viernes, 12 de julio de 2013

Un sentimiento llamado Ortega


"Ariel, la oferta de la recepción debe ser vertical". Ésa fue la orden que Marcelo Bielsa le dio a Ortega en una práctica de la Selección. Creo que en ese pedido asimétrico, en esa frase más propia de un postestructuralista que de un técnico de la Selección, se concentra buena parte del equívoco que generó Ortega como jugador y figura pública. A pesar de que lo que daba era extraordinario, siempre se le pidió más: éxito en Europa, campeonatos con la Selección, profesionalismo.  

Fusilado mediática y socialmente por las desventuras de su vida privada, hoy cuesta decir que, excepto por Riquelme y Messi, Ortega fue el jugador más sublime que dio el fútbol argentino después de Maradona. No es casualidad que haya sido el único jugador en la historia que lo reemplazó en un Mundial. Si hasta fonéticamente su nombre contaba con el signo categórico de "Diego Armando Maradona": Ariel Arnaldo Ortega. De alguna forma, cargó con ese peso para siempre. Ortega era un jugador que odiaba entrenar pero poseía una velocidad natural envidiable. Sin ser definitivamente delantero ni totalmente enganche, era capaz de definir con tres dedos o eludiendo al arquero. Su especialidad, sin embargo, era acariciar la pelota y picarla por arriba. Marcó decenas de goles de esa misma forma, uno más hermoso que el otro. El que le convirtió a Ferro, en el Apertura 96, tal vez sea el mejor, casi un calco del segundo de Maradona a Bélgica. Diez años después, contra San Lorenzo y en un Monumental repleto y empapado, concibió el gol más emotivo que se recuerde. Gambeteador compulsivo, en su época de esplendor solía criticárselo por hacer una de más. Los distraídos de siempre no entendieron que transformó el quiebre de cintura en un juego aparte del fútbol. Cuando terminaron los 90 y comenzaron los eventos desafortunados, Ortega perdió repentismo y habilidad, pero gracias a ese stock de encanto que sólo tienen los cracks, logró reinventarse. La experiencia lo ayudó a simplificar: si antes eludía a tres jugadores, ahora clavaba un pase entre líneas. El relato de la debacle siempre evita decir que en los títulos de Newell's en el 2004 y de River en el 2008 Ortega también tuvo su cuota de responsabilidad.

Aunque no seas de River, aunque no te guste el fútbol, aunque hayas nacido en Marte, la despedida de Ortega tiene que tocarte el corazón. A Ortega siempre se le notó que antes de ser un jugador era un ser humano. Su itinerario recuperó (involuntariamente, como es en estos casos) la tradición de gloria y desmesura, cercana a la tragedia, de los grandes ídolos del deporte argentino. Si hasta es típico que, aunque le hayan gritado "Borracho", los hinchas de Boca digan que de River no bancan a nadie, salvo a Ortega, claro. El Burrito incluso le otorgó un poco de ternura y de aire norteño a un Club habituado a una afectada conducta elitista, que de tan aristócrata muchas veces se confunde con el racismo y la xenofobia. Existe algo significativo y ciertamente revelador que podrían hacer los que le reprochen sus problemas con el alcohol desde el living de sus casas: irse a la concha de su madre.           

¿Qué quieren que les diga? Soy más hincha de Ortega que de River y no creo ser el único. Ese tipo tímido y fiestero es algo así como la infancia, como el descubrimiento del amor, como una tarde de sol y cielo despejado. No tiene nada que ver con esa idiotez del fútbol. Los que lo queremos a veces nos colgamos observando viejos videos en Youtube con sus goles.  Y en honor a los paraísos perdidos ni siquiera intentamos reprimir las lágrimas.  


40 comentarios:

Otto ikn dijo...

Corvino, te quiero.

Billy dijo...

golazo. "te amo fútbolisticamente. siempre fuiste mío ARIEELL!!" jaja

Matías dijo...

Te amo futbolísticamente jaja

revistanarco dijo...

Crack total. No soy de River, pero me hubiese gustado que Ortega terminara su carrera jugando y tirando magia en cuotas. Es lamentable que le hayan soltado la mano (¿fue el tomuer de Simeone?). Además, en una gamba era superior a muchos de los que pasaron por el club de la banda en los últimos años.
Gracias, burrito!

Gastón Domínguez dijo...

Soy hincha de Boca. Es verdad lo que decís: a Ortega se lo respeta muchísimo. Y, en mi caso, Francescoli entra en esa categoría. He aplaudido goles y judas de los dos. El de Ortega a Ferro fue uno de los goles más lindos que vi, simplemente porque tenía 15 años y todo en el fútbol era nuevo para mí. El retiro de Ortega me confirma que esas cosas nuevas, esas sensaciones, ya no vendrán, simplemente, porque tengo 15 años más.

Ricardo dijo...

Ortega se lo merece. Jujeño, carajo. Si me habrán contado que lo vieron dar vueltas por San Pedro de Jujuy mis amigos. Obviamente con minas y una alcoholemia importante. Qué va'cé.

Corvino, disculpame, pero el paso de Ortega por la Selección también fue brillante, si bien no tiene más que un subcampeonato olímpico, creo. Sólo hay que poner los goles de Batistuta y Crespo en la Selección y empezar a contar cuántos fueron pase de Ortega. Ah, y le dio un pase gol a Messi en ese partido exhibición reciente. Sólo le faltó darle un pase gol a Diego, pero qué bien lo reemplazó en USA94...

Anónimo dijo...

Cuando jugaba en Newell's hizo el gesto de "poniendo estaba la gansa" para que los diriguentes del Millo pagaran lo que el pedía, en fin, un mercenario pero tambien un talentoso. Dejando de lado que Ferro era un equipo paralimpico, el gol ese que nombras es el mas impresionante de todos. Despues de Maradona y sacando a Messi el mejor fue Veron, una carrera impresionante; el boludo argentino no lo quiere.

hermes conrad dijo...

Ortega es ídolo porque todos creemos que podemos llegar a ser como él, aunque eso es completamente falso.
ortega, por mas que le duela a quien le duela, es el mas bostero de river.

hasta la victoria siempre, burrito.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Jugadorazo! Y hasta su putañerismo tiene algo de infantil. Después de todo, los niños son "perversos polimofros" (?).
Fue la figura de la selección en su primer partido, cuando le tocó reemplazar al Diego (vs Bulgaria, creo) porque la enfermera se lo llevó de la manito al anitdoping contra Nigeria. También le recuerdo un golazo contra Brasil, creo que en la goleada 1 a 4 que nos morfamos un día.
Abrazo de gol!

cacho dijo...

muy buen jugador, pero bastante sobredimensionado. recordemos que Ortega fue 8 años consecutivos titular indiscutido de la selección. no sé si alguien puede nombrar 2 o 3 partidos relevantes donde haya sido figura. en Francia 98 tuvo una gran primera ronda contra Japón, Jamaica y Croacia, un partido bastante bueno contra Inglaterra y el partido de la ignominia contra Holanda.
lo de Corea-Japón 2002 fue directamente paupérrimo en los 3 partidos.

obviamente no voy a meterme con la idolatría de los hinchas de River, pero después de su primera etapa, donde estaba rodeado del mejor plantel por escándalo del fútbol argentino, en cada vuelta mostró menos de lo que se espera de un "fuera de serie" como se lo quiere catalogar. algunos títulos locales y enormes decepciones en las copas (con el recordado 0-3 de los "4 fantásticos", el caño a Yepes y la muleta de Palermo incluída) confirman esta aseveración. además de que son más sus derrotas que sus victorias en el clásico.

nahuel montes dijo...

SNIF!

Hugo dijo...

Concuerdo bastante con Cacho, un muy buen jugador pero no un fuera de serie ni un tipo que pudiera cargarse un equipo al hombro.

Igual se lo quiere por más que haya jugado mayormente en el gallinero.

Corvino dijo...

Bueh, en Corea Japón todos fueron paupérrimos, empezando por Bielsa, a quien parece que hay que idolatrar porque lee a Borges y confunde a seres humanos con robots. En la Selección Ortega jugaba generalmente bien, sin deslumbrar, igual que Messi, igual que Riquelme, igual que Tevez, igual que cualquiera de los tipos que se pusieron la diez y no ganaron nada ni demostraron lo que hacían en sus clubes. Saludos.

Hincha de Boca dijo...

Uno de los pocos futbolistas que sabían divertirse dentro de la cancha, que se daban espacio para lo lúdico dentro de tanto músculo y espíritu competitivo.

¿Falta de profesionalismo? Me quedo mil veces con cualquier Ortega antes que un robot pegapatadas que hace del fútbol una maratón y no un juego.

cacho dijo...

entono(?) un mea culpa: Ortega no estaba en el River que perdió 3-0 el día del caño a Yepes y la muleta de Palermo, llegó unos meses después. igual la idea se entiende, ya que jugó como 10 copas Libertadores.

y Bielsa es un enfermo mental.

Anónimo dijo...

Este es el blog que odia a los gringos.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Che, aflojemos con el discurso "tu no has ganado nada" de Chilavert. Ganar un mundial es jodidísimo... no se puede tildar de looser a cada jugador que pasó por la selección y no ganó un título. Yo escuché eso hasta de Zanetti, que es cierto que siempre tenía el mismo peinado y le faltaba maldad, pero tuvo una trayectoria fuera de serie. Pero no, claro... "no ganó nada".
Bilardistas de mierda!!! (?)

Anónimo dijo...

Un jugador entrañable.... INFERIOR A RIQUELME QUE ES DE BOCA.

cacho dijo...

por si lo decís por mí, yo no dije eso de que "tú no has ganado nada". yo hablé de que en la selección en 8 años siendo el 10 indiscutido es difícil recordar 2 o 3 partidos de relevancia donde haya sido la figura, y de que en River, sacando su primera etapa donde estaba rodeado de fenómenos que marcaban mucha diferencia sobre el resto (con Francescoli a la cabeza, mucho más importante en la historia del club, mucho menos carismático también), en cada vuelta sólo dejó pinceladas del talento descomunal del que hablan sus fanáticos. hay algunos que lo ponen como el mejor jugador argentino de la era entre Maradona y Messi, lo que es claramente una exageración.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Cacho:
En principio soy hincha de Boca y mi ídolo máximo es Riquelme.
Mi mensaje era mitad en serio mitad en broma, pero más allá de eso, creo que estás racionalizando la belleza del juego de Ortega. Uno no le valora el profesionalismo, la capacidad de mantenerse en el alto nivel de un modo regular, la cantidad de títulos logrados con la selección, sino el potrero, la gambeta, la improvisación, el barrio (salió del norte, era petiso, jujeño). No sé cuántos alemanes con mejor trayectoria que el burrito hacen este gol:
http://www.youtube.com/watch?v=RRwLxN7VyA0

Borges dijo alguna vez que al hincha no le gusta el fútbol sino que su equipo gane, porque cuando regresan de la cancha le preguntan por el resultado antes de por cómo estuvo el partido. Pues bien, el amor de los hinchas por el juego de Ortega contradice o desmiente, cuantimenos parcialmente, a Borges.
Ortega se entiende mejor desde el romanticismo, no desde la Ilustración, je.

Hincha de Ortega dijo...

Al amigo cacho: Ortega en el mundial 98 la rompió, era de los mejores jugadores del torneo, y fue el mejor de la cancha contra Holanda, aunque la gente como vos sólo se acuerde del cabezazo a Van Der Saar.
En River no sólo ganó más cosas que Francescoli, también jugó mucho más tiempo, pero Enzo era un señor jugador, y un señor afuera de la cancha, eso lo pone por encima en las preferencias de la gente.
Riquelme y Verón han sido jugadores más preponderantes en sus equipos, han ganado más cosas, pero adentro de la cancha, no sé cuánto más han hecho que este crack, al que criticás con una liviandad que roza la falta de respeto...

cacho dijo...

yo dije que no me meto con la idolatría de los hinchas de River. es absolutamente entendible el amor por Ortega. yo estoy hablando de la idea que se quiso/quiere imponer de que Ortega es un "fenómeno descomunal" que fue lo mejor que le pasó al fútbol argentino entre Maradona y Messi.
el romanticismo está bueno por momentos, pero Gaudio era un tipo de un talento enorme y nadie se atrevería a decir que es mejor que Nadal. quizás(?) es un poco exagerado el ejemplo, pero en el deporte el talento "bruto" no es todo lo que cuenta.

al otro muchacho: Francescoli 7 títulos, Ortega 7 títulos.
no recuerdo sólo el cabezazo, pero digamos que tuvo bastante incidencia en el partido, cerca de ir al alargue y con Holanda con un jugador menos. no creo que haya sido el mejor de la cancha.
antes de ese partido, Argentina jugó un solo partido serio, donde jugó bastante bien. punto.
Verón es uno de los jugadores más sobrevalorados en la historia del fútbol argentino.
a Riquelme ni lo podés poner en esta discusión. Ortega nunca llegó al nivel de cargarse a River y hacerlo ganar no una sino 2 Libertadores (Riquelme ganó 3, pero en la primera los méritos están más equitativamente distribuídos). el nivel de Riquelme en 2007 ni Alonso ni Francescoli ni mucho menos Ortega lo pudieron alcanzar.
el único jugador argentino que ha sido tan determinante como Riquelma en la historia de la copa es Bochini.

cacho dijo...

y alguien dice que Ortega no es un crack indiscutido y en seguida aparece un fanático a decir que lo critica "con una liviandad que roza la falta de respeto".

una boludez.

Horacio Pagani dijo...

cacho: siempre tendrás (toda) la razón. Y tambien la última palabra.
PD: Riquelme es el mejor de la historia del fútbol argentino, por lo hecho en la copa(chan). Se cargó la historia de River y Estudiantes, menos mal que por lo menos safó Independiente...
De la selección mejor no hablar.
Eso sí, los fanas somos nosotros.
Y esto era un homenaje a Ortega...

cacho dijo...

Riquelme es el jugador más importante de la historia de Boca y uno de los más determinantes en la historia de la Libertadores. no pudo hacer lo mismo en la selección.
antes de Verón (hijo) Estudiantes ya tenía 3 copas, y en la historia de River hay bastantes tipos por encima de Ortega.

sólo opiné que lo de Ortega siempre estuvo sobredimensionado y no caí en una falacia argumentativa tan absurda como la tuya.

Dani dijo...

Cacho, un poco mas de objetividad flaco. Y otra cosa, no entiendo que es lo que quizo decirle bielsa con esa indicación..... alguien me la puede explicar?

Esteban Serrano dijo...

buenísimo loco, comparto.

Billy dijo...

Es increíble como se le perdonó a Ortega ser echado en un mundial de la manera en que lo echaron y que a Verón se lo odie por ir caminando a tirar un corner.

Anónimo dijo...

Despues que ganó la libertadores con Estudiantes, a Sabella le preguntaron si Verón era el mejor jugador de la historia del club, y contestó que era el más determinante. Me parece que eso vale también para Riquelme en Boca: pero el fútbol, por lo menos para mí, no es sólo resultados. El gol que le hizo Ortega a San Lorenzo fue el cuarto de un 4-0 y, como bien dijo el corvino, es uno de los goles más emocionantes que se han visto. Para el hincha de Boca está el gol de Palermo contra River(tercero de un 3-0, creo).
Ahí, me parece, está la grandeza de Ortega.
Hay genios que han logrado combinar todo (belleza, emotividad, importancia), como el Diego, Pelé o Messi. Esos tipos son los mejores de la Historia

Anónimo dijo...

Borracho de mierda, golpeador, tramposo y mala leche.
Yo no me olvido del gol con la mano que le hizo a un Quilmes descendido y ni de cuando quiso fracturar a Desábato.

Me acuerdo de cuando Ranieri no lo ponía en Valencia, entonces Clarín le hace una nota y dice que el DT no quiere a los argentinos: el Piojo López era figura de ese Valencia (ah, claro, el Piojo es cordobés).

Basta de humo

Anónimo dijo...

Che, acabo de ver el gol este.
Una corrida y una buena definición, qué queda para el gol de Cuevas contra Racing...

Fijate acá
http://www.youtube.com/watch?v=bxrRgzK5i5k

Fijate cómo lo defiende Araujo "le entro fuerte Ortega, me parece",

Y JR "se lo lleva por delante".

Así lo defendieron siempre al barrileete este


Borracho del orto
http://www.youtube.com/watch?v=j5pETHahIb4

Anónimo dijo...

Corvino, con esta 2da parte capaz te sentís un poco más identificado:

http://www.esteifri.com/2013/07/las-peores-20-bandas-argentinas-de-la_15.html


Anónimo dijo...

Soy de Boca. Ortega es un jugador extraordinario, conmovedor en la belleza de su juego. Sus desventuras lo hacen más querible aun. Cuando el Burrito vestía la camiseta de River, me hubiese gustado ser de ese club, aunque sea por esos minutos de Ortega en la cancha.

RIQUELMISTA Nº 1 dijo...

Un fenómeno el burrito... lastima la gilada esa de cabecearle la pera a Van Der Saar en el mundial ´98..

Un brindis por él

javier dijo...

Los que miden el amor con una regla "a ver hasta donde gano..." no entienden nada.
es de las inferiores. fue figura goleador y multicampeon.. pero encima desparramando fantasia total. se fue alla arriba.
cuando volvio por 2da vez otra vez fue campeon y figura y desparramo magia, goles fantasticos, quiebres y todo el repertorio y se volvio a ir alla arriba.
volvio por 3ra vez y.... campeon y figura y magia!
y en el medio en la seleccion mas magia y quiebres y caños y golazos y lo q es la representacion de la manera de jugar tan nuestra. y dicen q con eso ni basta para ser idolo, regla en mano?
haganse una radiografia a ver si en lugar de un corazon ni les late una cafetera.

Anónimo dijo...

Más arriba un confeso boquense afirma:"he aplaudido goles y judas de los dos" - por el Burro y el Enzo, y me suena a fallido, porque así como, sí, hay muchos que lo hicieron sin culpa, hay también otros muchos que le dirían traidor y lo incitarían a ahorcarse al grito de "vosodelabé".

Algo sí que no falla, vos Corvino, só ló má!!!!

Anónimo dijo...

Una vez leí una crítica al juego del Burrito, que me parece bastante atinada y es que en sus inicios trajo la novedad del quiebre de cintura, acompañado luego de una salida rápida. Con el correr de los años perdió lo segundo, por eso terminaba muchas veces en gambetas inútiles.

Lo que se le critica de borracho, también se puede decir de Maradona, ambos dos son pésimos deportistas, si se quiere.

Soy de River y al Burrito lo amo, pero el relato de Costa Febre es un mamarracho. No discuto su amor por Ortega, pero claramente quiso hacer un revival barato del mítico (?) relato de Victor Hugo.

Saludos y larga vida a YouTube.

rocky k dijo...

Mejores q Ortega de hace poquito nomás: Bochini, Ramón Díaz, Borghi (por escándalo), Caniggia, (Crespo?), Tevez, Aguero. A Higuaín hay q darle un tiempito más. Se me puede estar escapando alguno.
¿Con quién podemos comparar a Ortega?
Con Latorre (al que en algún puntito -muy menor- le cabe la descripción de Cerati que hiciste en su post), pero este jugaba al fútbol en Palermo y el 'burrito' nació en Jujuy.
Corvino, no measte fuera del tarro: no le pegaste ni con una gota al piso.

Ramiro Alonso dijo...

Ortega vivía para jugar, otros juegan para vivir. Enzo no existe, es un gerente.

Karina Ocampo dijo...

Qué genial descubrir posts que no leí y que me emocionan como los goles de Ortega. Gracias.