martes, 2 de febrero de 2010

¿Y dónde están esas radios modernas?


Repaso arbitrario por algunos programas radiales

Perros de la calle. 10 a 14 hs. Metro. Andy Kusnetzoff es producto inconfundible de la factoría Pergolini: canchero (no se sabe bien por qué), “zarpado”, con un vocabulario de no más de 84 palabras, dueño de una cohesión verbal compleja. Su virtud (desmentida por la empírica) es la ocurrencia. Es llamativo el total desconocimiento cultural de este tipo de muchachos (nunca se los oye manifestarse con propiedad sobre algo, siempre haciendo chistecitos; ¿escucharon alguna vez a Pergolini hablar de algo que no sea Metallica y Boca?: mejor no lo hagan). Se trata del viejo estereotipo del “chanta/vivo argentino” aggiornado a los tiempos modernos (el costado cool aquí pasaría por hablar de “sexo”, tanto que cansa). Las opiniones (a)políticas rozan la más limitada ingenuidad. Tendencia a contar los vulgares sucesos de la vida cotidiana con tono de café (al estilo, valga la redundancia, de Pergolini) para que el receptor se identifique y lo considere un par. Cede el protagonismo del programa a los oyentes, especialmente mujeres que adoran comentar el supuesto tamaño de sus pechos y la calidad de sus fellatios (algo usual en la programación de Metro que, exceptuando Basta de todo, deja muchísimo que desear).

Comunidad Metro. 7 a 10 hs. Metro. Tal vez el peor programa de la historia de la radiofonía argentina. Conducido por un tal Santiago Schefer que cada tres minutos dice la hora (nada peor en una jornada laboral estar todo el tiempo consciente del paso del tiempo) y cada 5 “buena onda”. Sin opinión, sin siquiera un rasgo detestable para odiarlo. Encima heredó el público de Fernando Peña (en su género, casi tan odioso como el de Joaquín Sabina: ¡muchachos, era una anciana temerosa de D’Elía, no el Marqués de Sade!) y recibe múltiples ofensas. Simplemente soporífero.

La mañana con Víctor Hugo. 9 a 13 hs. Continental. Entre el aquelarre opositor de las grandes emisoras, la opción de Víctor Hugo es un remanso. Pero hasta ahí. Su obsesión por demostrar que relata fútbol por diversión pero que en realidad tiene mucha cultura y escucha música clásica y es cinéfilo y se lee libros enteros en una tarde (¡!) por momentos cansa. Desde París, desde New York, desde la fucking Antigua Grecia, Víctor Hugo siempre da a entender que es demasiado elegante para juntarse con los demás (incluyendo entre estos últimos a los integrantes de su propio programa, a los que mata con la indiferencia). Desespera también su gusto por pasar ópera y artistas de varieté (al estilo Pepe Laposta) a las 9 y 58 de la mañana. Especie de TVR radial (parece que en la Argentina la única manera de ser modestamente progresista es a través de la recopilación de archivos), Víctor Hugo cada vez está más montonero, tanto es así que por momentos Daniel López, su socio, parece un infiltrado de la Reacción. El humor, a cargo de Adrián Stoppelman, que tiene la comicidad de un tío borracho en la sobremesa del domingo.

Bravo Continental. 13 a 17 hs. Continental. “Aquí está, aquí llegó, Fernando Bravo y su equipo ya llegó”. La cortina, invariablemente canturreada por el conductor, ya incita al oyente al suicidio o al crimen. El desarrolla del programa acentúa esta premisa. Se valora el esfuerzo de los conductores por llamar a la presidente por su nombre y no “conchuda”. Con el pensamiento promedio de un comentarista del diario Perfil, Bravo y Leuco (tan campechanos y amenos) dan rienda suelta a sus prejuicios, parcialidades y lugares comunes. Una verdadera fiesta del medio pelo argentino.

Vamos con Niembro. 12 a 14 hs. Del Plata. ¿Adónde vamos con Niembro? A la tierra del lobby, la mala leche, las operaciones de prensa, los chismes. Todos son o parecen o se hacen los garcas. Elio Rossi, Aldo Proietto. ¡Qué nenes! Benedetto y Tití Fernández son las mascotas. Mientras y a toda hora, Niembro sobra a sus compañeros, a los oyentes (a quienes no informa el nombre de los entrevistados), a sus jóvenes y cuasi analfabetos corresponsales. El único que se salva es Verón, inequívoco Cobos del nuevo fútbol nac and pop. El programa avanza entre chupadas de medias y repentinos fusilamientos mediáticos. Imperdible.

Magdalena tempranísimo. 6 a 9 hs. Continental. De pensar como en la actualidad en la época de la CONADEP, Magdalena probablemente hubiese tenido que juzgarse a sí misma. Su voz (pastosa y de Recoleta) es la de los tilingos, los sojeros, los gorilas, los evangelistas de las institucionalidad, los apóstoles del republicanismo pocket, los que se asustan cuando Chávez nacionaliza una empresa, los que comparan a Cristina con los militares porque usa la cadena oficial. La acompañan dos mentes siniestras del Grupo Clarín: Edgardo Alfano y María O’Donnell. Sus antológicas (y ya exasperantes) discusiones con Aníbal Fernández (en las que abiertamente juega el papel de la “vieja de mierda que se queja de todo”) serán recordadas como un emblema de la época.

25 comentarios:

Anacoreta dijo...

Niembro y Rossi son muy divertidos, siempre da la sensacion de que algo terrible esta por pasar, de que se viene el fin del mundo, aunque solo esten hablando de futbol. Creo que lo mas interesante que dijo Niembro en su vida fue algun comenatario sobre la luna durante la transmision de algun partido.
Radio Metro tiene buenos programas, no siento que haya una gran distancia entre el programa de Matias Martin y el de Andi.
Justo hoy me compre una radio. Un amigo me dijo que "ayuda a no sentirse solo".

Saludos

Inmanente dijo...

Ud es brillante siempre, aún cuando recomienda películas y discos soporíferos, me encanto la reseña de Niembro y la radiografía implacable de kuztnezof, a VHM lo trataste un poco mal inmerecidamente, lo admirable de VHM es la exquisita prosa de su habla (hay que hablar así al aire y espontáneamente, un virtuoso)

musidora dijo...

me gustó mucho tu descripción de Victor Hugo

Yo lo escucho siempre y me enternezco con su kantianismo, pero me tiene cansada con eso de la cultura general ¡hoy leyó un poema de Borges y estaba super excitado! me encanta y al mismo tiempo no me encanta

musidora dijo...

otra cosa que me hace pensar sobre mi salud mental: soy absolutamente ADICTA a la cortina del programa de Fernando Bravo
tenía que decirlo
chau

Inmanente dijo...

Musidora no entiende que leer a Borges en un share de alta audiencia no es altanería barata, la mayoría de la gente no leyó nunca a Borges, así que brindemos por VHM que se lo acerca a las masas...otra cosa, denostás a Sabina al pasar y te leí alguna vez que aborrecés de Silvio también (?)

guille dijo...

Que paso con mi comentario?
Sabina que se vaya a cagar .muy buena la analogia ,ahora se dice niembra,niembra,plis.

Billy dijo...

"A la tierra del lobby..." ajaja genial

(aguante Sabina, todo putos)

Pandita dijo...

Todavía no termino de entender por qué las personas siguen esperando grandes cosas de los grandes medios. Para salvar hay pocón, y Victor Hugo es uno de ellos. El humorista del programa es bastante mogólico, sí, pero con lo demás se te va la mano.

Por otro lado, me da la impresión de que "el gobierno" te tira un poco, digamos, y no termino de entender -tampoco- por qué somos tan poquitos los que creemos que tanto Clarín como los K -para estar a tono con todos, vos inclusive, y no escaparme de la bipolarización- son bastante una mierda.

Eddie dijo...

Coincido con Basta, no lo escucho desde hace tres años, pero era sin duda el mejor programa de la tarde. Matías Martín es un tipo que suele tomar posturas y opinar criteriosamente sobre temas de actualidad política (ahora falta que alguno pegue un link con una declaración desafortunada)

El hombre cualquiera, el rafa de V. Domínico, el,ataque ochentoso...Muy bueno. Quizás pecaban, como indicás en el caso de Perros de la calle, de la constante referencia sexual. Ésto no dicho de moralista, sino que en ocasiones parecía que se estaba produciendo una orgía del otro lado de la radio.

¿Pepe Eliaschev no está en la radio? ayer hacía el ridículo frente a Diana Conti preguntándole si Kirchner se parecía a Berlusconi. Digo ésto porque lo nombraste a Leuco.

Saludos.

Matías F. dijo...

Muy divertido el post. Estoy de acuerdo con todo y hasta con Victor Hugo, que, a pesar de todo es de lo mejorcito que hay.

Lástima que me quedé con las ganas, esperaba unos párrafos dedicados a JP Varsky ;)

Jirafas dijo...

muy buena la síntesis de la radiofonía porteña.
víctor hugo es de esos tipos que ni bien los conocés, durante los primeros 10 minutos te parece alguien genial, los siguiente 10 alguien genial pero que cada tanto dice pelotudeces, 10 minutos más tarde, ya perdió toda genialidad y empezás a pensar que es el típico snob insoportable y pelotudo, y a los 10 minutos siguientes no hacés más que confirmar la última impresión, sumado a las ganas de cagarlo a trompadas para que de una buena vez se calle. eso sí, frente al resto, se lo banca, pero hasta ahí (?)

Martín Zariello dijo...

A Varsky lamentablemente no lo puedo escuchar. Primero porque en determinadas zonas de mdp la rock and pop se escucha mal. Segundo porque en el trabajo, a la hora que llego (8:00) están escuchando La Metro o Stanzione (un facho local). A duras penas pude imponer a Víctor Hugo a partir de las 9. Después cambian a Niembro (a quien escuchan sólo para insultar) y después me voy.

Vi lo de Diana Conti y también me pareció horrible lo de ella. Una mina maleducada, con un tacto desastroso para llegar a la gente, soberbia, comprueba todo lo malo que se dice del kirchnerismo, deberían echarla directamente. Leuco y Eliaschev estaban como locos, se les nota en los gestos y en el rostro el odio visceral que le tienen al gobierno, parecen dos viejas lloronas.

Coincido con lo que dicen de Matías Martín. Y en Basta (aunque sea hasta el año pasado) estaba el Ruso Verea, un verdadero genio del lenguaje y el pensamiento futbolístico. Lo escuchaba mucho en el 2004/05 y fue una época gloriosa, recuerdo una vez que llamaron a un ex novia de Rafa (lo había sido un día creo). Muy gracioso.

Y lo que molesta de que hablen de sexo es eso que dice Eddie, la sensación de que estás escuchando una orgia por radio y uno como un pelotudo trabajando.

Y Víctor Hugo es el mejor, sin dudas, puede que me haya excedido un poco.

Saludos.

Cine Braille dijo...

¿Cómo hacés para sobrevivir a semejante sobreexposición radiofecal cada día? Mis felicitaciones por el aguante.
Bah, yo digo y en mi trabajo tengo los mismos comentarios que los oyentes matutinos pero en vivo. Casi que agradezco cuando se ponen a hablar de Ricardo Fort: al menos es inofensivo.
PS: cómo se nota cuando alguien no sólo no lee libros, sino que ya ni siquiera lee los diarios. Andy es un buen ejemplo.

MATHA BURROUGHS dijo...

Muy buen análisis de las mañanas radiales argentinas, pero el aplauso más grande es para el comentario que hacés sobre Pergolini, sus secuaces y su lamentable descendencia pseudoperiodística. Muy pocos se han atrevido a darle como se merece a este delincuente de los medios. Muchas gracias.

Tomás dijo...

Hace unos meses, en un ejercicio de nostalgia, me puse a escuchar a Pergolini como cuando iba a la escuela...
No aguante mas de media hora, la definición de Martin (perdón por la familiaridad) es precisa "nunca se los oye manifestarse con propiedad sobre algo, siempre haciendo chistecitos; ¿escucharon alguna vez a Pergolini hablar de algo que no sea Metallica y Boca?: mejor no lo hagan", las definiciones que hacía sobre la presidenta eran propias de una señora de peluquería, lo peor es que me sentí como un boludo por haberlo escuchado durante algunos años.

puzzle dijo...

Si alguien no vio el "debate" de Leuco y Eliaschev vs. Daiana Conti, debe alquilarlo YA MISMO !!!

Con el nivel de delirio al que llegó la charla no entiendo cómo no los fue a buscar una ambulancia con psiquiatras a la salida del canal.

El iconoclasta dijo...

Explicame (si tenés ganas) lo de Verón inequivoco Cobos... en lo demás coincido bastante.

Saludos!

PD: Ya que el tema es la radio, gracias a Varsky llegué a este blog.

Eddie dijo...

Puzzle, sí, yo me comí los pochoclos que me sobraron de Avatar mientras miraba eso que oscilaba entre sonrisas, burlas, agresiones, acusaciones, amenazas, malos entendidos, ironías...De todo.
Eliaschev diciendo si Conti avalaba a Stalín, esta respondiendo que sí, que "qué me importa, ponele".
Eliaschev tomando notas, no sé de qué, para mi que estaba haciendo el dibujo de Burns desnudo, o en todo caso poniendo oraciones venenosas para su próxima publicación en el diario El Día.
Y lo de conti, sí, es verdad... Un poco más de mesura, un vaso de Raimundi le hubiera venido bien.

Saludos.

Hernán Galli dijo...

JAJJA, lo de Conti un mal paso. Con lo de Stalín, Eliaschev le dio una buena puñalada. A Conti se le escapó y se la dejó para gol al Pepe. Si Conti quiso ser irónica, le salió malísimamente mal.

Otro round fue cuando Eliaschev le dijo: no me llame chico porque soy abuelo. Y Conti le dijo: bueno abuelo.

Ahí ganó Conti.

Después le tiró la d Alica Alicate, otro petardito.

Igual, para mí, perdió Conti, un mamarracho.

Para el hogar: ¿alguien sabe cuánta guita tiene Duhalde? ¿Por qu´eno se loe preguntaron a la manzanera Chiche? Y POr qué no le pregunta a Alica Alicate por qué paga tan poco impuestos. Y por qué no hablan de la censur a TVR en el 13? Y por qué no dicen que al censurado Castro le pagaron una fortuna????

6,7,8 es lo mismo que el program de Grondona o este de Leuco, Eliaschjev y el feo ése de anteojos caripelas por dos un millón!!!!

Patricio dijo...

Martín, impecable como siempre. En lo único que podría tomar un poco de distancia es con respecto a Basta de todo, programa en el cual Matías está muy bien pero sus compañeritos (Schultz y Cabito) tienen mucho de Andy y "la factoría Pergolini" (pese a que hoy sean denostados por este último)
Lo más preocupante de V.H.M. -aparte de su soberbia- es que hoy tantos lo consideren la nueva conciencia moral de los argentinos (intenten repasar el historial de este buen señor, se sorprenderán)

PD: La editorial de Mario "Sin ideología alguna sólo importa el dinero" Pergolini en el comienzo de ¿Cuál es? del día lunes fue vergonzosa; sobre todo en boca de quien jamás se preocupó por investigar de dónde provenía el dinero del grupo mexicano CIE pero ahora se cuestiona la decisión de trabajar para Moneta.
Saludos.

Martín Zariello dijo...

Verón es el inequívoco Cobos porque es el ejemplo de mesura y toda la sanata que ponen los periodistas en contraposición de Maradona.

Yo también escuché a Pergolin, más o menos entre los 12 y los 16 años. Lo consideraba poco menos que un genio. Ahora ni puedo oír que alguien comenta que alguien le dijo que alguien escucha a Pergolini.

Eliaschev anotando es buenísimo. En el top five de periodistas que peor escriben en la Argentina.

Anónimo dijo...

El humorista de Victor Hugo es casi tan gracioso como Fernandito Bravo.

puzzle dijo...

Ahí no ganó nadie... estaban los tres "sin timón y en delirio".

Me gustó ver esa puesta en escena donde nada se conecta con nada que sea real.

Entonces se puede decir que admirás a Stalin o cualquier cosa, lo mismo da. Nada significa nada en ese estudio de Canal26 en ese momento.

Unos pochoclos y good show...

El Cíclope Catódico dijo...

Y bueno... para eso estan los CDs... escuchas lo que queres y listo.

El programa de Andy, tanto como el de Martias Martin que escuche un par de veces por recomendaciones, no tiene nada que envidiarle al de Tinelli... Da lo mismo mostrar culos y gente peleandose por pavadas en television que decir si "vas por colectora" o si hiciste un trio con tu novio en la radio... Perdon... creo que en el de Tinelli, cada tanto baila alguien...

Por otra parte, en las dos ocaciones que lo escuche, en varias comunicaciones con oyentes ni siquiera prestaban atencion y el sideckiker repreguntaba lo que el conductor habia preguntado tres minutos antes al boludo del telefono.

El de VHM es cierto que a veces cansa un poco con la cuestion de que opera magnanima fue a ver el fin de semana o en donde pasaran lo mas fino el jazz el finde siguiente... pero por lo menos le creo... le creo que es asi, como es en la radio... muy medido? SI... pero mas creible que los demas... y eso es bastante dentro del repertorio radiofonico que presentas... donde ninguno siquiera intenta ser apenas verosimil.

Y es cierto que la cortina de Bravo tiene una pulsacion de eros y thanatos al mismo tiempo.

matilda dijo...

a mi me gusta larrea

aunq escucharlo a wainfeld repitiendo el mismo "si, pero..." q escribe, m