lunes, 8 de noviembre de 2010

No te vayas subcampeón, quiero verte otra vez...

La misericordia extrema por los avatares del mundillo del fútbol es moneda corriente. Tal vez nos identificamos más con quien nos gustaría ser que con quienes somos en realidad: en vez de seres marginales, oscuros, rutinarios, estrellas, ídolos del deporte, héroes masivos. Por eso estamos más preocupados por cuidarle el culo a tipos remotos que al vecino de la esquina de tu casa. Se suele lamentar el protagonismo que tienen los resultados a la hora de evaluar la actuación de un D.T o un jugador, pero no se recuerda que lo mismo sucede con los empleados de panaderías. Algunos se escandalizan porque un partido se juegue a las 15:00 con 33º de temperatura; jamás se les ocurriría tener la misma compasión por los albañiles de una obra en construcción en pleno enero. Suspendamos la vida cuando hace calor, yo me prendo, pero (y a continuación démosle la bienvenida a mi frase favorita de los últimos tiempos, aquella que se impone como respuesta cuando pienso en mi carrera, en la chica que me gusta, en la vuelta de Radiohead a la Argentina): “algo me dice que eso nunca sucederá”.

Convengamos que sí: el fútbol es cruel, sólo sobreviven los más aptos. Ahora bien, cuando encuentren algo que forme parte de la vida cotidiana y no funcione a partir de esta dinámica, avisen. En consecuencia, mientras el capitalismo rija nuestras psiquis y nos sigamos sintiendo cómodos en esa lógica (que yo sepa nadie planea hacer la Revolución), pasemos a otro tema, no quiero hablar de eso.

Y todo esto, naturalmente, como ya advertirán, recala en el IV Festival de Poesía, de Acá, a desarrollarse en la ciudad de Mar del Plata. Muchos de los poetas que nos deleitarán con sus versos este fin de semana son deudores, entre otras corrientes, de lo que se llamó “Poesía de los 90”, aquella camada de autores argentinos que, entre otros, integraron Fabián Casas, Daniel Durand y Martín Gambarotta. Este último, en “Seudo”, dice cada uno fríe su pescado como más le gusta”. Dentro de la logia futbolística, este aforismo puede traducirse de la siguiente manera: “Cada técnico con su librito”. Sin embargo, en los últimos tiempos, es más habitual la superproducción serializada que el cine de autor. Es harto complejo diferenciar la propuesta de un D.T de otro. Muchos son el mismo tipo con máscara distinta (con Falcioni debo reconocer que los encargados de FX hicieron un trabajo de antología). Por eso cuando aparece alguien que logra imprimirle un enfoque personal al juego de un equipo, se roba todos los flashes. Sus triunfos serán exaltados hasta el infinito y sus fracasos no podrán escapar del patetismo. Cuando Dios te da un don, también te da un látigo, afirmó Truman Capote. No es echado, entonces, un técnico, sino una forma de jugar al fútbol, una escuela, una filosofía, una estética y hasta, afirman algunos, una ideología. Un emblema, un paradigma y así podría seguir, oh sí, oh sí, durante años.

Y de lo general, finalmente, aterrizamos en lo particular, Ángel Cappa. El caso de su salida es especialmente doloroso, tiene algo de enamoramiento efímero que ni siquiera es despreciado por acciones puntuales, sino por la suma de los días. No sólo es que River no gana desde hace 7 partidos, sino que se instaló en una meseta de intrascendencia llamativa incluso para el paupérrimo nivel de la banda roja. Y esto incluye tanto a Cappa (su paso por River será inmortalizado en el inconsciente colectivo por sus encendidas rabietas, un ejemplo de impotencia absoluta) como a los jugadores, que no pueden dar más de tres pases seguidos. La mala racha llega a tal punto que Ariel Ortega está jugando, probablemente, los peores partidos de su carrera. El resto del equipo no acompaña (a excepción de Carrizo y Pavone). Los movimientos constantes en el mediocampo y en la delantera (Lamela y Affranchino, dos de los "mejores" jugadores, quedaron afuera del equipo titular) no ayudaron. Nada funciona y no es hipérbole. El campeonato en el que River tenía un fixture más o menos accesible, apto para obtener los puntos necesarios y salir de la promoción, se convirtió en una pesadilla. Pero crucificar a Cappa es absurdo, desde hace tiempo River no tiene piso, no le gana a nadie, merece la B Nacional. Passarella, con su pose de macho alfa, es el Hombre que toma decisiones y se pone la Institución al hombro, pero por ahora no da pie con bola. (Se ofrece recompensa por la Auditoria de la gestión de Aguilar). La era Cappa terminó más rápido de lo que se pensaba y encima no hay un solo dato positivo que haya aportado al Club. Sólo el hit de los resignados: Nunca esperes nada de nadie, pero preparate para todo. Su alejamiento inducido provoca malestar, aunque nadie se sacrificará por su bandera. Ya lo dijo el ex Ministro de Duhalde: el cementerio está repleto de imprescindibles.

Y algún que otro hijo de puta también: Massera Q.E.P.D el H.D.P

Será cuestión de prepararse emocionalmente para jugar los sábados. Nos hemos acostumbrado a cosas peores.


17 comentarios:

Gonza Averna dijo...

Eso decís ahora que no te tocó la promoción con, digamos, Belgrano (?).

Llamen a Gallego y déjense de joder.

Santiago Segura dijo...

Todavía no sé si me da pena que hayan echado a Cappa o no. De hecho, no murió con la suya, murió -no lo estoy matando- jugando con un solo delantero, confundiendo a sus players (?) y dejando una imagen más bien turbia respecto de lo que solían ser sus cualidades: un tipo que habla todo el día de "ser feliz sólo por jugar bien" y después se la pasa a los llantos y puteadas... en fin. Hay cosas peores.

River está para un técnico tipo Falcioni. Capaz el Tolo va y los caga a puteadas como hizo en CAI, limpia a varios y los levanta. Pero para el próximo torneo, este...

Anónimo dijo...

por fin se termino la mentira del tiki-tiki, ahora que contraten a un tecnico en serio.

Andrés dijo...

1.- En la facu creo que los del PTS, MAS y demás troscos están juntando fondos para la revolución vendiendo café.

2.- Es mas fácil echar a un técnico que a 22 muertos.

abrazo

Ricardo dijo...

Que fiesta que se hace River con Aldosivi, San Martín (T) y Atelético (sic), ¿eh?

Una lástima lo de Cappa.
A estos jugadores (y a casi todos de planteles anteriores) habría que señalarlos con el dedo en la calle y sonreir burlonamente.
Y no estoy seguro de que merezcan ni un escrache.

Saludos, Corvino.

Anónimo dijo...

lástima lo de massera, hubiese estado bueno que se cagara encima durante 10 o 15 años más

Joy dijo...

Passarella vendió seriedad, institucionalidad y espíritu en su campaña. En consecuencia, contrató a Cappa (decisión consecuente) y una runfla de jugadores que jamás - jamás! - hubieran podido hacer algo por la tradición de River (decisión inconsecuente).

En serio, ¿Maidana y Román iban a ser los nuevos Celso Ayala o Yepes? ¿Pavone y Caruso a la altura de Farías o Angel? Hacen extrañar, y mucho, al colombiano Falcao que se fue por la puerta de atrás.

Y, como en la vida (?), ni los pibes ni los viejos pueden hacer demasiado cuando el Titanic se hunde. El que putea a Ortega es un pelotudo. Y el que le pide a Lamela o Funes Mori que se ponga el equipo al hombro, un desorientado.

Anónimo dijo...

Con los técnicos anteriores jugó mal, no tiene un solo tipo que sepa jugar al fútbol, en otro momento recibió ayudas arbitrales que ahora no esta recibiendo, y si miras los números son mas o menos los mismos que con Gorosito, Astrada, etc.
Ahora Cappa es pelotudo o mazoquista? si alguien vio los jugadores que tenía river y los refuerzos que pensaba traer como se le ocurre agarrar un club que además tiene problemas con las inferiores. Pero no hay que olvidarse que Cappa pidió a Bolatti o Pastore y a Paolo Goltz y que a cambio le trajeron a Arano, y a Pavone que lo unico que hizo en su vida fue aprovechar la cagada que se mando el pibe de boca en la fin al si no ni figura en el mapa de fútbol.

Billy dijo...

"Nada funciona y no es hipérbole." apunta para frase del año, leitmotiv del futbol argentino todo.

Hugo dijo...

¿Habrá puteado cuando Pasarella le comunicaba que lo estaba echando?

Hugo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flor dijo...

Llegué acá porque encontré en alguna página tu entrada sobre el asesinato de Mariano Ferreyra, me encantó tu análisis. Me puse a leer un poco más y desde ya te sigo. Es muy bueno lo que hacés, es distinto. Tenés un estilo personal y muy copado para decir las cosas y además comparto en mucho tu visión sobre ellas.
Respecto a éste último post, espero que estés muy equivocado respecto a la vuelta de Radiohead, básicamente eso.
Saludos

Diego Cúneo dijo...

Mira, mayormente no estuve de acuerdo con nada de lo que hacia cappa, a pesar que estuve entusiasmado al principio como la mayoría de nosotros. Lamela me parecia imprescindible en la abulia del equipo, y como pregonador del buen fútbol nunca entendí por que lo resistia tanto. Igualmente me parece apresurado que lo echaran, más cuando se viene un súperclásico, espero que no se venga un técnico de cabotaje, tipo Comizzo y esas cosas....Pasarella tomó una decisión arriesgada....

Anónimo dijo...

Bueno, al menos va a venir a jugar o a Córdoba si pasa a la B... algo es algo.

elJotapé dijo...

che , perdon por el siguiente comentario ya que no tiene nada que ver con lo que publicaste...

estuve leyendo algunos posts tuyos viejos, en particular uno de febrero de este año, y ahí dice que no leíste ninguna novela de J.P.Feinmann(no sé si porque no queres , no te guste o que), el tema es el siguiente.
LEE una novela de Feinmann (te recomiendo la crítica de las armas, yo leí nueve, y están una mejor que otra...), y hagamos este trato: si lees una novela de Feinmann y no te gusta, venis hasta mi casa y me pegas en la cara (te aviso que vivo en Sta Fe).
No sé si desde Febrero hasta hic et nunc, tuviste la SUERTE de leer alguna novela de JPF, espero que si, y que si no es positivo (fucking judas), pienses que estas cometiendo un sacrilegio. Así nomás te lo digo.
Nada, eso ...

JOHN WILLLIAM dijo...

muy bueno corvino, river con esa banda esta para el para a triqui- triqui.....

pregunta: de que cuadro sos en mardel????

pelón dijo...

estimada corvina: Hal Hartley va a estar allá en tus tierras hablando y van a pasar su restrospectiva. Seria un placer leer algo suyo sobre este gran director que muchísimos no conocen.