sábado, 11 de febrero de 2012

Todos estos años de Spinetta

Escuchando a Spinetta en el Auditorium de Mar del Plata (23/07/06)
“Jardín de gente” dio paso al primer chiste de la noche, la primera muestra de la anti solemnidad que suele tener el Flaco en cada uno de los recitales que ofrece: en vez de decir, al finalizar el tema “El collage…de la depredación humana” dijo, con su tono más serio, “El collage… de las porciones de fugazzeta que nos lastramos”.


Siguiendo los pasos del Maestro: Martropía, conversaciones con Spinetta (9/02/07)
Imperdibles son sus recuerdos de una extraña y desconocida entrevista con Borges: el Flaco estaba tan nervioso que llegó tarde. La entrevista se suspendió pero el Flaco llegó al encuentro totalmente aterrado: le preguntó por Artaud y Borges dijo desconocerlo. Según el Flaco “Me petrificó”. Finalmente el desenlace: “Yo le dije que era músico, que tenía dos hijos, y que no sabia demasiado bien por qué estaba con él, pero que para mí representaba una gran satisfacción porque lo admiraba mucho. Me despidió diciéndome “Permiso, me tengo que ir” (…) A veces pienso que fue un encuentro con Homero. Pero era Borges”.


Spinetta contra todos los males de este mundo (3/09/07)
Decir que la gente enmudece cuando habla Spinetta es poco: la gente lo escucha como si de escucharlo dependiera el mundo. O esa abuela, la conciencia que lo regula. Y sí, buena parte del mundo de aquellos que fuimos el sábado a verlo está compuesta por canciones de Spinetta, letras de Spinetta, solos de guitarra de Spinetta y discos de Spinetta.


Almendra II: Volando en una mosca infernal (21/02/08)
De las melodías redondas del primer disco pasaron a riffs de guitarra estructurados para confundir. De las canciones acústicas limpias a "Leves instrucciones", que, por su devaneo melódico puede emparentarse con "A Starosta, el idiota", un tema emblemático que Spinetta incluyó en Artaud, su obra cumbre. De la línea “apolítica” del principio a la letra de "Camino difícil", que parece instar a la lucha armada: “Compañero/ Toma mi fúsil/ Ven y abraza a tu general”. Almendra II es un cambio radical, de esos que suelen pegar las grandes bandas cuando están sofocadas por las etiquetas. Lo extraño es que les haya sucedido sólo unos meses después de sacar su primer disco.


Artaud: una genialidad atemporal (1/03/08)
La estrofa que dice: “Aunque me fuercen yo nunca voy a decir/ que todo tiempo por pasado fue mejor/ mañana es mejor”, con el paso del tiempo se ha convertido en un lema épico, esperanzador y parece una reacción del autor ante el eterno lamento del tango por los años idos. Hay folk, blues, rock, pero lo que finalmente sobrevuela es una sensación de genialidad atemporal. El mismo tema podría haber sido escrito 50 años atrás, 200 más adelante: “Estos son en verdad los pensamientos/ de todos los hombres en todas las/ épocas y naciones (…) Esta es la hierba que crece/ donde quiera que haya tierra y agua/ éste es el aire común que baña el globo”.


Un cuento y una canción 6/05/08
A excepción de ese elocuente estribillo que se repite cual mantra hindú (Lo que está y no se usa nos fulminará), no tengo la más mínima idea sobre el significado concreto de la letra de mi canción favorita: “Elementales leches”, de Invisible (Luis Alberto Spinetta). Sé, sin dudas, que es superior a “Cantata de puentes amarillos”, a “Para ir”, a “Dale gracias”, todos temas del mismo autor que colocaría en la cumbre de la música argentina, si esta última existiera.


Sobre Un Mañana, el nuevo disco de Spinetta (2/07/08)
Si hay que marcar correspondencias en la discografía, Un mañana podría ubicarse entre Pelusón of Milk (1991) y Don Lucero (1989). ¿Pop anti-hit? ¿Rock de la melodía irregular y la armonía descabellada? ¿Música para dedicarle a una novia marciana y escuchar adentro de un frasco vacío de mayonesa? Algo así.


Algunas cosas (más) sobre Spinetta (25/07/08)
La heladera. Spinetta suele componer músicas que escapan a cualquier denominación genérica. Una de ellas es “La montaña”, cuarto tema de Pelusón of Milk (1991), que termina diciendo: “Trepen a los techos ya llega la Aurora”. En el video, los actores del mismo se suben al techo y reciben ¡una Heladera marca Aurora!


Also sprach un fanático de Spinetta (3/11/09)
El jardín de los presentes (1976): Evidentemente este repaso por mis elegidos para el 4 de diciembre fue un fracaso por consecuencia de que me gustan todas las canciones. ¿Cómo elegir temas de un disco como El jardín de los presentes? Todos son buenos. Se supone que estarán “El anillo del capitán Beto”, “Que ves el cielo” y “Los libros de la buena memoria”, pero ¿cómo dejar afuera “Doscientos años”, “Niño condenado”, “Ruido de magia”? Por suerte, no tengo ese problema, simplemente lo disfrutaré moviendo mi cuerpo corvinamente en una lejana playa del animus. Perdón, en el campo del Estadio José Amalfitani.


Los mejores discos de la década en el rock argentino (6/11/09)
Pan (2006), Luis Alberto Spinetta: Luego de trabajos interesantes pero algo densos como Silver Sorgo (2001) o Para los árboles (2003), Luis Alberto Spinetta siguió con su actual tendencia musical (un sonido cercano al jazz y a un rock netamente anticomercial) aunque subiendo un tanto la intensidad. Un mañana también puede considerarse un punto alto, pero no tiene “Bolsodios”, un tema sublime, en el que el ex Almendra demuestra que aún hoy, con cuatro décadas de carrera, puede exprimir la mente de sus oyentes con frases como: “Todo las cosas que perdemos las tiene en un bolso Dios” o “Nadie se escribe el destino”. El resto del disco no desentona, destacándose la tonada algo telúrica de “La flor de Santo Tomé”, “Atado a tu frontera” (deja vú de Los Socios del Desierto) el poptimismo de “Dale luz al instante” y el clásico delirio spinetteano de “Espuma mística”.


Spinetta (4/12/09)
Porque, “con todo respeto”, no es lo mismo cantar “Devolvé la bolsa” que “Dios es un mundo en el que amar es la eternidad que uno busca”. Porque en una era en la que todo tiene que estar a un link de distancia e inducir al baile, no es para nada desdeñable resistir escuchando a Spinetta y tener confianza en que su música sublime nos protegerá “cuando el arte ataque”.


Spinetta y las bandas eternas (5/12/09)
En Retiro me esperaban Marilina y Matías, dos seres amables (conozco pocas personas que derrochen tal grado de bondad y en forma tan desinteresada) que se prestaron de guías para que la aventura del Corvino en la Gran Ciudad no termine en un nuevo y lamentable caso Pomar. Desde allí nos tomamos el 106 y en el trayecto hasta la cancha, como buenos porteños y orgullosos de serlo, me fueron mostrando la avenida más larga del mundo, la plaza más larga del mundo, la pizzería más genial del mundo, el camión más raro del mundo y finalmente, la gran estrella de la noche: el andamio, que según Marilina, es el más fuerte del mundo y por supuesto está en Capital (como todo lo mejor, grande y bueno).


Escape hacia el alma (10/06/10)
Injustamente olvidado, creo que Fuego Gris (1993) es la última obra maestra de Spinetta. Y es más: en mi podio personal lo ubico junto a Artaud (73’) y Kamikaze (82’). Esto contradice las consideraciones del universo spinettoide que suele hablar de Fuego Gris como una continuación fallida de Peluson of milk (91’). Es verdad que el modo es el mismo (el lenguaje utilizado es similar y Spinetta es solista en el sentido literal del término: casi no hay invitados), pero Fuego Gris lo supera o, si se quiere, es una parte II a su nivel.


Escritos de un spinetteano indecente (13/12/10)
El spinetteano cree que las mujeres lo deben amar porque escucha a Spinetta. En todo caso las mujeres deben amar a Spinetta por ser Spinetta, pero ¿por qué un spinetteano cree que va a seducir a alguien porque escucha a Spinetta? El spinetteano nunca pensó que una mujer le iba a decir que no le gusta Spinetta. Un 80 por ciento del vínculo que pretendía establecer se desmantela: "Nosotros y nuestro amor por el Flaco". Desconfía y arremete con frases del tipo "Lo que pasa es que no lo escuchaste bien" (subestimación), "¿Querés que te grabe un compilado?" (colonización cultural masculina), etc. El spinetteano ortodoxo, más o menos literalmente, cree que Spinetta es Dios. El spinetteano que lo llama “Luis Alberto” merece una patada en el culo.


Spinetta está en su derecho (20/01/11)
En fin, como espectador y espero no dar más vueltas, estoy en mi derecho de decir que el recital de Luis Alberto Spinetta en el Teatro Auditorium del día 19 de enero del año 2011 fue un gran, terrible y por momentos doloroso: bodrio. Probablemente nadie lo reconozca. Ni siquiera la chica de atrás mío, sí, vos, la de pelo verde, que te quedaste dormida en la Fila 6 de la Platea Alta.


Música para camaleones: Bonus Track I (16/08/11)
Spinetta: Música para tipos que tienen una imagen de sí mismos superior a la real y creen que los demás no se dan cuenta (pero sí), a los que les gustaría formar parte del clan Pauls, que ya son o serán canosos (son canosos de alma), que se hacen los interesados en el budismo, se enorgullecen de no ver "mucha tele" como si fuera la gran cosa y leyeron a Artaud, íntimamente saben que no entendieron un choto, pero no se animan a decirlo en voz alta ni por puta.


Este post no es sobre Artaud (26/10/11)
Spinetta, por su parte, se hallaba en un evidente pico creativo. Pescado 2 conjuga, por momentos, la inocencia del primer disco de Almendra con las letras herméticas y fascinantes del periodo de Invisible. Eléctrico (“Poseído del alba”, “Ámame peteribi”) o acústico (“Mi espíritu se fue”, “La cereza del zar”). Blusero (“Como el viento voy a ver”) o pop (“Viajero naciendo”). En plan delirio (“Panadero ensoñado”) o de denuncia apocalíptica (“Corto”), Spinetta brilla como cantante original, letrista inspirado y leyenda.


Spinetta, el músico que nos salvó la vida (8/02/12)
Recuerdo una vieja nota sobre Los Ramones en la que Joey decía que el rock le había salvado la vida. En los últimos años, casi todas las apariciones públicas de Spinetta se relacionaban con su labor en Conduciendo a Conciencia. Alertaba sobre el flagelo de los accidentes de tráfico para que no se siguieran provocando muertes evitables. El Flaco no lo sabía: sin necesidad de ninguna campaña, su música nos había salvado la vida mucho tiempo atrás.

10 comentarios:

Daniel dijo...

Otro gran post, éste.

Ayer fui a verlo a Cantilo a La Perla.
Allí organiza Rodolfo García. Hablé unas palabras con el y se le caían las lágrimas a chorros.
Para mas, se me ocurre decirle: -"Nunca ya podremos ver de nuevo a Almendra".
Me dijo que le hacen un homenaje al Flaco el 24. Van a estar muchos de sus amigos músicos y cada cual cantará un par de temas.
Cantilo abrió ayer con Credulidad.
Estos días me la paso escuchando a Jade...
Para mi que no soy especialmente un spinetteano, fueron Almendra y Jade las joyas preciadas.
Se lo va a extrañar, mucho.

Anónimo dijo...

Wfmarion Creative represents the business of 2012. We offer services for the masses at prices too crazy to list. Want your site ranked #1? We can do it! Need a better converting design? We can do that also!

[url=http://wfmarion.com]magento design[/url]

Bubulina dijo...

Fuego Gris,
Dedos de Mimbre,
Hace unos 5 años atrás,
yo jovencita,
Teatro Municipal de Santa en un Festival de Jazz dos chabones lo tocaron a dúo de piano y contrabajo,
sublime,
lástima que ahora que recuerdo fui sola,
unos 16 años,
pobre la mujer azul.


(estoy en una especie de sesión de recuerdos spinetteanos)
(éste es uno, hay excesivos más)
(no puedo creer que ahora es polvo)

Anónimo dijo...

Es lo que pude capturar y se lo regalo para ustedes. Fue la noche más emotiva que viví:
http://www.youtube.com/watch?v=QM_IsV5eyA8

Anónimo dijo...

http://www.juntemosfirmas.org/petitorio-Queremos-que-el-Aeropuerto-Pistarini-se-llame-Luis-Alberto-Spinetta-112

David dijo...

Buen día Corvino, sos una de las pocas personas a las que le puedo creer el impacto por la muerte de Spinetta. No nos conocemos, pero no sé, siempre has sido consecuente con lo que has escrito de él, y si no lo has sido, no importa, siempre te noté genuino hablando de Spinetta, al menos en estos cinco años que ingreso aquí.

Está bueno el repaso que hacés, qué ironía que cites la frase en la que L.A.S reniega del pasado mejor; justo ahora que en el horizonte no parece haber nada siquiera cerca de su grandeza. Pero bueno, ese es un razonamiento mio de viejo puto.

Abrazo!

Anónimo dijo...

decir el disco que mas les gusta sin contar almendra y pescado y decir porque.
Pelusón of Milk creo que es el punto maximo de la carrera del flaco, el ambiente que crea y la diversidad que tiene. La majestuosidad de "La montaña", la oscuridad onírica de "Domo tu" o el frenesí de "Ella Bailó". Simplemente belleza. Debo decir que "Seguir viviendo sin tu amor" lo salteo y a "Hombre de lata" también a pesar de que este último lo pongo con unas birras y amigos

Anónimo dijo...

Gracias por los escritos asi reunidos, significa bastante para los que nos duele igual pero no sabemos escribir. Es sentarse con alguna infusión e ir leyendo, y aliviar el alma.

Dejar este video me parece casi una necesidad, (el sonido no es bueno pero) comparto el sentimiento de la gente aplaudiendo cuando pasó la estrella fugaz. A mí se me puso la piel de pollo.

http://www.youtube.com/watch?v=I9twDNjgaAU&feature=share

Ana

Anónimo dijo...

http://www.clarin.com/espectaculos/personajes/Charly-Garcia-Despues-Spinetta-siento_0_646135535.html

Anónimo dijo...

http://pinterest.com/agustonet/despedida-al-flaco/