sábado, 3 de octubre de 2015

Siempre se vuelve a Spinetta


El otro día me desvelé y empecé a hacer zapping. Caí en un programa viejo de Canal Á en el que filósofos y sacerdotes hablaban del mito de Adán y Eva. Todo era súper interesante pero completamente estandarizado hasta que de repente apareció Spinetta.

Yo soy tan fanático de Charly y Spinetta que probablemente haya visto todas sus entrevistas, todas y cada una y varias veces, pero esta no la había visto así que me puse a calcular de qué año sería. Durante muchos años intenté ir en contra de mi fanatismo, me empezó a dar vergüenza, pero ya fue. En fin. Por el corte y el color de su pelo, por los botones de la camisa cerrados hasta el cuello, supongo que sería del 2006. Todos hablaban de la concepción de Eva a través de la costilla de Adán pero Spinetta dijo que eso era una cagada porque ya desde el principio te formateaban la mente con la dominación masculina. Spinetta dijo que era mejor pensar que en un principio el hombre y la mujer eran un ser andrógino que fue separado. Y que por eso los hombres y las mujeres están condenados a buscarse para siempre. Una vez le preguntaron por River y Boca y contestó algo parecido.

Spinetta estaba mucho menos preparado que los filósofos y teólogos del programa, pero se le ocurrió la idea más hermosa y productiva de todas.

No sé por qué me acordé de ese tema que se llama “La pelicana y el androide”, en el que las dos especies del título viven una historia de amor y procrean “varias aves-androides”. No sólo es la idea de “aves-androides” sino la manera en que Spinetta pronuncia las palabras. Ese tema Spinetta lo había compuesto para el disco fallido con Charly. Hace poco encontré una entrevista de mediados de los 80 en la que Spinetta demuestra todo su amor por Charly. Dice que lo considera un hermano perdido y que lo quiere ayudar pero para una persona tan fuerte y tan débil como Charly ayudarlo es agredirlo.

Un amigo dice que los acordes raros de Spinetta en realidad son mal gusto. Por más que soy muy fan de Spinetta a mí me gustan estas ideas incómodas que ponen entre la espada y la pared a nuestros grandes ídolos. Ayudan a bajarlos a la tierra y a tener en cuenta que siempre será mejor querer a nuestros hermanos que a tipos extraordinarios que en realidad nunca conoceremos. La cuestión es que no estaría tan mal que los acordes raros fueran mal gusto porque eso demostraría que Spinetta es un genio.

Los genios, generalmente, hacen pasar sus defectos como operaciones estéticas.  

Borges no podía escribir novelas entonces inventó un argumento para explicar por qué no le interesaba el género. Sin embargo todos saben que intentó escribir novelas (“El Congreso”). Lo mismo Charly: cuando ya no pudo componer diez canciones a la altura de su pasado, empezó con los discos conceptuales y con ideas impracticables como el concepto say no more, la música abajo del agua, la maravillización, las líneas paralelas, etc.   

La semana pasada se supo que a partir de ahora van a dar Spinetta en escuelas artísticas y de formación docente. Supongo que en cierto punto la idea es noble pero la verdad es que no se puede institucionalizarlo todo. El rock ahora es la música oficial, se estatizó. A Spinetta hay que encontrarlo, no te lo pueden dar como lectura obligatoria. Van a convertir la obra de Spinetta en el Martín Fierro: una genialidad que los adolescentes prefieren ignorar. Es que los profesores no suelen ser Jack Black ni Robin Williams, son tipos que se ganan el sueldo para llegar a fin de mes. La escuela deserotiza, vuelve todo inofensivo. ¿Van a explicar las uvas viejas de un amor en el placard? ¿Van a analizar por qué un doberman verde en el iris de tus ojos te viene a lamer? ¿Van a llenar cupones para ganar la rifa del viento?

Si dieran pornografía en las escuelas, los chicos ya no se harían la paja.


24 comentarios:

Marianodon dijo...

Excelente. Agrego, solo para hacerme el leído, que lo que dijo Spinetta sobre Adán y Eva es el mito del andrógino, que aparece en El Banquete de Platón.

Anónimo dijo...

Muy bien escrito, Corvino. Muy valiente y lúcido de tu parte admitir que sos fanático de estos tipos (Spinetta y García) y poder escribir con soltura, diciendo mucho. No me gusta nada la obra de Charly, algunos discos del flaco; pero en general me parece sobrevalorado en todo sentido, no obstante tus post, aunque recurrentes en ese sentido, son muy ocurrentes. El chino de Laferrere.

Chancho Piluqui dijo...

Como siempre, un lujo tu escritura. Algún músico, no recuerdo quién, dijo alguna vez que los acordes de Spinetta eran "ilegales". Siendo alguien que toca la guitarra y que en su adolescencia trató, infructuosamente, de sacar temas del flaco, doy fe que la ilegalidad de esos acordes es nivel "Breaking Bad".

En fin. Comento muy pocas veces porque suele suceder que lo que se me ocurre ya lo escribiste vos y mucho mejor.

Ja. Se me vino la vocecita de Rafa diciendo: "Me gustas porque piensas como yo". Lo que no es cierto, en realidad. Con frecuencia discrepo con vos, violentamente en algunos casos, pero cuando algo está bien escrito y con honestidad intelectual, no hay caso, se me apaga la máquina egocéntrica y te doy la derecha.

Perdón por la extensión de este comentario. Creo que internet ya no está acostumbrado a tanto texto junto.


PD: El otro día leí una entrevista tuya en Inrrockuptibles, o una reseña, y me puso contento. Yo te leía desde Cemento.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Pero la idea me parece un acierto. Y es para la escuelas con orientación artistica. O sea que eligen eso. Y es claro que las letras de Spinetta tienen un gran nivel literario. No sé si convierte al rock en algo oficial. Oficial es Tan Bionica.

Anónimo dijo...

Muy bien Corvino.
Soy muy enfermo de Charly, lo considero lo más grande la historia de la humanidad, me gustaría escucharlo a el opinar sobre Adán y Eva.

Muy buenos post ultimamente Corvino.
Cuando Cine en Braille y tus post sobre River se mantienen al margen, el mundo es un poco mejor.

Anónimo dijo...

Il Corvino, excelente tu blog. Me hiciste cagar de risa con la frase del final. Saludos

damianivanoff dijo...


"Si dieran pornografía en las escuelas, los chicos ya no se harían la paja."

El Corvino lo hizo de nuevo.

Saludos.

Anónimo dijo...

No me gusta cuando se dice "estoy de acuerdo en todo lo que decís", así que diré, me gustó todo lo que escribió en este textín.

Anónimo dijo...

Me encantó el texto aunque tengo mis reservas con el último párrafo.
"A Spinetta hay que encontrarlo, no te lo pueden dar como lectura obligatoria." Pero si no lo hicieran diríamos : "En la escuela enseñan x pelotudez pero no las canciones de Spinetta. Prueba fehaciente de que los colegios son una mierda"
La verdad es que si le tiran con algo a 30 pibes, 25 se copian o lo aprenden sin aprenderlo, y a 5 les interesa. Bienvenido entonces Spinetta para esos poquísimos chicos que lo van a encontrar ahí y quizás no les llegaría de otra manera.

Anónimo dijo...

Spinetta les llega a quienes lo merecen, siempre.

Anónimo dijo...

Boooocas del aire del mar

nslg dijo...

Spinetta es el Estado, ya. Es un artista estatal, diría el Reger de Bernhard.
(Y muchos artistas, complacidos de serlo y cobrar su dinerillo estatal.)
Y más estatales (más bien, municipales), son los que quieren cambiarle el nombre a la calle Iberá. Y que se llame Spinetta.
Qué triste categoría la de juntador de firmas para que le cambien el nombre a una calle.
(En Posadas, hay una esquina Cocomarola y Gandhi)

Anyway, creo que los adolescentes ya ignoran a Spinetta. Y que el voluntarismo de los que quieren imponer esta idea, como tantos voluntarismos, agobia. Aparte, ¿qué es eso de enseñar a Spinetta y no a García? ¿Sólo porque se murió? ¿Es voluntarismo o necrofilia?

Si en los colegios pasaran porno, cogeríamos con el-la compañera que nos gusta más fácilmente. O con el-la docente. (??)

Corvino dijo...

Ey, no bardeen a los que comentan en el blog (a mí sí, por supuesto, es una tradición consuetudinaria ya). Abrazos, gracias por leer y comentar y etc.

pd: la idea es buena, lo que pasa es que hay algunas ideas que en la práctica son una cagada. Me parece un "crimen" no dejar que la gente descubra a Spinetta por su cuenta. Si los chicos quieren escuchar Tan Biónica, Abel Pintos o Miley Cyrus que los escuchen, aunque les pongas un chumbo en la cabeza no te van a escuchar Spinetta. El rock se expandió y ahora vive su momento de repliegue, en unos años va a ser como el jazz o el tango, sólo un guetto le va a seguir prestando atención y no está mal, es obvio.

Cine Braille dijo...

Hola qué tal, ando apurado pero siempre me puedo hacer un rato para empeorar el mundo, termino acá y me voy para Siria. ¡Saludos!

El hijo de Arrostito dijo...

Gran Post Corvo! bah. como casi siempre si los tópicos son Spinetta, Charly y River.
Charly es mi papá y el Flaco es mi tío compinche.

Leandro Snm dijo...

Cuando Charly "ya no pudo componer diez canciones a la altura de su pasado" y sacó La hija de la lágrima, había hecho unos 20 discos. No eran "su pasado", eran su presente. A veces hay que contextualizar. Eso, e incluso que es un ser humano, que un día se dio cuenta de que "canciones ya no hago porque hice cinco mil".

Esto parece bastante lógico y noble: inventar algo y jugársela por eso, como sea. No repetir aquella vieja fórmula, como hacen todos. Siempre se pudo subir a todas las movidas nuevas y mirar a los ojos a cualquier pionero , pero él además inventó la suya y fue a muerte con eso. Y cuando quiso volver al formato canción, la metió en ese universo. No es que se olvidó de cómo hacer canciones. Le chupa un huevo. Hizo folk, pop, rock, sinfónico/progresivo, jazz rock, música incidental en general, lo que quieras... y además hizo say no more! Y en el medio metió Cuchillos, El amor espera, Pastillas, Influencia, Chipi Chipi, Break it up, Asesíname, El día que apagaron la luz, Rock and roll YO, King Kong...

En 10 años Charly va a ser un prócer, como el que cantaba "minas, te hacen falta vitaminas".

Corvino dijo...

Cuando digo que Charly ya no pudo hacer canciones o que Borges no pudo escribir novelas estoy haciendo interpretaciones que sirven al sentido que le quiero dar al texto (los genios hacen pasar sus defectos como operaciones estéticas), no estoy buscando sentenciar una verdad total. A mí no me importa si pudieron o no quisieron porque me gusta todo lo que ellos hicieron, incluso las colaboraciones en la revista Hogar, los poemas sobre el ajedrez, Sinfonías para adolescentes y los demos de Kill Gil.

Esto no lo aclaro como para defender lo que dije, lo aclaro porque seguramente no se entendió lo que quería decir.

Y sí, Charly siempre hizo temas hermosos, a mí hasta me gusta La máquina de ser feliz, si Charly se tira un pedo y hace un loop de cinco minutos seguro que le voy a buscar una interpretación para que me guste. No se compara con Cerati: uno es un buen músico, un gran músico si querés, el otro es un universo.


Saludos.

L... dijo...

solo para bardear: lo del andrógino ya la habia dicho Platón en uno de sus mitos, ahora tambien me entero que el mito quechua tambien parte de seres andróginos en donde los viracochas los dualizan...

Cabeza de Platino dijo...

Es como decía la preceptor: "si los dejáramos fumar en el recreo no fumarían, solamente para llevar la contra"

P. Mastrángelo dijo...

Comparto lo de la desmitificación, aunque duela. Es totalmente necesario y te puede ayudar a querer más a tu artista, con sus altos y sus bajos. Obviamente no me gusta leer que los Beatles fueron pioneros del copy/paste, o que si a Roger Waters le hubiesen prohibido los acordes Do, Re y Sol su carrera terminaba en Atom Heart Mother.
Bueno, todo bien, yo también tengo el mío: para mí las letras del Indio Soldati son CUALQUIER VERDURA.
Chau.

mundoarjo dijo...

Es que está mal formulado lo del preceptor. Debería ser: "si los obligáramos a fumar en el recreo, dejarían de hacerlo para llevar la contra". Es la obligación -casi en el mismo plano que la prohibición- la que te pone en la encrucijada de llevar o no la contra.

El problema de la escuela es que ponemos en ese lugar casi tantas expectativas como obligaciones. Que Spinetta esté en los programas de las materias de música y literatura en una escuela no garantiza que automáticamente empiece a formar parte de un legado que será transmitido de generación en generación. El que dice que quiere que Spinetta esté dentro de las escuelas es alguien que quiere apropiarse del prestigio de Spinetta para quedar como un paladín de la cultura. Spinetta (y la música popular contemporánea) no están "afuera" de las escuelas. Lo deberían saber los docentes. Los lineamientos pedagógicos del estado dan lugar a que un docente pueda obligar a sus alumnos a analizar letras de Spinetta (después está la cuestión de si el contexto lo hace posible, pero esto no quita lo anterior).

Seguimos creyendo que la escuela es capaz de operar sobre algo (convertirlo a la "cultura oficial", dominante, o lo que sea) de una manera que, hoy, poco tiene que ver con la realidad.

Anónimo dijo...

Lo de capusoto sobre espinetta me parecio genial.

Manuel Sepúlveda Burgos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jo Goyeneche dijo...

Es genial esto Corvino. Desarmar a un gran artista para ver cómo funciona se parece demasiado a un ejercicio de ciencia, y la música es emoción secreta, en un principio. Abrazo