martes, 20 de septiembre de 2016

Dos textos


Ocupaciones del nuevo siglo

Si no hay nada para decir o el tema en cuestión nos es ajeno (o si, peor, la indignación que genera en los demás no se corresponde con la indiferencia propia) nos recae cierta reprobación: ¿cómo no va a interesarme que Ginóbili se despida de la Selección? ¿Cómo no voy a indignarme con las monjas del convento? ¿Cómo no voy a agradecerle a Del Potro que juegue al tenis? A veces creo que la ideología de la actualidad es la sobreactuación.

Leer completo acá

***

Anti ciclón literario


A las ocho de la noche de ayer salí para hacer unas compras. Las pocas personas que pasaban caminando iban vestidas con camperas enormes, que jamás había visto en un día común. Todos deberíamos tener una campera lo suficientemente fuerte como para soportar un tsunami. En una esquina vi a un tipo sostener un cartón gigante que se le estaba por volar. Los negocios habían cerrado. Las hojas y las ramas rotas habían constituido un nuevo piso de reminiscencias prehistóricas. Algunos árboles habían sido arrancados de raíz. Además del sonido de la lluvia y del viento me di cuenta de que había otro sonido omnipresente, mucho más acaparador y rockero. Era el mar.

Leer completo acá.

5 comentarios:

Cabeza de Platino dijo...

¿Cuándo va a ser el día que hablés de River sin mencionar a los pimienteros? Igual debo admitir que de a poco vas mejorando, por lo menos no hubo alabanzas a riquelme y bianchi ni criticas al riojano menemista ególatra como de costumbre

Anónimo dijo...

El mar, oh, el mar. Hace mucho que no lo veo.

Pero lo importante acá es que yo conocí a Sbarra a través de las tetas de Anabel Cherubito.
Alguna vez hizo una obra de teatro sobre Plástico Cruel, y mostraba las tetas.

Bueno. Lo importante son las tetas. Las de Anabel en especial y todas en general.
Tuvo un pibe Anabel, ahora. En 1996/1997 era... todo. Era esto: www.youtube.com/watch?v=KE52LVmHr3s

Anónimo dijo...

Yo tambien te quiero Corvino...Pero creo que ya es menester (diria Pappo) de comenzar a desglosar estos "nuevos" tiempos de cultura Macrista en la que estamos embuidos. Nobleza obliga en un observador de su tiempo. Llega un momento en que...Si, siempre fue, es y sera!!! La "grieta" la denomino un pelotudo (Charly dixit), como si hubiera descubierto algo que nunca existio...

Anónimo dijo...

Sí, sí... pero qué jugador era Riquelme, por favor!

Anónimo dijo...

Linda palabra Ignaro, y para hacerle un justo homenaje diré que la desconocía. Saludos.

Leotilde.