miércoles, 14 de mayo de 2014

El jugador del country

Tévez es ampliamente reconocido como el jugador del pueblo. En el imaginario futbolístico vendría a ser el instrumento a través del cual las almas argentinas pueden cumplir el sueño de jugar en la Selección. La idea de "pueblo" remite al origen del jugador, que, como un héroe de la literatura épica, sufrió catástrofes físicas y sociales hasta llegar a la cima del mundo. Su mujer y sus hijos representan su costado familiar y apto para todo público, aunque también guarda una faceta pirata muy festejada por las hinchadas de fútbol y cada tanto se levanta a una modelo o una actriz reconocida. En otro orden de cosas, pero siguiendo con esa personalidad que satisface las necesidades de todos los sectores, Tévez también es el jugador del country. Algunas cuestiones relacionados con su vida y su entorno son detestadas por buena parte de la Argentina blanca: su fervor cumbiero, su amigos chorros, Fuerte Apache. Sin embargo Tévez funciona como el amigo judío del antisemita, es el cabeza idolatrado al que muchos de sus fans jamás le abrirían la puerta de sus casas. ¿Quién no se quedó un bloque entero mirando Policías en acción y al salir afuera se cruzó de vereda porque venían tres muchachos de gorrita? Evidentemente preferimos ver villeros en la tele pero no en la calle.  

Por otro lado, hay una gran distancia entre lo que se supone que es Tévez en la Selección y lo que verdaderamente fue. Tévez tuvo algunas buenas actuaciones, especialmente en el 2004 durante la Copa América y los Juegos Olimpícos. Después, como la gran mayoría de las estrellas de los 90 y 2000 (Ortega, Aimar, Verón, Riquelme, el mismo Messi), se perdió en ese gran agujero negro que es la Selección post retiro de Maradona. En su afán por representar el papel que le había asignado la opinión pública, se convirtió en un jugador que en vez de eludir a los rivales, los chocaba. Mediáticamente comenzó a mostrar una vertiente casi extorsiva, negándose a jugar de suplente y expresando un malestar excesivo cada vez que lo reemplazaban. Esa actitud bardera, interpretada por sus defensores como la reacción típica del pibe carismático y frontal, parecía la conducta de alguien convencido de que tenía coronita. Al mismo tiempo, en los diferentes clubes por los que pasó, Tévez siguió gritando goles en los posters de las habitaciones de todos los hinchas. Pero a nivel Selección se pauperizó como jugador y como persona (pública).

La intuición popular especula con que Tévez y Messi no se pueden ni ver. Que esos dos tipos jueguen en la Selección es como si, además de Batman, Superman también viviera en Ciudad Gótica. El estilo de juego de Tévez combina los elementos primordiales del potrero: habilidad y garra. Como todos sabemos, cuando era niño, Tévez se quemó con el agua caliente de una pava. De grande, aunque cuenta con las condiciones económicas para hacerse una cirugía, se niega a borrar las cicatrices de su cuerpo para no olvidar de donde viene. La biografía de Messi está más ligada al diseño químico de los laboratorios del Primer Mundo. El cuerpo de Messi, a diferencia de Tévez, fue intervenido e inconscientemente el pueblo parece no perdonárselo. No es casualidad que los detractores del astro de Barcelona lo homologuen con los jugadores de Play Station. Su capacidad ilimitada para marcar goles, su velocidad inalcanzable, sus permanentes récords son analizados como algo despectivo porque sencillamente no pueden pertenecer a alguien de este lado del mundo. La conclusión es evidente: se juzga a Tévez como real (a pesar de sus defectos) y a Messi como un mero artificio (a pesar de sus virtudes).     

Probablemente, si la Selección Argentina tiene un mal desempeño en el Mundial, mucha gente dirá que es porque no lo convocaron a Tévez. Sin embargo Tévez ya jugó dos Mundiales y Argentina llegó exactamente al mismo lugar y perdió, incluso, con el mismo rival. ¿Torcerán el destino las inclusiones de Gabriel Mercado y Enzo Pérez en la lista final?

   

19 comentarios:

tatablues dijo...

Mercado, trae caipiriñas

Ricardo dijo...

Mercado, puede ser. Para Enzo Pérez ya está José Sosa, que tiene el mismo nivel de Estudiantemia.
Muy bueno el semblante de Tévez. Para agregar, sus demagógicas remeras aludiendo a Fuerte Apache no desencadenaron el operativo clamor que esperaba (!) y laggente (!!) prefirió, antes que tomar avenidas por su ídolo en Brasil, seguir en sus casas mirando Avenida Brasil por TVz.

Sí, es muy malo...

Juan Salinas dijo...

El misterio es que cosa tan grave pudo haber hecho Tévez para que Messi y otros le hayan puesto bolilla negra... Me imaginaría lo peor... si se me ocurriera.

Ruizist_bot dijo...

No hizo nada, don Salinas. Pero seguramente los cupos de capangas en el vestuario de la Selección ya están ocupados, y no lo veo a Tévez siendo indio en lugar de cacique.

Más allá de que yo también detesto a Tévez fuera de la cancha, esto habla no solo de su vedetismo, sino principalmente del vedetismo de sus no-compañeros. Pasó lo mismo con Ramón Díaz en Italia 90, y seguramente en otros incontables casos que desconocemos. A la Selección no van los mejores, sino los que mejor le caen a la camarilla formada por algunos de los mejores.

Y por poco que haya hecho Tévez en la Selección... ¿Di Santo? ¿Lavezzi? ¿Palacio? Seamos buenos.

m dijo...

¿Qué tiene que ver el cuerpo de Messi con que los argentinos lo quieran o no? En todo caso, los argentinos discriminan a Messi por buena persona y no por enanismo. Muy rebuscado tu argumento. Messi y Dí María son hijos de obreros, tienen orígenes humildes, y nunca se agarraron de eso para una posible convocatoria a la selección. No apelan a la bajeza demagógica. Solo se dedican a jugar a la pelota. Las referencias a Fuerte Apache (como si el Kun Agüero fuera de Manhattan) o “el jugador del pueblo” vienen de periodistas miserables como Araujo, que construyó alrededor de Tevez un mito. Lo mismo que hacían con Maradona, necesitan de mitos, relatos, victimización. Usan el fútbol para ubicarse políticamente. La gente se traga ese relato y no se da cuenta que “el jugador del pueblo”, esta temporada, fue un fiasco en todos los torneos internacionales (no el mediocre calcio) que jugó y que se fue mal de los dos equipos de Manchester por idiota y que siempre habló con desprecio y cinismo de la selección, salvo cuando llegaba el mundial o la copa América (torneo que arruinó él solito). Qué bueno que Tevez no esté en el equipo.

Andá a opinar de básquet, Corvino.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Palacio es buen jugador. Coincido con Ricardinho en que José Sosa y Enzo Pérez no son complementarios. A la selección no necesariamente deben ir "los mejores". El grupo es importante. Los buenos equipos no se hace sólo con estrellas. Si así fuera, en 1982 deberíamos haber sido cuantimenos finalistas: Maradona, Ramón Díaz, Fillol, Tarantini, Passarella, Kempes, etc. ¿O cómo fue que la selección argentina de basquet le ganó al Drem Team de Estados Unidos? Porque el Dream Team era un rejunte de estrellas y no un conjunto. Para mí, los buenos equipos suelen están formados por cuatro o cinco estrellas y el resto jugadores más de rol. Obvio que si once estrellas humildes se llevan bien se arma un equipazo tremendo, pero no es lo usual.

Coincido bastante también con el último comentarista. Hasta donde recuerdo, Araujo empezó con eso del "Apache". A mí su forma de jugar en la selección me molesta. Hubiese preferido a Saviola y Crespo contra Alemania en 2006 que al autito chocador de Tevez.

Duque de Lerma dijo...

MercaDios guacho

el peor texto en años, espero que no se te ocurra compilarlo en un libro para poner en el arbolito a fin de año

Corvino dijo...

La idea de que Messi es buena persona (¿?) también la propagan los mismos medios que dicen que Tévez es el jugador del pueblo, muchachos. A no ser que alguno conozca a Messi como para asegurarse de que es buen pibe. El post intenta analizar críticamente ciertos lugares comunes de la opinión pública con respecto a Messi y Tévez, en caso de que parezca que los estoy repitiendo, me equivoqué al escribirlo, la lectura fue demasiado literal o pasaron las dos cosas juntas. Saludos.

Anónimo dijo...

Creo que acá se olvidan de la polémica más importante de las listas: Carlitos "charly" Carbonero se queda sin mundial? Andate Pekerman!!!

Ramon Es dijo...

nacionalicemos a carbonigga

no tenemos 8, la concha de la lora

Anónimo dijo...

Yo mandaría a todo el equipo de Independiente; como los once del patíbulo, ya están condenados a morir, así por lo menos les daríamos la posibilidad de que mueran por la patria.
No tenemos 8 pero tenemos cinco nº5 que juegan en donde se le canta las pelotas a Sabella y llevan alfileres escondidos.
Como dijo el gran filósofo futbolero Julian Marías, son todos pibes casados, necesitan mujeres que les ahorren el prostíbulo, los hagan acostar temprano y les apaguen la Play para que vayan a entrenar temprano.
Dudo que estén capacitados para analizar la condición social de ésta controversia que "puede partir de premisas falsas", como las de Simon Reynolds.
Ah, me olvidaba, Messi es más catalán que la Boqueria, no sé porqué seguimos asegurando que es argentino.
Saludos
JP

Anónimo dijo...

che cOrvino, cómo es que no mojaste en el Azabache Fest?

Anónimo dijo...

el argentino juzga a messi como el amigo JP. Nosotros creemos que para que algo exista tiene pasar acá, y por eso hay gente que cree que Tevez es mas importante para la salección que Messi, igual que 18 goles en el calcio son mas importantes que 28 en la liga española. Lo de siempre, vivimos mirándonos el ombligo...

Anónimo dijo...

Felicitaciones Martin. Disfrutalo.

Anónimo dijo...

se viene el post de river en 3, 2 ,1 ...

Anónimo dijo...

me duele que estemos a Miércoles y todavia no haya un post de River campeon

Anónimo dijo...

podemos seguir opinando aunque no pensemos igual, te sigo siempre Martin,saludos

Corvino dijo...

Por supuesto, estemos de acuerdo en no estar de acuerdo.

En cuanto a River estoy contento con el Campeonato y con el último partido, por la forma en que se ganó, no fue un gran campeón pero en contexto es uno de los campeones más importantes de la historia. Lamento que el técnico sea el fanfarrón de Ramón Díaz, aunque de un tiempo a esta parte está un poco más calmado.

Saludos a todos.

Tito Restrouin dijo...

si vas a postear algo de river campeón por lo menos tené la dignidd de no insultar al equipo y alabar a la bosta como hacés siempre. Saludos desde oklahoma city