jueves, 24 de septiembre de 2009

Breve apunte sobre Cristina

El sábado 19 de septiembre, en su columna semanal de ostentación de lecturas (consistente en concentrar en el mínimo de espacio el máximo de citas; esta vez, afortunadamente, el alarde cultural se remitió al título de corte lacaniano: “El falo”), Jorge Fontevecchia rememora una supuesta conversación entre el ex Jefe de Gabinete Alberto Fernández y la presidenta:

Dicen que cuando Cristina Kirchner asumió y Alberto Fernández le explicó que había que consultar ciertas decisiones con Magnetto, ella respondió que no había llegado a presidenta para tener que consultar con otro hombre: “Si no consulto al rey de España, menos consultaré al CEO de una empresa.

Esta anécdota (en la que el carácter de la presidenta se advierte, por lo menos, rígido y ajeno a cualquier manipulación de terceros) confronta con la imagen de debilidad que construyeron los medios (incluido Perfil con su tapa en pleno conflicto con el campo: “¡La presidenta soy yo, carajo!”) al instalar metáforas referenciales de gran impacto: desde el “doble comando” hasta la presencia ominosa del “ex presidente en funciones”, latiguillo que repite Nelson Castro con envidiable persistencia y la convicción de estar elaborando un análisis magistral con algún sentido de denuncia. A esto habría que añadir el silenciamiento general de la prensa sobre sus actividades, provocando así la peligrosa sobrecarga de cadena nacional (1). Es interesante repasar la galería de fotos del sitio web de Presidencia de la Nación para advertir la cantidad de sucesos que no aparecen en los medios. Establecida esta dinámica de ataque permanente a la investidura presidencial, cada acto de Cristina es descalificado en forma permanente. Es claro que en muchas ocasiones sus contribuciones son negativas (el paralelismo entre los goles y los desaparecidos pasará a la historia universal de la infamia), la cuestión es que parece no importar lo que diga o haga: se deduce, con anterioridad, que está mal y que roza el ridículo. Pepe Eliaschev (profesional de una seriedad notable si se presta atención al rostro con el que emerge en sus fotografías) es ejemplar en este aspecto (y en otros también, pero por ahora limitémonos a éste). Una de las críticas favoritas del periodista (víctima de una censura notable pero con la capacidad suficiente para participar del programa “Le doy mi palabra” y escribir en los diarios Perfil y Popular, entre otros) es que Cristina se dedica a decir idioteces en asambleas o foros internacionales a los que es invitada a regañadientes (G-20) y en los que su presencia no es advertida por nadie. Los ejemplos son múltiples; un fragmento de “La cañonera y el helicóptero” es paradigmático:

Aún se recuerda cuando, acompañando como primera dama a Kirchner en un viaje a las Naciones Unidas, Cristina usó el Tango 01 para volar a Washington desde Nueva York, donde la entonces senadora Hillary Clinton aceptó recibirla un rato. Cristina, que sólo era legisladora, fue y volvió con el avión oficial del Presidente en un tramo ridículamente corto para usar ese aparato, y con absoluta naturalidad.

La fuerte crítica a Mahmoud Ahmadinejad en el discurso de la ONU del día de ayer pone en jaque una vez más la aparente ineptitud de Cristina para tomar decisiones: uno de los pecados que la inteligentzia periodística argentina (tren fantasma integrado, por supuesto, por el inefable Pepe, que seguramente tomará estas declaraciones como tardías o sobreactuadas) le endilgaba era no condenar al negador del Holocausto por su vínculo con Hugo Chávez. Por lo pronto, Clarín se apresuró en aclarar la monotonía del reclamo a través de un título sugerente: Los Kirchner en la ONU, siete años con los mismos reclamos. Se desactiva así la consideración puntual sobre lo dicho, marcando la intervención de Cristina como redundante e impersonal (en tanto ya fue elaborada por su antecesor). La conclusión es evidente: en una sociedad patriarcal (que en este caso agrega al prejuicio de índole sexual, el ideológico) es más fácil creer que una presidenta se equivoca porque es una inútil manejada por su ex marido o el presidente de Venezuela o Magoya, que entender que es la única responsable de sus defectos y virtudes.

(1): Tanto o más que asesinar personas, robar niños o torturar, hacer uso de la cadena nacional es característica inequívoca de regímenes dictatoriales.

22 comentarios:

La niña santa dijo...

Pero supongo que entendés, Corvi, que el supuesto abuso de Cadena Nacional se explica por lo que vos mismo decís en tu post: hay muchísimos actos de presidencia que no son levantados por los medios tradicionales, te diría que hasta de manera descarada se le hace un vacío mediático a un presidente, sin antecedentes de algo similar en el periodismo nacional. No queda otra que recurrir a la Cadena, que además está lejos de ser esos bodoques militares de Comunicados nefastos.

Hernán Galli dijo...

Ey, robar niños y usar la cadena nacional no es lo mismo. Pueden usar la cadena nacional tres veces por día que ni se le acerca a la barbarie primera.

Lamentablemente, el conflicto del campo desdibujó a Cristina. Pagó ese precio, y no creo que vuelva atrás. Se le endilgó su frivolidad, el uso de palabras complicadas, el vivir en un limbo, y mediáticamente perdió. Fue muy fácil mostrarla como alguien obsesivo con las marcas de ropa, hablando en el exterior mientras el país está peor, atacando a los ricos, cuando ella es rica, etc. Por desgracia, muchachos y muchachos, eso ya no va a cambiar.

En el 2011 gana Néstor o Duhalde. Al día de hoy, no veo otra posibilidad.

Pepe Eliashev da lástima. Nelson Castro da lástima. Leuco da lástima. Son un lástima para el periodismo. Un buen negocio sería un programa que reuniese a Leuco, Eliaschev, Grondona, Aguinis y Asís. Entre todos se sebarían tanto que sería un lujo verlos caer.


Saludos!

Martín Zariello dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Martín Zariello dijo...

Era una joda, chicos, ja, ja! En el contexto de Pepe Eliaschev periodista serio y censurado, creí que se iba a entender que estaba siendo irónico, pero últimamente nadie (a excepción de mí) entiende mi ironía así que voy a dejarla por un tiempo.

La Momia dijo...

creo que nadie te entendio lo de contenido ironico...sobreestimas a tus lectores...

Anacoreta dijo...

yo creo que peor que los argumentos de los medios para criticar al gobierno por cada paso que da son los argumentos de la gente, aunque tal vez los medios sean grandes responsables de su visión aunque no por eso los totales responsables. Porque la gente no es boluda, eso quiero creer.
Yo pregunto a cuanta gente escucharon decir que iba a asesinar a la presidenta...

Saludos!

eddie dijo...

Seguramente es tarde, pero por si acaso: http://3.bp.blogspot.com/_7oBETpI0bcU/Srp2tLUivXI/AAAAAAAAA4w/8F5bBWoUINw/s1600-h/clarin+1977.jpg

(SÍ, es larguísimo el Link, pero no tengo forma de reducirlo)

No sé si se sobreestima al lector con la ironías, entiendo el sentido del texto, y los otros lectores también, la cuestión es que hay muchas pausas necesarias en el relato (cada link te detiene) y eso determina que por ahí retome desencajado. lo de Pepe no se puede pensar de otro modo que no sea una Ironía. El otro día, Pepe ladero de Nelson...Uffff, laaaaa, qué yunta.

Leí el vínculo de la nota en la que se habla de los mismos reclamos hace siete años...Mala leche. No soy partidario de los Kirchner, sin embargo el tono y lo expresado (el contenido) en la conferencia me pareció muy convincente y coherente.

Hernán: ¿para qué los querés juntar? ¿para recrear las Gárgolas de plaza Moreno? esas momias Incas...

Saludos, un lector sobreestimado

Carlos G. dijo...

Muy de acuerdo con el post. (¿lo habré entendido bien?)
Hay muchas cosas para criticar de este gobierno, por lo que hace y también por lo que no hace; sin embargo "los medios" se dedican, como bien explicas, a ningunearlo.

La niña santa dijo...

Quiero aclarar que entendí la ironía en cuanto a Pepe, pero por las dudas sentí necesario comentar que el "abuso" de la Cadena Nacional tiene un motivo y es el que dejé en el comment anterior. Porque a veces no se sabe con este Corvi, vio? jejeje Besos!

Martín Zariello dijo...

"Porque a veces no se sabe con este Corvi, vio?": ja, ja, yo si sería lector mío (de hecho lo soy, ?) pensaría lo mismo.

Momia: Lo del aviso lo puse después, momia bardera.

"No sé si se sobreestima al lector con la ironías, entiendo el sentido del texto, y los otros lectores también, la cuestión es que hay muchas pausas necesarias en el relato (cada link te detiene) y eso determina que por ahí retome desencajado". Si, además últimamente me paso de rosca con la ironía. Incluso ahora estoy siendo irónico. Ya no, ahora no, a partir de ahora sí, por ejemplo y ahora terminé otra vez de ser irónico. Y ahora empecé otra vez con la ironía. Y seguí dos segundos y terminé. Qué ironía (?).

Anónimo dijo...

Sí, la ironía se entiende perfectamente, caballero. Siga usándola. Dicho sea de paso: me gusta cuando los post usan la ironía, pero no cuando abusan de ella. Al post que fue en su totalidad irónico (que te valió una invitación a leer la Ley de medios que, de acuerdo a si se entendía o no la ironía, defendías o atacabas) le faltó, para mi gusto, la fuerza de tus argumentos no irónicos, que suelen ser buenísimos. Sigue siendo un placer leerte.

Nicolás dijo...

"yo si sería lector mío (de hecho lo soy, ?) pensaría lo mismo". Noooooo! Cómo se puede permitir semejante uso del condicional?

Martín Zariello dijo...

No me permitiRÍA el mal uso del condicional si escribiRÍA bien. No puedo dejar de ser irónico, qué cómodo es ser irónico. Se lo voy a contar a mi psicólogo.

eddie dijo...

Oiga, lo mío no era una crítica, sino argumentar un poco en dónde puede llegar a confundirse un desprevenido cuando watchea los textos.
En todo caso, lo que importa es el contenido y sobre eso nada que agregar.

Saludos.

eddie dijo...

Y bueno, para terminar de joder, te dejo una nota de hoy de este tipo que entiendo le simpatiza a muchos. Hay, en el texto, un proceder Irónico.

http://orlandobarone.blogspot.com

Saludos.

Martín Zariello dijo...

Pero yo no me enojé por lo que escribiste, lo tomé como una crítica constructiva. Es toda una confusión, "Lisa lloró, yo lloré y Maggie río. Todo fue una confusión" (?)

PD: En el entrecomillado aparece una frase de Homero que seguramente recordé mal. No sé si dice Maggie lloró, río o murió.

La niña santa dijo...

cómo stamo'

un psiquiatra a la derecha, por favor!

Cine Braille dijo...

La confusión está clarísima.

Desarmandonos dijo...

Es que Corvino está cursando "introducción a la filosofía" y está copado con Sócrates.

Desarmandonos dijo...

Perdón, ¿Pero lo de la niña fue también con ironía? ¿O estaré siendo yo irónico al preguntar esto? Esto ez impozible de entender ya. Impozible.

La Momia dijo...

si, soy bardera y me la banco y que????
se rifa una piña y alguien tiene todos los numeros...algun problema???

Cine Braille dijo...

Muy bueno su blog, señor Pepe Eliaschev: lo felicito por su esfuerzo de hacer un poco de luz entre tanta "k"onfusión. ¡Basta de usar la cadena nacional al estilo niponazifrancofachocomunista! A estos K ya les va a llegar su Honduras... ¿Podría Ud. contactarme vía email? Mi dirección es tambienestoysiendoironico@hotmail.com. Gracias.