miércoles, 24 de febrero de 2010

Sobre El secreto de sus ojos

Contradicción. La primera impresión que me dejó la aclamada película nominado al Oscar es el gran desfase entre el género (un costumbrismo realista, híbrido de Fontanarrosa y Polka; el autor de la novela original es Eduardo Saccheri, favorito de Alejandro Apo y seguidor de la línea del rosarino) y el registro de los diálogos. Frases y comentarios pomposas en un contexto que se pretende cotidiano. Obvia consecuencia de tal contradicción, buena parte de las conversaciones que se dan entre los protagonistas (centro neurálgico de los films de Campanella) suenan impostadas y carecen de verosimilitud. Un poco de laconismo y síntesis hubiese resuelto este inconveniente.

Efectividad y efectismo. Campanella tiene un buen taming para contar historias y hacer que el espectador se interese en ellas. (Esto es algo que molesta demasiado a los fundamentalistas de Lisandro Alonso). El problema es que para lograr esa efectividad es capaz de matar a su madre y no teme caer un sinnúmero de veces en el efectismo más ramplón. Los planos sobre las miradas de los personajes son recurrentes y buscan justificar absurdamente el título de la película. Las escenas “fuertes” de la violación y la parte en que el acusado muestra el pene parecen demostrar que estamos ante una “obra adulta” (en contraposición con productos para toda la familia como Luna de Avellaneda y El hijo de la novia). El primer paneo de Guillermo Francella es borroso y juega con la ansiedad del espectador por verlo en un papel diferente. En fin.

Las caracterizaciones. Son malísimas. Y eso que es uno de los elogios que más escuché. La historia se narra en dos unidades de tiempo: en la actualidad y hacia mediados de los 70. En una escena, Espósito (el personaje de Darín) dice que su DNI es 3 millones, por lo que tendría más de 70 años. Sin embargo, su apariencia es la de un cincuentón con las sienes plateadas. Soledad Villamil a los 60, sigue estando tan buena como a los 30. Eso sí, el personaje de Pablo Rago (el novio de la asesinada, se supone un poco más joven que el Darín de los 70’), envejeció por todos: pelado, canoso y con dificultad para caminar.

A comerla. Una de las “verdades instaladas” (como dirían en el cada vez más radicalizado y pedagógico 6 7 8) sobre El secreto de sus ojos es que la actuación de Guillermo Francella es genial. Efectivamente está muy bien (al igual que Darín, Villamil y Mario Alarcón) y sus acotaciones le otorgan respiración a una película que por momentos se estanca entre la desmedida ambición de sus variadas temáticas (la memoria, el amor, lo no dicho, la culpa, la ética, la historia argentina, la justicia por mano propia) y los errores citados. Pero tampoco creo que eso sea superior a “¡Es una nena!” o “¡A comerla!”. Es de una ingenuidad alarmante creer que porque ahora hace de serio es mejor que cuando hacía de idiota. Pensemos que Francella suele trabajar en programas y películas muy malas y aún así ganó un reconocimiento por su labor humorística. Rodeado de pseudos-actores, con pésimos guiones, se destaca muchísimo. Por más que uno levante las banderas del humor inteligente, Larry David y Flight of the Conchords, es muy difícil verlo y no cagarse de la risa. Es más, el único requerimiento para este papel parece haber sido que se limite a no hacer lo que siempre hizo. De todos modos quiero que diga “A comerla” si gana el Oscar.

14 comentarios:

Inmanente dijo...

Es mala la película, lo peor son los diálogos entre Darín (que no me parece el gran actor que se supone, para muestra sirve la sobreactuación pésima en la escena donde descubre el fiambre de Francella) y Villamil. Afectados, pueriles, redundantes. El final es bochornoso, ya para esa altura la visión del filme es irremontable. Ojalá gane el oscar igual pero miren "La teta asustada" y después comparen

Cuervo dijo...

De verdad te parece tan mala?

Anónimo dijo...

Yo creo que el Francella de esta peli es increíblemente superior al Francella del "a comerlaaaa", que a mí no me hace reir ni un poco. Respecto a la peli en sí: coincido con vos. Creo además que tiene otro problema, que es una vacilación entre géneros mal lograda (costumbrismo, thriller, comedia romántica, comedia a secas, drama). Me parece que es muy buena como comedia, buena como peli costumbrista, regular como drama, aburrida como comedia romántica e insufrible como thriller. En la escena del final quería irme a la mierda del cine.

Muy rico todo, lo seguimos leyendo.

Brunomilan dijo...

Si esta película le gana a la de Haneke dejo de ver cine (mentira, pero suena bien).

Otm Shank dijo...

Es una gran película mainstream.
Bien ahí por el que descubrió (?) que Campanella <<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<< Haneke

Andrés dijo...

Me gustó mucho esta peli.
Que pasa corvino ultimamente no te gusta nada... an education era una poronga, pero que ahora me digas que esta peli es mala, por favor.


"Las caracterizaciones. Son malísimas.[...] dice que su DNI es 3 millones"

Si, patético, no la vean... dice que el dni es 3 millones.

pssssssssssssssssssss

Florazepam dijo...

jajajjajajaa. me rio de lso comentarios que te dejan, sobre todo el "que pasa que ultimamente no te gusta nada". Si de hecho es así, me resulta todo más divertido aún.
El secreto me resulto bastante perturbadora, y sobre todo la historia de amor entre ellos me parecio totalmente estupida. La escena final entre ellos, seriamente: patetica. Pero sería lindo que gane el oscar, como para joder un rato no más y para que los noticieros tengan de qué hablar por unos días.
salud!

El Cíclope Catódico dijo...

PERO TIENE UN PLANO SECUENCIA DE PUTAMADRE!
efectista? porsupuesto
injustificado? tal vez...

A mi me gusto... me gusto como entretenimiento y peliculita tranca, lo que pasa es que esta inflada como PELICULA... pero se banca ser entretenida y prefiero que este tipo de peliculas junte boleteria a que lo haga "exterminators 25"

Es una peliculita... no una PELICULA en el sentido artistico del termino... no deberia pasar a la historia del cine argentina mas que como anecdota pero no va a suceder.

Para mi, la calificacion de El secreto de sus ojos es:
"para telefe a las 10 de la noche"

Cine Braille dijo...

Me parece que se creó una expectativa desmedida, uno va a ver lo que despertó eso... y no es para tanto. Igual yo no soy tan duro como vos ni con las actuaciones (Francella está correcto, no es para hablar tanto como hablaron, y sí me parece que la Villamil está muy bien) ni con el filme en sí, que entretiene y se deja ver bastante bien. Sí le critico el final, que es un diálogo que baja el ritmo de modo brutal (¡y encima con Pablo Rago!) y un final bis para la historia de amor: por espíritu de simetría, uno está acostumbrado a que líneas argumentales paralelas converjan en una sola escena que resuelve todo, y si falta eso, uno queda con la sensación de que algo salió mal, o que el clímax está mal graduado.

Martín Zariello dijo...

Inmanente: De acuerdo, pero creo que Darín es buen actor, me resulta creíble y bastante natural en sus interpretaciones, pero, eso sí, en el papel que le sale. Cuando tiene que hacer algo por fuera de ese estereotipo (por ejemplo la escena que mencionás o la película XXY) derrapa. Es como ACDC.

Cuervo: Si, de verdad.

Anónimo: Lo de Francella lo puse para romper las bolas.

Bruno: No vi la de Haneke, debería pero no tengo muchas ganas.

Otm: Claro, sí.

Andrés: No sé, estoy medio bajoneado (?). Ahora bien, es mala esta peli y no precisamente porque Darín tiene el dni 3 millones, sino por todo lo otro que escribí y todo lo otro que me olvidé y todo lo otro que dado mi escueto raciocinio no alcancé a percibir de modo tal que pudiese expresarlo en forma adecuada. Chupate esa tangerine.

Flopi: Si, que gané, Francella se lo merece, pero será odiable la forma en que todos arriarán la bandera de El Secreto... como si fuese una causa nacional y etc. Yo te avisé.

Cíclope: No sabía que existía "exterminators 25", ya mismo me la bajo.

Cine: Yo digo que las actuaciones son buenas, a excepción del violador-asesino que es malísimo.

Chau, a comerlaaaa! (?)

Anónimo dijo...

Corvino, yo pensé lo mismo que decís sobre la edad de los personajes, pero me dijeron que "el presente" en la peli es 1989, no 2009. Así que se entiende más que no estén hechos mierda. Y que Rago esté mucho peor podría justificarse por el hecho de que se dejó estar o que después de la muerte de su esposa quedó como un viejito sin mujer, o sea metáfora de que "ya no vive, vive solo por el pasado", o que ocuparse del asesino le causa estrés, o whatever.

Cine Braille dijo...

Eliaschev ya no va a Sibelius. ¿Y Quintín va? ¿Ya tiene opinión de lo que vas a leer sin haberlo leído nunca?

Ezequiel M. dijo...

Me encantó. El post, no la peli. Estoy bastante de acuerdo en todo. En realidad estoy re de acuerdo en todo.
Si me acordara bien (gracias a dios la pasé a mejor vida en mi memoria) como para poner ejemplos que justifiquen, diría que a la lista de cosas efectistas habría que sumarle esa especie de realce del segundo plano: tengo las bolas hartas de que el arte argentino, si habla de la dictadura (aunque sea en los títulos) dos veces bueno.

Lisandro dijo...

toda inspiración maradoneana merece mi respeto. "A comerlaaaa" jolibud.