domingo, 7 de diciembre de 2014

Una extraña enfermedad degenerativa


Ahora que los 90 reemplazaron a los 80 como década ideal me acordé de las Rock Cards. Quien no juntó Rock Cards definitivamente no creció en los 90.

Cuando recordamos que juntamos Rock Cards es imposible no pensar que todo (lo bueno y lo malo) era posible en los 90. Eran de cartón y se pegaban con plasticola. El paquete era muy caro: salía un peso.

Esto sucedió a mediados de los 90 pero el álbum, salvo honrosas excepciones, estaba repleto de anacrónicas bandas de glam metal: Poison, Bon Jovi, Anthrax, Def Leppard, Skid Row, etc. Después había un par de clásicos como Los Doors y Queen. Y solo algunos grupos del momento: Nirvana  (que ya no existía pero Cobain recién se había matado y duraba el auge), Red Hot Chili Peppers, Faith No More y pocos más.

Es decir que para quien armaba el álbum casi no existía el grunge ni el brit pop ni el rock más under y alternativo que gobernó la estética noventosa.  

Hasta ahí habíamos juntado figuritas de Los Simpsons y de fútbol, no entiendo cómo ni por qué nos interesó el rock suave, yanqui y de derecha de fines de los 80.

Los únicos argentinos que aparecían eran Soda Stereo y Cerati Solista.

Philthy Taylor, el baterista de Motorhead, parecía un integrante de los Wawancó. Lo busco en Google y sigue igual pero con canas. ¡Una de las fotos de Los Doors era la tumba de Morrison!

¿Cómo fue que empezamos a juntar Rock Cards? ¿Quién fue el primer niño que compró un paquete? ¿Cómo hacían las grandes corporaciones de figuritas para que los niños las juntaran? ¿Algunos de nuestros compañeros eran infiltrados de las grandes corporaciones de figuritas? ¿Cuánto duraban los periodos de furor de las figuritas? ¿Dónde fueron a parar todos los álbumes? ¿Cómo funcionaba el late/nola? ¿Siguen juntando figuritas los niños de hoy? ¿Uno se tiene que sentir privilegiado por haber coleccionado figuritas de Slash a los 10 años?

***

En la primaria fui al turno mañana. Después de almorzar a veces me tiraba en la cama y estudiaba el álbum de las Rock Cards como si tratara de la Biblia. La parte que más me impactaba era la de Los Ramones. Ahí había un dato revelador e inquietante, propio de una película de Cronenberg. Casi al final de la sinopsis de la banda, sin mayores aclaraciones, decía que Joey padecía “una extraña enfermedad degenerativa”. Yo leía una y otra vez ese fragmento buscándole un significado oculto. Después me di cuenta que la "enfermedad degenerativa" era el rock: todos mis grandes ídolos rockeros terminaron hechos mierda.  

Hasta que desapareció en una mudanza, la figurita que retrataba a Joey Ramone me acompañó a todos lados. Los Ramones son el grupo punk que nos gusta a quienes no toleramos demasiado el punk. Son como los Beach Boys a mucha velocidad. Pero lo más sorprendente de la banda es la unión de sus líderes, Joey y Johnny, dos personalidades antagónicas que se odiaban a muerte pero que construyeron su obra gracias a la presencia del otro. El sonido de la banda es atemporal (más allá de su género) y la voz de Joey Ramone es definitivamente una de las mejores de la historia.

En la figurita Joey sostenía el micrófono con su guante negro. El pelo, largo y lacio, le cubría toda la cara.


13 comentarios:

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Cuando era adolescente fui a ver a los Ramones a Obras, más de una vez (creo recordar).
Siempre me sorprendió la tristeza de esa letra: "I don't want to be buried in a pet sematary, I don't want to live my life again". Ser enterrado en un cementerio de animales significaba resucitar de nuevo a esta vida de mierda. Nunca lo averigüé, pero imagino que la letra debió ser del cantante, deforme, feo, enfermizo, a quien el guitarrista le quitó una novia.
Me refiero a que uno tiende a creer más en el "sentimiento trágico de la vida" de un Joey Ramone que de un Julián Casablancas.

Off topic: cada tanto pienso en qué estaremos perdiendo y qué ganando con nuestra subjetividad tan colonizada. Nos hemos criado con demasiada cultura yanqui y de europa occidental, y jamás leímos ni media página de un Simón Bolívar, ni tenemos mucha idea de quién fue Violeta Parra (salvo algunos militantes medio zurdos o del universo troskolandia). Y no es que uno sea un nacionalista fanático ni mucho menos. Entiendo a Borges y su "felizmente no nos debemos a una tradición podemos aspirar a todas" y etc. Y sin embargo, no sé si me estaré poniendo más jauretcheano, pero al ver los rasgos de la población autóctona en el colectivo, cuando viajo al laburo por la madrugada, siento que muchas de las intuiciones del tipo eran acertadas. Cuando salgo a tomar algo por San Telmo noto la fascinación de buena parte de los porteños para cualquier pelotudo que venga de Europa.

Anónimo dijo...

http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-530039851-ramones-8-rock-cards-de-los-anos-90s-_JM

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

El primer comentario me parece absurdo.
Si algo que han demostrado The Ramones es tener talento.
Es tragicamente como han demostrado tener mala salud, como si realmente tuvieran el apellido Ramones, siendo parientes. No quedó uno de la formación original. Si quedó su música.

Y lo de las Rock Cards no es mala idea. ¿O acaso son mejores las de jugadores de futbol?

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Demiurgo, no entiendo en qué parte de mi comentario negué (o afirmé) el talento de los Ramones. Me estás criticando por lo que omití decir (que es infinito), en lugar de aludir a lo que dije. De hecho, si los fui a ver más de una vez, cabe imaginar que para mí talento tienen.
Me limité a sugerir que el sufrimiento es más creíble en el cantante de los Ramones que en Julian Casablancas. Por ejemplo: la letra "Other side", en un tipo con la guita, la facha y las minas del cantante de los Strokes, suena menos creíble. Como la infelicidad burguesa de Sofía Copola. Lo que digo es subjetivo e inargumentable. No es más que una sensación mía. Diría que interpretas para el carajo, pero no quiero ser grosero. No me quiero imaginar si leyeras un texto de Heidegger, la de gansadas que podrías leer ahí sería maravillosa.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Y aclaro, para que no bufen los eunucos, que la letra de "Other side" me parece muy buena. Me recuerda la insociable sociabilidad humana de la que hablaba Kant.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es que soy un demiurgo, si soy coherente con eso, tengo que entender mal de vez en cuando.
Me refería al parrafo con inclinación nacionalista. Me refiero a que ninguno de lo Ramones puede ser clasificado como un pelotudo que viene de otra parte. Y a veces quien representa mejor las emociones propias viene de otra parte.
Y aclaro que leo a Borges, como La biblioteca de Babel, y a Bioy Casares.
Me olvide especificar que me refería al segundo parrafo del comentario.
El primer parrafo me parece que tiene mucho sentido.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Es que no es lo mismo el "nacionalismo" que el "naZionalismo". Y tampoco es igual ser nacionalista en una nación subdesarrollada como la Argentina, que en una nación con cierta tradición imperialista como Estados Unidos. Eso es algo que al leer a Borges hay que tener en cuenta. Digamos que no viene mal tratar de conciliar a Borges con Jauretche, a pesar de ser tan disímiles. De hecho Borges prologó un libro de Jauretche, en los años 30.
Podés leer los comentarios de lectores de La Nación y te darás cuenta que a más de uno le vendría bien querer un poco más a su país, en lugar de tratar de expulsar a más de la mitad de sus habitantes para cambiarlos por suecos, alemanes, ingleses y estadounidenses. Era un comentario lateral, que no afecta a los Ramones, por quienes siento la mayor de las simpatías.

M. dijo...

Los Ramones lo eran todo en la niñez; para mi eran más los dibujos animados del clip de Spiderman que otra cosa. Recuerdo que me imaginaba las chicas ramoneras, Sheena, Judy, Jackie, Suzy y Heidy, un poco así también. Me gustó mucho tu blog, lo de Peyrou hilarante. Saludos.

Anónimo dijo...

Menos mal que no relativizaste nada de lo que opinás, cuando ponés "O no" "Qué sé yo" me dan ganas de ir a buscarte y re contra cagarte a trompadas. Totalmente irritante. Saludos.

Walter dijo...

Concha, se me borro el msj. No pienso volver a escribirlo desde este telefono de mierda. Cuando vuelva desde pc, ahi.

Walter dijo...

Concha, se me borro el msj. No pienso volver a escribirlo desde este telefono de mierda. Cuando vuelva desde pc, ahi.

andres dijo...

Desde aquellos años conservo la figurita de Steve Harris en la billetera, más de la mitad de mi vida, no lo había pensado.

LOQUILLO dijo...

por que mierda decia dee dee y era c.j !! eso me lo pregunte toda mi vida!!