martes, 7 de abril de 2015

Todo lo están filmando


Probablemente fue con el retorno de la democracia que la canción de rock crítica o con cierta pretensión de pantallazo sociológico se volvió anacrónica y algo pasada de moda. Aunque no fue un movimiento totalmente hegemónico las líricas que dominaron el imaginario del rock argentina de ahí en más se volvieron más abstractas y parecieron trasladarse de la escena pública a la privada.

Antes incluso era habitual que se buscaran connotaciones políticas forzando los resortes simbólicos de muchas letras que no hablaban exactamente de eso. Es famoso el ejemplo de “La azafata del tren fantasma”, históricamente asociada a Isabel de Perón o “Las golondrinas de Plaza de Mayo”, relacionada con Madres, aunque de ningún modo se puedan ajustar las fechas (el tema es del 76 y las Madres, aunque comenzaron a organizarse antes, se dieron a conocer públicamente en el 77).

Al neutralizar el tono panfletario de los compositores comprometidos (con los lugares comunes), la censura predisponía a la pirueta retórica, lo que le otorgaba a los temas un soporte mítico y un refinamiento impensado. También es verdad que los males que nos aquejan hoy no son tan dramáticos como los de aquellas épocas. Lo cierto es que hay una canción que dio en el clavo con la sensibilidad social de estos años y pasó desapercibida. Se llama “Todo lo están filmando” y apareció en Alamut (2009), el disco solista de Jorge Serrano, el ala intelectual de Los Auténticos Decadentes. Me vino a la cabeza viendo el nuevo video donde Marcelo Bielsa arenga a sus jugadores franceses después de empatar un partido definitorio.

Al revés de otros DT’s, uno de los hits de Bielsa es no tener trato personalizado con ningún periodista y responder a todos por igual en conferencias de prensa que suelen durar una eternidad. Esto significa, ni más ni menos, el fin del mundo para personas como Fernando Niembro. Ese distanciamiento subrayaba un modo distinto de entender el espectáculo que rodea al fútbol y le dio a Bielsa un aire de misterio, necesario en tiempos en los que todos sabemos todo sobre todos, incluso aquello que de ninguna manera queríamos saber.

Pero ahora sucede algo extraño: casi mensualmente, nos llega un video en el que se lo ve a Bielsa en la intimidad del vestuario o la cancha de entrenamiento felicitando, retando, sermoneando o dándole lecciones de vida a los jugadores de su equipo, el Olympique de Marsella, que casi siempre lo miran como uno habitualmente mira a un loco. Porque es verdad que a Bielsa le dicen "loco" pero hay algo incómodo en esos videos que te hace creer que está loco de verdad o que, en vez de un científico genial del fútbol, Bielsa es uno de esos personajes optimistas, pasados de autoayuda, que llevaron a Robin Williams al suicidio.

Encima sus enseñanzas (que en la intimidad son notables pero al estar viralizadas pierden sustancia) conectan peligrosamente con la moda de las charlas motivacionales, ese chamuyo en el que los exitosos del mundo explican a los fracasados qué tienen que hacer para ser como ellos.

Después de la eliminación prematura en el Mundial 2002 varios jugadores declararon que Bielsa lloraba desconsolado en el vestuario. Eso me parece más emotivo y real que estos videos supuestamente emotivos y reales.    

Ahora bien, ¿por qué filman a Bielsa todo el tiempo? ¿Bielsa no se da cuenta? ¿Bielsa de pronto se copó con la sensibilidad de esta época, que necesita mostrarlo todo, y quiere que lo filmen? En caso contrario: ¿quiénes son los hijos de puta que filman a Bielsa y lo exponen de esa manera? Una cámara es un elemento inquietante que modifica brutalmente el ambiente de cualquier reunión. Nadie, ni siquiera el ser humano más relajado del mundo, actúa de la misma manera cuando alguien desenfunda un celular o una cámara y empieza a filmar o sacar fotos. En Facebook se multiplican los álbumes sobre fiestas, como si el fin de las fiestas fuera justamente la cantidad de fotos que se sacan en ellas.

Uno de los aciertos del tema de Serrano es la contradicción entre el ritmo festivo y pegajoso (un ska) y el texto amargo que anuncia un Apocalipsis secreto, inadvertido por la mayoría, mientras el estribillo repite una y otra vez:

Todo lo están filmando
todo lo están fotografiando
(y hay que sonreír)
para mirarlo después.
Todo lo están filmando,
¡Están queriendo atrapar al tiempo,
están usando una red!

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen post, Corvino, recuperando al menos lateralmente el discazo de Serrano, que tiene letras que captan bien ciertos momentos y fenómenos.
Por otra parte, y hablando de fútbol, la selección bielsista 1998-2002 fue el mejor equipo (nacional) que vi en mi vida, independientemente de la mención que hará F Niembro de que volvimos en primera ronda. Nunca más volví a ver un equipo que aventajara tanto en todos los aspectos (velocidad, ataque, goles!) al resto (incluidos los europeos). Al Bielsa de ahora realmente no lo sigo mucho, parece más bien una caricatura del noventero.
Saludos,
Molloy

Anónimo dijo...

Lo de las conferencias de prensa largas es un mito de la prensa maliciosa (lo mismo que los “entrenamientos agotadores”): Bielsa sólo lo hizo en la selección para esquivar a tipos como Niembro y para poner en condición de igualdad a todos los periodistas de Argentina. Y claro, se extendían un montón porque había un montón de periodistas. Y él, siempre contestando con lenguaje académico, frio pero académico. Lo contrario de Caruso Lombardi.

Cine Braille dijo...

Todo lo están filmando... pero nadie está mirando. No tanto en el caso de Bielsa, sí en el de la cantidad inmensa de horas de video y bytes de fotos que se producen a cada instante, básicamente para consumo de nadie. Uno goza hoy de acceso casi ilimitado a libros, discos, series o películas, y como el exceso es paralizante, termina mirando Olimpo - Témperley, o partidos viejos. Igual por más que lo miremos, el partido con Suecia de 2002 termina 1-1 siempre.
A lo mejor el futuro es el cuento Utopía de un hombre que está cansado, de Borges.
Saludos

Anónimo dijo...

Hola,

Solo decir que me parece alucinante que hayas rescatado a Jorge Serrano. Considero que con los años la obra de Spinetta va a ser valorada en su justa medida, para mí, hay mucho de pretencioso niño de clase acomodada de Belgrano (en ese sentido, un verdadero y total adelantado a los nuevos ricos artistas: stand up, diseñadores gráficos, historietistas pedorros, pseudo actores de pseudo obras, etc).
Serrano en cambio me parece un infravalorado to-tal. Es un cuentista, un elegante y con una sensibilidad popular (con muy buen gusto y criterio, el sumun del arte popular), alucinante. Que haga todo desde los decadentes me parece que más que empañar su obra la engrandece, es un mensaje político mucho más interesante que el que va de pico, como la mayoría de la gilada rock (en este caso, un 97%).
Alamut encima es un gran disco, que logró darle un tono fresco por detalles que pueden googlear.
Grande Serrano.
Del último disco (solo por rescatar algo, sin llegar a "Siempre igual" o "Viaje mental") escuchar "Libro de papel" un canción de amor al libro única. "Vayan a estudiar" es necesaria, eso es no tener casette muchachos, eso, no mostrar el pito o drogarse (por más que la canción puede sonar "vigilante" y yo también) y la balada, que no recuerdo su nombre es "cae la tarde" pongamos, es digna de su repertorio.

Saludos,

Matías-

Anónimo dijo...

Pero el gran Charly García con los dinosaurios ya estaba en democracia y no sonaba anacrónico ni pretencioso. Está muy bueno el post, pero no le encuentro mucho sentido a decir que las canciones de rock críticas sonaban pasadas de moda cuando terminó la dictadura. Y hay mas ejemplos .

No bombardeen en bs as es 1982.

Solo le pido a dios en el luna park estallado con mercedes sosa 1984.

La bersuit en los 90 con "Se viene"

etc


Saludos Corvino

Corvino dijo...

La idea que inicia el post bien puede ser un poco forzada para dar paso a la canción de Jorge Serrano, pero justamente Charly debe ser el ejemplo perfecto del compositor que va de la cosa pública a la privada. Ahora bien, eso no quiere decir que sus canciones sonaran pasadas de moda o anacrónicas, lo que quiero decir es que parecía anacrónico componer en democracia canciones de protesta, etc. Igual es verdad que en los 90 hubo un recrudecimiento de la canción crítica pero fue más testimonial que artística según mi humilde punto de vista. Personalmente las canciones que me gustan de la Bersuit no son precisamente las de protesta o como s se quiera llamar. Saludos.

Cine Braille dijo...

Charly en 1984 se reía de los que seguían enganchados con cantar sobre la dictadura. "¿Ahora?" decía, y recordaba que él lo había hecho con Videla en el poder ("yo que crecí con Videla"). Igual rescataba a los tipos que se bancaron las consecuencias de lo que cantaban en tiempos jodidos, tipo Cantilo o Gieco. Igual tal vez fue mucho más política la poética rockera de 1972-75.
Vuelos es el mejor tema de la Bersuit, o uno de los tres-cuatro mejores cuanto mucho, y su tema es político, con un nivel letrístico muy alto, y más de uno ni debe saber de qué habla. El Indio ha escrito bastantes canciones como pinturas del momento (Nuestro amo juega al esclavo, Queso ruso, o a través de personajes como en Murga de la virgencita) pero tal vez detenerse en las excepciones obvias sea perder de vista el cuadro general, en el cual Corvino tiene razón, en especial con el rock de los 80s. Obviamente hacia 2001 hay un regreso de los "periodistas del rock" al decir de Spinetta, como no podía ser de otra manera.
Saludos

Anónimo dijo...

Gieco es un boludo, siempre. Y un genuflexo, desde hace un tiempo. Casi un Copani en ese sentido.

Cantilo es otra cosa. Cantilo escribió "Apremios ilegales".

Y Serrano escribió el "Tango traidor", de TTM.

La Bersuit son como Los Oportunistas del Conurbano de Capusotto.

La decepción con el alfonsinismo y sobre todo el menemism, dieron lugar a canciones "de protesta", o algo así.

Igual, nadie pudo superar a "Para el pueblo". Aguante Piero (?)

Anónimo dijo...

Hay tantas excepciones que el error es querer encerrar o decir que algo ya no estaba bueno justo hablando de rock.
El rock donde conviven sex pistols y pink floyd en el mismo año y los dos con su público y su respeto.
Por lo tanto hablemos de bielsa pero no de anacronismo o música pretensiosa fuera de época.

Hernan Dardes dijo...

Ayer le hice exactamente el mismo comentario a un amigo acerca del llanto de 2002. Ese es el tipo que vive el futbol. Ese y el que grita "newells, Newells" en andas, exasperado en la cancha de Ferro el día que ganan el Apertura '90 (que lo cuentan como título y que fue la clasificación a la final). La volteretas que se dan para decir que de la derrota se aprende más que la vitoria me exaspera: se supone que si acumulaste derrotas y un día ganaste, es porque aprendiste. Y porque tuviste un poco de suerte, obvio. Porque el futbol no es ajedrez.
El Bielsismo extremo me exaspera casi tanto como los detractores a ultranza de Bielsa.

Anónimo dijo...

Bien acá Corvi:
http://www.lanacion.com.ar/1782759-mar-del-plata-literaria-nuevo-capitulo-de-una-vieja-tradicion

Mastrángelo dijo...

Coincido con lo del anacronismo, y coincido asimismo con el anónimo (otra cosa de época) que señala su arbitrariedad y el carácter muchas veces injusto de su señalamiento.

Lo que quería acotar, por si le sirve a alguien, es que el propio Charly García declaró (tengo la evidencia, eh..) que “Los Dinosaurios” no tenía nada que ver con la dictadura, sino con una cosa de ir quedándose solo; obviamente le parecía bárbaro que la gente la reelaborara de aquella forma (lo mismo con “Rasguña las piedras”: aparentemente nada que ver con la catalepsia). Y ahora que estoy embalado digo, hay que ver hasta qué punto la lírica de Carlos Solari no es lisa y llanamente cualquier verdura.

Pero antes de que alguien me lapide, a lo que quiero llegar es a que está bueno, a veces, un poco, quitarle el aire solemne a todo, y desmitificar, porque la desmitificación libera también.

Anónimo dijo...

Acá tu amigo (?) Casas tambien escribe sobre Serrano

http://laagenda.buenosaires.gob.ar/post/115778534035/el-aleph-de-jorge-serrano

Anónimo dijo...

Bielsa es el orgasmo de los progresistas.
Saludos
Pablo

Anónimo dijo...

No creo.
Los progresistas suelen ser una mierda, unos acomodaticios, unas madres de plaza de mayo (listo, lo dije).

Bielsa me parece más digno.
Aunque capaz son sólo mis ganas.

Anónimo dijo...

Qué buena performance de los anónimos che! esto cada vez se parece más a los comentarios de los amables lectores de LA NACION, que aun hablando de Bielsa o de la poesía de Yeats se las ingenian para mostrar su hermosa visión del mundo.
Marcelito Palacios

Hugo dijo...

Matías dijo "Considero que con los años la obra de Spinetta va a ser valorada en su justa medida, para mí, hay mucho de pretencioso niño de clase acomodada de Belgrano"
El padre del flaco era pintor de brocha gorda. Belgrano no es sinónimo de clase acomodada. Pero el viejo escribía poesía y buena, lo acomodado sería lo sensible en este caso.
Bielsa es eso: arte y poesía hechos fútbol.

comentarista de la nación dijo...

estuve viendo algunas letras de alamut.
hay una bastante lamentable por su optimismo ramplón, una especie de elegía de la alegría, "Hay que Cantar Y Bailar y Reír, Hacer del mundo un lugar más felíz", a la que no le descubro el toque irónico que me gustaría.
parece un tema de raúl portal en su época del hop hop, o algo así.


referido a la visión del mundo que señala marcelito palacios (?), los gobiernos progresistas en este país me han decepcionado bastante. no sé, capaz a vos te copa aníbal ibarra, el socialismo en santa fe haciendo de rosario la capital narco, el gobierno nacional con sus mil mentiras, tramoyas y curros.
a mí no.

Anónimo dijo...

ay, ay, ay, "comentarista de la nacion": quizas Lilita Carrió podría satisfacer tu espíritu republicano y el grado de "honestismo" que este país está necesitando desde tu punto de vista; te recomiendo que la votes ahora, estaría bueno que esta vez no pierda la micro-izquierda como en 2011.
Salute

Matías dijo...

No tiene nada que ver con el post, pero me encontré con esta anécdota de Sabina sobre Charly y Fito y me acordé de Ud. Corvino. Ahí va:

J. M. F: ¿Es cierta esa historia que cuentan, aquello de que Charly le dijo a Fito: «Yo soy la joya, vos sos bijouterie [bisutería, en francés]»?
J. S.: Es cierto. Y Fito contestó que sí. Ya te digo, la persona que más ama a Charly del mundo es Fito. Además, lo predica a los cuatro vientos. Te contaré una anécdota muy graciosa. Cuando hicimos el disco juntos, Fito estrenaba un estudio
que se llamaba Circo Beat. Era un estudio, para que te hagas una idea, tan bueno como el mejor de Nueva York. De hecho, luego tuvo problemas financieros por ese descomunal gasto. Ese estudio lo inauguramos él y yo. Un estudio maravilloso, de absoluto diseño, todo perfecto, recién pintado y con unos muebles estupendos...
[Estalla de pronto en una sonora carcajada.]
J. M. F.: No me irás a decir ahora que Charly casi se lo quema...
J. S.: Era una época en la que estaban a punto de reconciliarse. Y era una época en la que, en mis conciertos en Argentina —tú lo sabes bien porque lo has visto—, Charly se subía conmigo al escenario y éramos muy troncos y muy cómplices, y Fito quería que Charly fuera a verle.
Entonces medié y llamé a Charly para que hicieran las paces. En aquella
época, Charly iba a todas partes con los sprays esos que utilizan los grafiteros. De hecho, su casa estaba toda pintada con spray, incluido el televisor y los sofás. No había un solo centímetro del piso que no estuviera pintado. Entonces Charly llegó al superestudio de diseño de Fito y éste, que estaba muy emocionado, lo llamó «maestro« y se abrazaron. Y Charly sólo hizo una maldad, pero fue genial. Dijo: «Me
traje el spray» [risas]. ¡Me traje el spray...! No lo sacó, pero la cara de Fito tenías que haberla visto. Mira, querías que le echara un piropo a Fito, pues se lo voy a echar ahora: si Charly llega a sacar aquel día el spray, Fito le deja que pinte el
estudio de arriba abajo. Enterito.

P dijo...

Hay varias buenas de Fito. Y hay varios temas buenos de Fito también.

Anónimo dijo...

Los comentaristas de este blog no entienden nada (?).
Hablan del honestismo de Carrió para justificar que son hinchas de Defensores de Milani, ese club de camiseta roja y negra que tiene la cancha cerca de la ESMA.
(Atrasás 5 años mínimo, flaco).

Hablan de Pito Fáez, reconocido hincha de Central, en un post sobre Bielsa...

Ah, Bielsa, salí campeón de algo, alguna vez. Hace 10 años que no ganás nada.
Bueno, es un nicho de mercado no ganar nada, pero "revolucionar" clubes o selecciones que hace mucho no ganan nada.

Anónimo dijo...

querido anónimo lector de la nación: qué bueno que tu capacidad interpretativa permite encasillar políticamente a alguien apenas por tres o cuatro líneas, estás para LIE TO ME si pudieras verme las cejas. Si te parece inadecuado entonces votar a Carrió siempre tenés a la microizquierda que es refractaria a la posesión del poder y acumula en los centros de estudiantes con eslóganes tan divertidos como "deportivo Milani". Suerte con el emprendimiento!!