miércoles, 26 de abril de 2017

Himnos urbanos


-¿Te acordás cuándo escuchaste hablar de Él mató por primera vez?
-Corría el año 2005, Kirchner había pagado toda la deuda externa por débito automático, llegaban refuerzos falopa a River, mientras tanto Maradona se hacía un bypass gástrico y…
-No, boludo, en serio.
-Qué sé yo. Formaban parte de esas nuevas bandas de nuevo rock argentino con nuevos nombres raros y largos. Aunque creo que ninguna otra tenía sujeto y predicado.
-¿“a un policía motorizado” es sujeto?
-Qué sé yo. Lo único que me acuerdo de Gramática es que una profesora decía que el verboide era el primo discapacitado del verbo, porque no se puede conjugar.
-Hoy el Inadi se haría cargo.
-La cosa es que a mediados de los 2000 se llenó de bandas con nombres raros. Había que decir que te gustaban incluso antes de escucharlas, sólo con la reseña de Inrockuptibles. Ahora me acuerdo de Él mató y de El robot bajo el agua nada más. ¿Qué pasó con El robot bajo el agua?
-Se ahogó.
-Muy gracioso pero eran una gran banda. Una banda de principios de siglo.
-Si, un poco depresiva pero con cierto ingenio en las letras, citaban a Iorio y tenían un disco que se llamaba Lo último de Ataque y un estribillo que decía “Qué pelotudo fui”.
-Pero generalmente era una banda para escuchar un martes a las siete de la tarde, en junio, tomando un té de tilo, con la sensación de que se te murió un perro o se te murió tu padre.
-¿Vos siempre citás a Leonard Cohen cuando hablás con alguien?
-Sólo cuando hablo conmigo.
-Y tenían ese tema, “Te quiero”, todo niño sensible del año 2006 ha compilado un cd de canciones indies y ha grabado ese tema a la muchacha que le gustaba y no ha vuelto a verla nunca más.

***

-Él mató debe ser una de las bandas que más fui a ver en mi vida.
-Es la banda de los que nacimos entre el 84 y el 89. Quiero decir, debe haber pibes que nacieron en el 95 y los escuchan pero de la misma forma que uno puede escuchar a Don Cornelio y La Zona sin nunca haberse puesto un sobretodo negro.
-Alfonsín debe tener algo que ver con todo esto. Hace tanto que voy a ver a Él mató que cuando empecé todavía hacía pogo.
-¿Pogo? Qué asco. Mucha represión psicológica, sin ninguna vía de expresión sana, cuya conclusión es gente golpeándose y frotándose entre sí por no animarse a decir "te amo".
-Pará Rolón. Yo conocí gente valiosa en medio de un pogo.
-Ser adulto es empezar a ver los recitales cada vez más atrás. Hasta que los ves desde atrás de un monitor en streaming.
-Yo no los veo ni en streaming. Y es cierto, no podés ver el rock desde afuera, automáticamente te parece una pelotudez. 
-Recuerdo ese momento en el que todos se pararon y lo único que pensé es “¿para qué mierda vine?”. Ahí es cuando tenés que empezar a escuchar jazz o Piazzolla.
-Ahí te bajás todos los discos de Herbie Hancock. 
-Y los escuchás tomando un Dadá. Y te querés pegar un tiro en las bolas pero no las encontrás.

***

-Todo esto viene a cuento de que Él mató sacó un nuevo ep, adelanto de su nuevo cd.
-Si, antes sus detractores decían que siempre hacían el mismo disco, ¡ahora dicen que hacen el mismo ep!
-Si una banda de rock no logra que un par de tipos los odien no es una banda de rock. Yo por lo menos necesito tener vínculos conflictivos con las bandas de rock, necesito odiarlos y volverlos a amar.
-Claro, eso pasa cuando no lográs vincularte con personas reales, entonces lo único que te queda es vincularte en forma imaginaria con series, directores de cine, políticos, jugadores de fútbol y bandas de rock.

***

-Fuera de joda, es necesario que en algún momento nos cansemos y olvidemos a quienes fueron nuestras bandas favoritas así cuando escuchás un tema como “El tesoro” sentís lo que Fogwill llamaba “El sabor del encuentro”. El momento más tenso de mi relación con Él mató fue cuando decidí no ir a verlos al Auditorium. Todavía hoy me arrepiento.
-¿Por qué no fuiste? Mi viejo siempre cuenta que vio a Vox Dei en el Auditorium cuando tenía quince años y se volvió loco.
-Bueno, cuando tocó Él Mató en el Auditorium yo ya tenía treinta y ya me había vuelto loco. Me acuerdo que le pregunté a X “¿vamos?” y me respondió “no sé, ¿para estar sentados, moviendo las cabezas así y así?” y eso nos deprimió. Vernos a nosotros en esa situación… Nos fuimos a comer una provoleta. Hay un tiempo para el rock y un tiempo para comer provoletas, no se pueden hacer las dos cosas juntas. 
-En fin. “El tesoro” es tan bueno que a los otros dos no los terminé de escuchar.
-Es otro himno urbano, como “Amigo piedra” o “Más o menos bien”. Son hits privados, hits que comparten veinte mil o doscientas mil personas pero que no pasan en las FM. Y ya no hablan del inconsciente colectivo o de la llave del mandala, hablan de chicas ruteras y nuevos discos y nuevas drogas.
-Me gustan las canciones de amor de Él mató. Y ahora están más pop. Menos distorsión. La voz más al frente. Más teclados y sintes. ¿Mirá si Él mató se convierte en un fenómeno masivo? ¿Por qué no puede pasar eso? Mi tía tiene derecho a enterarse que no todos los rockeros son Chano.
-Para mí la masificación de una banda como Él mató ayudaría más a tu primo, esos pibes de 20 años que ya no escuchan rock. O que escuchan rock y lo mezclan con reggaetón. A tu tía dejala tranquila: escuchaba Los Twist cuando vos todavía no habías nacido. 

32 comentarios:

Miguel D. Barrenechea dijo...

Hermoso!

Leandro dijo...

La retrospectiva me dice que siempre está el "(yo nunca voy a decir que) todo tiempo pasado fue mejor" pero también pienso: Él mató, en varios aspectos, posiblemente sea la música argentina más importante del SXXI, o de la década del '10. No importa. Si lo comparamos con lo más importante de los 70s u 80s me parece que salimos perdiendo por goleada. No creo que 30 años de añejamiento a "ellos" los deje parados adonde están Piazzolla, Charly, Spinetta, Gardel, Pappo, Rivero, Redondos, Soda, etcétera.

No digo que sean peores, así como Charly no me parece mejor que Piazzolla o peor que Pappo. Simplemente digo que desde hace unos años, por algún motivo que tal vez ni tenga que ver con la calidad artística, me parece curioso cómo el panteón se va cerrando.

Anónimo dijo...

Excelente post, la frase sobre la adultez en los recitales la tomaré prestada, saludos!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No todos los rockeros son como Chano. Pero seguramente algunos ocupantes de medios sólo conocen a Chano o algún otro que haya esté siendo mencionado masivamente.
Recuerdo el nombre El robot bajo el agua, más que la música que hacían.
De paso el nombre era lo más creativo que tenía Caperucita Coya, ahora llamado Coya.

En algún momento, surgieron los nombres con estructura de oración, como Ella es tan cargosa, No te va a gustar.
Y sobre todo, No lo soporto. Grupo que empezó como grupo de pop rock, sacando un primer disco en el 2006. Pasando a ser synt pop, perdiendo a Lara Pedrosa, la bajista. Bajista que tuvo una temporal fama masiva, por ser la pareja de una supuesta famosa.

Mr. E dijo...

Coincido con la definición de adulto pero no con la que dice "no podés ver el rock desde afuera, automáticamente te parece una pelotudez". Se puede ver desde afuera y sigue siendo hermoso, el tema es que uno se pone exigente y se ve obligado a ir más profundo para encontrarse con "El Mató" o El Robt Bajo el Agua. Y ahí es donde aparece otro rock y la historia se pone mucho más linda.
Brillante post.

Anónimo dijo...

En ese entonces tal vez un poco despues salieron The Falcons y Norma y marco otra grandisima ola generacional en la ciudad .. no nos olvidemos de ellos por favor..

Marieta dijo...

zariello rulez!

Billy dijo...

para algunos, que saque algo nuevo el mató también está relacionado con venir acá a ver si el corvino escribió algo nuevo sobre lo nuevo de el mato.

Genghis Maza dijo...

El otro día entendí que lo había aprendido mal. Es "No te va gustar". Creo que sería algo así como "no te parece" o "no te interesa gustarle a otros". De todos modos, tampoco sé qué música hacen

Vladivostok dijo...

Off Topic (y no tanto): Himnos Urbanos (en rigor "Urban Hymns") es uno de los mejores discos de rock de la década de los 90. Tan solo una canción como "Lucky Man" ya justifica que alguna vez haya existido una banda como The Verve.

ceci a. dijo...

Los Álamos estaban!
Y Bicicletas!

Muy buena crítica.

Anónimo dijo...

Corvino, te juro!!! En este momento estoy tomando Dada y escuchando a Ponty...Donde dijiste que hay que pegarse el tiro??

Pedro dijo...

Acá son todos unos faloperos

Guiore dijo...

Pez está re bueno también.
¿no?

El hijo de Arrostito dijo...

Habiendo tantos vinos buenos, es nesario tomar Dadá????

Anónimo dijo...

El mato y pez son como la reserva moral del rock de aca.

mm dijo...

hubo pogo esa vez en el Auditorium!

Pablo dijo...

Esa vez en el auditorium, acepte quedarme piola en mi asiento y disponerme a apreciar desde la tranquilidad a el mato. Cuando surgio ese pogo al pie del escenario realmente los odie porque ya no se pudo ver nada. Parecia como que le qierían robar el protagonismo a la banda.

Anónimo dijo...

Buena descripcion la de Pablo, el gran problema a partir del rock "chabon" y el cambio de protagonismo escenico...Clara falencia de la propuesta artistica de estos musicos "contemporaneos"???

Anónimo dijo...

Claro, el hijo de Arrostito puede comprarse un vino mas caro. Tiene plata el nene...(no podia ser de otra manera)

mundoarjo dijo...

Hay un momento en el que está tocando El mató (o Valentín y los volcanes o Las ligas menores, etc.) en el que un pibe copado de más se sube al escenario y, de frente mal, se pone frente al micrófono o directamente lo arrebata y se pone a cantar desaforado. En esos momentos, además de nosotros, el cantante de la banda -es obvio- se quiere pegar un tiro en las bolas.

Corvino dijo...

Chicos, yo tomo Pacheco Pereda, que es peor que el Dadá creo.

También escucho a Herbie Hancock: https://www.youtube.com/watch?v=3m3qOD-hhrQ

Quiero decir, esto es una autocrítica, no es una crítica.

Pez es lo más.

Saludos!

Anónimo dijo...

Nada más perdedor, más desubicado, que pretender cuidar a otr@ en la derrota cuando el único que perdió es uno.
-Yo no necesito que nadie me cuide, papu. Y ninguna derrota por acá. Capaz estás hablando de vos.

Cabeza de Platino dijo...

éste post seguro está mejor que el nuevo disco de elmató

Billy dijo...

pez apesta

José A. García dijo...

Nací en el 83, entiendo, entonces, por qué si bien los conozco, no los escucho... La música es complicada...

Excelente texto, me hubiera gustado más de compartir el gusto, pero bueno, no se puede estar en todo.

Saludos,

J.

el hijo de Arrostito dijo...

Con respecto a:

Anónimo dijo...
Claro, el hijo de Arrostito puede comprarse un vino mas caro. Tiene plata el nene...(no podia ser de otra manera)

29/4/17 09:11

Niño, acaso no conoces los beneficios del peronismo burgués? deberías hacerlo y probar un Fabre-Montmayou al menos.

Federico dijo...

Malísima esta banda.

OrejaPerdida dijo...

El mato ya logro influenciar a bandas. Aca una del sur sur de PBA https://open.spotify.com/album/7iCMQn6CSLmVDqH4T9RTY8

Chinaski Wiesler dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Chinaski Wiesler dijo...

Sí, los Falcons. Un paralelismo exagerado, medio porno: cada toque de ellos en La Plata -se olía, tocaban poco y siempre era el posible "último"- congregaba a unas cuantas decenas de tipos que sabían lo que veían y lo que dejarian de ver del otro lado del almanaque. Tuvieron su "año sabático" y mes a mes alimentan el culto de un mito cada vez más grande.

https://thefalcons.bandcamp.com/album/el-nuevo-estilo

Marcos Pezzani dijo...

Yo pensé y dije varias veces "-Él mató debe ser una de las bandas que más fui a ver en mi vida." y soy del 92.
Decís que te gustan las canciones de amor de El mató, y me acuerdo del chango diciendo entre tema y tema "Gracias, ahora.. vamos a... hacer.. otra canción... de amor..." y arrancaba Viejo ebrio y perdido, o Terrorismo en la copa del mundo... Eran todas de amor.
Lo que queda es una banda adulta. Que sigue creciendo y madura bien.