lunes, 21 de septiembre de 2015

Crash


Ningún ser humano puede soportar el nivel de idealización al que fue sometido Tevez desde su vuelta a Boca. Aunque se lo vio muy cómodo en su rol de superhéroe social creo que cualquier persona con algún resto de sanidad mental, inconscientemente o no, tiene que hacer algo para revertir esa carga. Nadie puede ser tan bueno como se piensa que son Tevez o Darín o El Artista antes llamado Bergoglio.   

Se supone que el vigilante es de derecha y el políticamente correcto es progresista. No sé muy bien cómo fue, pero en los últimos años hubo una fusión mortal entre el vigilante y el políticamente correcto y cada cosa que dice un personaje público que se aleja, mínimamente, de lo que es “normal” es analizado con la meticulosidad que merecen Blanchot o Deleuze. En realidad es un tipo más diciendo boludeces en un mundo lleno de boludeces. Como este texto, sin ir más lejos. Por eso me llamó la atención que cuando Tevez confesó que había manejado sin el registro en Inglaterra nadie haya salido a crucificarlo. Es imposible eludir la contrafáctica y no pensar qué hubiese pasado si esa misma declaración la hacía alguien que naturalmente no está asociado al campo semántico de la bondad. Riquelme, por ejemplo, solía firmarle autógrafos a todos sus fans pero nadie se lo promocionaba. Por algo es un ídolo incómodo, que habla bien de River y critica a la dirigencia de su propio club. Tevez ama hacer declaraciones simpáticas para la tribuna y le dice “presi” a Angelici.

Hablar sobre si la patada de Tevez es intencional o no me resulta casi más aburrido que comentar las distintas formaciones de Pink Floyd. La intencionalidad puede variar, incluso, de un segundo a otro, más en un partido de fútbol lleno de tensiones, donde el físico de los jugadores está totalmente expuesto. Gorosito dijo que no hay dudas de que Tevez fue con mala intención. Bueno, Gorosito también dijo que Fabbiani era ídolo de River antes de jugar. Hasta que no exista la telepatía no vamos a saber nada sobre las intenciones de las personas. Lo que sí está claro es que la patada fue horrorosa y que Tevez debería haber sido expulsado (como tantos otros jugadores a los que se les sale la cadena, Ponzio y Vangioni entre ellos). También me parece ocioso hablar de la conducta del árbitro: a partir del momento en que se entiende que los árbitros son personas que se equivocan (con los mismos problemas emocionales de todos), ya no hay nada de qué hablar. Lo que sí me pareció interesante es ver en tiempo real cómo el aparato mediático tuvo que reordenar o simplemente eliminar la construcción del “superhéroe social” ahora que Tevez se había mandado una cagada. De repente el llanto de la pobre madre de Ham tuvo más espacio que el llanto de los familiares de los muertos en Once.

Por último, desde que Tevez quebró a Ham los canales de televisión e incluso las personas a través de las redes sociales no han dejado de repetir una y otra vez las imágenes de la patada. Es una imagen bastante “fuerte”, violenta: se ve el momento exacto en el que el tobillo de Ham se dobla. No satisfechos del todo con eso, para contextualizar o simplemente para defender a Tevez (en los medios, como en el resto del país, también hay más hinchas de Boca), ahora también se están reproduciendo compilados con patadas recientes de igual o similar gravedad. Este aquelarre de patadas me recordó a Crash, esa película de Cronenberg donde un grupo de freaks comienza a rondar y concebir accidentes de autos porque sienten una atracción erótica por las heridas, las cicatrices y los hematomas que provocan. Es decir, si tanto se repiten las imágenes violentas es porque a alguien le produce placer contemplarlas. Pero ¿a quién le puede producir placer ver ese tipo de imágenes? La respuesta está soplando/flotando en el viento. Sayonara.


7 comentarios:

Cabeza de Platino dijo...

Entré al blog sabiendo que seguro algo de tevez escribías, y sabiendo además de antemano que sos el hincha de river mas bostero de todos. Como siempre no defrudaste
"Gorosito también dijo que Fabbiani era ídolo de River antes de jugar. Hasta que no exista la telepatía no vamos a saber nada sobre las intenciones de las personas. Lo que sí está claro es que la patada fue horrorosa y que Tevez debería haber sido expulsado (como tantos otros jugadores a los que se les sale la cadena, Ponzio y Vangioni entre otros)"

Daniel Battiston dijo...

No te quedes en la película, que parece hecha por Disney comparada con la novela de Ballard

Federico dijo...

no hay que ir demasiado lejos para apreciar la fascinación por la violencia obscena y la fragilidad del cuerpo humano. somos gente jodida

Anonimato dijo...

(Algunos, muchos?) árbitros son como (algunos, muchos?) canas: la humanidad al mejor postor.

Seamos buenos entre nosotros...

Luciana Balanesi dijo...

Hasta que no exista la telepatía no vamos a saber nada sobre las intenciones de las personas!
Nada sé de fútbol y poco, demasiado poco, elijo saber de noticias. Pero me quedó sonando esa frase por vos propuesta!
El otro día pensaba en el kilombo que se armaría en el mundo si los humanos llegáramos a desarrollar cerebros con bluetooth...
Lindo tema para colgarse a tipear!
Sé que tu blog es un éxito y desconozco el torrente de saber que contas con un nuevo lector pueda llegar a provocarte pero he aquí una que se suma!

Luciano dijo...

Carlitos "demagogia" Teves.

No puedo superar que hayamos hechado a Riquelme y a Bianchi por la ventana y tengamos que soportar a Teves "el jugador del pueblo".

Cine Braille dijo...

El tema no está en si a alguien le producen placer imágenes o situaciones escabrosas o bien border, allá él y qué tenemos que opinar nosotros, sino si ese alguien entiende las consecuencias de pasar al acto, y lo evita.
Saludos