sábado, 5 de julio de 2014

Apuntes arbitrarios sobre Argentina vs. Bélgica

Bélgica ladró más de lo que mordió. A diferencia de Irán o Suiza y a pesar de tener camiseta roja, no se metió atrás y salió a jugar de igual a igual. Pero aunque tuvo más la pelota nunca supo muy bien qué hacer con ella. Se notó que la estrategia era creérsela definitivamente, confiar en las cualidades físicas y técnicas conocidas, sin pensar que en frente había un equipo de mayor tradición futbolística capaz de intimidar con los colores de la camiseta. Pero finalmente no pudo pasar de la teoría a la práctica. Incluso algunos arranques violentos del segundo tiempo explicitaron la impotencia propia de quienes tienen el potencial pero no pueden capitalizarlo. 

Messi, como siempre, merece un párrafo aparte. El Ruso Verea, mi periodista deportivo favorito, dijo que había sido su peor partido, que lo vio muy parado. Y creo que ése fue el análisis de muchos. Sin embargo yo creo que el primer tiempo de Messi tuvo ciertos pasajes geniales, que fueron los que terminaron otorgándole el triunfo a la Selección. Si es verdad que estaba físicamente en default no me di cuenta y convirtió el defecto en virtud. El resto esta vez fue mental. Messi jugó un partido muy inteligente que hubiese sido coronado con el gol que le atajó su arquero enemigo. En vez de desequilibrar a través de la gambeta o el pique veloz que lo hizo famoso, se dedicó a bochinearla, manejando los tiempo del partido y quitándole a los belgas la oportunidad de imponer el ritmo vertiginoso que tan bien les sienta, lo que hubiese sido lapidario para la Selección, que ya demostró que se siente más cómoda cuando el trámite es lento y tiene espacio para tocar hacia los laterales mientras el rival se duerme. El rodeo que hizo antes del gol de Higuaín fue una de las cosas más extrañas y maravillosas que vi en un partido. Por último me gustaría subrayar otro aspecto: se advirtió claramente el miedo al ridículo que tenían los belgas cuando lo iban a marcar.

En líneas generales, da toda la impresión de que Sabella prefiere ganar por puntos aunque supuestamente tiene jugadores para hacerlo por nocaut. Que el reemplazante de Di María haya sido Enzo Pérez, en vez de Ricky Álvarez, es un signo fácilmente interpretable. Como sucedía con el kirchnerismo, más que por sus características, uno se alinea con Sabella por los defectos de sus enemigos. Con el equipo clasificado a semifinales después de 24 años la discusión sobre las formas quedará para la posteridad. A pesar de cierta excesiva cautela, Argentina fue evolucionando con el transcurrir de los partidos y, sin deslumbrar, pero al revés que en los anteriores Mundiales, el de cuartos de final fue un equipo superior al del primer o segundo partido del Grupo. Los ingresados respondieron a las expectativas. Basanta no tuvo tanta proyección como Rojo, pero hizo todo lo que puede hacer un central al que ponen a jugar de lateral. Más allá de los buenos rendimientos de Demichelis y Biglia, habría que empezar a rescatar a Garay, uno de los jugadores menos marketineros y más regulares del Torneo. Como el equipo estuvo más ordenado, Mascherano no se lució tanto. Lavezzi se sacrificó bastante, pero no termina de convencer esa obsesión de los de DT por poner delanteros jugando de mediocampistas. Romero no tuvo casi ninguna exigencia concreta, pero en el Primer Tiempo creo que abusó del pelotazo a la bartola. Higuaín, un jugador del que cada vez esperábamos menos, la rompió y fue el factor sorpresivo del equipo, sacándole la presión a Messi de ser el único encargado de inyectarle juego a un equipo que a veces se olvida de la idea más sencilla e implacable del fútbol: pasársela a un compañero.

Los Mundiales suelen convertirnos en propagadores seriales de nacionalismo barato. Pero en Brasil 2014 se sumó otro ingrediente espantoso: el tufillo católico apostólico romano de los que además de alentar al equipo, en broma o en serio, se dedican a suponer (con Fantino y su desquicio medieval a la cabeza) que detrás de todo está la mano sagrada de Francisco I. Y el cóctel entre nacionalismo e Iglesia, como todos sabemos en este país, es mortal. Yo soy argentino y vos sos brasilero. Yo tengo aguante y vos no te la bancás. Ese tipo de silogismo llega a su punto más absurdo cuando se manifiesta: Yo tengo un Papa y vos no. Es como si la tan criticada dialéctica barrabrava hubiese colonizado nuestra subjetividad y de pronto que los estadios de Brasil estén copados por ciudadanos argentinos que gritan y cantan tuviera alguna importancia. Mientras veo a Holanda resignarse al alargue, pienso que uno no puede aspirar a detener estas escaladas de irracionalidad, pero siempre es saludable mantenerse al margen y manifestarse en contra.    


35 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Por primera vez en este mundial, la selección jugó realmente bien.

Anónimo dijo...

El crecimiento de la selección fue aceptar sus enormes limitaciones y jugar como si el equipo estuviese dirigido por Caruso Lombardi. Un cambio de estilo que no pudo hacer en los otros partidos por pudor.

Anónimo dijo...

Holanda no se resignó al alargue: apostó a los penales.
Tremendo el cambio de arquero.
(Y tremendo jugador Robben)

Pero a propósito de lo de la Iglesia, el Nabo Fucks, que era cool y rockero, se puso a rezar el otro día, al aire, junto a su ignoto relator, justo antes del último tiro libre de Shaqiri.

paco dijo...

tu periodista deportivo favorito no puede ser el ruso verea. Y enzo pérez jugó muy bien, siempre fue muy buen jugador. Creo que puede cumplir mejor que ricky álvarez la función de di maría, aunque ricky sea un crack.
En general te banco, pero lo del ruso verea me puso mal (aunque por lo menos no es mala leche)

Anónimo dijo...

Desde el horriblemente espantoso primer tiempo ante Bosnia, (el segundo fue solo espantoso) el equipo fue jugando cada vez un poco mejor, cada vez con más tranquilidad y confianza. Algunos caerán en el triunfalismo barato ahora que se cruzó el Rubicón de cuartos de final (Sabella dixit) y otros seguirán negando que es un torneo de 7 partidos donde la resistencia física y mental es fundamental.

Messi leyó el partido perfectamente y se dedicó a Bochinearla tal como señala el texto, el cansancio influyó para que no superara en velocidad al arquero en la última pero no importa, se lo ve enfocado y feliz, al y sus compañeros. Argentina - Holanda promete, ojalá cumpla.

Anónimo dijo...

Hola,

El ruso Verea es un grande total.

Por otra parte considero que (voy a sonar anti selección) Argentina estuvo con fortuna respecto a sus rivales. Me pareció y confirmé que Bélgica era humo, humísimo. Que quizás se juntó una generación de jugadores que juegan en equipos famosos, ok. Pero en este mundial como equipo demostraron poco. Como individualidades, algo. Quizás logren mejores contratos en sus clubes.

Ahora tenemos dos partidos para (al menos yo) sacar una conclusión más exacta respecto a la selección de Sabella, la selección del 2014. Porque por el momento jugó con rivales que pusieron todo, pero limitados futbolisticamente. Si el mundial hubiese terminado hoy mi conclusión era: "La selección no jugó a nada. Lindos goles de Messi, Buen mundial del caótico Di María. Mascherano jugador de la década". Pero el mundial no termina hoy, al contrario, tenemos dos partidazos por delante. Espero que le vaya de la mejor manera y que las conclusiones sean otras.

Saludos,
Matías-

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Coincido mayormente con el post. 1) me parece bien que los delanteros ayuden en la recuperación, pero existen los "roles". No quiero a Palacio o Lavezzi jugando de volanteros. Si necesitamos un volante por derecha, pongamos un tipo que sepa hacer esa función; 2) el Ruso Verea me parece un muy buen periodista deportivo, más allá de que a veces su inquina contra Bilardo (que mayormente comparto) lo lleva a exagerar su discurso "menottista" (término que uso más por comodidad que por afán de ser preciso). 3) En general, comparto la línea de periodistas/comentaristas como Varsky, Latorre, el Ruso, Gustavo Lombardi (el ex jugador de River y la selección juvenil)... Para mí los peores son los de Fox Sport, y algunos de Olé y T y C Sport. De todas formas hay mucho binarismo, como suele suceder en nuestro país. Se olvida que Bilardo (personaje que, repito, me cae mal), llevó tres números diez a México 86 (Maradona, Trobbiani y Bochini). Y además tenía a Burruchaga.

Es una discusión eterna... para los "anti Ruso verea", los tipos que nombré son "vende humo", "charlatanes", etc. Para mí, saber hablar te hace un mejor periodista deportivo, porque el análisis se hace con ayuda del lenguaje y del concepto.


Lo que sí creo es que para el Ruso, a veces pareciera que gran parte del fútbol se reduce a si "triangularon" o "no triangularon", y sabemos que en cualquier partido también es importante el sacrificio, la actitud, etc.

Garay es un muy buen defensor... Es más: la defensa no depende sólo de qué tan buenos son los nombres propios. Y en eso coincido con el Ruso Verea: "quiénes y para qué".


Lástima lo de Di María. Yo probaría a Ricky Alvarez. Mi equipo vs Holanda: Romero; Zabaleta, Demichelis, Garay, Rojo; Enzo Pérez, Biglia, Mascherano, Ricky Alvarez; Messi e Higuaín. Y los delanteros como revulsivos, y no como volantes.

Saludos

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

PD: el nacionalismo fanático es una de las formas más extendidas de la estupidez humana. El relato de Fantino, patética imitación del gol de Maradona relatado por Victor Hugo aunque en versión populachera, demagógica y tremendamente estúpida, es un claro ejemplo.

PD2: otra cosa que no me cierra mucho del Ruso Verea es que se pone muy en la postura "argentinos tramposos y bárbaros" vs "europeos civilizados y nobles". Es la eterna discusión sarmientina (?). Nadie dice que la selección argentina es uno de los equipos menos violento y mala leche de toda la copa.

paco dijo...

está bien, dije que no bancaba al ruso verea, pero que conste que prácticamente todos los de fox y los de tyc son lacras, muy berretas. Podría pasarme toda la vida insultando al pollo vignolo y su egocentrismo y demagogia a la hora de relatar. Debería dejar hablar un poco más a latorre, que sabe.
Ah, y creo que este fue el mejor partido de messi en el mundial. Me encantó

Anónimo dijo...

El Ruso Verea tendrá (como todos) sus limitaciones, pero al lado de otros periodistas deportivos, es Platón.

Anónimo dijo...

¡Qué grande el Ruso Verea!. Además de saber bastante de fútbol escucha blues, punk, metal, jazz, hardcore, etc; ¿en qué país del mundo vas a encontrar un periodista deportivo que haya presentado a bandas de rock entre los presos (en ese caso en la cárcel de Olmos)?. Al lado de Fernando Niembro es Bertrand Russell. Bueno, Charly García no tiene ni idea de anarquía - o de anarquismo, ya que estamos- , por lo demás excelente post.

Ricardo dijo...

Te discuten una línea del.post, la del Ruso Verea... Pegales.

Ahora, qué poco se menciona una verdad de Perogrullo del fulbo: los momentos. Argentina, el año pasado, tenía a su delantera (el cuarteto), en mucho mejor forma que ahora. Esa Selección era candidata posta, sobre la actualidad de Brasil, Alemania y Holanda.
Pero siempre es hoy, cantaba Cerati.

Ahora sí: vamos, carajo!!!!

Cabeza de Platino dijo...

el ruso verea es lo mejor del periodismo deportivo, y cuando está con el mariscal perfumo es alta dupla. De TyC el único zafable es Fabbri

Anónimo dijo...

Yo lo banco mucho al Ruso, aunque creo que su pasado lo aventaja. Como dicen arriba, es un tipo que viene del rock y, no tiene la 'obligación' de ser periodista deportivo. Entonces, generalmente evita caer en análisis grandilocuentes que otros sí hacen pero no llevan a ningún lado. En una palabra, no intenta cagar más alto de lo que le da.

Fantino no resiste el menor análisis y, salvo por Mar de Fondo, no puedo entender cómo tantos amigos futbolistas bancan a un tipo, que, por ejemplo, es amigo del Coco Silly.

Saludos.
José.

Anónimo dijo...

Descontado; un post bárbaro. No coincido con casi nada de lo referido al fútbol, para mi es el peor futbol que he visto en mi vida. Como dijo el técnio "belgicano" (Jelinek), si juego así (como Argentina) en Bélgica me matan.
Comparto que el ruso gana por afano ante cualquiera de los periodistas deportivos habilitados. Aclaro que periodistas no hay, son todos showman. Apo se traba y La Torre está siempre en offside, porque cualquiera sabe que el pie que patea es tan importante como el pie de apoyo o serían todos lisiados.
Rescato sobre todos, el último párrafo, es un resumen perfecto de la realidad argentina.
Saludos.
JP

Anónimo dijo...

Aclaro para quienes no ven television de aire que el dia anterior la filósofa Karina Jelinek pronosticó que les ganábamos a los "Belgicanos".
Perdón.
JP

Nico dijo...

En general, siempre adhiero a las opiniones de cada post. Como en este caso no, comento:

1. Messi: No se si fue el peor partido de Lio en en el mundial, pero si la tarea que hizo la hubiese realizado otro jugador lo estaríamos, por lo menos, puteando. Lo que espero de él no lo hizo y por eso opino que no tuvo un buen partido.

2. Argentina: Después de leer bastantes notas en diferentes medios llegué a la conclusión de que se analiza desde la alegría histórica de estar en semifinales que desde el modo en que se llegó a ella. El partido contra Bélgica fue muy pobre. Los que alaban el planteo y la "inteligencia estratégica" lo hacen solo desde el resultado. Si nos hubiésemos quedado afuera jugando así, Sabella estaría siendo crucificado en plena 9 de Julio.

Nada más.
Saludos,
@nicolinov

PD: El "Ruso" Verea es uno de los mejores periodistas deportivos del país.

Martín dijo...

La pelota en cortada que le pone Messi a Di María en el PT es de otro planeta. El pase más preciso que ví en el Mundial.

Si nos regodeamos en la contrafáctica - ejercicio idiota - y ésa pelota le caía a Agüero, era el 2 a 0 y la canonización de Messi.

Como dice Pagani, seamos buenos entre nosotros...

Leo dijo...

Sumandome a la discución sobre los periodistas deportivos, para mi los mejores periodistas deportivos son:

-Souto y Rodriguez (TYC)
-Latorre (Fox)
-Barsky
-Ruso
La cobertura del mundial de Quintin es buenisima y obsesiva.

Y siempre digno de rescatar el gran Pagani, lejos de todo miserabilismo periodístico (un periodismo abocado al juego en si) y defensor de una filosofía ajena al "fútbol moderno". Ah y uno de los pocos periodistas (junto con el Ruso también) con algo de humor y gracia.

Saludos

Anónimo dijo...

¿Souto y Rodríguez?
Bue.
No comments.


A Rodrigo le recuerdo que Bilardo llevó 4 númrros 10 a México: a pedido de Grondona, porque tenía que haber un jugador de Boca, también llevó al Chino Tapia.

Lucas Martin dijo...

Adhiero al análisis y la lectura del gran partido de Messi y un primer tiempo monumental. Después de 24 años nos dimos cuenta que tenemos una camiseta que asusta a los contrarios (no cuenta asustar a Jamaica). Con Holanda vamos por la legitimación.

Comparto la actitud de enfrentar el chupacirismo reinante (que se magnifica en algunos hinchas del CASLA), el repudio a Fantino y su relato de infradotado. El nacionalismo/chauvinismo es una de las peores manifestaciones humanas, pero lo de ir a Brasil a insultarlos en sus caras es de gente que no tiene una vida, pobres frustrados que después del Mundial vuelven a su dos ambientes. Matate, el brasilero tiene playas, ortos, fútbol y música por 10.000.

Querámosnos un poco más y disfrutemos de nuestros vecinos y hermanos.

Invito a visitar LO MASCHERANO, blog urgente sobre Brasil 2014
www.lomascherano.blogspot.com

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

No creo que "los argentinos" hayan ido a Brasil a insultarlos en sus caras... creo que la rivalidad es mutua. Tengo amigos que están allá, y me cuentan que los brasileños te festejan en la cara. No digo que parte de los argentinos no sean prepotentes y maleducados. Por otro lado, la Fifa permite la venta de alcohol porque un sponsor pone mucha guita, lo cual me parece mal porque eso fomenta la posibilidad siempre latente de que se agarren a trompadas en cualquier sector y en cualquier momento.

Defender bien también forma parte de "jugar bien". Ocurre que en el fútbol, a diferencia de otros deportes de equipo como el básquet o el voley, el gol es más infrecuente, y por eso a muchos les parezca que un partido no es bueno si no hay muchos goles o muchas situaciones. Bélgica tuvo como 30 situaciones contra Estados Unidos, y haberles bajado esa cantidad es mérito de los jugadores y de Sabella. No reconocerlo, para mi, es ser necio. Entiendo que casi todos tenemos tendencia a confundir pensar con reordenar nuestros prejuicios, y a decidir primero qué o quiénes nos caen bien, y luego justificar esa expresión de deseo o esa afinidad. Pero siendo objetivos, el equipo defendió bien y ese es un mérito.

Por supuesto que a todos nos gustaría un poco más de generación de juego, pero no es sencillo. Los alemanes en ese aspecto la tienen más sencilla, porque te ponen 7 jugadores del Bayern y tres del Borussia y ya tienen el "entendimiento colectivo" asegurado. Sabella no los tuvo juntos más de tres semanas ni en la Copa América (donde dirigía Batista, quien hizo ese experimento ridículo de los tres número cinco). Más allá de ello (frase macayamarquesiana si las hay) me hubiese gustado un Pastore o D'Alessandro o Lamela o algo así en la lista.

Sobre si Bilardo llevó a Tapia porque Grondona le dijo bla bla bla: me parece una gansada discutir supuestos o sospechas a partir de la certeza de que Grondona es un tipo moralmente deplorable. ¿Qué pruebas tengo yo de eso? Ninguna. Prefiero discutir resultados y no "sospechas" ni "intenciones".

Anónimo dijo...

Ruso Verea, otra vieja menotista... Llegó a decir que Soriano es un gran escritor. Todos los que pasaron por Clarín son medio brutos.

Latorre y Vignolo son más brutos todavía pero son pasables, nada que ver con los chotos de siempre (TYC, FOX).

Las menciones al papa son inbancables, fascistas, una falta de respeto a los que no son católicos.

Anónimo dijo...

Lo de nuestros técnicos es un capítulo aparte. Yo creo que si hoy hablamos de Bilardistas/Menottistas, más que por sus “estilos de juego” es porque son los únicos 2 con resultados medibles. O sea, ¿salió campeón del mundo? No. Ah, entonces no existe.

Esa distinción casi peronista/radical, unitario/federal la usamos para todos los DT: Bielsa, Pékerman, y Sabella son en mayor o menor medida tibios De La Rúas; mientras que Basile y Maradona tienen carácter y actitud. Ah, bueno, y Passarella que es un forro.

Ninguno de ellos ganó nada (en su momento me acuerdo que al Coco inclusive le menospreciábamos la Copa América ganada).

El otro día Van Gaal tiró el arriesgado cambio de arquero. Arriesgado por la posibilidad de quedar en ridículo digo. Sin embargo, algo de su mentalidad europea me hace pensar que el muy hijo de puta lo tenía todo fríamente calculado. Un DT argentino no tiene la libertad de hacer eso en la selección ni en pedo. Y no sólo por Grondona, sino porque lo condenaríamos severísimamente.

Supongo Caruso Lombardi intentará importar esta táctica de cambio de arquero en la final de su próxima lucha por ascenso/permanencia.

Saludos gente y sólo decir que en este blog he leído muy buenas discusiones de fuchi estas últimas semanas.
José.

Anónimo dijo...

O sea, Messi jugó de Riquelme.

Anónimo dijo...

Ninguna sospecha ni intención, flaco:
"Más tarde, confirmó que fue su padre el que tomó la determinación de incluir en la lista del Mundial ’86 al “Chino” Tapia –“porque uno de Boca tenía que haber”-"
http://www.infobae.com/2013/03/22/702242-humbertito-ruggeri-durmio-el-enemigo-maradona-no-quiso-tenerlo-la-seleccion

(Yo prefiero discutir con uno que sabe o, por lo menos, con uno que no descalifica cuando no sabe).


Y Vignolo pasable? Vamos Argentina que se puede, Vamos Selección, Con fe...
Puajjjj
Todos los que ponen esto en el terreno de lo místico, merecen mi desprecio.

Anónimo dijo...

El 678 mundialista sí que es un show patético, por un lado hablando de la patria latinoamericana y luego convirtiendose en chauvinistas alegres, es la misma contradicción que arrastran al defender el modelo capitalista con asistencia social al mismo tiempo que explayan sus discursos socialistas, todo un carnaval!

Peralta

Corvino dijo...

Y a quién debería leer el Ruso Verea? A César Aira?

Otro periodista deportivo bueno es Matías Martin.

El menottismo y el bilardismo no existen.

Saludos.

Anónimo dijo...

Y vos Corvi, sos menottista o bilardista? De Cappa o de Caruso (?) ?

Anónimo dijo...

Menottismo: Guardiola, Cruyff, Martino, Valdano, y Pekerman.
Bilardismo: Caruso Lombardi, Bianchi, Tinelli, Scolari y Grondona.

menotti vendehumo dijo...

guardiola = bilardismo

Ariel Rodríguez dijo...

A Bilardo lo conozco bien: es un imbécil, que por los años sesentas se dedicaba a cargar a los contrarios cuando alguno de estos habían perdido un ser querido -hay muchos documentos, el caso Bernao por ejemplo-, de esto no se vuelve, ¿o sí?. ¿Se puede poner droga en los bidones, alterar la sangre de los jugadores, citar a Mussolini en televisión sin pudor, pedir que lesionen a los rivales y ser cabulero a ultranza?, Esto es un juego, muchachos.

http://elpais.com/diario/2005/01/24/deportes/1106521223_850215.html

Anónimo dijo...

Excelente tu post sobre el ruso Verea... ah no era sobre el ruso? en este país se discute cada cosa, mamita!!!

nslg dijo...

Se discute de fútbol, amigo.
Y eso abarca mucho. O todo.

Por ejemplo, lo cagón que es Pekerman.

O ese cambio en la geopolítica futbolística (?) que hace que ahora odiemos más a Brasil que a Chile.

Y Vignolo y Fantino, si son tan pulentas y tan nacionalistas, vayan a Malvinas y recupérenlas ustedes dos solos.

Anónimo dijo...

http://canchallena.lanacion.com.ar/1707575-el-dia-en-que-messi-jugo-de-riquelme