martes, 21 de septiembre de 2010

Contra las personas


Que reciben un mail junto a muchos destinatarios (por ejemplo, para una invitación de un cumpleaños en el cual los asistentes no se conocen entre sí) y responden a todos. No molestes con tu inexperiencia virtual, Persona, ¿no entendés que cuesta trabajo borrar mails?, ¿que es muy desesperanzador creer que el amor de tu vida te mandó un mensaje y en realidad es algo que mandaste vos, pedazo de inservible que no conozco ni quiero saber quien sos?

Que recién entraron a un local, tienen el último número y buscan un lugar en el mostrador empujando a quienes se lo merecen por estar o ser los próximos en ser atendidos. No sea irrespetuosa, endemoniada Persona, si de gastar dinero se trata, la sociedad capitalista asegura atención para todos, incluso a un idiota como usted.

Que respiran en la nuca o hablan a dos centímetros de distancia. Despéguese de mí, Persona Masculina sin conciencia de la distribución espacial del cuerpo, no me erotiza el aliento de alguien que no tiene tetas.

Que te preguntan cosas cuando tenés los auriculares puestos. ¿No entiende, Desagradable Persona, que quiero intro-exiliarme (sic) y por eso escucho música y su pregunta pelotuda ("¿dónde para el 73?", "¿dónde queda la calle Independencia?", "¿dónde tengo el culo?") me arroja en forma deleznable hacia la realidad de una cotidianeidad insufrible, justo lo que quería evitar?

Que van con sus hijitos rompebolas a hacer trámites. Si no tienen donde dejarlos, lo acepto, Persona, pero intuyo en su estúpido rostro cierta idea por la cual la burocracia equivale a una linda aventura familiar cuando en realidad lo que tiene que hacer es dejar a esos malditos enfermitos de la posmodernidad frente al televisor o la computadora así no joden al resto.

Que hacen gestos cuando pasa algo. Lo que sea. Un choque, un estornudo. No abra la boca ni los ojos ni haga muecas, Infantil Persona, ya no tiene 4 años, nadie malditamente nadie se lo festejará.

Que hablan a los gritos. No está en una cancha de fútbol, Persona, además su voz no es agradable, no tiene que malgastar sus putrefactas cuerdas vocales ni decir todo como entonando el himno si está a un metro de distancia de su receptor modelo estándar Jacobson.

Que creen que cualquier nimiedad de la vida cotidiana (tomar una cervecita, chatear, comerse unas tostadas) es digna de ser celebrada extrovertidamente. Dígale a su cerebro (si es que tiene) que está feliz, Persona, no la reprimo, no la culpo por ello, pero no me cuente a mí, justo a mí, cosas que no le pedí que me contara y me parecen reverendas boludeces.

Que te cuentan todo con lujo de detalle. A no ser que sea Nabokov, no describa, Persona sin cuidado del tiempo de los demás, si quiere contar algo vaya al hecho consumado y no se pierda en digresiones que explosionan mi paciencia hasta el punto en que en este mismo instante quisiera tomarlo del cuello con las dos manos y dejarlo sin respiración. Y después pegarle dos tiros en la nuca.

Que se asustan porque alguien escriba algo violento desde el resentimiento, el prejuicio y el odio. La violencia forma parte de la vida, Ingenua Persona, si no la sublima por algún lugar, tarde o temprano se tirará por el noveno piso o se convertirá en un robot.

Que no bajan el volumen del timbre del celular cuando ingresan a algún establecimiento donde se requiere prestar cierta atención (un cine, una clase en la facultad) y que, aun siendo objeto de miradas fulminantes, siguen recibiendo llamadas sin percatarse de nada y encima se ríen. ¿De qué se ríe, Persona, no entiende que me está desconcentrando, que su ruido contamina mis oídos, que su desubicación empeora el mundo?

Que te preguntan por una ex novia. ¿Y yo qué se qué es lo qué hace?, ¿no entiende que la relación ya se terminó?, ¿qué es lo que no le entra en la cabeza del final de las cosas? Quiero explicar algo, Persona sin sentido de la vida: cuando algo llega al final, se terminó, no sigue, ésa es la gracia de los finales, pedazo de idiota. ¿Ahora está conforme con la respuesta, se siente mejor, eso es lo que buscaba, maldita e insufrible Persona?

Que dejan a sus hijitos hacer lo que quieren, es decir gritar, abrazar, besar, pegotear todo a su paso, babear, etc. ¿No se da cuenta, Persona, que puede que para usted su hijo sea el fruto del amor y el ser más querido del Universo pero para mí es un pequeño monstruo al que no dudaría en pegarle un botinazo en la espalda si no estuviese demasiado atenido a las reglas éticas y convencionales que rigen el mundo?

Que te cuentan anécdotas de personas que ni siquiera conocés. Apenas me preocupo por mí, Persona Chismosa, ¿por qué razón lo haría por alguien desconocido que ni siquiera es Jorge Luis Borges sino el verdulero de la esquina de su casa al que ayer robaron?

Que te cuentan las noticias. Yo también leo y escuchó, Persona, soy un ser humano informado, ¿por qué diantres entonces usted piensa que querré escuchar la misma cantinela en boca de alguien que posee un vocabulario de 50 palabras y ni siquiera sabe bien qué es lo que pasó?

Que no se mueven. Muévase, Persona, ¡donde sea que esté muévase por el amor del fucking Dios! El movimiento se demuestra andando, la armonía del mundo necesita que todos nos traslademos así no se forman conglomerados de personas muertas por asfixia culpa de malditos seres que no se mueven vaya a saber por qué y con qué objetivos.

Que te conocen, miran, pero no saludan. O una cosa o la otra, Persona, o me mira y me saluda o no me mira y no me saluda, pero no quede en ese terreno ambivalente en el que todo se confunde en forma atroz.

Que descalifican a la Presidenta sin tantear el ámbito en el que lo dicen y creyendo que son todos tan gorilas como él. Tenga algo de precaución, maldita Persona Gusana, porque a mí me cae mal que un energúmeno como usted insulté a la Presidenta porque tiene concha y tranquilamente podría arrancarle los sesos por su forma maleducada de iniciar una conversación pseudo política.

Contra usted.

Contra mí.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

es exactamente lo que necesitaba leer en el día de hoy (éste que festejan ustedes, Personas de "feliz día")

saludos, Martín!

Bárbara

Cine Braille dijo...

¡Violencia Rivas!

Juan Fritz dijo...

ah, un niñofóbico...

bueno, de fascistas está lleno el mundo, ya lo sabemos...

http://weblogs.clarin.com/podeti/archives/181673.php

gil!

SUNRISE dijo...

En resumen...
"Me odio y quiero vivir".

Salud!

Anónimo dijo...

No odio a los niños, simplemente siento por ellos menos fascinación que el resto de la gente. En general, prefiero a los adultos, pero esta predilección es mal vista.

Si los niños fueran tan fascinantes...¿como se explica que sus padres/tutores/encargados paguen dinero para deshacerse de ellos muchas horas por día so pretexto de educación y/o entretenimiento?

La gente se empeña en conseguir sexo y alimento. Pagan dinero por ello. También pagan dinero por NO tener que lidiar con sus hijos. El nivel de placer es similar, creo.

Joy dijo...

Rompan todo!

MarianoMundo dijo...

está muy bien!
Personalmente, odio a una cierta clase de anciano que obstaculiza todo con su temblorosos movimientos y su creciente falta de atención.
Me molestan mucho cuando suben a un colectivo en horario pico. Qué tienen que hacer ahí a esa hora, por dios!!

Anónimo dijo...

Pare evitar cruzarse con personas lo mejor es quedarse en:

http://www.youtube.com/watch?v=shVdK2cbRuA

Cine Braille dijo...

Un día, a eso de las 8 de la mañana, había frente a cierta casa de la calle Dorrego un micro escolar (para llevarse a los chicos a la escuela) y una de esas camionetas con perrera detrás (para llevarse al perro de la casa). La simetría me hizo reír dos cuadras seguidas: trabajar para tener casa linda, familia, perro, y una vez que los tenés, trabajar para pagar para que se los lleven.

Anónimo dijo...

Pero que linda reunión de hijos de puta que se armo. Lo peor de todo es que tengo iguales sentimientos a los expresados, o diossssss
Mariano

fedefer dijo...

Felicito este plácido explayarse de algo cercano a la misantropía.

El que le dice "gil" al corvino no detectó el mismo sutil vaho de humor autodirigido que detecté yo, con mis antenitas de vinilo.

Yo agregaría a los espectadores de cine que le comentan, en voz alta y reiteradamente a su acompañante las acciones de la película (reales o posibles) o bien realizan apreciaciones críticas durante la propia proyección. Cállese persona, porque lo estoy viendo con mis ojos en este mismo momento que usted.

Santiago Segura dijo...

"No me erotiza el aliento de alguien que no tiene tetas".

Ojo que hay damas lungas y planas que pueden ser muy lindas.


Y los que descalifican a la Presidenta no tienen dudas de que todos somos anti-K, y hasta se sorprenden cuando la defendés! Una maravilla del gorilismo actual.

Anónimo dijo...

perdón, no soy asiduo.
esta regido por el mismo humor el llamar gorila a cualquier anti CFK NK K?
Porque pareciera que los comentarios empiezan a diverger...

La Momia dijo...

me rei mucho!!!!!
pasen qu eel mio tiene varios motivos de odio:
www.lamomialoca.blogspot.com

Anónimo dijo...

Hay una gran sobrevaloracion de la espontaneidad. No se duda un minuto en trabar dialogo con cualquiera, en preguntarle como anda en su vida sentimental, en criticarlo porque subio unos kilos o preguntarle porque bajo otros, aún sin saber si tiene o no la papa.
Te ven flaco, te felicitan. Te ven gordo, te matan diciendote que largues los postres. Te ven con novia, sos un borrado. Sin novia, closetgay.

Es como que no hay barrera de educacion o pudor. Es que los argentinos somos "frescos" y "espontáneos"!!!

La educación, en el sentido que usan la palabra las viejas, por ahi nos garantiza una distancia prudente por la cual uno se abstiene de realizar ciertos comentarios, preguntar, interrumpir, criticar a la titular del poder ejecutivo, no por falta de postura persona sobre el tema, sino simplemente no es educado andar lanzando invectivas o haciendo confesiones a cualquiera en cualquier momento.

Hay gente que no es ni franca ni fresca, sino que tiene incontinencia verbal, diarrea oral, y cualquier restricción a su frescura, lo vive como represion dictatorial, censura lisa y llana.



Personas del mundo, gobernaos!!

Anónimo dijo...

People, they´re the worst.

Jerry Seinfeld

matemosalasballenas dijo...

por qué tanto odio por la otredad? cómo puede ser que no respeten la diferencia, lo que nos hace únicos e irrepetibles, hasta en nuestros defectos!
cuánta intolerancia, son un asco.

fedefer dijo...

No hay odio por la otredad aquí, sino casi al revés, un reconocimiento franco de la otredad como elemento inseparable de la experiencia interpersonal (incluso de la otredad que nosotros mismos representamos para los otros).

Este post y sus versiones no quieren tomarse tan en serio como algunos otros lo toman.

Pe**tu**s

Anónimo dijo...

L´enfer, c´est les autres

Andrés dijo...

"¿que es muy desesperanzador creer que el amor de tu vida te mandó un mensaje y en realidad es algo que mandaste vos, pedazo de inservible que no conozco ni quiero saber quien sos?"
clap, clap, clap... maravilloso

Anónimo dijo...

medio basicon esta vez...

Rodrigo Aranda dijo...

¿Hay un gen encargado de captar la ironía? Sospecho que al igual que el apéndice, y como una "maginifica ironía " ese valioso gen tiende a desaparecer. ¿El hombre está perdiendo la capacidad de disfrutar una figura retórica tan bella?
Sospecho que las próximas generaciones nacerán ciegas de ironía y serán incapaces de entender la mitad de la prosa de Borges.
No se para que dije eso...en realidad entré para decirte que tu hermana está muy buena. jeje

Nombre dijo...

Como miope, creo necesario aclarar que a veces uno mira y no saluda porque no está muy seguro de si conoce o no a la mancha antropoforme que acaba de entrar en el campo de visión.

Para peor, mucha gente antimiope reduce sus saludos a un mero alzamiento de cejas, una ligera elevación del mentón, etc., cosas impercetibles para alguien incapaz de diferenciar, sin anteojos, un chevy del chavo.

Uno tiene entonces dos opciones: no saludar a un conocido y quedar como un forro, o saludar a un desconocido y quedar como un saludador serial. Yo siempre elijo lo segundo, pero entiendo un poco a los otros.

Igual concuerdo que los no-miopes (o "gente con síndrome de envidia de anteojos", como diría Freud) que miran y no saludan merecen castigo.

PD: Vivo desde hace poco en un departamento; en mi lista de odios ahora figuran también los trogloditas que caminan descalzos, como si vivieran en un tiempo anterior a la invención de la alpargata.

Anónimo dijo...

Algo se modificó extrañamente o quizás siempre fue así, es complicadisimo a esta altura deben ser muy pocos los que tengan argumentos a favor de la presidenta(digo argumentos con el valor real para defenderla, no la publicidad del fútbol ni la imagen de 678) pero es imposible no tirar esas frases como la suya corvino cuando los que la atacan cargan las caras(y las caretas) que cargan, en fin en esos casos lo mejor es no decir nada o mandar a todos soberanamente a la recalcitradaconchadesuputrefactamadre,
incluído niños y perros, ¿alguien realmente los quiere? ¿o es lo que queda cuando ya no queda nada?

Anónimo dijo...

yo iba a agregar un odio mío a la lista pero en la lectura de los otros odios se me fue olvidando. En el fondo, por más rock que me conmueva, me cuesta armar listas de odio.
Es un intento onda sei shonagon, solamente que vaaarios siglos después. Escribo haciendo tiempo a ver si llego a recordar mi odio. También me mueve la investigación de si la acumulación pseudo-catarquiKa de los comments de odio de los demás te pudrirá de tu propio post del odio.
Ah sí!
En contra de las personas que nunca hablan de la literatura en términos de calentura. Estudio letras, embole de pasillo.

vlt.

Anónimo dijo...

gracias a Dios por intiresny