jueves, 22 de julio de 2010

Play al nuevo rock argentino

Se llama “mockbuster” a la película de bajo presupuesto que, inmediatamente producido un éxito de taquilla, se aboca a copiar su argumento, cambiar en forma imperceptible el título original y lanzarse al mercado para confundir espectadores distraídos. Por ejemplo, en vez de “High School Musical”, “Sunday School Musical”. En vez de “I’m Legend”, “I’m Omega”. La productora estrella de esta costumbre es Asylum. Poco después del éxito arrollador de “Paranormal Activity”, una de terror (en los dos sentidos que admite esta última denominación) hizo “Paranormal Entity”. La broma es que el original ya era un plagio y también estaba hecha con dos pesos. Se trataba de uno de esos falsos documentales que juegan con la irresistible idea del “basado en hechos reales”, con ruidos ominosos que no se sabe de dónde vienen, constantes exclamaciones que explican a través de su laconismo la imposibilidad de expresar con palabras lo que se ve (“Oh god, oh god”, “Shit, Shit”, “¿WTF?”), un boludo boludísimo al borde incluso de la boludidad trascendental que filma todo y el anzuelo, tan viejo como efectivo: una chica con importantes atributos delanteros. Antes de pasar a otro tema (mejor no hablar de eso) quiero avisar que la visualización pormenorizada de este último aspecto es la razón por la cual “Paranormal Entity” supera, con creces, a su inspiradora, “Paranormal Activity”.

Cuando Luca Prodan vino a la Argentina, el “rock nacional” le pareció una mockbuster del original. “El rock es música en inglés”, afirmaba, taxativo. Aunque había mucho de boutade y provocación gratuita en esa postura, no es en absoluto descabellada. Casi todos los artistas del rock argentino surgieron de una imitación muy consciente, en algunos casos tardía. Es similar el caso de la literatura española, que siempre llegó 10 o 20 años más tarde a todos los movimientos literarios del Siglo XIX: el realismo, el naturalismo, etc. Imaginen estar en Noruega y encontrarse con un grupo que imita a los Chalchaleros. O a un japonés que hace de Horacio Guarany. Acá lo mismo. En vez de The Beatles, Los Gatos. En vez de Led Zeppelin, Pescado Rabioso. En vez de Bob Dylan, León Gieco. En vez de Yes, La Máquina de hacer pájaros. En vez de Sex Pistols, Los Violadores. Soda Stereo fue mutando de acuerdo a las épocas: The Police, The Cure, My Bloody Valentine. Charly García (otro gran perseguidor de modas; al igual que Fito Páez, alguna vez quiso ser Prince) parodió la escena en “Mientras miro las nuevas olas”. Claro que la mayoría de estos grupos y solistas, al igual que el líder de Serú Girán, ya son “parte del mar” y, con el tiempo (en algunos casos pocos meses, en otros años) lograron una identidad muy definida porque aunque se busque alrededor del globo terráqueo es imposible conseguir otro trío que suene como Manal, discos como Muerte en la Catedral o Artaud o Yendo de la cama al living o, incluso, una banda tan extraña como Sumo. Entonces hoy también sería ridículo encontrarse con un alemán que emule a Litto Nebbia o un jamaiquino spinetteano: esos tipos ya forman parte de nuestro adn musical. Pero en el inicio (tal vez no en el resultado sino en la proyección) hubo una clonación explícita de una propuesta artística extranjera.

Nuestro olvidado líder de masas Juan Carlos Blumberg preguntaría: “¿Se entiende?” Si la respuesta es afirmativa tenga la deferencia de explicarme adónde carajo me dirijo en esta deriva de palabras y términos fucking seductores (por no decir eróticos, por no decir definitivamente pornográficos y no aptos para mayores de 18 años) como “mockbuster” o “boutade”. Diría el guionista de Itchy and Scratchy (Tommy y Dally, para el lector miserable que no presta atención a los Simpsons, es decir, que no sabe nada de la vida y merece morir aplastado por un piano, sí, un piano de cola negro y algo desvencijado que repentinamente cae del cielo e impacta el cuerpo del amable y ignominioso cristiano): “¿Esas no son las palabras que utilizan las personas estúpidas para parecer inteligentes?”.

¿Y ahora cómo diantres se supone que conectaré todo lo dicho con lo que quiero decir a continuación que, como usted supondrá (a no ser que usted lea y no suponga nada, lea simplemente entregándose por completo, corriendo el riesgo de ser violado por el texto, como le sucede a menudo a los lectores de Pepe Eliaschev y Nelson Castro, que en los últimos 10 años han radicado cientos de denuncias porque luego de leer las columnas de nuestros ilustres periodistas se sintieron ligeramente vejados, con dolores de todo tipo, especialmente en la zona rectal) no tiene mucho que ver, puesto que sí tuviese que ver Yo no sería Yo?

A través de un fabuloso invento retórico que no debe ser mencionado a riesgo de perder su efecto, pero por ser Yo demasiado agradecido al borde de la bobería (aquella que tan bien representa la cara del hermano mayor de los Hanson), por ser Yo indiferente al “efecto” en sus más variadas tonalidades y texturas, me arrodillo ante él y le doy paso:

Elipsis.

Si algo distingue el nuevo rock argentino del que se hizo hasta hace poco es que las bandas no remiten específicamente a un conjunto en particular, cuesta etiquetarlas, son una mezcla, un híbrido bastante complejo de decodificar para la mente estrecha y sucia de esa especie que habita la tierra desde tiempos inmemoriales: el crítico de rock. Porque al fin de cuentas decir “indie rock” habla más de una actitud que de un género. Las buenas bandas del nuevo rock argentino, si se me permite la comparación, son como esos perros callejeros cruza de Galgo y Mantonegro.

-Señor McClure.

-Ah, hola Bobby.

-Jimmy… ¿Señor McClure, qué es el “nuevo rock argentino?

Maldito Bobby, digo Jimmy, me empuja al majulismo. En la segunda mitad de los 2000 emergen bandas con nombres raros, integrantes coterráneos, espíritu indie, lírica de película clase B y una visión secularizada de la industria discográfica (la mayoría no tiene problemas en que su música circule por Internet y lo acepta como una fatalidad de nuestra era, un suceso propio e inmanente al contexto). A eso le podríamos, sin profundizar nada (¡es rock!), llamar “Nuevo rock argentino”.

El mató a un policía motorizado. Prietto viaja al Cosmos con Mariano. 107 Faunos. Los reyes del falsete.


Esta misma tónica se encuentra en dos bandas, muy diferentes, que han monopolizado mis oídos en los últimos tiempos. Aunque usted no lo crea, en el principio era el verbo y este texto versaba solamente sobre ellas. Una se llama La Perla Irregular. Parecen no tener mucho que ver con los muchachos mencionados en el párrafo anterior (que dan la impresión de vivir en un barrio virtual donde todo es fucking copado), pero son recientes y nuevos y jóvenes, así que los incluyo. Una nota en la revista Rolling Stone habla de Las Pastillas del Abuelo y Sui Generis. Probablemente se trata de la definición más errada desde que, en un abuso de la mnemotécnica, se asoció FlopaManzaMinimal con PorSuiGieco. El primer disco suena como si Pescado 2 y Abbey Road se hubiesen chocado a 500 kilómetros por hora conformando así una nueva entidad musical, moderna, singular y de excepción. El segundo (titulado La Novena Utopía) es un paso más allá: agregan distorsión a su opera prima mayormente acústica y cantan como si estuvieran al borde de una cumbre en plena tempestad. La Perla Irregular es como Aquelarre 2.0 (¿primer grupo de rock argentino que escuchó a Emilio Del Guercio?) y combina la elaboración de sus composiciones con la frescura irrepetible de un dentífrico psicodélico.


Frescura también le sobra a Valentín y los Volcanes. La frescura del primer beso, la primera novia, la primera crisis existencial. Su primer disco (antes habían subido a Internet maquetas y una presentación en vivo) se titula Play al viejo walkman blanco. ¿Usted se siente triste y solo en este mundo abandonado y busca sonidos que lo acompañen en diferentes lugares y momentos? Pase por aquí. Valentín y los Volcanes es el soundtrack perfecto para un sinfín de programas: una recorrida por la ciudad en mp3, la previa de una noche de sábado, el encuentro con una dama amada, la ceremonia pop del que acomoda la casa en soledad. Sus melodías logradas (hacía mucho tiempo no escuchaba un disco con tantos temas que en un mundo ideal serían hits) tienen la virtud de la adaptabilidad. En la alegoría de la cruza Valentín y los Volcanes es el resultado de la fecundación incestuosa entre “1979” (el tema más hermoso de Smashing Pumpkins) y el retro rock de The Strokes. Rock pop de guitarras sensibles. Con espacio para el optimismo: “Los rayos del verano volverán”, “Tengo tiempo, dinero en el bolsillo, buena suerte hay en mí”. La disyuntiva moral: “Todo lo que me hace bien es justo lo que me hace mal”. La melancolía: “Voy a ir a buscar algo que no sé si perdí/ O aún conservo dentro yo/ ¿Dónde tendré lo que está destruyéndome?”. También hay coros femeninos, una trompeta, estribillos y un asesino de Santa Claus. ¿Qué más querés?

Si La Perla Irregular y Valentín y los Volcanes no son dos de los grupos más prometedores de la escena del rock argentino que me parta un maldito rayo. Perdón.

54 comentarios:

Billy dijo...

che, excelente post.

Anónimo dijo...

Realmente un gusto, intentare escuchar su recomendación.
Mariano

augusto dijo...

Bajaremos.

Estoy escuchando por primera vez a Van Morrison (el disco moondance) y me gusta mucho. Creo que aca no hubo nadie que intentara copiarlo. A nuestro rock le hace falta un crooner, lo mas cerca que vi fue a Vicentico en la última parte de los cadillacs; Charly, su piano y nadie más. Cerati tenía (tiene) cosas también. Y Fito quiere, quiere y quiere pero no puede.

Anónimo dijo...

estaba empezando a preocuparme pero llegó el tercer párafo, qué suerte!
los cadillacs, al principio, copiaban a madness...

B

Santiago Segura dijo...

Entre hoy y mañana, justo, subo un texto que armé con los chicos de La Perla Irregular. Son buenísimos y además muy inteligentes y buena onda.

A Valentín también lo escuché nombrar, buscaré algo porque no tengo el disco.

(No es que quiera tirar agua para mi molino, pero van a estar los discos de LPI para bajar y demás, si a alguien le interesa).

Salud Corvino.

Santiago Segura dijo...

Otra cosa, buenísimas las referencias simpsonísticas.

Martín dijo...

No se si el post es un golazo o no, pero ya estoy buscando estos discos. Abrazo

El anacoreta dijo...

la perla irregular esta bueno cuando suenan a Vida y no tanto a Pequeñas anecdotas...

Hernán Galli dijo...

Sumo tiene muuuuucho de Joy Division, especialmente la oscuridad y las baterías loopeadas de aquella época. Se abren un poco con el reggae, pero también era parte de la new wave de entonces. El reggae blanco de Canary in a coalmine o Man in a suitcase de The Police es un claro ejemplo.

Está bueno lo del análisis de la copia, pero siento que una cosa es ser parte de un estilo preexistente y otra cosa es demostrar el talento en ese medio. Cerati se basaba en The Police, pero despuntó su arte e individualidad. Charly se pegó bastante a Prince, pero se desmarcó con su genialidad. Digo, que alguien funde un estilo, no lo convierte en el mejor exponente del mismo. Chuck Berry es uno de los padres del rock and roll, pero no por eso rockea mejor que los Stones, AC DC o los Who.

Ya me pongo a escuchar tus recomendaciones!

Saludos!!!

Leni dijo...

abuante la perla irregular!
bajando el de valentín y los volcanes

Anónimo dijo...

aguante valentin, me re cabe esa banda

Otm Shank dijo...

Gran Post.
Por cierto, de las bandas nuevas que nombrás la Única que no es de La Plata es "La Perla Irregular"

Curioso, no? (?)

El iconoclasta dijo...

Comentario localista: La Plata rocks!

Anónimo dijo...

"hacía mucho tiempo no escuchaba un disco con tantos temas que en un mundo ideal serían hits"
decis sobre valentin y los volcanes

y man, lo mismo senti cuando me compre este disco
me re cabe la banda, lso vi un par de veces, en vivo son mas destroied, hay un link medio garagero o a nirvana que me recontracabe.. el disco es como mas prolijo y por ahi eso es lo unico que no me gusta tanto, pero es mi opinion, creoque parque cerrado y canoas de papel son dos altisimos temas (aunque podria nombrar cualquier otro y seria lo mismo, por eso que decis)
bueno, saludos
voy a seguir leyendo el blog
y bajare algo de la perla irregular a ver que onda

mAti

Anónimo dijo...

Preparado para que te parta el "maldito rayo"?

Ricardo dijo...

Muy bueno.

Voy a plegarme y a escuchar sus recomendaciones.

Eso si, me parece que el post es muy unitario porque deja de lado el federalismo de muchas bandas no porteñas que copiaron a bandas porteñas que copiaban a bandas foráneas. No lo hagan calentar al Chacho Peñaloza, viejo.

¿Cómo no mencionar a Los Peces Gordos, que eran -¿son?- un gran "tributo" a Memphis La Blusera? ¿Y La 25? Esa gran banda tributo a los Ratones Paranoicos. Ni hablar de todas esas bandas que les copiaron a los Cadillacs y a Los Pericos. Hoy todas hacen reggeaton.

No puedo dejar de mencionar a Los Pistones: esa gran banda tucumana que quiso "homenajear" a Los Beatles de Hamburgo, que homenajeaban a Elvis, Little Richard y Carl Perkins.

En fin. Tantos tributos, tanto amor. Peace.

Luna dijo...

Genial la perla! (muy gracioso lo de la nota de la rolling, cómo mandó fruta el reportero)

Anónimo dijo...

No se como carajo se te ocurre hacerle perder el tiempo a la gente aconsejandole escuchar esa bosta, encima en el mismo post nombras a Charly y a Spinetta, pero que se puede esperar de alguien que escucha a Julieta Venegas.

Peregrino Fernandez dijo...

Un día como hoy nacía el Vasco Mezo Bigarrena.

Hermanos están haciendo las maletas
para olvidarse de esas jetas
que nunca cambiarán de verso
ni de flor.

Parece que hay que empezar donde quedamos
para barrer a esos amos
que no reparten el botín
ni el pan.

El hambre hará que seas una fiera
para que tu pueblo no muera
en los caminos del exilio
sin final.

Pibe el rock esta muerto no existe el "nuevo rock argentino", esa basura que se escucha ahora nada tiene que ver con el Rock.

chicharito dijo...

Corvino, ya fue eso de bardear como anónimo en tu propio blog.

amadeo dijo...

sos genial corvino, pero sigo insistiendo que no tenés gusto auditivo. Soda, My bloody valentine? donde?

Santiago Segura dijo...

En Dynamo, Amadeo. Más conceptualmente, digamos.

(?).

Luis Alberto dijo...

aguante catupecu

Otm Shank dijo...

Lo de MBV en Dynamo es un invento de Pablo "Dónde dejé los libros de Simon Reynolds" Schanton, no jodamos.

Ezequiel M. dijo...

Lo de los géneros y las copias, nada, sobre géneros no discuto. Igual, no creo ni que usted lo crea Corvi. Fue todo parafernalia para presentar las bandas.
En fin, en realidad, sólo quiero decir una cosa:
Actividad paranormal es realmente muy buena.

Martín Zariello dijo...

Es verdad, Dynamo no tiene nada que ver con Loveless, es un invento de Pablo Schanton. La vida, incluso, es un invento de Pablo Schanton.

Nunca dije que el original debe es mejor que la copia o el clon o el mockbuster. En ningún momento del texto lo digo.

Aviso que el 27 tocan La Perla Irregular y Valentín y los volcanes por algún lugar, así que presten atención y vayan y formen parte de la nueva ola (?).

Chau, Aguante Javier Martínez.

Inmanente dijo...

Bueno ahora en serio, cuales son la bandas nuevas pulentas? (estos muchachos de valentín son "muy" amigos de la gente de "El mató..." no?, el de estos chicos sería un caso de mockbuster municipal?).....Bloody Valentín=Dynamo y Charly 80´s=Prince son 2 habituales embustes que reproduce la gente que escribe y lee sobre música pero que de oído cero.

pd: la voz de "El asesino de Sta claus" suena igual a una excelente banda marplatense que creo no mencionaste nunca en los 5 años que lleva ilcorvino (muy mal, muy mal corvi)

http://www.youtube.com/watch?v=kEl6_6mBw1M

Martín Zariello dijo...

Tenés razón.

Hugo dijo...

¡Me he sacrificado mucho por ustedes! ¡Voy a entrar a la escuela de payasos!

Digo... voy a escuchar a La Perla Irregular. Leí algo en el blog de Santiago hace unos minutos, y ahora acá, no parece una casualidad.

Debe ser un designio divino. (?)

Andrés dijo...

Muy bueno la perla irregular, conviven muchas cosas muy distintas y no pasa nada, se llevan bien.

Valentin me gustó también aunque el cantante pronuncie la letra "r" como un reverendo forro. Se hace odiar el culeado!! Pero me gustó, me gustó... ahí están los strokes.

En fin no quiero saber las edades de estos muchachos porque tengo la sensación que me voy a deprimir mucho, pero mucho eh!

Anónimo dijo...

esta bueno valentin el chabon le falta personalidad como canta parece piti y prieto la erre

Anónimo dijo...

que tiene que ver, son cacniones conmovedoras, las escuchas varias veces y te olvidas

Eloy dijo...

Bravo la perla irregular! de lo mejor de los últimos tiempos.

(pero los veo más color humano 3.0)

Anónimo dijo...

Las dos bandas son horrible comprate un oido sordo.

Anónimo dijo...

es cierto, las bandas son re malas. tanto como charly y ese desafinado de calamaro. o fito paez, da igual. la verdadera música es la clásica!

jerjes dijo...

hay que ser anónimo para atreverse a tanta pelotudez!! No escuché las bandas, pero todo lo no sacralice lo viejo y mire para adelante, a mí me cabe. Como este post.

Anónimo dijo...

sordo, digo zurdo

Deigo dijo...

Charly=Prince? Charly=Neil Diamond!!!

Anónimo dijo...

te agarró el sindrome de Calamaro? que le decis maqueta al demo...tío

Anónimo dijo...

Y sí, ya lo dijo Luca Y Pocavida, decir rock nacional es como decir gaucho del himalaya, toda la pretensión de que un grupo roquerín sea el redentor melódico de la nación(o del mundo), o bien sea un producto cultural vanguardista para alardear ante la otra hinchada es toda una pelotudez de pequeño-burguesia nacionalista, por eso ( y mucho más) la última y verdadera revolución en el rock fué el Punk.

mr Gabi

Martín Zariello dijo...

El disco se llama Maquetas.

Martín Zariello dijo...

Qué bife se comió Pocavida de Charly.

Desarmandonos dijo...

Me gustó la perla irregular. Y perdón, Sumo es una buena banda, pero al lado de discos como el primero de Invisible o Bicicleta de Serú Girán es la completa total y absoluta NADA.

Inmanente dijo...

Si hay algo más importado y ridículo en el rock Argentino es el Punk de los Violadores (que tienen algunos temazos vale decir). El punk argento al lado de la obra de García y Spinetta es apenas una anécdota. Y el rock Argentino es inmensamente superior a todas las expresiones que dió el género en todo el mundo iberoamericano

gato d dijo...

Ya me estoy bajando los discos pero si son como El mato y otras cosas me parece que el rock nacional no presenta nada nuevo desde los 80, tal vez algo en los 90 con Peligrosos Gorriones y la Era de la Boludez (que aunque sus musicos no lo fueran el concepto si), después mmmmm.
El Punk fue revolucionario en Inglaterra acá fue una mierda.

Anónimo dijo...

El Punk fue revolucionario en Inglaterra y aca no?
El Punk lo ideò un "modista" , los Pistols fueron una banda de Casting, en cambio Los Clash hicieron altas letras y los ramones inventaron una forma nueva, si hay alñgo revolucionario en el Punk es solo eso.

Con respecto a la "R" del pibe de Valentin:
canta de la misma forma desde hace 10 años cuando era un nene, y formaba parte de la banda Kevin (cantaba y creo que tocaba la guitarra) junto a santiago motorizado y dra muerte de el matò, en ese entonces Prietto ni siquiera tenia una guitarra, y a pity no lo conocìa ni su propio baterista.

Las dos bandas me caben, valentin y los volcanes y la perla irregular
pero
valentin y los volcanes me parece que en vivo le pasan el trapo a su propio disco (esa es una gran falla, el disco deberia ser tan potente y caotico como su "vivo")
y la perla irregular en vivo me aburren de siesta, me da la impresion de estar viendo una banda de secundaria, aunque en su disco insinuen otra cosa mucho mejor.

Saludos

Jorge San Esperma

gato d dijo...

OK: Guitarras con distorsión arpegiadas en tonos menores, bajo marcando corcheas, letras lúgubres, etc...
A ver... 1.347.876... perdón 1.347.877 bandas vienen haciendo lo mismo desde que en 1980 y pico lo hizo Sonic Youth. (Tal vez la Velvet Undreground algo antes)
Lamentablmente el rock en la Argentina ha muerto.
Me voy a escuchar Piano Bar un rato, tengo ganas de escuchar música che

gato d dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Comentario suprimido dijo...

El autor ni llegó a escribir ésta.

Anónimo dijo...

Para que perder el tiempo escuchando esa porqueria, se puede aprovechar con algo mejor para el oído, que tal Kamikaze, hello, o Ey? hay quinientos discos mejores solo en el país y no te alcanza la vida para escuchar todo lo que hay dando vuelta en el globo que claro está es mejor.

Luz y Fer dijo...

VIVA el NUEVO ROCK ARGENTINO!

los resentidos la tienen adentro!

Anónimo dijo...

...Vaya razonamiento, porque un modisto lookeó un par de punks en en el londinense '75 el punk no existió...mm, claro, como Epstein les fabrico el flequillo a los Beatles el movimiento beatle no fue revolucionario, como Karl Marx se peluqueaba los pelos del nazo en Paris el manifiesto comunista no...

Mr gabi

Pisa dijo...

cuando confeccionaste la lista de los mejores discos de la década pasada, dejaste afuera a la perla irregular y en su momento yo te lo hice notar. veo q la banda te gustó, me alegro mucho. hasta la proxima.

Franco Ruiz dijo...

Lo de la "copia" tiene que ver con que cuando empezás a componer, lo usual es "copiar" modelos, ver cómo están hechas las canciones que nos gustan, para luego ir buscando una identidad. Es un proceso lógico.

Abz.