jueves, 10 de mayo de 2012

Ampliación de daños

Hay libros que leímos cuando teníamos 18 años y ahora nos damos cuenta que no entendimos un carajo. Y tampoco los podemos leer de nuevo porque ya no nos interesan. Hay novias que se adelantan al futuro y te conocen cuando te faltan un par de horneadas. Hay tipos que nacieron en la época equivocada y hacen la remake de los 70' en el 2012. ¿Lanata no hace un programa de 1995 todos los domingos? Quiero decir que no todo ocurre en el momento en que, idealmente, debería ocurrir. Por suerte, La piedra en el aire, el nuevo y esperado disco de Flopa Minimal, llega en el momento justo. Cuando las certezas del verano se transforman en las durísimas verdades del otoño. Cuando Simeone le gana a Bielsa. Cuando las ciudades comienzan a tener el clima de Londres, pero en realidad estás en Mar del Plata o Villa Lugano. ¿Qué más le podemos pedir a la música sino coincidencia en momentos de zozobra emocional?

No hace falta decir que estoy escribiendo para el reverendo ojete porque estoy escribiendo peor. Creo que le doy una vuelta de tuerca a la idea de escribir como el ojete. Soy el Henry James del ojete, señores. En realidad el José Bianco. Qué sé yo, reflexiones metalingüísticas que se me ocurren, qué sé yo. En fin.

El año pasado fui a ver a Flopa y Minimal en el Galpón de las Artes, un reducto marplatense que me deprime profundamente. No sé si es la luz tenue, no sé si es porque a veces tiran una especie de humo que caldea el ambiente, no sé si es porque casi siempre (promediando o al final del show) hay un número, un número con actores que interpretan una pieza de una obra de teatro. La cuestión es que ese lugar me deprime pero al mismo tiempo tiene la virtud de traer ciertos músicos que me gustan. O que me gustaban hasta que los veo en el Galpón, claro. No digo que el Galpón sea eso que yo pienso, es mi subjetividad. No te metas con mi subjetividad, ¿ok? Bueno. Liam Gallagher en el Personal del año pasado arruinó completamente un contexto genial: GEBA explotaba de gente, hacía calor, lloviznaba, era primavera. Salió Liam y fue como cuando te dicen que los Reyes Magos son los Padres. El recital de Flopa y Minimal fue tan genial que excedió el contexto. Hay músicos así de extraordinarios. Entre ellos tienen una especie de diálogo stand-up perpetuo y espontáneo. Componen y cantan muy bien. Y además uno escucha La piedra en el aire como un disco necesario. Que está a la altura del silencio que obtura. Y digo “obtura” porque yo estudié Letras. Un disco que salió cuando debía y no cuando la situación lo requería (desde el 2003 la muchachada folkie-indie-hipster argentina pedía una segunda parte). ¿Esto contradice lo que dije en el primer párrafo sobre que era un disco que salía en el momento justo? Puede ser. O no. En caso de que sí contradiga: ¿pasa algo? No, entonces me contradigo. Mirá como me contradigo: pensándolo bien El Galpón de las Artes es un lugar maravilloso. De verdad. Me gustaría morir viendo un recital en el Galpón de las Artes aplastado por estudiantes de Teatro. Todo puede ser puesto en duda, La piedra en el aire no. A los temas ya conocidos del EP del año pasado, se agregan algunos que pueden ser hits instantáneos en nuestros emepetres temporada otoño/invierno: "La máquina de hacer todo mal", "¿Y cuánto más tengo que pagar?", "Todo lo que ya no sirve". Si las barrabravas tuvieran sensibilidad, cantarían estas canciones de amor a los gritos:

Casi está el amor
contenido en este gesto,
reducción de daños,
yo no sé si vos
firmarías una tregua,
reducción de daños.

O:

Caminando voy
hasta donde haga falta
y si es lejos no me importa
porque no me importa nada.

Bueno, este es el último párrafo del post. Nos costó mucho llegar aquí. "Eh, pero casi no hablaste del disco". Y andá y escuchalo, hermano. ¿Qué otra cosa se puede decir de las cosas buenísimas sino "Escuchá/Mirá/Conocé/Leé la cosa buenísima"? Entonces, si estás a punto de unirte a la Secta del Maestro Amor. Si te estás por tomar un colectivo para que te abuse un Wachiturro en el Conurbano. Si comenzás a mirar con buenos ojos la Muerte Digna. Detente, oh muchacho/a. La piedra en el aire puede ayudarte a transitar ese momento doloroso en el que hay no hay más nada para decir y además hace frío. Hoy fue la primera de muchas tardes en que lo voy a escuchar. Lo pueden bajar acá. Sayonara.


23 comentarios:

Andy dijo...

La concha de la lora. Qué genial que sos Corvino.

Pelo dijo...

Está bueno, pero es un poco como tomarse un litro y medio de té con miel y limón, así de relajante y meloso.

Inmanente dijo...

che estás escribiendo como si fueras la versión textual de Julián Serrano...ups

nslg dijo...

yo no quiero que me abuse un wachiturro, yo no quiero lo que llaman muerte digna (la unica muerte digna es la que se da uno?), yo no quiero simular que cambio de sexo.
yo quiero abortar.

pero este gobierno progre no me deja.

si el programa de lanata es del 95, la "realidad" polìtica y econòmica, ¿de que año es?

volviendo al tema,
todavia no es inverno, pero casi

http://www.youtube.com/watch?v=8z8R7Co1-NM

Lola dijo...

difícilmente me guste el disco en cuestión; pero es ineludible no escucharlo después de tu texto qué dice poco, pero dice lo suficiente. Muy efectivo, señor!

Lola dijo...

*que

Anónimo dijo...

te amo, corvino

Anónimo dijo...

I Love You, Corvi. La Ternura, me despertas. ¡Ay!

juan dijo...

Lo escribiste borracho??? jaja

Billy dijo...

Me lo bajé minutos antes de visitar el blog, esta casualidad debe probar la existencia de Dios o algo.

soy el comentarista del ojete.

Agu Jaurena dijo...

Hola, Corvino.
Primero debo acotar, como mujer argentina y peronista (como dicen las viejas), que celebro su nueva condición de grosso del post y sex symbol.
Sobre el disco, ellos, todo, ¿qué decir? Soy una de las productoras del corazón y eso lo hace más hermoso...
El jueves le haré una entrevista Flopa -estoy aterrada-, y seguro Il Corvino se nombrara, dado éste hermoso post.
Saludos, estimado.

lea dijo...

Este post está entre los mejores diez, de una... Tiene ese no sé qué, que lo hace especial...

Anónimo dijo...

¡Muy bueno, che!

Lucia.-

Anónimo dijo...

corvino, deja las drogas!!!!

Santiago Segura dijo...

¿Este post lo hiciste fumado o malhumorado?

Ayer tuve la suerte de charlar un rato con ellos pre-show, excelente onda y mucho humor (lo que se ve en los shows). Cuando esté te aviso. Son capos por este disco y por los otros varios que han hecho, no pierden la gracia.

Rodrigo Herrero dijo...

Es cierto que hay libros que nos llegan "demasiado pronto o demasiado tarde".
Martín, escribís muy pero muy bien. Está bueno que no lo creas, así no te dormís en los laureles y te esforzás por evitar "ser escrito" por los lectores.
Yo por ejemplo, por un exceso de lecturas de textos de ciencias sociales, tiendo a recargar de información los textos, a hacerlos aburridos, a "inespertineizarlos".
Robar robamos todos (los nabos como yo, y los capos como X), el tema es saber hacerlo, y vos lo sabés hacer.
Como dijo Bioy:
En Callao y Córdoba se encontró con Marcial Tamayo, autor de un precursor libro sobre Borges: BIOY: “No me atrevo a decirle que el defecto de su libro es que no corre aire entre los pensamientos: cada frase es un pensamiento, una aserción, una opinión; está escrito en estilo ametralladora”. (15 de junio de 1953)

Tus mejores post respiran, están vivos.

Abrazo purrete!

Anónimo dijo...

qué raro y lindo este post,che
abrazo
m.a

Anónimo dijo...

Escuchame una cosa PELOTUDO! no te hagas el pobrecito de " escribo para el ojete, soy un escritor del ojete", que ese es un recurso gastado para evitar críticas justamente en ese sentido.
Bien, ahora, más calmados...tomate un mate...toma...es verdad, no existe el tiempo ideal en que llegan las obras pertinentes a nuestras manos.
Y nunca pasó jamás en la historia: en la vida nos hacemos padres, escritores, músicos, amantes sobre la marcha.
Yo tuve un defecto de chiquito, quería entender , porque me llamaba extrañamente la atención la producción de biletes, cómo funciona la burocracia, no podía entender cómo era ese tema de pagar impuestos por vivir en una casa, el valor comparativo de las cosas.
Jamás aprendí metodicamente nada de esto, hoy día la inflación y la devaluación de la moneda me sigue pareciendo un terrible misterio, sin embargo continúo viviendo, pagando impuestos, a veces "tocando de oído", esperando algún anuncio económico gubernamental.
La escuela tradicional decimonónica creó esa mentalidad de "conocimiento gradual", cientificista, que choca ostensiblemente con lo multicausal, holístico y experiencial de la vida.

Pentagramo

Anónimo dijo...

Esto está hermosamente mal escrito...
Urra!

Saludos!

Anónimo dijo...

Gracias por está ¿recomendación?. Todavía no escuché el disco, precisamente por ese temor a que esté fuera de tiempo, cómo me viene pasando regularmente con todo lo nuevo; pero leyendo este post recibí el empujón necesario. Saludos.

Anónimo dijo...

ya me hice del disco de Flopa y Minimal y me vino anillo al dedo para afrontar el momento del orto que estoy pasando.

german dijo...

http://vos.lavoz.com.ar/pop/rock/pez-nunca-fuimos-banda-laboratorio%E2%80%9D Una entrevista corta pero más o menos a Minimal

Alunizaje dijo...

Si Flopa y Minimal compartieron el post q escribí sobre su recital "vaquero" esto lo tienen que publicar por todas las redes sociales del universo. Los que disfrutan de su música necesitan conocer este blog.

Seguí escribiendo como el orto que nadie lo hace mejor.