domingo, 12 de enero de 2014

El post es el mismo

“La música es una rueda. Y se va modernizando, a la vez. Es como un dínamo. Un dínamo tiene cinco contactos, por ejemplo. Cuando giran, van cambiando. Y la música va rotando como el tiempo, invierno, primavera, verano, otoño. Entonces en cada punto de contacto, pasa una cosa distinta. La música es una época. Y cuando va cambiando la época, cambia la música”- Norberto Napolitano, Expreso Imaginario, Noviembre 1981.  

Hola, me gusta mucho una banda de rock y quiero decirlo a los gritos cual adolescente enamorada que talla un corazón en el árbol de una casa de verano en Las Toninas. Eso que sucedía tan a menudo poco tiempo atrás y con el tiempo se convierte en una sensación olvidada. Me refiero a escuchar bandas nuevas, no a tallar corazones en árboles de Las Toninas (actividad que nunca hice y probablemente nunca haré a no ser que mi vida sufra una metamorfosis, un giro inédito, una vuelta imposible y me convierta en una chica de 16 años, preferiblemente rubia y con trenzas). En fin. Ser adulto es dejar de escuchar bandas nuevas. Se escuchan bandas nuevas para asociarlas con bandas viejas y tacharlas del mapa. Se escuchan bandas nuevas para ejercer la ironía y el sarcasmo. Se escuchan bandas nuevas, en todo caso, para decir "sí, la escuché", ante la pregunta en una tertulia esnob, cuando en realidad:
-Apenas pasamos los 30 segundos del primer tema.
-Fuimos al quinto para ver si la cosa seguía igual y de hecho seguía igual.
-Al azar elegimos el tema ocho y adelantamos para saber algo de la lírica. No entendimos si el compositor era un genio o un tarado, aunque estamos más seguros de lo segundo que de lo primero.  
-Finalmente recalamos en el tema 12 con un tres por ciento de esperanzas de que nos guste y de hecho no nos gustó.

Y a eso llamamos haber escuchado una banda nueva. Debo decirlo: ustedes me avergüenzan. En este país, día y noche, hay miles de rockeros trabajando para nosotros. Sólo buscan alcanzar nuestra identificación, seducir a nuestras novias y robarnos nuestro dinero para acceder al submundo de las drogas ilegales y el sexo libre. Incluso a veces leen. Repito: en algunas ocasiones, los rockeros, con el objeto de llegar a nuestros oídos, toman un libro y lo leen. Y después hacen un tema y hasta un disco con el nombre del poeta. ¿Y nosotros cómo respondemos ante esa demostración de respeto? ¡Con indiferencia, con burlas, con discriminación, con bullying intelectual! Imaginen 45 años atrás. Un disco nuevo y un amigo con el corte de pelo de una peluca te pregunta qué te pareció:
-La tapa mucho no me gustó. Un payaso con una sopapa, cualquiera. El primer tema es lento, la voz da medio puto. Después fui al tercer tema a ver si levantaba y era cualquiera, había un coro y unas flautas: eso no es rock ni acá ni en la China. El último tema es malísimo, un tango con una lírica poética así medio berreta, onda Serrat, ¿viste? Ni da para darle otra oportunidad.

Conclusión: gracias a gente como ustedes, en una realidad paralela estilo "El jardín de senderos que se bifurcan", Almendra hubiese naufragado en los Mares del fracaso hasta perderse en el gran Océano del olvido para luego terminar en el gran Inodoro de la cultura internacional. Spinetta se hubiese dedicado a dibujar modelos de autos para Mercedes Benz, es decir que Spinetta hubiese tenido el empleo del hermano de Homero Simpson. Nunca hubiésemos oído una canción que empieza diciendo "Te hallaré en mí como un jarrón". Por otro lado nos hubiésemos salvado de los homenajes de Pedro Aznar a Spinetta, lo que no hubiese estado nada mal, pero en general podríamos hablar de una enorme injusticia. Y todo culpa de ustedes, por supuesto.

La nueva banda en cuestión no sé si es tan nueva (su primer disco data del año 2010). La nueva banda en cuestión tiene un nombre raro, de esos largos y estrafalarios con los que Gustavo Sala hace chistes cambiando las palabras de lugar: Él mató a un robot bajo el agua. ¿Pero acaso no siempre las bandas de rock tuvieron nombres raros? Jamás nos pareció raro que una banda tuviese el siguiente nombre: Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Anotación: ser adulto es comenzar a pensar que las bandas de rock tienen nombres cada vez más raros.

¿Qué es lo que diferencia a Miro y su Fabulosa Orquesta de Juguete de todas las bandas nuevas que se amontonan en bandcamp y después pasan a nuestra carpeta de Descargas sin pena ni gloria, al lado de capítulos de series horrorosas llamadas Grimm o Revolution? Básicamente el hecho de que las otras bandas no se pueden escuchar y Miro y su Fabulosa Orquesta de Juguete es una gran banda. Es un chiste. Casi todo es un chiste. No que Miro sea una gran banda, sino que las demás no se pueden escuchar. En resumen, sacando lo de querer ser una rubia con trenzas y que nunca fui una rubia con trenzas, todo es un chiste.

El último disco de Miro, La Humanidad, está repleto de pistas falsas que te hacen sentir en un lugar cómodo y reconocible. Allí están las melodías redondas, la furia de una armónica que parece soplar contra toda la fuerza del viento, las guitarras como campanadas de Iglesia a la "No surprises". Pero en ningún momento la música suena a Beatles, a Radiohead o Dylan. Esas referencias se acoplan al sonido de Miro como viejos ingredientes caseros en una receta completamente nueva. Miro se prueba un pantalón tiro alto y en vez de parecer una ñoña que se viste con la ropa de la tía, es Kate Moss. Y si hay algo que debemos celebrar de esta banda es que en realidad se trata de un Compositor en busca de la canción perfecta, esa vieja costumbre que el rock argentino olvidó. Más atento al look. Enamorado de la idea de letra como mantra. Enamorado de la poética aniñada de cierta corriente con personas de 40 años que escriben como si tuviesen 13. Con dos discos y un ep Ramiro García Morete ya dibujó los trazos esenciales de un imaginario propio, sus canciones siempre cuentan con un plus y se convierten en la banda de sonido de un placentero laberinto del discurso. El Yo sensible e irónico, la temática meta rockera, la nostalgia absurda de los que siempre fuimos viejos, las historias sobre vínculos destrozados. Se nota el talento para elegir las palabras adecuadas de un vocabulario variado y la habilidad para jugar con gracia el papel del loser atávico hasta llegar a ese lugar en el que la cultura rock se confunde con la literatura (en la senda Dylan-Cohen-Waits-Cave y, por qué no, Andrés Calamaro y Manuel Moretti). Y "Muchachos", el último tema de su disco anterior (Los Caminos) es una de las mejores baladas que se compusieron en la Argentina en los últimos 20 años por lo menos.

Escuchen a Miro y su Fabulosa Orquesta de Juguete. Y dibujen un corazón con el nombre de la banda en algún árbol de una ciudad de la Costa.   

17 comentarios:

Otm Shank dijo...

Yo también llegué a la banda por "Muchachos" pero me quedé por "Canciones que nadie escucha":

"Soy un profesional
pero me pagan mal.
Mientras la vida se va
la estoy perdiendo en cantar canciones que nadie escucha"

Del nuevo, "Volviendo de las flores" es una canción que debería figurar en cualquiera de los rankings esos que se hacen al final de todos los años.

paula dijo...

quizás, gracias a vos, todos empecemos a fanatizarnos con esta banda, ellos se vayan al éxito total y se vendan sus discos en yenny. o mejor: ojalá.

a mí me hizo acordar a juanito el cantor, por ahí por esto de batman, chicos que no tuvieron un desarrollo madurativo normal, y una dosis de talento que intentaron descargar en varias disciplinas, carreras, etc. hasta que vieron que con la música todo, todo es maravilloso. ni siquiera hay que mostrar la cara, y si la mostrás siempre te la podés tapar un poquito, porque en realidad les deben haber brillado los ojos al darse cuenta de que la cara no importa. y a nosotros también.
en vivo debe ser genial. ojalá improvisen en los solos.

JLO dijo...

es verdad lo de Aznar, ladri querido... fui a un show no hace mucho y el 70% son covers...

Spinetta hubiese sobresalido a la fuerza...

no conozco lo otro, ya estoy viejo para esas nuevas bandas...

Pelo dijo...

tirate un link para bajar el disco, no tengo divisa extranjera para pagar el bandcamp

Anónimo dijo...

La balada Los caminos...Es Diego Frenkel camuflado!!!

damián huergo dijo...

una banda se recomienda por una canción, es el único modo de entrar, y si es por la ventana de la cocina mejor: gran tema Muchachos.

Corvino dijo...

Se pueden bajar los discos de MIRO (y varias bandas más) de acá: http://www.ufcaruf.com.ar/discos/

Esta banda la conocí por Santiago Segura, de La música es del aire. Si no era por él, no me enteraba ni en pedo.

Abrazos.

Anónimo dijo...

ZZZZZZZZZ ABURRIDO.

Anónimo dijo...

No es "un" dínamo. Es "la" dínamo. Y por lo tanto deberías decir "una" dínamo. Salú, che.

Anónimo dijo...

Y por qué uno va a dibujar un corazón con el nombre de una banda en un árbol de la costa...??????????!!!!!!!

corvino dijo...

Copié la cita textual, andá a reclamarle a Pappo.

JP dijo...

Escuché el primer disco y me gustó. Ya que te gustó tanto me veo en la obligación de recomendarte fervientemente el volumen 1 de "Alvy, Nacho y Rubin Interpretan a los Campos Magnéticos".

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Parece interesante.. me gustó más la recomendación que alguna vez hiciste sobre "La Perla Irregular".
Abrazo!!

Frodo dijo...


Quizás cuando uno se va poniendo viejo escucha un disco sólo para hacer un nuevo post y decir que ese disco (o esa banda) le gustó.

Saludos!

Anónimo dijo...

Hay otro JP, el de los Campos Magnéticos que no soy yo el JP filocubano; aclaro, porque estas bandas horarias no petenecen a la galaxia musical a la que tengo acceso.
Ahora estoy escuchando A GoGo de John Scofield porque alguien me lo dejó puesto en el auto. Recien voy por el Free jazz, si avanzaron mucho, espérenme!!!

Pappo fué un facho a medida de los hijos de Doña Tota, un retoño de Castaña ; y escucharlo cantar al flaco Espineta siempre fué algo casi limítrofe con lo insoportable. Si, ya sé todos tocaban bien la viola; hasta Miliki tocaba bien la viola, hasta yo de vez en cuando pelo el librito de Berkley en mi Takamine ¿Y qué? Fijate que justo-justo Pedro Aznar es el mejor músico argentino y todavía vive y toca el bajo de cinco cuerdas como casi nadie en el mundo.
Que alguien se deje de santificar a todos los muertos - Por Favor!!! Parecen viudas del rock.

Yo no le toco la vieja a ninguno pero con Las Toninas no se jode, vayan a otro lado a cagar la flora. Pueden tallar corazones en el Parque Camet, sin ir mas lejos.
Saludos
Como siempre la nota es muy buena.
JP filocubano

Ale R dijo...

Excelente post. Hiciste que confirmase mis sospechas: soy adulto.

Anónimo dijo...

Me dieron ganas de comentar unas cosas. Escuché unos temas de la banda y... El cantante no es bueno, para no decir que es medio malo y es una cosa muy importante en una banda. Suena muy desajustada por momentos. Si no vos, cualquier amigo músico te puede decir lo lacerantemente básico que es ese tema Muchachos, se hizo mil veces. Las letras lo único que tienen es esa especie de ingenio de meter rimas y metáforas un poco raras o estrambóticas, a veces cuasi humorísticas, pero son malas. Me dieron ganas de comentar porque no podés decir que esta es una gran banda. Saludos.