierno, los que prefiguran presidenciable a un tosco ex corredor de Fórmula 1?). Con el triunfo opositor, automáticamente, el agitadísimo “fantasma del fraude” fue desechado. Pero durante la tarde se hablaba de “fraude” (sic): una mujer en Caleta Oliva no había podido votar porque otra lo había hecho en su nombre… Macri también dirigió su “serie continua de palabras emitidas” al sector agropecuario y al empresariado nacional. Por si fuera poco, se manifestó harto de la “prepotencia” y los discursos “cargados de resentimiento” (¿remember Derechos Humanos?). Vemos mucha gente feliz en estos días. Los caceroleros. Los integrantes de “Memoria Completa”. Mirtha Legrand. Las conferencias de Kirchner a la madrugada (imperdible, como cada uno de sus contactos con la prensa) y de Cristina al anochecer son la contracara perfecta de la lógica macrista y explicitan de qué modo el estilo K terminó configurando todos y cada uno de los rasgos principales de quienes quieran oponérseles: sólo hace falta invertir cada una de sus supuestas características. Al autoritarismo, se le opone la sonrisa constante. A la verborragia, el discurso atildado. Al cuestionamiento del periodismo, la complicidad. Un sistema meramente gestual que desatiende cualquier tipo de contenido ideológico (una mala palabra) y se sustenta en los modos superficiales. Los dos interpelaron fuertemente a la prensa y acusaron la ausencia de autocrítica (“Siento que a nosotros nos interrogan y a los demás los escuchan” señaló, estupenda, Cristina). Estas estrategias defensivas (u ofensivas, según quien las divulgue) del matrimonio K son suprimidas de los compactos televisivos con sus declaraciones. O erigidas como componentes de un Poder represivo y/o amenazante. Interpretarlas de otra forma sería una muestra de sinceramiento corporativo inimaginable. El hit “¿Qué te pasa Clarín, estás nervioso?” sólo fue aceptado por el establishment una vez vaciado de sentido por su constante repetición. Los años revelarán la envergadura del manejo “discrecional” que los medios han hecho de los acontecimientos socioeconómicos en el último año y medio. Cristina dijo que no habían ganado en Santa Cruz pero sí en el Calafate. Cualquiera que conociera el contexto de la conferencia, sabía que era una broma (bastante idiota, pero broma al fin). Lanata, en su editorial de DDT, utilizó esta respuesta para declamar su desesperación ante la falta de autocrítica K. En Telenoche la compararon con Alberto Rodríguez Saá en el 2003 aclarando que en Necochea había una mesa que los daba ganadores… También se encendió la alarma porque Cristina “minimizó la derrota” ya que registró que su fuerza había cosechado más votos que las demás. ¿Qué esperaban que dijera: “somos una mierda, somos los peores, evidentemente nadie nos quiere y vamos a cambiar cada una de nuestras actitudes que ofenden a la gente que eligió a De Narváez”? La intencionalidad mediática no erradica ni mucho menos la larga serie de desajustes gubernamentales, pero pone en claro que a partir de ahora (diciembre o el año 2011) cualquier tipo de propuesta levemente aceptable forma parte del sueño de una noche de verano. Por último, no sé si será acertado afirmar que esto (incluso con Indec falseado, pasados noventosos, De Vido’s, Scioli’s, aparato, CGT, Kirchner’s -¡!-, es decir, incluso siendo “esto” cercano a un charco de mierda) era el mejor caso, algo que el irrelevante cinismo de la inteligentzia política argentina (basado, entre otros tópicos, en la certeza de que no hay diferencia alguna entre Kirchner y Menem) no acaba de comprender. Lo que viene, Macri, Reutemann, Cobos..., ¿hace falta agregar algo? Hay veces que la mención de algunos apellidos sustituye cualquier calificativo que los describa. En este caso, por si quedaran dudas, estos son: “horroroso”, “penoso”, “triste”, “lamentable”, nuevamente “horroroso”.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

o "mostroso" como dijo Margarita...

negroperro dijo...

Dejen de llorar Corvino.
Dejen de malinterpretar lo que la gente vota.
No lo quieren a Kirchner, les resulta intolerable ,DÉlia insoportable ,Moreno un fascineroso (y de esto me consta en forma directa que no solo lo parece, también lo es ) los mafiosos sindicalistas que en camiones los acompañan.
Cuando ustedes puedan ver eso, entonces sabrán como y por que se les escapa un buen proyecto de país, solo por que quien lo lleva adelante es sencillamente impresentable.
Salir a reconocer la derrota a las dos de la mañana, claro esta no mejora ni un poquito su ya irremediablemente corroída imagen.
Hay un solo culpable de esta hora nefasta que les toca vivir : Kirchner.
Pataleeen contra Clarin, los medios , el campo y la mar en coche.
No mencionen, si quieren, las testimoniales (a propósito cuando asumen sus bancas ?).
Ni mucho menos a los barones del conurbano (los traicionaron ?)
Fue Kirchner.
No lo bancamos Corvino.
Tan simple como eso.

Pd, a todos los jóvenes de izquierda de corazón,que les aproveche la vacuna que el PJ les aplico.
Llevan cincuenta años vacunándolos.
Wake up !

Pd, no, yo no leo Clarín.

Maxi dijo...

¿Viste esto?: Macri off the Record

Hernán Galli dijo...

Negroperro, todo bien, pero posta que me extraña tu lectura d lo que pasa. En primer lugar, no sé quién se puede arrogar el poder de saber "lo que la gente quiere". eN SEGUNDO LUGAR, A kIRCHNER LE GANÓ UN ACTOR DE CINE QUE no hizo nada en su vida, que se rasca hace cuatro años, que jamás leyó un libro aún cuando tuvo tooooodo el tiempo de su vida para hacerlo. ¿La gente prefiere un pobre tipo antes que K? Ok, pero eso no justifica que lagente haya votado bien o mal.
En este país (como en casi todos), la gente es cagona, tibia, y le chupoa un reverendo huevo la distribución o la educación. Quieren guita, y que encarcelen a los negritos, punto. K pegó cuatro gritos y dijo tres boludeces y de repente es Rasputín y Stalin juntos, pero por favor. Sí, estoy de acuerdo con que está rodeado de gente indeseable, pero te pregunto, cuánto tuvo que ver esa arremetida inadmisible que tuvo el campo. K termina el gobierno con 70 % de imagen positiva, y viene el campo y se lo lleva puesto. ¿Eso no merece ningún análisis? El campo fue y es la lacra de este país, y me refiero a los terratenientes y estancieros de mierda, cerdos de cuarta. A esa gente representa Nárvaez, y a ese tipo votó la gente. Quién es esa gente? El probelma es Moreno? Macri dijo claramente: quiero privatizar todo. A ese tipo votó la gente. Yo no soy gente, entonces. Soy de los cuatro boludos que piensan diferente. Y hoy, como están las cosas, votaría otra vez a Kirchner, y no me arrepiento para nada, y que me chupen un huevo Carrió Narváez, Reutemann y Cobos. Qué paísito se viene, mamita!

Hernán Galli dijo...

Y me olvidaba. Diez putos años de menemismo, que yo viví, diez años de asco y mediocridad, indefendibles por donde se los mire. A ese vulgar macaco, "la gente" lo votó en 2003, y ganó!!! A ver, esa gente quería que volviera lo peor de estos últimos 25 años de democracia. ¿Es es "la gente"? El día que fui a la Esma mientras los K se la sacaron a los milicos (y eso no es demagogia, porque perdieron votos a lo pavote con esa movidita), sentí que aunque sea, algo se estaba poniendo mejor. Macri que llama vagos a los maestros y les dice que no hay guita, pero levanta adoquines al pedo por toda la capital, dios mío, a ese tipo votó la gente. De Nárvaez dando clases de lo que se debe hacer. Los K no son la solución, pero hoy no hay nadie mejor. Igual, ya fueron, las cosas vuelven a su lugar...

Hernán Galli dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=eYwOO6k5-q0&feature=related

Anónimo dijo...

En este país somos, mayoritariamente, muy tibios... Si no, ¿cómo se explica que no hayamos ido todos a incendiar las casas de los que ocultaron información sobre la gripe A esperando que pasaran las elecciones...? Por no mencionar lo que pasó con el dengue en Chaco. Estamos terceros en cantidad de muertos por gripe A en el mundo. Un amigo siempre me decía: "para que este país pueda cambiar, tendrá que correr mucha sangre". Hoy pienso que tiene razón.

negroperro dijo...

Eso último se parece demasiado al viejo axioma de la derecha retrograda que dice:" Esta país no tiene tumbas ", y ahí nomas te comparan con los millones de muertos de la segunda guerra (dejando en claro que cientos de brasileros efectivamente murieron ahí).
A mi no me hace gracia alguna que Narcovaez gane.
Soy bostero pero ni en pedo votaría a Macri.
Muchas cosas deberán pasar en el radicalismo para que yo vuelva a perder elecciones junto a ellos (nop, no vote a De La Rua tampoco).
Si te gusta analizar discursos, entonces empeza por los discursos K y fíjate por que un proyecto que es muy tibiamente )y exagerando mucho) de centroizquierda fracasa en las urnas.
O por que si somos tan derechistas y gorilas (un estandarte K) casi gana Pino en Capital, o por que Sabatella saca un 6 % (excelente lo de este muchacho, me encanto perder así). o como es que Stolbizer levanta a los radicales hasta un 22%.
Te das cuenta de lo que te digo?
No era con esa gente que K debía juntarse?
Era mucho pedir que se bajaran del caballo y escuchen, no a la derecha espantosa que tenemos en este país, sino a la gente que como ellos comparte una visión del país que debe ser construido?.
No era mejor emparchar la 125 con las recomendaciones que por izquierda se le hicieron antes que hacerla naufragar en la ignominiosa noche de del voto no positivo?.
Por que esperar a pelearse con Clarin para reflotar la ley de radiodifusión y no encararla en los seis años previos?
Como es que K termia rodeado de impresentables de los cuales no puede despegarse?Que favor les debe?Negocios?Corruptela?
Por que esa idea de que no hay adversarios, solo enemigos, gorilas y fascitas ? Tienen idea ustedes de cuan insultante resulta ser llamado asi?
No, mi estimado Hernan,no hay virtud alguna, salvo su billetera, en el Narvaez ganador, Fue un voto "no poositivo", un decirle a K "asi no, nene".
Por lo que concluyo que los grandes responsables de su derrota son los K mismos.Tienen demasiadas cosas que mirarse si quieren llegar con vida al 2011. Y muchas cosas que negociar por que ya lo ven, el PJ les ha dado la espalda.
Construyan, luchen y vuelvan. Nunca es tarde para aprender.

eddie dijo...

Yo como siempre, me quedé enganchado con mi comentario en el post de Michael Jackson

Che, el video que dejó MAXI fue removido. Ahora están apareciendo otros que lo suben, veremos cuánto dura.

Me parece que extrayendo párrafos de Negroperro y de H.Galli se sacan cosas positivas, o al menos se encuentra un medio entre todo bombardeo de mierda, rotulada como información, que da vueltas por los medios.
No sé qué le pasó a Kirchner, éstos últimos meses ha hecho todo para perder, sinceramente. Un comportamiento poco menos que pelotudo, sin ahondar mucho en detalles de mayor análisis político, desde su discurso actuaba en consecuencia con lo que la oposición (los forros del PRO) necesitaba. Les dio de comer.

Ahora, nosotros somos unos grandes, ya vimos dónde nos dejó el "voto bronca" y nos subimos de nuevo, clap,clap,clap.

Sabbatella me pareció coherente, ayer apareció en diversos programas de variadas lineas ideológicas y se mantuvo siempre igual, qué se yo, no es nada del otro mundo, pero entre tanta mierda, quizás...

En fin, hay que repensar mucho y hacer un esfuerzo, desde donde y como se pueda, para evitar males mayores para el 2011.

Saludos

Anónimo dijo...

No entiendo la actitud de galli. la gente vota como la mierda, y vos, teoricamente, sos el q tenes la posta? no se, me parece un poco pretensioso. Tal vez el mensaje subliminal aca es que hay q dejar q gobierne la elite, y que la gente no opine, pq ellos son los que quieren a menem, a de narvaez, etc. Me parece q para vos lo logico, sino t gustan los argentinos, es tratar de cambiarlos, o irte del pais. Insultandolos, no conseguis nada pibe, ya es momento de darse cuenta.

Cine Braille dijo...

La discusión entre Hernán y Negroperro, en un sentido, viene del comienzo de estos gobiernos en 2003, y en otro sentido de mucho más atrás: es la discusión de si el fin justifica los medios, o expresado en forma ligeramente diferente, qué hacer si el que toma la bandera de una buena causa tiene las manos sucias. Hace mil años leí una frase que es muy cierta: a los gobiernos populares se los critica por sus errores, pero se los derriba por sus aciertos. Kirchner vivió mandándose cagadas indefendibles para disfrute del reaseguro mediático del sistema, hasta el punto de que era muy difícil salir a defender correctas medidas como el fin de las AFJP o la nueva ley audiovisual porque enseguida te corrían con Moreno, Jaime, De Vido, Skanska et al. Además, jamás abrió el juego: el kirchnerismo entra en una 4x4, como dijera Jorge Asís, y desgraciadamente tenía razón. Jamás se hizo sentir a los que decidieron participar del proyecto (no es mi caso) que su opinión importaba o al menos era escuchada, y que se los necesitaba para algo más que salir a defender lo indefendible en los foros de La Nación. Siempre fue un proyecto impuesto desde arriba, no nacido de un impulso de base, con lo que el día que la cúpula temblara, quedábamos todos en pelotas y sintiéndonos unos boludos por haberlos apoyado. Me pasó algo parecido a lo del Corvino, había decidido votar por Sabbatella hace rato, pero a medida que se acercaban las elecciones rogaba porque K no perdiera, porque sabía lo que se venía. La noche del 28 dormí mal: todos los fanáticos de la mano dura, todos los racistas de cuarta de nuestra clase media, todos los boludos que extrañan irse a Cancún todos los años, estaban con el pecho inflado. Me hace acordar al final del gobierno de Alfonsín, cuando todos los fachos que llevaban cuatro años en las madrigueras salieron a la luz del día. Habrá que ponerle el pecho a las balas, nomás.

Hernán Galli dijo...

Anónimo, da lástima que me agredas sin dar la cara. Evidentemente no entendiste un comino lo que quise decir. Peor, lo entendiste mal, y escribiste en consecuencia. Mi comentario va en razón de lo que creo que es, y sí, DE Nárvaez es un pòbre tipo, y qué, qué problema hay. A los milicos los apoyó muchísima gente. Digo, las mayorías se respetan, pero no quiere decir que su opinión sea la acertada. Pero es mucho más largo, y con boludos que agreden desde el anonimato, no vale la pena ni empezar.

Leo Funes dijo...

Hola Corvino, suelo leer tu blog, me gusta como tratás los temas, escribís muy bien... Muy de acuerdo con esta entrada...
Saludos.