jueves, 3 de septiembre de 2015

Arroyo


Desde hace poco menos de un mes, cuando Arroyo ganó las PASO y se consolidó como el principal candidato a Intendente de Mar del Plata, cierto sector de la ciudad entró en pánico. Arroyo siempre fue un viejo facho, un tipo amado y odiado en partes iguales, pero que casi nadie se tomó demasiado en serio. La mayoría de sus posturas reaccionarias (mandar a las comparsas a una Isla desierta, declarar a Manu Chao persona no grata), de tan anacrónicas, hasta suelen generar mucha gracia. Históricamente tuvo un buen número de votantes pero esta vez le ganó las internas a Baragiola (candidata radical aliada con el macrismo) y ahora se perfila como un grano en el culo del progresismo marplanauta.

Arroyo fue director de la Escuela Media Número 2. Yo hice el Polimodal ahí, entre el 2001 y el 2003, después de repetir en el Industrial. Se suponía que no se aceptaban repetidores pero como tenía una tía que era profesora entré por la ventana a punto de perder el año: desaprobé la última materia la misma semana que empezaban las clases.

Antes de entrar Arroyo realizaba una entrevista con el alumno y uno de sus padres. La Media 2 de Arroyo se diferenciaba de otras escuelas por su atención casi personalizada, algo común en colegios privados o nacionales cool, pero que en las públicas no existía. A mí me acompañó mi viejo, que a punto de cumplir 60 años todavía tiene el pelo largo (Fabián Casas lo vio en la presentación de mi primer libro y le dice Robert Pá por su parecido con el cantante de Led Zeppelin). Fue genial ver la cara de Arroyo cuando apareció mi viejo con su look sesentoso porque me tuvo que explicar a mí que me corte el pelo, que no use barba, que me vista con camisa y corbata, o sea, ¡que no sea como mi viejo! Pasan los años y todavía nos seguimos cagando de risa de esa entrevista.

Durante mi estadía en esa escuela no respeté casi ninguna de sus pautas estéticas y mi Cuaderno de Comunicaciones era una serie ininterrumpida de reclamos. De todos modos este tipo de dinámicas represivas funcionaban a modo de juego dialéctico, no recuerdo que hayan echado a alguien por no respetar las normas.

Mientras tanto Arroyo pintaba la escuela en las vacaciones de invierno, acompañaba a los alumnos a la parada del colectivo si les robaban y entraba a los cursos y hacía chistes machistas. ¿Vieron que hay dirigentes, técnicos y jugadores de fútbol que quieren a Grondona? Bueno, ¿por qué les parece que lo quieren? ¿Por qué queremos a Tony Soprano?

Mientras iba a la Escuela odiaba a Arroyo. A la distancia las medidas que me parecían directamente fascistas me siguen desagradando pero por su estupidez. Arroyo había sido milico y la Escuela tenía una atmosfera represiva. Me acuerdo que en esa época estaba obsesionado con Cortázar y cuando leí “La escuela de noche” sufrí algunos escalofríos. Arroyo nos saludaba como si fuésemos un ejército y, como en la Universidad se recuerda a los desaparecidos, en el hall de la Media 2 había un gran cuadro con los caídos en Malvinas. Por esas épocas Arroyo era relacionado con Seineldín y todavía se recuerda su paso por la Dirección General de Tránsito en plena dictadura como una pesadilla. Muchos consideran que haber trabajado durante la Dictadura, incluso haciéndole multas a conductores, te convierte en un torturador o en un genocida y postean memes con Arroyo vestido de nazi. Yo creo que están banalizando el mal a full, como los que comparan a Magnetto con Videla, pero supongo que me equivoco.

Nunca votaría a Arroyo pero nunca despreciaría a los que lo hacen. Es interesante ver quiénes votan a Arroyo y quiénes se manifiestan en su contra. Generalmente los primeros son vecinos marplatenses de derecha, ajenos a la “ideología”, personas a las que habitualmente llamaríamos “gorilas” y que pueden ser nuestros familiares más queridos o el verdulero de la esquina. Quienes ponen el grito en el cielo por la existencia de Arroyo no saben que pertenecen a la elite cultural y económica de la ciudad (en términos fácticos algo muy parecido a la derecha), no saben que no todo el mundo tuvo la oportunidad de ir a una escuela privada o al Illia, que no todo el mundo tuvo el privilegio de ser un nenito mimado lleno de información y archivos que determinan quién hizo las cosas bien y quién hizo las cosas mal cuando las papas quemaban. ¿Por qué nadie se cuestiona? ¿Por qué todos están enamorados de sí mismos? ¿Por qué nadie se da cuenta que de haber vivido en la dictadura probablemente hubiésemos sido colaboradores indirectos, como el 95 por cierto de la población de este país? ¿Qué clase de ego hay que tener para flashear con ser un superhéroe en una época que no viviste?  

Ahora Arroyo se está convirtiendo en un personaje mediático a nivel nacional porque muchas de sus excentricidades (no tener celular, usar siempre el mismo piloto) son atractivas para quienes no lo conocen.

Más que escandalizarse porque la gente vota a Arroyo, creo que deberíamos preguntarnos por qué la gente vota a Arroyo. El día de las PASO, caminando entre veredas destrozadas de un barrio inundado y retorciéndome en una escuela que se caía a pedazos no me pareció tan sorprendente.

Es entendible y hasta necesario que los progresistas mentalmente inmaculados se manifiesten contra Arroyo, lo extraño es que lo hagan dando a entender que del otro lado está el Che Guevara cerca de la revolución. En realidad del otro lado hay una Triple Alianza conformada por Pulti, Aldrey Iglesias y Scioli. Un trío cómico que se dedicó a realizar increíbles reformas edilicias para los turistas mientras en el Barrio Belgrano siguen sin tener cloacas, ni asfalto ni un carajo. De todas formas la política que determina nuestra vida no es la de los programas de TN, sino la que llevamos a cabo día a día. Cómo somos cuando manejamos un auto, cómo somos cuando estamos en la calle, cómo somos con las personas que nos cruzamos en nuestra vida cotidiana: eso es lo que hace que una sociedad funcione y avance. Yo soy un ser humano egoísta y apático, no tengo derecho a quejarme si no doy el ejemplo en nada. A veces le pedimos a Macri lo que no nos animamos pedirnos a nosotros.  


31 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno, si quiere mandar a las comparsas a una isla desierta, comenzaría bancándolo.
acá, macri les da subsidio a la murgas, y esos seres con discapacidades motrices invaden las plazas domingo a domingo -y aveces otros días- golpeando sus bombos durante años, y sin mostrar ningún progreso musical.
sólo ejercitan su poder, comercializan sustancias y te hacen invivible dos horas por semana.

después, no sé si lo bancaría por eso, pero no creo que nadie se anime a criticar el cuadro con los muertos en malvinas.

dos elecciones les duró a los patéticos progresistas porteños el truco de agitar con el cuco de macri. macri es malo, macri es peor, macri aumenta el boleto (ey, macri no tiene injerencia sobre eso).
hasta que perdió efecto, y macri ganó. y es más o menos como los anteriores, con más marketing, quizá, con un par de golpes de efecto -metrobús, bicisenda-, pero con las veredas llenas de manteros -que te hacen bajar a la calle para caminar, hasta que haya un accidente-, hospitales cuyas guardias son albergues de homeless, punteros y militantes en las villas, etc.
macri es más o menos lo mismo que los anteriores, salvo para aquellos que necesitan verlo como un monstruo, la derecha asquerosa, para aliviarse cuando se miran al espejo.

boludos como cuervo, gerard fernandez o gaby cerruti necesitan la construcción del macri malo mientras bancan a alperovich y señora.

Billy dijo...

gran post.

viste esto http://www.imdb.com/title/tt2492296/ ? lo recomiendo.

Cine Braille dijo...

Dos o tres cositas nada más, veo que estamos bastante de acuerdo.
1) El fascismo es la estupidez pero desatada, pasada de rosca. Hay un continuo ahí.
2) Arroyo también hace sus buenas migas con Aldrey, en eso hay una, ejem, "política de estado". Cuando se trató una declaración en contra de Aldrey por el vaciamiento de El Atlántico, Arroyo muy simpáticamente se hizo el boludo, como la UCR y el pultismo.
3) Nadie le tiene miedo a Macri en sí, al fin y al cabo es un banal millonario como tantos, sino al combo de economistas que viene gratis con él, la Santísima Trinidad de Melconián, Espert y Broda. Supongo que las generaciones que tienen menos de 35 años, desgraciadamente, necesitan una experiencia de esa gente en el poder para entender por qué gente como yo las quiere a miles de kilómetros del Ministerio de Economía y el Banco Central.
Saludos

Anónimo dijo...

Bueno, si hablamos de economistas, hablemos de Bein y de Blejer, que vienen con Scioli.
O hablemos del vaciamiento del Banco Central llevado a cabo por los economistas del gobierno que encabeza la banal millonaria que nos gobierna.

Juan Manuel dijo...

Macri no es solamente lo de siempre con más marketing. Tiene la ventaja de ser el sucesor de Ibarra y Telerman (que también fueron un desastre) y es en cierta medida un adversario útil para el kirchnerismo. Si la CABA la gobernara un tipo eficiente, un poquito menos asquerosamente facho y con un vocabulario superior al de un nene de 10 años, quizás los que están en la vereda de enfrente se tendrían que poner un poco más las pilas.

Macri sí hizo cosas que son monstruosas, como armar un grupo que se dedicaba a resolver el problema de la indigencia cagando a patadas a los indigentes (UCEP), tirarle balazos de goma y gases a médicos y pacientes de un hospital público y decir que provocaron a la policía, nombrar a Abel fucking Posse ministro de Educación, dejar sin vacantes a pibes de primaria (ni Grosso logró eso!)... ah, y el boleto sí lo aumentó después de 2 meses de paro de subtes en pleno verano, para inmediatamente tratar de devolver el control de la empresa al día siguiente. No por eso hay que caer en el error de pensar que es un monstruo o un boludo; es la cara visible de un conjunto de intereses de clase y detrás de él hay otros cientos de tipos iguales o peores esperando su turno para hacer lo mismo. El problema del progresismo porteño no es tener de adversario al Pro sino no tener quien lo represente, ni el suficiente marketing para hacer una diferencia, ni resultados históricos recientes que lo conviertan en una opción gustable.
Martín, un abrazo y perdón por porteñizarte el debate.

El verdulero facho de la esquina dijo...

Yo creo que "la cara visible de un conjunto de intereses de clase" es aplicable al candidato de turno del peronismo, partido que gobernó 25 de los últimos 30 y pico de años de democracia, con los resultados que ya todos conocemos. Pero eso sí, cuando Scioli o el peroncho de turno hundan el barco, nos van a volver a convencer de que eso no es el peronismo, doctrina que volverá a mutar para aparecer (por enésima vez) como la solución a todos nuestros quilombos...
"la política que determina nuestra vida no es la de los programas de TN, sino la que llevamos a cabo día a día: eso es lo que hace que una sociedad funcione y avance". Grande Corvino. Perdón por tan poco...

raul dijo...

Mirá Zariello, te cuento: Estoy en desacuerdo con la mayoría de los relatos y pareceres que desarrollas en el posteo.
Vivo en MDP desde julio de 1980, vine de Cap. Fed. teniendo treinta o sea, no soy ningún pibe. A los pocos días de haber llegado tuve la ocasión de ver a Arroyo que como jefe de transito, encabezaba un operativo de control de autos en Av. Colon y Av. Jara, 11 de la noche. Los "zorros" vestían de negro y con botas altas de cuero, capote largo de cuero negro y gorras negras ¡te juro parecían SS!. El simpático después director de escuela, se paseaba como se pueden ver en las películas en las "selecciones" de los campos de concentración, por supuesto EL también vestía como un SS. Este hombre parecía tener un especial encono con los tacheros, a los que infraccionaba especialmente. Yo fui ,un particular, parado por esa gente y te aseguro que te trataban con malos modos. Un par de meses después y por cuestiones de negocios, fui recibido por Arroyo en el palacio municipal; Sobre el amplio escritorio ¡Tenía una estatuilla de maso 15 centímetros, que terminaba con la cruz gamada! La svástica. Esto no me lo contó nadie EH! Lo vi con mis dos ojitos. En esa época este Sr. se creía un ser superior y lo mostraba en todo momento. Su trato era despectivo, hostil. Pasaron los años y me olvide de este hombre. No participo como militante en política, aunque tengo posición tomada, y no votaría jamas a este sujeto ¡NI para guardián de plaza!

mundoarjo dijo...

Entiendo completamente tu visión de este sujeto.
El problema es que hemos caído en (no) pedagogías (lo digo como docente de escuela pública provincial) y en formas de organización social para las cuales, pareciera, no queda otra alternativa viable más que añorar a los Arroyo. Sin ponerme apocalíptico, hay evidencias de que estamos en un contexto de pérdida de rigor, de solidez, de sentido; ese es el costado deplorable de la posmodernidad, que muchas veces es un sistema de fragmentación social disfrazado de diversidad.
Ante esto, para no poca gente, Arroyo es reencontrar un hilo de sentido, porque que el colegio funcionara como funcionaba (aunque fuera un funcionamiento facho) se explicaba por la mano ordenadora y homogeneizante de Arroyo y sus normas. Hoy vos vas a cualquier escuela secundaria provincial y difícilmente encontrás a un director de escuela que no esté un poco desdibujado en su rol (ni hablar de los docentes, que están totalmente desautorizados). Los Arroyo son, en buena medida, la explicación de que hayamos derivado en esto. Lo desesperante es que sean también la solución.

Careta dijo...

Al fin alguien escribe de esto. Arroyo no hubiera sido posible sin el pelele de Pulti, el imbécil de Bonifatti y el padrino Aldrey.

Y todos los pelotuditos que lo votaron al dolorense por ponerse una camiseta y sacarse las fotos de rigor se pueden ir bien a la concha de sus madres.

El resultado, un anacronismo con policía municipal diseñada para perseguir porretas en la costa.

raul dijo...

Hay cosas que son claras: Arroyo es Macri. Viven en MDP casi un millón de personas, el 21.30% (récord en Argentina) son ciudadanos de la tercera y cuarta edad, casi todos jubilados. La mayoría son jubilados sin haber hecho los aportes (amas de casa por ejemplo), o sea con la moratoria, por eso con la mínima como retribución. Estas personas, que tienen bien merecida ese derecho, dicen barbaridades en referencia a "los planeros" sin darse cuenta(¿o si?) de que ellos también reciben un beneficio que es parecido al plan al que insultan. Esta jubilación para la que no aportaron (la moratoria por monto es algo simbólico)es "un plan" para algunos economistas que planean sacarlas. Ocurre que la mayoría de estos jubilados insultan y critican todo lo que hace el gob. nacional (no importa que! todo está mal). En los muchísimos centros de jubilados que tiene la ciudad, se pueden escuchar los peores insultos y descalificaciones hacia la Presidenta, por ejemplo.
Otro caso extraño que ocurre, es lo que sucede con los varios miles de empleados municipales que tiene la ciudad. En las oficinas y distintas reparticiones se comenta con temor algo que el brutal Arroyo expresa en todo momento "lo peor del municipio son los vagos empleados municipales!" dice.
"hay que reducir drásticamente la plantilla". Lo que es bravo para entender es que esos mismos empleados municipales dicen haberlo votado en las PASO, y que volverán a hacerlo.
Pasa en MDP parecido a lo que ocurre en CABA: Saben que los gobierna lo peor, que la gestión es una porquería, pero igual lo votan ????.

Anónimo dijo...

Yo no compararía la moratoria previsional, de la que se beneficia gente que trabajó, con los planes, que en general no tienen esos destinatarios.

Si no reducís la plantilla, ¿cómo pagás? Ah, ya sé, fabricando billetes.
Ejemplo 1: Concejo Deliberante de Tucumán capital: 2700 empleados políticos, 11 millones por mes, 150 empleados promedio por cada edil. Algunos tienen 200.
Ejemplo 2: Estación de tren Victoria, empleados de limpieza: 30.

Por último, tonteras tales como "los gobierna lo peor" son similares a la de Gerardo Fernández diciendo que Vidal es "más mala que una araña pollito" (sic).... Y eso mientras bancan a Scioli, Alperovich y sus respectivas policías torturadoras.


Ah, el que hablaba de Macri como "cara visible de un conjunto de intereses de clase" espero que vote al FIT. jaja

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Lo que está claro es que el gran enemigo de la Argentina es Gerardo Fernández (?)

Anónimo dijo...

No, simplemente es un tonto.... no, tonto no es porque embolsa sus dineros.. Es un... señor que con esas frases resume mucho del antimacrismo berreta que atrasa 10 o 15 años.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Está rentado ese Gerardo Fernández...como todos los peronistas esos de mierda... ¿Está bien así anónimo?
Personalmente disiento: el tipo cree en un proyecto político en el que vos no creés. No es tan jodido.

Anónimo dijo...

No. No está bien así.

Está rentado como Feuer, "Queruzo", D'Attellis, Roberto Navarro o la novia de Nito Artaza.
Se puede creer en un proyecto político sin decir puerilidades como esas.

el gil dijo...

Mirá ano de arriba: Está muy claro que sos integrante de esa manada odiadora ¡Que NO piensa! Solo odia. Pobres!!

Pablo dijo...

El tal anónimo que intenta dar cátedra de no se que, de mi parte queda totalmente desacreditado al haber nombrado a la novia de Nito Artaza.

Juan Manuel dijo...

Bueno, imaginate que si al pobre hombre una murga en una plaza le hace invivible la existencia, un jubilado que cobra sin haber aportado o un desempleado que recibe 600 pesos le deben dar un pico de cortisol que ni te cuento!
Si el antimacrismo atrasa 15 años, el macrismo propiamente dicho a qué glorioso período de la Humanidad nos retrotrae?
Sobre el punto del peronismo/intereses de clase: obvio que eso también aplica, pero debido a la existencia de infinitos debates sobre el tema, preferí dejarlo pasar para no romper la Internet.
Más de una vez voté al FIT, a pesar de la cantidad de críticas que le puedo hacer a sus integrantes. Cuál hay?
Lo que sí es interesante de los comentarios anteriores son las distintas formas que toma en cada ambiente el síndrome de "no sé ni quiero pensar a qué clase social pertenezco" y su amigo el "acá falta cultura del trabajo, eh vago, plan, chori, rentado, mulo, mulo, altas llantas". Me voy para el recibódromo, besos en la mano invisible.

Anónimo dijo...

Desacredita lo que quieras, pero la señorita ex Gran Hermano es empleada estatal en el Senado. Planta transitoria, personal en comisión. Debido a sus méritos, sin duda.

Y sí, me hace invivible la existencia. Organizar mi domingo, mi descanso, mi estudio o mis ganas de ver el partido en función de unos otros avasallantes es un poquitín alienante. Tener que abandonar sistemáticamente mi casa por unos otros avasallantes y subsidiados es un poquitín desmoralizante. Unos otros que son cinco que golpean los bombos y ocho espásticos en tratamiento. (?)

Por lo demás, no fui crítico de la moratoria previsional. Parece que no te diste cuenta.
Y veo coherente que hayas votado al FIT. Si creés en las clases y esas cosas, lo que más se acerca es el FIT (o, tal vez, algún otro partido ignoto).

Lo de cultura del trabajo, plan, vago, "ano" y demás corre por cuenta de quienes lo dicen.

Qué lindo es creer que existen malos. Y que los malos son los otros, por supuesto.

Comandante Cansado dijo...

"Nunca votaría a X pero nunca despreciaría a los que lo hacen" debería ser algo de sentido común pero lamentablemente no lo es. Por supuesto, concuerdo.

Mirtha facista dijo...

A mí me tocó ser presidente de mesa en las PASO, y les puedo asegurar que la gente ve el voto como un trámite burocrático que no pueden evitar: obvio que los políticos de turno (vía clientelismo) aprovechan esto, así que cortémosla con el verso del respeto, porque como dice el corvino, la gente que tiene conciencia de la importancia del voto, es la que quiere vivir tranquila y de forma honesta, y para eso votan al Arroyo de turno. Toda esa gente, los verdaderos laburantes, son para los Juan Manuel de turno la derecha recalcitrante que apoya a los banales millonarios como Macri, esos engendros que planean aniquilar a la pobre masa de marginales que, por suerte, terminan triunfando para traernos al salvador peronista de turno...
Perdón por el reduccionismo barato y los zapatos de goma

Matías dijo...

Martín, pareciera que para vos la "ideología progre" es un lujo al que sólo tienen acceso los muchachitos universitarios de la clase media acomodada.

Anónimo dijo...

ay ay Corvino, la justificación del "mal menor" que das para votar a Arroyo (o, al menos, para no denostarlo) me sonó al idioma prekirchnerista antipolitico de Fabio Alberti cuando decía en clave humorística : "¿Que nos pasa a los argentinos? ¿Estamos locos? Locos estamos!". Hay que tener cuidado. Te banco con los posts de música y literaturra pero lamentablemente cuando se habla de "política" en un sentido tan precario y asumiendo "la voz de la gente común" (que parece que es solamente la que vive en 39 y Polonia) esto parece uno de los amables foros de La Nación.
salut,
cacho garay

Anónimo dijo...

Primero reivindicaste a Jorge Asís
Después publicaste en La Agenda de Macri
Ahora esto

Queda claro de que lado estás


Muchas gracias, vuelvas prontos

Cine Braille dijo...

Me parece que Arroyo está más cerca de ser Chance Gardiner que de ser el Führer.
Saludos

Anónimo dijo...

Yo creo que el que más cerca está de ser Gardiner es el candidato que ante una catástrofe en su provincia dijo "mañana o pasado saldrá el sol".

Ignacio dijo...

Corvino basura, vos sos la dictadura (?)
El kirchnerismo nos hizo muy boludos.

Luciano dijo...

Muchachos, ojo! que esa impostura de ciudadano critico y esa mirada ironica hacia el kirchnerismo no los haga bancar fascistas!

Jorge dijo...

Interesante punto de vista. Sin embargo, le pifia muy feo cuando dice que distinguir y reconocer a un facho es propiedad exclusiva de una "elite cultural y economica", peor aun... un "privilegio" a los que solo acceden "nenitos llenos de informacion". Por lo demas, remarco, muy interesante vision. Saludos

Anónimo dijo...

Ojo, Luciano, que esa impostura de ciudadano progre y esa mirada irónica hacia lo que no es popular y-o políticamente correcto no te haga bancar fascistoides.
Como los que encarcelan y condenan a Leopoldo López.

Luciano dijo...

No te entiendo anónimo. Aca hay una confusión enorme en torno a la ideología y la política. Que este tipo no puede ser Hitler no significa que comulga con ideas fascistas. Claro que es simpático porque nos resulta ridículo, pero si llega a ganar elecciones va a tener algo de poder para llevar adelante políticas publicas de ese corte. Y no denunciarlo esta mal, por mas que Infran sea un hijo de puta en Formosa, o cualquier otra injusticia que se les ocurra que exista bajo el gobierno kirchnerista.

Per no te entiendo a vos: bancas a un tipo que desconocio elecciones y bancado por la emabajada de eeuu quiso llevar adelatne intentos golpistas en Venezuela?

Y ojo, no tengo impostura de ciudadano progre. Soy peronista, con eso me basta.