viernes, 1 de octubre de 2010

"No voy a soportar un Golpe de Estado en Ecuador"

Una familia cena. Está compuesta por un hombre adulto, una mujer de su misma edad y un hijo adolescente. Cada uno concentra su atención en tomar una sopa a través de la ingesta de matemáticos sorbos. En el televisor, el periodista de un canal de noticias informa sobre la crisis institucional de un país latinoamericano. De pronto, el joven tira el plato al piso, se para y con la cuchara en la mano, estalla en un alarido:

-¡No voy a soportar un golpe de Estado en Ecuador!

Los padres se miran confundidos.

-¡Ustedes me dan vergüenza: siguen comiendo como si nada mientras la democracia ecuatoriana corre un gran riesgo de ser desmantelada! Hipócritas.

-Hijo, nosotros no...

-Nosotros nada, hay muchas cosas que aprendí a soportar en la vida, gente durmiendo en la calle, niños que se mueren de hambre, pero eso sí, en ésta no me agarran.

-Pero...

-Les informo que me uní a un grupo de facebook...

-¿Qué hiciste qué?- pregunta el padre.

-¡Hijo, eso es muy peligroso!- alerta la madre.

-Nada es peligroso cuando se tienen convicciones. "No voy a soportar un golpe de Estado en Ecuador". Así se llama.

El padre se desvanece. La madre arrodillada a sus pies, comienza a llorar y exclama:

-Hijo, por favor, por favor, no lo hagas, eso es...

-Ahora mismo me voy a la computadora.

-Hijo, por lo que más quieras, te pido que...

-Voy a entrar a facebook y me voy a unir a todos los grupos a favor de Correa, a todos los grupos a favor de la democracia, a todos los grupos en contra de la policía...

-¡Es una locura, hijo, te puede pasar cualquier cosa!

El joven habla con la mirada en un punto perdido. A la vista de su madre, su cara se recorta de perfil épicamente:

-Voy a invitar a todos mis contactos a que se unan en mi lucha.

La madre mira al techo, que hace las veces de cielo, y pregunta: “¿Qué hicimos para que nos haga algo así?”. El joven no escucha y prosigue con su monólogo:

-En cada muro que vea una publicación a favor de la democracia en Ecuador, voy a pulsar "Me gusta".

-¡Por favor!- solloza la madre en un grito desgarrador, mientras el esposo despierta y al escuchar lo que dice su vástago revolucionario, cae desmayado nuevamente.

-Y en cada muro que vea una publicación en contra de la democracia en Ecuador...

-¡No, hijo, no se te ocurra eso!

-Eso sí que no- agrega el padre, recuperando el conocimiento repentinamente para, al segundo, perderlo otra vez.

-¡¡¡Voy a exigir la opción "No me gusta"!!!

La madre murmura algo inentendible y se derrumba sobre el cuerpo de su esposo. El joven se dirige a su habitación eludiendo a sus progenitores, que, uno arriba del otro, han quedado tirados en el suelo entorpeciendo el camino. Cierra la puerta, enciende la computadora y entra a facebook.

20 comentarios:

Pablo Carducci dijo...

Ayer vi el grupo y pensé en escribir algo así. Muy bueno, felicitaciones.

MarianoMundo dijo...

un uvasal para el corvino

Anónimo dijo...

jauajaj, esto es bueno

Tomás dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

me encanto!
igual me pasa, como con varias de las cosas que leo de vari@s, q me da una mini risa; eso de ponerlo tan claro, y que en tan simpática prosa no se pueda ocultar algo de memoria emotiva. Obvio! no es mas que lo que podría decirme leyendo mi comentario!

You see a lot, Dr. Lecter. But are you strong enough to point that high-powered perception at yourself? How about it...? Look at yourself and write down the truth.

Tomás dijo...

Jeje, muy bueno.

Hernán Galli dijo...

Muuuuuy bueno!!!! Es una radiografía visceral de lo que sucedió! Yo estaba almorzando y lo veía en un LCD de un bar. Al principio me preocupó en serio, pero me sonó muy raro que hoy en día haya un golpe de estado en un país de latinoamerica.
La cosa siguió. Cuando empezaron a llegar todos los presidentes (menos O mais grande do mundo!!!) la cosa se puso extraña. 6,7, 8 se regodeaba. Y después lo veo a Correa arengando a la multitud.

Algo no me cierra. Algo definitivamente no me cierra.

Aparte, otra vez escuché "la CIA", escuché "Departamento de Estado", escuché "financiación yanqui".

MMMMmmmmmhhhhhhhh


Muy buen post, felictaciones

Abrazo!

Billy dijo...

Corvino con estos posts le haces el juego a la derecha!! guarda. (?)

pongo el "(?)" porque lo digo más o menos en serio. yo entendí que te burlabas de la triste participación que la gente cree tener por las redes sociales -entendí bien creo- y acá arriba mio nomas Hernán Galli cree que esta "radiografía visceral de lo que sucedió" es sobre un no tan serio golpe de estado.

Anónimo dijo...

vos te reís, pero en el mismo sentido unos se sienten muy conformes, como los de greenpeace con lo de "un click un árbol" o algo así, donde una manito de mouse impide a gente malvada realizar actos inaceptables. Te acordás?

Ya hemos imaginado con billy a Allende twitiando el fin.
Somos la generación bisagra, por eso no entendemos nada, o quizá somos los únicos que entendemos algo. Uno no sabe qué se volverá ridículo y qué será """revolucionario""".
nos cagaron, tenemos que esperar. Abiertos y alertas como un supermercadito chino.

Vlt.

Anónimo dijo...

Un chiste sin remate. MB.

Pura Suerte dijo...

En cambio, la cobertura vía tuiter de gente que estaba en el lugar de los hechos y de algunos medios me pareció bastante buena, y útil.

Anónimo dijo...

jajaja, la revolucion en la era de las redes sociales, una estupidez...
Es preferible eso que la indiferencia total que habia antes.
Tambien debo confesar que me uni a ese grupo :D y se lo comparti a todos mis contactos :D

Viva Cumbio!

Personas en la sala dijo...

Muy bueno!!!

Anónimo dijo...

Excelente, Corvino-san.

¿Será este el tamaño de las militancias del XXI?

No me parece mal, que se yo. Si nuestros fervores son tan de morondanga, la verdad es que nos merecemos las vidas que tenemos.

Little high, little low.

Cdlv dijo...

Casualmente cuándo me entero de esa noticia se me vino a la cabeza: "los grupos a favor de Correa, y repudiando el "golpe" que se deben estar cocinando en facebook"
Fue gracioso leer esto.
saludos

Anónimo dijo...

Interpreto que el post es un chiste, nada más. Y muy gracioso, por cierto.
Los grupos de facebook no me van ni me vienen. Pero, como en el caso de Greenpeace, no se busca hacer una revolución con eso, sino difundir una idea. La gente que le interese el tema o no, hará algo al respecto o no. O sea, no creo que facebook sea el demonio, es lo mismo de siempre. Pero un grupo, aunque parezca completamente inútil, sirve de difusión. Cuando llegue la verdadera revolución vas a necesitar que la gente tenga una idea mínima de lo que pasa y que esté de tu lado.

Ricardo dijo...

No me fijé pero estoy casi seguro de que los grupos de Romina Yan deben haber tenido más éxito que los de Correa.

Pero creo que la moraleja es que los que tienen Facebook son todos revolucionarios y los que no son todos unos putos nihilistas anarcotroskistas y pinches cabrones.

Saludos.

augusto dijo...

crack!

pulcinella dijo...

Me gusta.

Anónimo dijo...

la silla de ruedas, la máscara de gas, ¿ese era el país donde gobernaba bucaram?