miércoles, 12 de mayo de 2010

Funcional a la estupidez

Hermenegildo Sábat (poseedor de una virtud artística supuestamente invalorable: intrometer el rostro de Kafka en cada uno de sus “comentarios periodísticos en forma de caricatura”, aún siendo éstos referentes a las coimas entre Argentina y Venezuela) no está solo. El responsable del fin de su solitaria clandestinidad es Aníbal Fernández, fiel exponente de la costumbre que Borges atribuía a los españoles (y seguramente en peores términos a los peronistas): hablar en voz alta con el aplomo de los que ignoran la duda. En el programa matutino de Jorge Rial (trinchera de resistencia que el gobierno nac and pop utiliza para difundir su dialéctica progresista) afirmó que una tira del diario Clarín poseía mensajes mafiosos. Tal interpretación (que en la proyección corporativa del establishment mediático y en la voz de un “K” se convierte automáticamente en una cuasi-inquisición) se debe a que en un “chiste” de La Nelly (Sergio Langer- Rubén Mirá, que si no son kirchneristas son sabbatallistas; es decir, intuyo que están muy lejos de Nik) se satirizaba el tema del matrimonio homosexual casando a dos policías cuyos nombres coinciden con los de los responsables de la custodia de la Presidenta (Cabo Sosa y Principal Carbone). Rápidamente, los autores de la tira aclararon, entre asombrados y cagados de la risa, que todo se debía a una casualidad. Las explicaciones fueron contundentes y se los notó sinceros. El off-side de Aníbal Fernández (fruto de la paranoia y el fogoneo de sus fans que poco a poco lo han convertido en un interlocutor propio de la farándula) emula los del Mágico Canales, todo un especialista. El único cuestionamiento que puede encontrar esa viñeta es de parte de un crítico o de un lector o de un funcionario del gobierno en plan crítico o lector (personalmente me parece un enigma la comicidad de ese estilo grotesco sin vuelta de tuerca alguna, reflejado tanto en los dibujos como en las líneas de diálogos de los personajes), no de un funcionario del Gobierno en plan funcionario del Gobierno. En el programa 6 7 8, la producción preparó un informe apoyando los dichos de Fernández. El mismo fue pavoroso: por poco se aseveró que Langer fue instado a elegir los nombres de los policías por la cúpula del monopolio. Lo poco que les quedó de discreción les permitió no explicar con qué fin. ¿Acaso Magnetto le está diciendo a Cristina que tenga cuidado porque conoce a sus encargados de seguridad y la van a matar? ¿A través de la tira cómica políticamente incorrecta de un tipo que escribe en Barcelona y trabaja en Radio Nacional? Ni los mismos panelistas del envío pudieron sostener en el piso tal disparate (aunque hicieron todo lo posible). Se supone que si se está en contra de Clarín y Cobos y Macri uno no debe prestarle atención a estos sucesos porque si no se es funcional a la derecha, pero puesto que no soy Lanata ni Majul ni Van der Kooy, escribo en un blog y la influencia de mis dichos es nula, “matanga dijo la changa”, permitidme oh amado lector K un poco de republicanismo pocket: no remarcar estos errores nos salvaguarda de ser funcionales a la derecha, es cierto, pero no de ser funcionales a la estupidez, aquella que conforma el bloque básico del universo según los dichos de Frank Zappa. Ni qué agudas reflexiones anota, incansable, Pepe Eliaschev en “Le doy mi palabra”, ni si es posible que los avances de la ciencia permitan que José Antonio Díaz aprenda a elaborar una pregunta entendible, ni qué significa el avión que hace las veces de escritorio en el programa de Roberto García, ni qué clase de afección tienen los que prenden y apagan la luz por orden de Sergio Lapagûe, el gran enigma argentino es conocer cómo hace el kirchnerismo para que mañana al mediodía Mirtha Legrand se solidarice con Langer.

PD: Ah, si están buscando un historietista verdaderamente subversivo (no como el gorila de Sábat) busque AmaSala en su librería amiga, el nuevo trabajo del marplatense Gustavo Sala. Mates que se chupan personas, espectadores de cine que les piden a los actores que se callen porque la película no se escucha, lesbianas que practican necrofilia con sus madres, ¿qué está esperando la dictadura para meter preso a este tipo?


18 comentarios:

Tomás dijo...

Alto offside del jefe de gabinete, meterse con una tira cómica que probablemente si no la "criticaba" nadie se hubiera enterado del supuesto "mensaje".
Si bien no soy fan de "La Nelly" los chistes de Langer en Barcelona me gustan bastante, tal vez porque tiene mas libertad, no creo que pueda publicar "Mama Pierri" (que en un capítulo adopta un hijo deforme y mutante que una discapacitada quería abortar, para que se den una idea los que no lo conocen) en un diario cualquiera...
Yo entiendo que son épocas raras, donde muchas gente va demostrando su verdadera cara y con un kirchnerismo en ascenso, confundir al enemigo (si bien el jefe de gabinete es el que tiene dar la cara, sabiendo que a veces no va a ganar) es un error bastante boludo.

PD: pregunto con pudor, por no tener la cultura que tienen los que están habitualmente comentan aca, pero ¿que hace Kafka en cada dibujo de Sabat? Me cuesta mas que las letras del Indio Solari...

Tomás dijo...

en el PD quise decir "por no tener la cultura que tienen los que habitualmente comentan aca"

Saludos.

Julieta dijo...

la producción de "seisie" (?) se va al carajo, pero me gusta, porque deja ver que no es lo mísmo ella que los panelistas, y por ellos sigo mirando con entusiasmo 678, porque aunque los tapes se repiten y repiten, ellos siguen propiniendo debates interesantes incluso con la misma productora. Lo de hoy ya se terminó de ir a la mierda cuando empezaron a contar de las averiguaciones en la policía de agronomía (?) fue demasiado.
Prefiero creerle al hombre y reirme un poco de la coincidencia,
Finalmente, acuerdo: funcional a la estupidez

Pandita dijo...

A veces comentás en exceso lo que contás, lo que narrás. Digo, no sé, me parece.

musidora dijo...

Te dejo mi opinión Corvino: coincido con vos en que incluso si fuera un mensaje del tipo mafioso, no debería haberse hecho público.

Me parece igualmente que esto no fue una "coincidencia". Con algunas cosas no se jode? cuál es el límite del humor? no sé si la discusión debería orientarse por estos lados. Mi creencia absolutamente sin fundamento, puro prejuicio, es que a los nombres están ahí para joder. También fue bizarra la interferencia "Maten a la yegua, maten al pescado". Y fue un mensaje mafioso. Bah, no sé si mafioso pero al menos fue peligroso. igualmente, esto no da para ser debatido ublicamente. Quizás deberían haber reforzado la seguridad de la presidenta y ya. Langer en todo esto es un personaje menor.

MarianoMundo dijo...

la reacción de AF fue desmesurada, creo. El motivo de la preocupación no.

paz

Carlos G. dijo...

Totalmente de acuerdo con el post y con esta "especialidad" de AF de darle aire a cosas que pasarían total y absolutamente desapercibidas exponiéndose luego a gastadas de manual.
Por otra parte el dato (según la producción de 678) de que no existe otro principal Carbone en la PF y la contradicción de las respuestas de los libretistas sobre si el guión original tenía, o no, los nombres de los personajes, crea cierta perplejidad.

Hernan dijo...

ah ah, todo bien, pero Langer es un capo. El humor no sólo es hacer eso con la tuerca

La Momia dijo...

Antes que nada quiero decir que estoy orgullosa de la prosa de este texto. Me saco el sombrero (o Galera de Pachano-tengo unamigo con sida-ytambienunojudio)porque en mucho tiempo veo que alguien puede entender que no ser fanático hasta los huesos de este gobierno no quiere decir que sea golpista y/o porque no, mala persona.
En cuanto a la pregunta de un lector de cuál es el límite del humor personalmente creo que ninguno. O mejor dicho el de cada uno. No creo ni estoy de acuerdo con que tenga que haber un límite general para el humor. Creo que eso sería poner la responsabilidad afuera. Cada uno sabe y elige de qué y de quién reirse. Yo puedo hacer chistes sobre el cáncer, pero mi mamá no. Y la respeto y no se los hago pero no por eso dejo de reirme cuando escucho uno. Así que cada uno debe hacer/leer el humor que quiera o pueda, que creo en realidad que es lo que sucede.
PD: lo mejor de Sala sigue siendo el chiste de Spinetta.

La Momia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nombre dijo...

Ese que Spinetta quiere ser rolinga y no le sale?

Anónimo dijo...

Si, ese (?).

A.C.Sanín dijo...

Lo más probable -estadísticamente- es que dos colaboradores -a cargo del guión y el dibujo de una tira cómica-, sumados al editor de la página, coincidan en asignar a dos personajes (ficcionales, claro) precisamente los nombres y grados de los custodios de la Presidenta. Esto (estadísticamente, claro) sucede todo el tiempo, en todo el mundo, y basta con escuchar las explicaciones (divergentes) de Langer y Mira para darnos cuenta de que Aníbal Fernández es un paranoico. ¿O no?

Ricardo dijo...

Yo coincido en que Aníbal Fernández, solo metiéndose en el tema, pierde. Es al pedo.

Ahora, me parece ingenuo creer que justo pueden pegarle a dos nombres y dos rango de casualidad. No pusieron Rodríguez o González.

Lo vi a Langer ayer en Duro de Domar y no creo que Sosa sea uno de los primeros 10 apellidos que se le vienen a la cabeza a uno al pensar en un policía. Menos Carbone -si se tratara de un mafioso, podemos ubicarlo en el top 20 a este último-.

Ah, y si me parece discriminadora la tira con respecto al matrimonio gay. Es como decir: "Miralos a los putos, ahora se casan".

Igual creo que se puede hacer humor con cualquier tema. Que me cause gracia después es otra cosa.

Saludos.

Doctor seisdedos dijo...

Iba a comentar largo y extenso, pero creo que se resume en acordar con el título: ¡basta de estupideces!; y en fomentar la inclusión de Gustavo Sala en los currículos escolares como materia de enseñanza obligatoria. Fantaseo con participar en algún momento participar de la cátedra Gustavo Sala...

Saludos...

Martín Zariello dijo...

Si hubiesen puesto los nombres a propósito tampoco me parece tema de debate. No creo que la función del jefe de gabinete sea hablar de los chistes de Clarín. Langer siempre juega con ese humor (que a mí, repito, no me parece interesante) bardeando a homosexuales, judíos, negros, bolivianos (alguna vez tuvo un problema por eso: http://www.mirabolivia.com/foro_total.php?id_foro_ini=13973), pero lo hace exponiendo de alguna forma la mente del vigilante medio argentino, no es su ideología. Creo que el único chiste de Langer que me dio risa fue el de ayer, cuando le cambió los apellidos a los que se casaban. Saludes.

Anónimo dijo...

Coincido con Julieta, en gral. los panelistas de 678 se despegan bastante del conspiracionismo de Diego Gvirtz, inclusive en este tema le pusieron paños fríos al asunto, ahora: escuchando las declaraciones contradictorias de los humoristas de Clarín no deja de ser sospechosa la presunta coincidencia.

Mr. gabi

Diego dijo...

Me parece que al chiste le faltaba el remate. Y se lo puso Anibal.