jueves, 3 de marzo de 2011

¿Alemania quiere invadir Polonia?

He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la chatura, conectadas histéricas lookeadas, arrastrándose por las autopistas digitales en busca de una solicitud de amistad. Pedí el habeas corpus de nuestras vidas y me devolvieron un DVD trucho en el cual pasaba la larga noche del insomnio 2.0 espiando cientos de perfiles en facebook sin encontrar jamás un ser humano. La búsqueda ocurría en un edificio inmenso y se extendía durante años. Habitaciones vacías, oscuras y repletas de computadoras. Después me desperté y al entrar al baño, sin necesidad de prender la luz, el espejo me devolvió la imagen de X: un cráneo fosforescente y liso que gira sobre su eje y tiene terminales nerviosas en cortocircuito eterno.

No vamos a cambiar el mundo, grita la hinchada de los cínicos, vamos a cambiar el disco C que se nos quedó sin espacio. No vamos a cambiar el mundo, el mundo nos cambia a nosotros todos los días. No vamos a cambiar el mundo, ya sé, nunca se nos hubiese ocurrido. No vamos a cambiar el mundo, sólo pusimos los dedos en V porque queríamos hacer cucharita con una joven peronista y nos salió mal. O demasiado bien.

¡Ah, si supieran que el bien y el mal, a determinada hora, a determinada distancia, a determinada altura del viaje, son lo mismo!

Hay personas que ya vienen sin el chip del amor en la cabeza, dice X (¿quién otro puede ser?), mientras bebe cantidades industriales de cerveza y su cráneo fosforescente resplandece. Los salvados de fábrica, continúa. Esto significa (sigue X hasta el infinito) que van a ser felices y que, sin saberlo, van a prender fuego a los incautos que se les crucen en el camino. Imperturbables, no se desesperan por nada, no les hace track track el cerebro, no son imbuidos por el deseo repentino de salir a matar una madrugada cualquiera.

El noise sin melodías de este mundo

peligroso y re dramático

les parece la más maravillosa música.

¡Transitan la vida como Juan Román Riquelme el césped de la Bombonera!, compara X. ¡Sin transpirar, pases cortos, algún firulete y de repente la clavan en el ángulo!

¡Oh no!

¡Nosotros vamos con taco aguja

y ellos en patas!

¡Oh no!

¡Los anteojos negros

contra viento y marea

por si la noche anterior

lloraron por los rincones!

¡Oh no!

¡Siempre con un fantástico mensaje de texto a mano

invitándolos a alguna fiesta

para que la muerte no los sorprenda

en off side existencial!

¡De vuelta de una vida que ni siquiera vivieron,

cancheros y plateados,

se acercan los dueños del futuro

con licencia para matar!

Y en la Ruta hacia la Insensibilidad Total nos cruzamos con mujeres que nos dan miedo.

L conoce a la que está tan adelantada que debió haber nacido en el siglo XXIV después de Mark Zuckerberg. Dice ella por teléfono "Si nos hace feliz podemos estar con otras personas" y le vuela los sesos. Con ese razonamiento, dice L, no existirían las guerras: “¿Alemania quiere invadir Polonia? Si Hitler quiere, si al Führer le hace bien…”. Hasta le dan ganas de volver con quien en vez de darle amor le daba drogas y en poco tiempo pasó de ser su probable novia ¡a su inigualable dealer!

J se cruza seguido con la mujer que vivió todas las experiencias vitales posibles y nos hace sentir extremadamente miserables. Estuvo a punto de morir, viajó y volvió de Júpiter, armó y desintegró familias enteras, fue presidenta de un país centroamericano. ¡Cuando nosotros no sabíamos con qué mano parar el colectivo, ella se había hecho cargo de la empresa de Transportes de la Vida! El veredicto es inapelable: no tenemos nada que ofrecer. Lo más emocionante que hicimos fue ver Sexto Sentido y descubrir antes que nuestros amigos que Bruce Willis estaba fucking muerto. Si una mujer así todavía piensa en los hombres, si ya no se largó a experimentar el sexo con osos hormigueros o canguros australianos, reflexiona J, no sé cuál será el tamaño exacto que estará buscando, pero estoy seguro/ hay algo que me dice/ llamale "intuición" si querés, que no es el mío.

X conoció hace mucho y se cruza en los laberintos de su psiquis con "El artista antes llamado El amor de su vida". La mujer con más capacidad de atemorizar en el mundo entero, declara en exclusiva X a su cerebro, sin exagerar.

En los tiempos muertos,

cuando no pasa nada

y sólo nos queda esperar

a que la taza de café con leche

termine de dar vueltas

en el microondas

o pispear el horizonte

por si viene el 571

o esperar a que llegue

el sueño en la oscuridad

de alguna cama,

piensa en ella.

Y todas las instituciones, microrrelatos, remakes hermosísimas del amor, noches, días, sentidos y personas que forman parte de su Comedia Humana, quedan en puntos suspensivos. Pero apenas ingresa al colectivo, apenas suena el beep beep del microondas, X vuelve. Pero sin dudas, por allí ha pasado la sombra terrible de "El artista antes conocido como El amor de su vida" y, de alguna forma, hay que amainar a Tánatos para que no regrese.

Creo que este es un buen momento para decir que cuando muere alguien, X es cooptado por oscuros pensamientos. Y carbura: un hijo de puta menos. Y carbura: porque, a lo largo y a lo ancho del infierno, ¿cuántas personas son capaces de hacernos felices y darnos un mínimo de amor? Y responde: pocas, tal vez cinco (si contamos algún perro fiel) y durante un lapso que siempre es menor al deseado. Y carbura: ahora pregunto: ¿cuántas personas son capaces de arruinarnos la vida? Y responde: probablemente cada uno de los 6000 millones de habitantes del Planeta Tierra. ¡Y carbura: todos los días son la remake del día anterior! Y calibra a fondo: cambian algunos personajes secundarios, alguna línea de diálogo, pero el decorado, el argumento y los protagonistas son idénticos. Una película aburrida e interminable de algún país pobre de Europa del Este. Eso es la vida. Hay que decir que te gustó, que está todo bien, si no los hipster te hacen bullying intelectual. Eso es la vida.

Y carbura.

Y calibra.

Y responde.

¡Ah, si supieran que, a determinada hora, a determinada distancia, a determinada altura del viaje, el amor y el terror son lo mismo! Todo se trata de eso. Ni siquiera entenderlo nos salva y justamente ahí está la esperanza y la condena de la especie. Esto, dice X, no hay que repetirlo en voz alta ni tenerlo en cuenta más de dos segundos por día. Habría que saberlo una vez y olvidarlo para siempre, concluye, mientras apaga, por fin, su cerebro fosforescente.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

ojalá Riquelme la clavara al ángulo más seguido...

Anónimo dijo...

No fui el primero en comentar esta vez!!!! Hay que dejar de militar estas cosas pero sin meterse en la campora. Casi no hay vida posible eh!!!!

Saludos

Anónimo dijo...

sonrie, ilcorvino a metido un gol.
me gustó mucho el texto.
saludos.
luby.

Mauri K dijo...

Muy fuerte Martín, con la jerarquia de Howl.
http://unsoloclic.org/?p=15328

J.J. Bustos dijo...

"A determinada hora, a determinada distancia, a determinada altura del viaje, el amor y el terror son lo mismo". Y googleando, googleando he descubierto que sobre esas coordenadas no te avisa el GPS.

Ricardo dijo...

Este cuento es para ser leído con una de esas características baladas-rock yanquis de fondo. De esas tributarias en algún sentido de las power baladas de los Guns and Roses sólo que ahora empiezan todas con una guitarra acústica y la voz rasposa y lastimera del cantante, que también dice sufrir por el amor no correspondido mientras se baña en champán y toma cerveza porque él sigue teniendo los mismos amigos de la infancia.
Entra la batería luego del primer estribillo y en el siguiente revienta la guitarra distorsionada de los corazones sangrantes. El solo de viola es una puñalada y luego el silencio que permite la reflexión antes de que explote nuevamente el estribillo final.

El amor es así.

Teatro de la Universidad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
agn dijo...

Gusta! Con el primer párrafo pensé que se venía una croniqueta ballardina, pero qué bueno que esa sensación no vaya más lejos que ahí.
Debo saludarlo cuando lo cruzo en algún pasillo.

Anónimo dijo...

lo que pasa es que Inmanente no s... ah... no... eh... eso era en otro post?... eh... sí, este... bueno...

Zarathustra dijo...

El bien-Amor El mal-Terror
superada la capa dual. Entramos en uno o en otro?
o en la nada y eternamente retornamos?

Abrazo, hermano.

Inmanente dijo...

"Lo más emocionante que hicimos fue ver Sexto Sentido y descubrir antes que nuestros amigos que Bruce Willis estaba fucking muerto"

metáfora pop que interpela a toda la farsa de la vida cultural (y a toda la farsa de las comunidades 2.0, a toda esta farsa de los comments en un blog por ej)

g. dijo...

los que no han deseado salir a matar gente en la madrugada deberían estar (lo están) tan muertos como bruce willis en sexto sentido.
tienen razon por ahi con lo de la musica de fondo. este texto es una melodia disonante.
abrazo, siempre un gusto leerte corvino.

Anónimo dijo...

Hey,

I have a question for the webmaster/admin here at ilcorvino.blogspot.com.

May I use some of the information from this blog post above if I give a backlink back to your website?

Thanks,
Harry

lautaro dijo...

perá perá, momentito! llegué tarde al post anterior por eso lo voy a decir acá, para que me lean todos, carajo!(?)

hay algunos salames que se quejan de la falta de tiempo para leer o de la imposibilidad de leer la cantidad que leen ciertos lectores célebres. patrañas! patrañas! mentiras asquerosas, bochornoooooo!!! excusas baratas para no decir que la literatura no es algo demasiado importante en sus vidas.

cualquiera sabe que leyendo 2 horas por día te hacés, redondeando, unas 100 páginas. eso quiere decir que te leés una novela de Aira en un día, "Los detectives salvajes" en una semana, 10 o 15 días si sos lento, el "Borges" en 20 días, si te lo tomás con calma, la pentalogía biográfica de Bernhard en 10 días, y etc...

pasa que a la gente no le interesa leer, cosa que está perfecto si no te gusta. el problema es que vengas a meter la excusa pelotuda de que no hay tiempo, con los hijos y el trabajo y bla bla bla.

si te gusta la literatura, en lugar de dormir 7 u 8 horas dormís 5 o 6 para leer, en lugar de ver a Boca o River o al Barcelona leés, en lugar de mirar 678 leés, en lugar de comprar Clarín leés, en lugar de quejarte en los comentarios de un blog por la falta de tiempo para leer, leés. es sencillito. me van a decir que no tienen 2 horas por día para dedicarse a la lectura. mejor sería que reconozcan que no tienen interés en sacrificarle 2 horas a sus días, pibes! basta de excusas boludas! o leés o no leés, la falta de tiempo es tocuén, tocuén es cuento.

vafanculo!(?)

Martín Zariello dijo...

Sería copado que Blogger se cope y vuelva a borrar los comentarios spam y también los comentarios de Lautaro (?) que no sé a quién le habla puesto que yo nunca dije algo así como que no leí Madame Bovary porque no tuve tiempo. No sé, no sé, saludos a todos.

G. Nombre dijo...

"Una película aburrida e interminable de algún país pobre de Europa del Este. Eso es la vida. Hay que decir que te gustó, que está todo bien, sino los hipster te hacen bullying intelectual."

Buenísimo. Hasta a el robot que te manda spam le gustó.

(Obviamente el "sino" está mal otra vez, pero habría que tener un corazón de piedra para mencionarlo.)

Mermelada de boludos dijo...

Buscar, buscar, "busco un hombre" decía un viejo loco, y no en su sentido vulgar. Buscas un ser humano, no será demasiado.
Barbazul versus amor letal
Un abrazo, el Simio.

Otm Shank dijo...

El comentario de Harry (?) me hizo imaginar un futuro post apocalíptico en el que, desaparecida la humanidad, los bots seguirán intentando venderse viagra unos a otros.

lautaro dijo...

perá perá, momentito! yo no hablaba de vos, IlCorvino! me refería a 2 o 3 comentarios del post anterior, que ya no tengo ganas de revisar de quiénes eran... uno de un flaco que se quejaba de que con el trabajo y los hijos ya no se puede leer como antes, paparruchadas! y otro que se quejaba de que nunca los simples mortales íbamos a poder leer la cantidad de libros que leen algunos "mounstros" como Jelinek, viles excusas de gente a la que no le interesa demasiado la lectura! vos, IlCorvino, no eras ninguno de estos comentaristas, creo...

Ale dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Inmanente dijo...

ahora, la pregunta es qué prevenciones te mantuvieron distante de una obra perfecta como la de Flaubert?

Pd para Lautaro: era Sontag perejil, sos muy groso sabelo, 100 hojas en 2 hrs!

lautaro dijo...

no seas literal, bobo. lo importante del comentario no eran las 100 páginas por día. si querés digo 50, está bien 50 páginas en 2 horas, pibe? la idea es que el que no lee es porque no tiene ganas, simplemente entiende que hay cosas más importantes para hacer que leer. lo de la falta de tiempo es una excusa pelotuda, porque todos podemos dedicarle hora y media, 2 horas por día a los libros.

y Sontag, Jelinek, Vargas Llosa, cuál es la diferencia? el punto no era ése. tratá de chicanear menos y pensar más.

Cine Braille dijo...

Lautaro, si te referías a mí, te comento:
1) que no escribí que no se puede leer NADA, sino que no hay tanto tiempo disponible. De hecho estoy leyendo Borges de Bioy Casares, más o menos en el tiempo diario que vos decís, aunque no todos los días.
2) conseguite un trabajo intenso de 7/8 horas que te deje la cabeza quemada, llegá a tu casa y salí a hacer las compras, volvé, bañate, tené un rato de familia o pareja o amistad y mirá el reloj acordándote que desde el mediodía no hojeás los diarios por Internet ni abrís el correo y agendate 2 horas de lectura de 0 a 2 de la mañana, previendo que te levantás a las 7.
3) Get a life.
4) las lecturas que de verdad te quedan en la cabeza y el corazón, las citas que te salen casi sin pensar, los libros que de verdad te cambian la vida, son los que leés entre los 15 y los 25, o 30 si querés. Después los que leas te pueden gustar más o menos, pero no es lo mismo. Ya vas a llegar.

Laura dijo...

Coincido con braile. tengo amigos que trabajan 8 horas y son zombies. Son músicos, pero no pueden hacer nada, imaginate leer.
Lautaro: todavía venís safando del laburo, después te quiero ver...

Zarathustra dijo...

el bien y el mal son lo mismo: ya lo dijo Heráclito antes que todos.

Pacho o Donnell dijo...

Loco y se ponés alerta de Spoiler antes de lo de Sexto Sentido.
Para quedar a mano te cuento el final de la vida. Somos todos taaaan felices!

Anónimo dijo...

Yo no encontré en ningún comentario de Lautaro que diga que no trabaja. Me parece tan ridícula la postura de Lautaro que la que muestran Cine Braille o Laura, con boludeces como "get a life" o "todavía venís safando del laburo". O sea, chicanas burdas que parten de la suposición de que el otro es un vago que no trabaja y que por eso es un gil que no entiende nada y es inferior a los laburantes que se rompen el lomo (esto último son suposiciones mías en base a los comentarios de Braille y Laura, ya que veo que es una práctica frecuente y simpática en este blog por qué no usarla?). Hay que tratar de argumentar más seriamente, me parece.

MarianoMundo dijo...

la vida es sexto sentido.
Ya lo decía Jack Palance

Cine Braille dijo...

Anónimo de la 1:26, sin hacer suposiciones sobre lo que en realidad ha querido decir otro comentarista ¡no existirían los blogs! En el fondo los blogs son parecidos a un test de Rorschacht, en el sentido de que uno contesta lo que cree leer: entender lo que quiso expresar otro es más difícil de lo que parece, debido a la brevedad del promedio de los comentarios y a que (por desconocimiento mutuo) no suele haber sobreentendidos. Casi que me has convencido de la inutilidad de los blogs y de arrepentirme de mi arrepentimiento de no tener uno (Cine Braille es un página lo-fi, no un blog).
Y dicho esto, prefiero no seguir obstaculizando la lectura de este post con una discusión que no vale una mierda: que cada uno haga lo que quiera y pueda y, mejor todavía, que no se dedique a darle clases de cómo vivir a los demás, como hizo el amigo Lautaro, a quien por cierto le contesté por el empleo del delicado vocativo "salames" en su comentario del 4/3/11 a las 12:34.
Y visto todo esto que llevo escrito al reverendo pedo, me dedico el "get a life" a mí también.

La Isla De`l dijo...

Anoche salí y me comí alto bodrío, o yo soy un denso o la gente habla muchas ganzadas, pero basta de cinemas verites y de jardines de gentes, no me gusta hacerme el anti-caretas pero vos resumis y trasladas cosas comúnes de forma copada, esto me hace pensar en las cosas que genera el descontento o la frustración, que se yo... a veces no es tan malo.