martes, 21 de febrero de 2017

Tiempos de Roberto Arlt


1. Sombra terrible de Roberto Arlt voy a evocarte, etc. En determinado momento creí que mi vínculo con ese tipo estaba totalmente clausurado. El trauma era el siguiente: había leído El juguete rabioso y Los siete locos en el transcurso de una cursada de Argentina II. Una lectura express, forzada, rápida, superficial. "No llegaba" supongo. No sé adónde. Por lo tanto el contexto personal había dañado seriamente la posibilidad de disfrutar de las novelas.

2. La única manera de volver a estos autores con los que tuvimos un vínculo original conflictivo es encontrar una mejor edición de alguno de sus libros en la biblioteca de otra persona. Antes de robarlo conviene preguntarle a la otra persona si te lo presta.

3. Lo que encontré es un libro estilo ladrillo con sus cuatro novelas: El juguete rabioso, Los siete locos, Los lanzallamas y El amor brujo. El prólogo lo escribe David Viñas. Por supuesto lo primero que hace es relacionar a Arlt con Sarmiento. Si David Viñas viviera estaría escribiendo un libro llamado De Sarmiento a Macri. (Casualmente Los siete locos también se llama el programa en el que Viñas realiza un monólogo de una brillantez extrema y violenta). 

4. A Borges le gustaba el final de El juguete rabioso. Ese libro se iba a llamar, como sabemos, La vida puerca. Creo que fue Ricardo Güiraldes, su figura protectora dentro del cielo de los escritores, quien le aconsejó cambiar el título. O tal vez me esté confundiendo con esa novela de Bolaño que no leí (Nocturno de Chile) y que se iba a llamar Tormenta de mierda.  Es un título excelente para una canción de Frank Zappa.

5. Lo cierto es que para quererlo tan poco Borges tuvo un gesto de reconocimiento hacia Arlt (lo otro son whatsapps filtrados del Borges de Bioy). En el prólogo de El informe de Brodie cita una frase de Roberto Arlt en una invectiva contra las regulaciones lingüísticas del diccionario, por parte de él, y una respuesta a quienes lo acusaban de manejar un lunfardo deforme, de parte de Arlt: "Me he criado en Villa Luro, entre gente pobre y malevos, y realmente no he tenido tiempo de estudiar esas cosas". Creo que lo mejor de los últimos libros de Borges eran los prólogos/epílogos. No tengo idea de dónde sacó esa declaración. Tal vez se le ocurrió a él pero se la atribuyó a quien la hubiera dicho con verosimilitud.   

6. Recuerdo que cuando leí El silenciero, Besarión, un amigo chiflado del protagonista del libro (obsesionado con los ruidos), me pareció un personaje que podía encajar perfectamente en el mundo de Los siete locos. No sé, porque no leí la amplia bibliografía que hay sobre Arlt, si alguna vez se relacionó el grupete comandado por el Astrólogo y el Club de la Serpiente. Supongo que sí. Piglia no se perdía esas cosas. Borges también tenía sus comunidades secretas. Y Marco Denevi tenía su Ceremonia Secreta, novela que ahora recuerdo con un halo dark aunque no sé si Denevi apelaba a un gótico porteño estilo Sobre héroes y tumbas o que cuando la leí estaba de moda una banda llamada Evanescence. ¿Cuántas personas en el mundo a esta hora leerán a Marco Denevi? ¿Cuántos menores de 25 años nunca escucharán hablar de Marco Denevi? ¿Existió Marco Denevi? Tal vez el equilibrio del mundo depende de que por lo menos un adolescente esté leyendo Ceremonia Secreta.  

7. Hay un artículo de 1985 que Saer tituló "Roberto Arlt". Ahí dice que lo que en la obra de Arlt proyectan los siete locos en la realidad lo puso en práctica Saverio el Cruel. El texto comienza con Saer aplicando uno de sus dardos envenenados a Borges, a quien más adelante llama "anciano que hace chistes en los diarios": "Si comparamos la retirada brusca de Arlt con la persistencia borgiana, que se disemina en banalidades, advertiremos tal vez que, una muerte bien colocada puede llegar a tener, como él decía, la eficacia de un cross a la mandíbula". La referencia que hace Saer sobre la muerte de Arlt y la supervivencia de Borges es maravillosa porque es propia de una charla de rock sobre Lennon y McCartney.

8. El juguete rabioso es la novela de iniciación y Astier un  claro precedente de Erdosain (como muchos personajes de Cortázar prefiguran a Oliveira) y por momentos es un Holden Caulfield porteño. Los siete locos ya es de una genialidad insoportable. Creo que las personas inteligentes a las que tengo acceso no tienen con respecto a Los siete locos las sospechas que recaen sobre Rayuela. El estilo de Arlt, sus discutibles criterios semánticos que mezclaban varios registros al parecer disimiles, trasmiten su complejidad a los soliloquios místicos y existenciales de sus personajes, donde hacen cameos Mussolini, Lenin y Nietzsche en una ensalada típicamente argentina. Resaltar sólo el costado sociológico y profético de Arlt es como valorar a Charly sólo por sus canciones contra la dictadura pero es muy difícil no leerlo como si fuera el I Ching. ¿Cómo será escribir algo que van a seguir leyendo noventa años después de que lo escribiste?   

9. "¿Usted cree que no hay oro? Me recuerda a las criaturas que en la mesa tienen los ojos más grandes que el estómago. En nuestro país todo es oro". Eso le dice el Buscador de Oro a Erdosain en una caminata por Temperley hasta la terminal de trenes, por donde quedaba el aguantadero del Astrólogo.

10. En cuanto a personajes emblemáticos de la literatura argentina Maradona diría: “El Rufián Melancólico y diez más”.  

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente, estimado Corvino. Denevi se lee, yo superé los 30, pero se lee bastante aún. Los intelectuales no lo nombran, es cierto (¿será que los entrevistadores van a lo seguro?). La relación con Sabato existe, hay una marcada admiración de don Marcos al escritor de Rojas. Arlt es un pesado, un genio que cae pesado. Recuerdo que Borges se burlaba de él, Bioy lo mismo, el primer Cortázar (el mejor) criticaba su obra, después lo reinvindicó. La revista de los Viñas (Contorno) lo proponía como enemigo de Borges. En Sobre héroes y tumbas, uno de los personajes lo ubica dentro de los grandes, pese a sus defectos -lo cual me parece científicamente impecable, ja-. Después Piglia hace casi la misma escena y lo acepta dentro del canon en Respiración Artificial. Saer era raro, mejor novelista que crítico. Veía la literatura como competencia, por momentos, eso lo debilitaba; pero fue un grande en lo técnico-poético. Saludos. El Negro

Anónimo dijo...

Hola,

Gracias Corvi.

Saludos,

Matías-

gerardo vazquez dijo...

Tanto le gustaba a Borges el final de EL juguete rabioso que escribió El indigno
que es poco menos que un plagio bien remodelado.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

El juguete rabioso es mejor título, sin duda. Fue un buen consejo.
Los 7 locos es un libro que deja la frustración de que el proyecto de la sociedad secreta quede trunco. Sin una razón justificada

Cine Braille dijo...

"El Astrólogo miró alejarse a Erdosain, esperó que éste doblara en la esquina, y entró a la quinta murmurando: —Sí… pero Lenin sabía adónde iba". Los Lanzallamas empieza altísimo, un gran comienzo. Igual yo soy de los herejes que disfruta más las aguafuertes que las novelas, cosa que no le importa a nadie, ni tiene porqué hacerlo.
Saludos

Anónimo dijo...

Los siete locos es un manifiesto anarquista (a lo argentino) hecho literatura. La utopia como unica forma cierta de cambiar la realidad de mierda en la cual vivimos. Era obvio que el proyecto iba a quedar trunco...

Emi Mendez dijo...

Buenisimo. Piglia reivindica a Arlt en Respiración artificial y lo pone a Borges en un lugar de escritor del S XIX, no por ello "no perfecto" pero sí lo transforma en una cosa que casi huele a naftalina. O por lo menos así me lo transmitió Piglia.
A mí me gusta el Arlt de Aguafuertes porteñas, un libro que me prestaron y nunca devolví.
Saludos

PD: Denevi era lectura obligatoria en la secundaria, capaz por eso no lo leí de nuevo y no sé que título aparte de Ceremonia podría leer.

Anónimo dijo...

Corvino, como va?

Primera vez que comento.

De Denevi, lo único que leí es el cuento Eine kleine nachtmusik y realmente me pareció genial.

Antes de Puerto Madero, dos ancianas, hermanas, comparten un piso sobre Alem y ven su intimidad invadida por el sonido del bandoneón de un joven vecino.

Podrías ser tranquilamente un cuento de Puig.

Les dejo el link para leerlo:

http://www.escribirte.com/textos/186/marco-denevi-eine-kleine-nachtmusik.htm

Un abrazo.

El hombre que vio la partera dijo...

arlt es lo mas
borges cheto puto amigo del sistema

juan martin dijo...

Hola Corvino, lo tenes a Bronenberg. Es de los pagos tuyos, estaria bueno que escribas sobre el tema. Un abrazo

juan martin dijo...

Falto el signo de preguna: lo tenes a Bronenberg?

Limonero Del Patio dijo...

Esperando tu post sobre Random... Gracias por tanto

Anónimo dijo...

Todo bien con arlt, pero ponerlo por encima de borges es una estupidez . Los que lo hacen se quieren hacer los distintos no mas.

Anónimo dijo...

si la referencia de Saer se puede leer en clave Lennon-McCartney, quién sería el Lennon del rock argentino cuya muerte lo hace contundente? Luca Prodan? Miguel Abuelo? Cerati? el Borges-McCartney sería claramente García

Pedro dijo...

Rajá, Jorgito, Rajá

cavernícola dijo...

También entré esperando ver el post de Random. Supongo que el corvi debe estar esperando que le bajen las pulsaciones para reseñarlo. De Arlt solo leí El juguete rabioso y me pareció genial. Una pena que Borges no lo disfrutara, supongo que no lo vio suficientemente europeo.

Gonzalo Almiron dijo...

Parte de la religión y Random, la Iglesia y el Pescado. Qué travieso

Gonzalo Almiron dijo...

Yendo y viniendo de una iglesia a la otra, increíble que hayan 30 años de distancia.

Anónimo dijo...

El muerto del rock argento que gana en contundencia, en reconocimiento, por su muerte, es Spinetta.
Igual, si lo planteamos respecto de esa antinomia, a mí Luis Alberto siempre me pareció más McCartney.

Anónimo dijo...

Se me ocurre que la mayoría de los músicos argentos del panteón, lease Charly, el Flaco, Cerati, tienen más de McCartney que de Lennon, del que hasta diría su principal aporte es espiritual.

Anónimo dijo...

ni en pedo. musicalmente Lennon es la intuición pura y el quiebre de la forma. McCartney es la música más pensada, la forma impecable. véase la diferencia entre Happiness Is a Warm Gun y Martha My Dear. claramente Spinetta está en la escuela de Lennon y García en la de McCartney. es clarísimo. pasa que desde lo actitudinal, desde la puesta en escena y todo esa ridiculez, García siempre quiso ser Lennon y a Spinetta siempre le chupó bastante un huevo ser una caricatura rocker, igual que a McCartney. pero en lo musical, García es McCartney puro y Spinetta está en la línea de Lennon, sólo que fue mucho más allá...

José A. García dijo...

Arlt merece una mayor lectura, no sólo de lo publicado, sino de todo lo que aún queda por recopilarse.
La frase final del editor del diario en Los Lanzallamas es, también, uno de los mejores momentos de la literatura nacional.

Saludos

J.

Cine Braille dijo...

Me anticipo al dueño del blog, en nombre de los visitantes impacientes: esto es lo que escribió Il Corvino sobre Random en La Agenda (es la tercera de las tres notas):
http://laagenda.buenosaires.gob.ar/post/157780203270/una-vaga-idea-de-eternidad
Saludos

Pedro dijo...

Corvino the bootleg series

Pedro dijo...

Es interesante que no digan nada del pez, que está lleno de significado, y se queden en el título, que no significa nada

Anónimo dijo...

https://youtu.be/UwGlu0ZrLxc
Después dicen q sele quemo el bocho, pero parece q los únicos q saben oirlo son de la banda del say no more. A Garcia gracias a dios (ja) se lo comprende muy bien si u uno tiene ganas. Lo de los pastores brasileros no era tan anacronico

Anónimo dijo...

Como nos cago el corvino, ahora solo escribe para BA ciudad.