lunes, 16 de junio de 2014

Macaya lo hizo de nuevo


El Mundial no arranca con el primer partido ni con el sorteo de los equipos en diciembre ni con la presentación de Fútbol para todos (una joya del humor absurdo), sino con el momento exacto en el que nos empezamos a sentir en medio de un huracán repleto de imágenes e información:

los 25000 pases perfectos de Pirlo;

la deplorable poética de barrabrava cursi del Pollo Vignolo;

los móviles con periodistas sospechosamente analfabetos que terminan con el sospechosamente analfabeto saltando y gritando como los demás naturalmente analfabetos que lo rodean;

los comentarios siempre inaudibles de Macaya Marquez (y cuando audibles demasiado obvios al punto de que si tenemos a alguien cerca le preguntamos: "¿este tipo dijo que el partido está uno a cero porque un equipo hizo un gol y el otro no?"), cuya voz siempre se escucha, en el 78 y el  2014, como si estuviera filtrada a través de los cables viejos de un portero eléctrico muy roto y uno supone que la industria de los avances en materia de Sonido debe ver a Macaya Márquez como su súper villano y que cuando Macaya comenzó a esbozar su primer comentario en este Mundial sin que se entendiera absolutamente nada, exclamaron: "Maldita sea, Macaya lo hizo de nuevo";

la cara de Di María, cada vez más parecido a Franz Kafka;

el balbuceo eterno de Maradona en De Zurda, me da mucha curiosidad saber si Maradona va a completar una frase, si alguna vez llegará a ese predicado, ¿no?, ese momento genial, obvio y necesario, en el que una frase se completa y entendemos el sentido de lo que se quería decir, ese pasaje de la comprensión que Maradona reivindica a través de su total ausencia en el discurso. Maradona es un holograma de Maradona que se queda trabado en una escena memorable de la cada vez más estelar novela de ciencia ficción del Mundial que en vez de llamarse Hola América, se llama Hola Argentina y nunca fue escrita por quien debió haber sido el James Ballard argentino;

y la frutilla del postre: Messi. No hay un segundo en el que no pensemos en Messi. Messi es el murmullo de fondo, la banda de sonido de cualquier pensamiento. Uno puede estar leyendo la Dialéctica del Iluminismo. Uno puede estar preocupado por el concepto de Dasein. No importa. Paralelamente soporta el asedio de una mini tribuna cerebral, compuesta por pequeños enanos hijos de puta, supongo que se trata de bacterias de la mente con la cara de Messi en una propaganda de jabón en polvo, que gritan, por supuesto, "Messi, Messi, Messi". Messi como la frutilla del postre del Barcelona. Ese toqueteo aparentemente estéril, aburrido, lateral/ estilo Valderrama en la era Y2K, eso durante bastante tiempo y de repente la toca Messi y acelera la gramática del partido hasta llegar a una velocidad y precisión imposibles de soportar para un jugador normal. Resultado: gol de Messi, otro record de Messi (ahora ese tipo de noticia fue reemplazada por Otro gesto del Papa), nuevo campeonato de Messi, Messi ya se consagró como el goleador histórico del Barcelona, Messi ya ganó sesenta veces el Balón de Oro, Messi ya es padre, Messi ya puede votar, Messi ya puede volar, Messi ya es el primer hombre inmortal de la historia del Planeta, Messi ya vomita. Quizás estemos siendo testigos del instante en que Messi entra por fin en su etapa Maradona, es decir, estamos por presenciar el dramático y cinematográfico momento en el que a un hombre le explota la cabeza. Tal vez literalmente. En fin. Sin un sistema que lo respalde, Messi es la frutilla sin postre. Pensemos en la pieza más cara del motor, la pieza importada, la pieza que provoca duelos entre los grandes cuadros de los piratas del asfalto. Pero está suelta.


Ayer muchos gritamos por primera vez un gol de Messi. Seguramente quienes lo adoran o lo odian con convicciones dogmáticas no lo entiendan, pero hay otra corriente, una tercera posición, que vendría a ser como la socialdemocracia frente a dos formas de extrema derecha, que respeta y estima a Messi como jugador, que alguna vez defendió a Messi ante un cuñado que le caía mal, pero que llegado el punto no se desvive por Messi, ni mira goles de Messi por YouTube, ni le prestó mucha atención al Barcelona. A veces creo que Messi es un significante al que le confundieron el significado.     

11 comentarios:

Un desvarío por jueves dijo...

"la cara de Di María, cada vez más parecido a Franz Kafka";


jaaaa

Anónimo dijo...

Messi se come un caramelo importante (Anto Rocuzzo).
Que Messi se "enoje" es la esperanza que tiene la selección de los cinco en el fondo, no de los tres que son cinco por los dos laterales volantes, de los cicno que son abiertamente cinco.
Creo que muchos reprimen las críticas temerosos de que Messi lo haga por una vez y con un par de jugadas salve a la selección y les cierre el culo.

Y el que lo hizo de nuevo, maldita sea, o no, es ese cada vez más peladito, ese tal Manu Ginobili.

damianivanoff dijo...

y el Corvino lo hizo de nuevo!!!

Matías dijo...

Olé le hizo una entrevista a Iniesta. Algunas de las preguntas fueron: ¿Messi te preguntó algo sobre ser campeón del mundo? ¿Hablaron de esa final en Sudáfrica?; ¿Lo ves a Leo metiendo un gol de la trascendencia que tuvo el tuyo?; ¿Pero cuánto pesa un jugador como él aunque se trate de un equipo con muchas estrellas?; ¿Te sorprendió que en los últimos tiempos surgieron críticas hacia él en el Barcelona?; En las prácticas, ¿qué te sorprende de Leo?; ¿Neymar es tan determinante como Messi?; Maradona dijo que Messi no necesita ganar una Copa del Mundo para ser el mejor...; De todos modos, ¿no tiene como la obligación de ganarla?

Jo Goyeneche dijo...

En el sitio de tycsport hay varias cámaras para reveer algunos partidos, una de ellas titulada "cámara táctica" muestra el,partido completo desde detrás del arco, desde la popu digamos. Volví a ver argentina bosnia completo, la sensación es otra, muy otra. El partido fue tenebroso visto desde la sinecdoque televisiva, que recorta reencuadra y repite generando algo mucho más parecido a un show de telefe que a un partido de fútbol, en cambio desde ahí atrás no, se ven 22 tipos en una loca danza muda, que pasa de pulpo a fuego artificial, del caos al orden soviet, posta tiene muchísima poesía visto así. Es un ejercicio divertido, chequealo.
Por lo demás, estas entradas en tu blog me alegran más que el mundial mismo.

Anónimo dijo...

Ya viendo el partido por segunda vez con la cámara normal se ve otra cosa, verlo en vivo deforma todo hasta el punto de la ceguera total. En la segunda visión Messi merece salir en el entretiempo, Zabaleta es el lateral con futuro que esperábamos, Walter Nelson te hace acordar a tu viejo en sus peores momentos y Holanda no jugó a nada hasta el gol de Van Persie

Anónimo dijo...

A ver qué te parece esto: http://revistaanfibia.com/nueva/ensayo/el-mundial-es-ficcion/

Blatter dijo...

Quién es el de la foto?

Anónimo dijo...

21:02
Sabella de pibe.

Anónimo dijo...

los panqueques que abandonaron a españa, ahora abandonarán a pirlo y hablarán maravillas de ese país sin ejército y de que se juega como se vive, y plaplapla

Mangeri dijo...

últimamente te cuesta cerrar los escritos.
Y deberías esperar que nos eliminen en cuartos por lo menos, para publicar una cosa así.
Saludos