sábado, 12 de junio de 2010

Con Jay Jay Okocha esto no pasaba

Mr. Eko se revuelve en su tumba. ¿Las vuvuzelas?: ¡no dejan de tronar! (?). Toti Pasman siente un extraño dolor en la zona rectal. El chauvinismo-patriotero-nacionalista-leninista se expande por el territorio. Niembro se erotiza y no deja de tocarse pensando en Messi. Maradona demuestra que más que el trabajo durante la semana, lo que vale son los eslóganes de autoayuda. Sin dudas, las impresiones más importantes que deja el triunfo argentino contra el combinado nigeriano. “Esto es fútbol”, dicen los que saben cuando no saben qué mierda decir, intentando explicar a través de la inútil tautología la irracionalidad de un deporte que hace justicia, sí, y lleva a Sudáfrica al excepcional Chino Garcé pero deja a Riquelme viendo el match desde su casa, mientras toma mate y come bizcochos con su apreciada y demandante madre.

En la previa del partido objetaba del equipo de Maradona a dos hombres: Heinze y Jonás Gutiérrez. Con Heinze, el Guillermo Moreno del Seleccionado, cambié de opinión cuando Pasman (escudándose en el “gentismo”) lo increpó en rueda de prensa. Rápido de reflejos (?) me uní a un grupo de facebook que lo bancaba. El gol de cabeza, al ángulo, mientras Samuel, a escasos metros, violaba a un africano, fue una muestra de la Argentina revanchista. Jonás Gutiérrez de 4 dejó mucho que desear, pero el fusilamiento mediático al que lo sometió Niembro durante todo el partido (quien, como todos sabemos, pacta con Lucifer cada una de sus opiniones), hizo rever mi postura. Por eso me pareció acertado que Maradona no lo haya sacado a pesar de haber hecho un partido desastroso, o, mejor dicho, por haber anti-jugado al fútbol, llegando a destiempo y desbordado por propios y extraños, mientras sus pectorales turgentes provocaban el asombro de las féminas. Aunque en esta terna nadie le ganará a Diego Lugano, el aguerrido uruguayo que es igual a Jude Law, ni a ese ejemplo de facha y pecho helado francés: el gélido Gourcuff.

Pero vayamos a lo más importante: el juego. El que tome este partido como pauta de lo que vendrá debe tener algo en cuenta: los nigerianos marcaron como si fueran un equipo de mete-gol. Al tridente ofensivo argentino simplemente le bastaba moverse y pasarse la pelota entre sí para llegar al arco rival. Así da gusto desplazarse por la cancha. Hay incluso quienes afirman que si en lugar de Messi, Tevez e Higuaín hubiesen estado Pancho Varallo, Sanfilippo y el fantasma de Pedernera el resultado hubiese sido el mismo. Más allá de esta hipótesis (seria, inteligente pero no por ello menos delirante, innecesaria) debemos destacar el juego de La Pulga, quien tal vez por primera vez con la albiceleste demostró lo que se suele ver cada fin de semana en las pantallas de Play Station 3. También Tevez e Higuaín cumplieron un buen desempeño, aunque el primero no participó en jugadas relevantes y el segundo desperdició varias situaciones de gol. Sin embargo no creo que haya que sacar al ex River, porque de todos modos aguantó muy bien la pelota y demostró que tiene técnica (a diferencia de Milito, que en los pocos minutos que tuvo en la cancha tampoco pudo marcar la diferencia). Hubo, eso sí (a pesar del rendimiento general óptimo: Argentina pudo golear) algunos jugadores intrascendentes que en partidos más duros deberán levantar el nivel: Di María, Mascherano y Verón (que corrió 4 kilómetros: ¿?). La defensa es un mundo aparte. Es un lugar común decir que cuando los equipos tienen muchas individualidades tendientes al ataque, se descuida atrás (el apotegma sobre la manta corta, que explica tanto el fútbol como la vida). En el equipo argentino esto se profundiza porque los laterales no juegan habitualmente en ese puesto, aunque hoy Heinze no tuvo mucha responsabilidad ante la decisión nigeriana de entrar siempre por el costado de Guitiérrez. Los centrales (Samuel y Demichelis) estuvieron sobrios (tampoco es que brillaron). Nigeria tuvo varias chances, aunque el dominio fue de Argentina. Tal vez Bolatti hubiese aportado más equilibrio y distribución de la pelota que Maxi Rodríguez (quién reemplazó a Verón). Se puede apreciar también cierta prolijidad y la puesta en práctica de algunas jugadas preparadas, lo que contradice la suposición general de que la Selección se la pasó boludeando desde que está en Pretoria. Esto revalida un poco a Maradona, que hasta ahora no había sabido materializar sus conceptos ni le había otorgado una identidad definida al equipo, a excepción de la apuesta ultra-defensiva del encuentro con Uruguay por la última fecha de las Eliminatorias. Nos espera Corea del Sur, que le ganó a la anodina Grecia (Sócrates se revuelve en su tumba). La clasificación parece asegurada, pero “esto es fútbol”. Habrá más novedades para este boletín. Que la sigan vuvuzeleando.

14 comentarios:

Julieta dijo...

uff, uff
pasman la tiene TAN adentro ahora,
lo estoy disfrutando mucho,
ahora sí, da para preguntarle,
y ahora What pass man?
:D
me encanta,

Florazepam dijo...

por favor, Gourcuff! cómo no lo había visto antes.
perdón, pero te lo digo así Corvain: está tremendo :|



jajajajjajaa

Anónimo dijo...

QUE FELIZ ESTOY LOCO!! VAMOS CON EL DIEGO, VAMOS A GANAR LA COPA!!!!!

Hugo dijo...

Coincido bastante con lo que decís, supongo que si jugabamos contra una Selección más complicada hubiesemos pagado caro el bajo rendimiento de Gutierrez, o la casi nula participación de Di María.

Esperemos ir de menor a mayor.

Aldo Ulises Jarma dijo...

Excelente che! Saludos.

Ricardo dijo...

Coincido con tu análisis, excepto con el rendimiento que les atribuís a Mascherano y Demichelis. Creo que el primero estuvo bien y el segundo no tanto.

En cuanto a Higuaín y Messi, errando ocasiones, es para laburarlo y ya no hacer más despelotes. Estoy seguro, igual, que ahora apareceran los "militistas" a decir que debe jugar el hermano de Gaby y no Gonzalo. Discreparé absolutamente. Los dos tienen gol pero Higuaín es más jugador.

Yo, que no soy técnico ni del equipo de la Play de mi sobrino, creo que hay que volver al 4-4-2 "alemanistas", con Jonás en mediacancha y Burdisso de 4. No me pregunten a quien dejo afuera.

Abrazo.

musidora dijo...

Jonás Gutiérrez se parte, yo pensé que había jugado bien pero era la facha nomás
eso sí, la remerita que tenía era demasiado fashon

es un equipo hermoso
me gusta

desparejo dijo...

no hay que matarlo a Milito. En la final de la Champions demostró que puede resolver en partidos importantes con gran calidad. Yo no estoy tan seguro de que sea menos jugador que el Pipita (que es muy bueno).

Martín Zariello dijo...

No lo mato a Milito, pero en su puesto prefiero a Higuaín, que además de tener gol, sabe con la pelota y se puede tirar atrás e incluso a los costados (en algunos momentos intercambió posiciones con Tevez y no desentonó).

Gonza Averna dijo...

El rival también juega. Si Enyeama hubiera sido, no sé, Abbondanzieri, se hablaría de un nuevo Argentina - Serbia y Montenegro.

Lo que me preocupa es que los dejamos patear de afuera. Contra un rival que aproveche más el recurso, como España o Inglaterra, nos puede perjudicar, más con esa pelota que es una simil Caprichito.

Saludos.-

Otm Shank dijo...

Las vuvuzelas son lo más parecido que puedo imaginarme a un unplugged de Sunn O))) (?)

Cine Braille dijo...

Enyeama sacó unas cuantas bravas en serio, che. Me pueden decir que está para eso, pero el inglés Green también, y hoy se comió un gol descalificador. Comparada con lo que se vio de Inglaterra y Francia, Argentina es Brasil del 70. Shik Shik Clemente Rodríguez de 4, Jonás de 8, Maxi Rodríguez x Di María (que si juega 20 minutos más como hoy me parece que sale para no volver más) y la gran duda: ¿quién sale, Verón, Tévez o Higuaín? Me juego por sacar a a la Bruja, que tiene aire para sólo 25-30 minutos y debería entrar en el segundo tiempo. Tévez me gustó, incluso cuando jugó al lado de Mascherano onda Verón, e Higuaín es importante para la circulación de pelota y la fabricación de espacios, más allá de la mala puntería de hoy.
PS: el grupo de Facebook "ho visto Jonás, perdón Zanetti" va a terminar rompiendo récords.

Anónimo dijo...

No coincido me parece que dos de las "grandes cartas" de Maradona eran Jonas por el lateral y Di maria, los dos fueron de los peor del equipo. Se le gano a un rival muy debil, con un gol de pelota parada. Ojo si ellos tenian un solo delantero que sepa jugar era otra la historia en las aproximaciones perdieron pelotas cerca del area por deficiencia e incapacidad. Hoy hay en esta copa 10 equipos mejor que argentina, pero claro es futbol y puede pasar cualquier cosa, hasta que Heinze haga un gol ¿o no?

Andrés dijo...

Lo del otro día de lta pasman me hizo querer a heinze. lamento no haber tenido tus reflejos.
en un mundial con futbol tan malo las estrellas van a ser las panquequeadas de los periodistas