viernes, 30 de abril de 2010

Tipología de chicas de la Universidad


La chica hiperactiva. Hay serias dudas de que este tipo de chica no tengo dos manos, sino cuatro o cinco. De otro modo no se entiende la cantidad de cosas (mayormente innecesarias) que puede llegar a hacer al mismo tiempo mientras está en clase. Apunta. Toma sorbos de agua. Manda mensajes de texto. Busca infinitos objetos (reglas, fibras, hebillas) en su no menos infinita cartera. Se apropia de otra silla para depositar sus innumerables pertenencias haciendo de su espacio en el aula una especie de living improvisado: paraguas, múltiples abrigos, bolsas y especialmente pañuelos o bufandas tan largas como una sábana que dobla a toda hora y en todo momento (con indisimulable y absurdo placer). En el colmo de la hiperactividad hasta puede llegar a sacar una agenda o una libreta de Kitty o de Pucca o decorada con frutillas o cualquier cosa rosa para anotar algo mientras hace todas las cosas anteriormente detalladas.

La chica sexual. Aparentemente quiere tener sexo las 24 hs. del día. Utiliza a sus compañeros como apoya-tetas. Les habla a 2 centímetros de su boca. Se viste como si fuera a bailar en el caño. Casi no tiene amigas mujeres. Donde está parada siempre tiene alrededor un cúmulo de indudables pajeros, lo que la asemeja a una lámpara rodeada de mosquitos que rebotan.

La chica excitada de primer año. Es una buena chica, ¿quién podría dudarlo?, pero: ¡controlá tu excitación, maldita sea! No se trata de algo estrictamente sexual (aunque también), sino de una ebullición hormonal-facultativa que la hace cuchichear y reír constantemente. No sólo le provoca un orgasmo mental el avistamiento de alguno de los 54 chicos que le gustan, sino también un chiste malo del profesor, una amenaza de bomba, ver como salen las fotocopias de la máquina, estar a punto de entrar a un parcial. Todo provoca su algarabía e incansable, quiere ir a todos lados y se prende en cualquiera: ya sea la fiesta del sábado, un oscuro Seminario sobre la Revolución Rusa o una charla debate sobre la epistemología rumana en el aula 72 de Ciencias de Salud el miércoles a las 4 de la mañana: “¿vamos?”.

La chica que guarda un asiento a una compañera contra viento y marea. El aula está repleta, no hay más lugar y ya han pasado 40 minutos de comenzada la clase pero ella se resiste tenazmente a fallarle a su mejor amiga que llegará tarde y le ha pedido que le guarde un asiento. Si es necesario cagarse en el resto de sus compañeros para cumplir con su promesa, lo hará. Mentirá diciendo que el banco está roto y si te sentás se cae. Colocará todas sus pertenencias de modo tal que nadie se anime a decirle que las saque para no molestarla. Sólo “donará” el asiento si el profesor interviene instándola a hacerlo o aunque a veces ni siquiera.

La chica robot. Rodete tirante (cuanto más tirante más represión y menos posibilidades de que hable con el resto). Carpetas color caqui con subdivisiones. Letra circular y perfecta. Siempre tiene los apuntes antes que el resto (nadie sabe cómo: ¿acaso tiene línea directa con el titular de la Cátedra?). Se sienta adelante para no juntarse ni ver a la chusma. Se va rápido sin hablar con nadie.

La chica despelotada. Rodete deshecho en señal de apertura, liberación y potenciales deseos de ser penetrada. Llega tarde y se va antes (incluso es capaz de comenzar la hoja de la asistencia con tal de escapar): siempre tiene algo mejor y más divertido que hacer que estar en la facultad. Al borde con las faltas. Deja las materias por la mitad. Buena onda con todos. Conoce a todos. Lleva mate.

La chica linda con un amigo feo que le quiere dar masa. El nombre de este tipo de chica no necesita mucha elucidación, ¿no es cierto? Simplemente es una chica linda a la que se le ha adosado un feo que usa como sirviente: le compra cigarrillos, le guarda el asiento, le pasa los apuntes cuando falta porque se quedó haciendo cucharita con su novio de 35 años. El pobre diablo cree que por alguna eventualidad del destino (por ejemplo, un cambio en el esquema estético contemporáneo) la chica linda le dará bola, pero ella no lo tiene en cuenta, lo ve como una mascota simpática. El máximo acercamiento posible entre los dos se dará cuando sin querer le toque una teta con el codo.

17 comentarios:

Florazepam dijo...

ay corvino, como sacás provecho de los estereotipos vos eh.
yo ya tengo todos los de los estudiantes de letras. es más! ayer lei un libro en la feria del libro (ohh mirá como le publico al mundo lo letrada que soy) que contaba historias de mar del plata, creo que eran onda policiales o algo asi, para niños claro, y una empezaba hablando de un estudiante de letras marplatense!!! casi te lo compro, pero era demasiado caro por ser tan malo :P (Tmb vi uno de 365 peces, y estabas!!!!!)
en fin, ninguno de tus ejemplos me define a mi.
soy tan mala estudiante que no tengo ni una definición, que frustrada que me siento en este momento.

PD: veni en Junio, no seas rata.

Anónimo dijo...

y faltarían algunas:
la militante...
la que ya es adscripta a la cátedra o a algún grupo de investigación el primer día de clase (después se convierten rápidamente en docentes y se olvidan de cuando eran estudiantes...)

Andrés dijo...

Coincido con anónimo, falta la militante que se garcha al presidente del centro de estudiantes y entra a los cursos para comentar sobre la situación de la fotocopiadora.
Odio a la hiperactiva y a la excitada de primer año, no me las banco.
Coincidimos todos con que la despelotada es la mas piola.
Mi duda es si la que le guarda el asiento a la amiga también le firma la hoja con la asistencia. Que culeada por favor!! Curso en multimedios 3 somos 40 en una aula diminuta y tengo una compañera de esta calaña, decir que la profe obligó a que me diera el asiento.

Che Corvino dejá de tirate abajo por favor!!! Mi teoría es la siguiente, seguí haciendote el boludo y tocandole la teta con el codo hasta que corte con el novio veterano, ahí aplicas.
Exitos.

musidora dijo...

yo soy la primera
tengo una agenda reparecida

Victoria dijo...

me parecen todos muy exactos, pero coincido en que podrían enumerarse varios más. personalmente soy la hiperactiva, y sobre todo, la que guarda el asiento,pase lo que pase. a veces soy robot pero la mayoría de las veces soy la despelotada.
muy bueno. beso

Cine Braille dijo...

Un complemento gráfico, dedicado a la hermana porteña de Humanidades de Mardel.
http://puanysumoda.blogspot.com/
Te faltó la neohippie. Es lo malo de las listas: sirven para hacer visible todo lo que dejan afuera.

Lisandro dijo...

no se cómo será en mdp, pero acá además de esas, existe la "estudiante del interior", así denominada por los lugareños, portadoras de muchos clisés, que empiezan con el buzo de egresada de la secundaria y siguen....no quiero ganarme enemigas (son muy sexuales!).

Leni dijo...

y las frikis?

che, qué bizarro eso de puan y su moda jajajajajaja.

Anónimo dijo...

las del interior, si!
decimos "masitas" en vez de facturas, y "mercado" en vez de almacén o supermercado...

Ezequiel M. dijo...

Creo que en mi interior tengo una "chica despelotada".

Martín Zariello dijo...

Yo soy la "chica sexual", sin dudas.

nicolás pedretti dijo...

ey, te olvidaste de la chica que se hace la Amelí

El iconoclasta dijo...

Decididamente me tengo que cambiar de facultad, asi al menos, seguiran sin darme bola, pero habrá chicas para tipificar...

Saludos!

Nair Felis Rodriguez dijo...

Yo creo que soy una mezcla de la hiperactiva, la sexual, la despelotada y la que le guarda el asiento a la amiga, todas juntas o alternando. Pero nunca la reprimida del robot.

Andrés dijo...

Nair Feis Rodriguez... sos el anticristo

La Momia dijo...

Tuve esa agenda de kitty, ahora tengo la de kitty y la del club de las libelulas!! Creo que soy la hiperactiva pero que no habla con nadie y se sienta adelante para no hablar con el resto.
Odio a la despelotada y a la exitada de primer año!! Una chica en el primer dia de la facultad tenía tatuado el simbolo de la psicología ne el cuello!!!
Y la del buzo de egresada es tremenada!!! de hecho, obviamente ya se recibio, le tiraron huevos cone lmismo buzo. Nunca fue con otro atuendo que no sean el buzo y la campera del colegio y un panatalon de friza.

Anónimo dijo...

Nair Felis Rodriguez más que anticristo, chorra. Devolve los apuntes que me robaste. Cero ética nena, además en el practico te fue rebien. besho Gaby