lunes, 13 de diciembre de 2010

Escritos de un spinetteano indecente

La salida del box set del histórico concierto de las Bandas Eternas activó mi fervor spinetteano. Hace 4 días que no dejo de escuchar los 3 cds. El material es extraordinario. Un spinetteano de la Liga de la Justicia subió gran parte del show a You Tube y todos aquellos que pensamos 785.986 veces antes de pagar 490 pesos por algo (lo que sea), podemos acceder a esas imágenes que, quienes estuvimos en el campo, detrás del bendito vip, creímos que nunca habían ocurrido.

El spinetteano es un personaje bastante insufrible, ¿no? En primer término está convencido de que es superior por escuchar a Spinetta. En discusiones musicales se calla y sólo al final, cual jugador de truco que tiene el ancho de espadas, explicita su favoritismo por Spinetta como el non plus ultra del Universo. El spinetteano cree que tiene una sensibilidad superior al resto. El spinetteano cree que las mujeres lo deben amar porque escucha a Spinetta. En todo caso las mujeres deben amar a Spinetta por ser Spinetta, pero ¿por qué un spinetteano cree que va a seducir a alguien porque escucha a Spinetta? El spinetteano nunca pensó que una mujer le iba a decir que no le gusta Spinetta. Un 80 por ciento del vínculo que pretendía establecer se desmantela: "Nosotros y nuestro amor por el Flaco". Desconfía y arremete con frases del tipo "Lo que pasa es que no lo escuchaste bien" (subestimación), "¿Querés que te grabe un compilado?" (colonización cultural masculina), etc. El spinetteano ortodoxo, más o menos literalmente, cree que Spinetta es Dios. El spinetteano que lo llama “Luis Alberto” merece una patada en el culo. El spinetteano sobrevalora la lírica spinetteana que en más de una ocasión no es más que un surrealismo pocket, surrealismo para principiantes de Longseller: "Jugo de lúcuma chorreando en mí/ Patas de mueble de bronce caminan ya". El spinetteano atribuye genialidad a todo lo que haga Spinetta, incluso un 75 por ciento más que el fanático de Charly García o el Indio Solari. El spinetteano jamás reconocerá que Pan o Silver Sorgo lo aburrió o que la voz de Spinetta ya no es la misma que antes y en algunos temas viejos suena mal o que le rompe las bolas la prédica sobre "Conduciendo a conciencia". El dogmatismo del spinetteano, en fin, es peor que el de un estalinista en 1950. Un fan normal se permite criticar a su ídolo porque cree que su devoción le da derecho, el spinetteano sólo critica cuando Spinetta le agarró los dedos con la puerta o le garcó a la mujer o tardó un año en sacar unos dvds y la distribución de los mismos resultó ser un desastre. Un spinetteano siente escalofríos de todo tipo y color cuando lee lo que Gustavo Escanlar (escritor y periodista uruguayo recientemente fallecido que pasado mañana se convierte en el nuevo Bolaño) opinaba: "Suelo ser de los pocos tipos rioplatenses que no están convencidos de que Spinetta es un poeta genial. Es más: me aburre, me duerme, me pone de mal humor, me parece soberbio, pedante, incomprensible, inaguantable. Pero los fanáticos de Spinetta siguen pensando que es un Dios. Y el mismo Spinetta cree ser Dios. Un tipo capaz de usar la palabra "farabute" no debería ser tomado en serio".

Recuerdo cuando sonó el acorde inicial de "Cementerio Club". Ahí sentí que estaba viviendo un momento histórico. Fue como si bajara un ovni de sofisticación musical, como si se instalara entre todos los presentes una mística palpable. No sé por qué me gusta tanto ese tema. Es un blues y a mí ese género ni me va ni me viene, pero "Cementerio Club" tiene una letra sensacional, es como si cada palabra hubiese sido tallada con la habilidad de un orfebre.

"Qué calor hará sin vos en verano".

"Oye dime nena, ¿adónde ves ahora algo en mí que no detestes?".

“Sólo sé que no soy yo a quién duerme”.

En esta versión se equivoca y repite un verso, pero eso le otorga aun más poder al tema. Incluso uno accede al disco en vivo y quiere que haya errores, pifies, desafinaciones. En caso contrario escuchamos las versiones originales. Por eso nunca me gustó Cerati en vivo como solista (no así con Soda o como invitado, donde adquiere cierta necesaria espontaneidad; es como si representarse a sí mismo lo limitara). Es demasiado perfecto. Prácticamente como escucharlo en el living de tu casa, sólo que rodeado de tipos con gel, muy bien perfumados y que saltan (con la precaución de no rozarse entre sí) al grito de "Hey, hey, hey" (ése es el raro fonema que distingue al ceratiano, el llamado que los une y los congrega).

En el caso del recital de las Bandas Eternas uno debe aguzar bastante el oído para darse cuenta que se trata de un Estadio. Es verdad que el público se mantuvo en estremecedor silencio durante buena parte del concierto, pero hubo lapsos de gran estruendo, de cósmicos y masivos orgasmos, que en el audio oficial casi ni se oyen o brillan por su ausencia. Por ejemplo en el primer punteo de "Cementerio Club" y en su riff-estribillo. Cuando luego de la introducción con sintetizadores marca Juan del Barrio empieza "Alma de diamante". Y especialmente cuando Charly García canta su parte en "Rezo por vos". Esto último se gritó como un gol, como un triunfo de la vida sobre la muerte y a más de uno se nos hizo un nudo en la garganta porque siempre es bueno para la Humanidad que Charly y Spinetta toquen y se rían juntos. La verdad es que aquella vez (como siempre desde que volvió en su Vélez 2009) se lo vio muy mal a Charly. Lento, impreciso. Cuestiones entendibles si tenemos en cuenta su reciente aparición y que él (o quienes lo manejan cual principiante Pop Star) se había largado al ruedo con apuro. Pero ya a más de un año de su regreso, su tristísima participación en la Celebración por el aniversario de la recuperación democrática y el día de los derechos humanos demuestra que el "Charly Deluxe" es una farsa monumental, un invento monstruoso ideado por empresarios ávidos de dinero, una canallada cruel para todos aquellos que amamos al compositor de buena parte del soundtrack de nuestra vida. No es que esté gordo o flaco, que se drogue o no (aspectos personales que apenas me interesan), es que el resultado artístico es impresentable desde todo punto de vista. No soy un cultor del reviente, pero la verdad es que está mucho peor que antes. El que diga lo contrario es porque se dejaba llevar por el dispositivo mediático y en los últimos 15 años no lo vio en vivo ni una puta vez (yo lo fui a ver alrededor de 10 veces del 2000 para acá): García tenía días malísimos, pero otros (la presentación de Influencia en el Luna Park y el Gran Rex en el 2002, los recitales de La venganza del 2004) están a la altura de lo mejor de su carrera. En fin, el murmullo o el coreo de los espectadores (que lo hubo y mucho en los temas de Pescado) tal vez hubiera servido para matizar un poco algunas partes en que Spinetta no llega vocalmente y se da un profundo contraste frente a la perfección instrumental. La edición de los tracks, en su totalidad, es polémica. Spinetta maneja un humor absurdo estilo Capusotto y muy bien logrado pero también se eliminaron todas las presentaciones y los comentarios graciosos que hizo entre tema y tema.

Fito Páez debería ser exonerado de todas las críticas que ya conocemos de memoria, ni siquiera por sus grandes discos, sino por haber compuesto un tema tan hermoso como "Las cosas tienen movimiento". Entre tantos puntos altos, la versión de Spinetta de "Filosofía barata y zapatos de goma" no ha sido destacada como se debería. La performance de Juanse (a quien el público reprendió con un hiriente: "Pomelo, Pomelo") en "¿Adónde está la libertad?" es muy buena. Parece a punto de tener un ataque de epilepsia de hard rock. Mi teoría (no muy original ni descabellada) es que Spinetta cuidó y reguló su voz a lo largo del concierto, de otro modo no se puede entender que haya cantado tan bien los tres temas de Almendra, casi al final del show, llegando a resignificar "Muchacha ojos de papel" por la enorme calidad de su interpretación. Algo así como que el Himno o "Imagine" te provoquen un efecto de extrañamiento. De la ansiedad que tenía por ver a las Bandas Eternas tal vez no le presté mucha atención a ciertos medley’s. El que une “Era de uranio”, “Vida siempre” y “Maribel se durmió” es imprescindible para caminar por el mundo. Lo de Invisible, Pescado y Almendra, finalmente, sí, fue tan asombroso como lo notamos aquella noche.

Recuerdo cuando tenía 7 u 8 años y fui al cumpleaños de un compañero de la escuela. Mientras todos estaban viendo una película horrible me metí abajo de la mesa con una nenita que me gustaba. Comimos papas fritas y hablamos cosas de grandes. En ese momento no me di cuenta, claro: era el descubrimiento del mundo femenino. Pero mis viejos se equivocaron de horario y me vinieron a buscar antes de tiempo. El sentimiento de desconsuelo que me invadió cuando los vi fue demoledor. Todavía recuerdo la mirada de mi amada en la oscuridad, debajo de la mesa y con un plato de papas en la mano. No hablo de extrañar a alguien, sino de echar de menos un microcosmos y angustiarse. Esto me volvió a ocurrir muchas veces en la vida. No sólo con personas, sino con libros o películas. Y una de ellas fue cuando se terminó el recital de Spinetta y las Bandas Eternas. Mucha gente se fue antes de tiempo. Yo no, yo quería seguir ahí para siempre, viendo al Flaco Spinetta cantar:

“Sin darme cuenta voy cayendo en cruz hacia el cenit,
el cielo ya no tiene mis pies.
Y la espiral que me habrá de llevar no es mejor
que todas esas vueltas que dí,
buscando un amanecer,
buscando un amanecer,
buscando un amanecer”.

25 comentarios:

Emilio dijo...

Hola! Comparto bastante de la crónica del recital, poco y nada de la descripción fan pero bué, la cosa es: ¿no tenés los dvds, verdad? Feliz navidad, tónces:
http://www.mediafire.com/?abi1qdq1dds5lef

Cine Braille dijo...

Si escribiste Muchacha a los 18 años, si te fuiste a recorrer Europa a los 20 con dos novias a falta de una, si antes de los 25 años formaste Pescado Rabioso e Invisible (¡Pescado Rabioso e Invisible!), si fuiste padre, si estuviste con minones como la Peleritti en su mejor momento, si Charly Fito Cerati y Calamaro te miran con envidia, si publicaste discos como Artaud o Kamikaze, si hasta al que no le gustás te respeta al menos, si tenés cuarenta años de carrera y podés seguir viviendo de lo que hacés, si sos conocido pero no tan famoso que no podés ir al cine sin que se te tiren encima cuarenta fieritas, si no sos millonario pero no pasás mayores necesidades, si hasta llegaste a que tu apellido genere un adjetivo (spinettiano) ¿cómo hacés para no sentirte Dios? Es el problema inverso.
Además debe ser el único artista cuya carrera puede sobrevivir a temas como El sol y la afeitadora eléctrica, que parecen obra de un parodista.
Y aclaro que no soy spinettiano ni ahí: hay discos enteros que me resultan imposibles (A 18 minutos del sol, casi todo Jade, casi todo lo que vino después de Los Socios del Desierto). Lo que pasa es que... Poseído del alba, o Quedándote o yéndote, o un montón más.

Inmanente dijo...

sí, sí, Spinetta, McCartney, Lennon, Nebbia...que hastío eh, la piel ajada (debés tener como 60 años corvino vos pero que lindo que escribís, eso sí)

Nombre dijo...

"Un tipo capaz de usar la palabra "farabute" no debería ser tomado en serio".

Me hizo acordar a lo que había dicho en un reportaje C. E. Feiling acerca de las letras de Spinetta (o Luis Alberto): "Un tipo que usa la palabra "tanino", hay que prohibirlo".

Para mí, el Luis Alberto (o "Luisito", como le decimos algunos) de los años 70 es genial, pero a diferencia de Charly, lo que hizo de mediados de los 80 en adelante en general no me dice nada.

Y lo de la voz estos últimos años (¿o décadas? es el 2010!) es cierto. No solamente que Luisito (o "el Luigi", como lo apelamos los íntimos) no llega a las notas, o que le falta fuerza, sino que a veces tiene lapsos en los que directamente parece que hubiera entrado al estudio a grabar con un toscano en cada oreja. Cuando el Luigi (o "el Medusa", como lo llamamos los amigazos de toda la vida, debido a una anécdota privada y desopilante que el mismo Medusa - o "el Medu"- nos prohibe contar a terceros) tiene sus buenos momentos, casi recuerda la época de Invisible, pero cuando no, canta en un susurro histriónico fuera de tono que da ganas de darle un sillazo en el pómulo más expuesto.

Y no lo digo de bronca por haberme quedado afuera del recital de Las Bandas Eternas, eh...




Te odio, Paul.

Digo, Spinetta.
Digo, el Medu.

Cristálida dijo...

Algunos pagamos solo $90 y vimos al flaco de lejos. Algunos por dos días no podíamos sentarnos del dolor de piernas.
Saltar en "Ya despiertate nena", saltar con la euforia de un grito a la vida, llorar en Alma de diamante, reírnos en Mariposas de madera (excelente interpretación: "Yo no se la quise afanar", dormitar en "Ella también". Todo dentro hiere, hiere tu imagen de la nena y vos desconsolados, duele el abajo de la mesa, duele la música cuando vienen los padres del tiempo y se acaba la fiesta, y el flaco tiene una papa en la mano y nos mira.

Cristálida dijo...

Pasó un año ya, es cierto

Cristálida/Bubulina dijo...

Por cierto, te agregué en feisbuc. Soy Bubulina Vive.

Anónimo dijo...

yo lo adoro
pero ya no lo escucho
me embola su teatro de amor
flashé mal con silver sorgo
Linda crónica.
creo que la bengala perdida es mi favorita. pero es imposible saber.
uncariño
vlt.

Anónimo dijo...

antes que poeta es músico

Martín Zariello dijo...

Le voy a robar a Vlt tarde o temprano en algún post la construcción "teatro de amor" y a Bubulina la idea de que vienen los padres del tiempo y se acaba la fiesta. Aviso para que después no me acusen de plagio, Vlt lo sabe porque ya le robé algo de esplendor de macho alfa o no sé qué. Ah, yo soy spinetteano, claro. Chau, me voy portando un dulce exocet que busca de piel en piel, después no sé si taparme con la frazada de cactus. De última me quedo parado en la sentina (?). Idea para un post muy poco original: una narración repleta de citas spinetteanas.

Bubulina dijo...

No importa, al ver verás que estas ruinas son de estos mismos cuerpos. Se traspapelerá esta historia y mientras cierro los ojos marinero te vas

Basta Fuerte dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.

Cdlv dijo...

¿Será q él se cree Dios?
Yo no creo realmente.
¿Existe alguien q se crea Dios, fuera del mismísimo Dios? Mmmmh...

Al menos las últimas 5 veces q lo ví al flaco llevaba la remera de "Conduciendo a conciencia" más allá de la noble causa, jode un poco, es verdad. Bueno, es lo único malo q puedo admitir, soy una spinetteana dogmatica.

Anónimo dijo...

Existe Dios?

Cdlv dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diego dijo...

Charly es música, verlo atrás del velo de pastillas y sacarle jugo a cualquier cosa que toque es saber que el tipo es música. Spinetta es intocable, pero su mano derecha, sus acordes en séptima o invertidos lo hacen único. Y señores, después la nada. Eso es lo triste.

Hernán Galli dijo...

El tipo escribió “Sigo mirando hacia ti”, donde todos cantan “Sigo mirándote”. Spinetta es esa preposición. Ahí está la magia.
OJo, el tipo compuso Mi elemento, cuarentaaños después de Poseido del Alba. Es tremendo. Es enorme. Si juntamos a un Dylan y a un Bowie, ni asi llegamos al FLaco.

facundo.olano dijo...

Genial post.

No quiero pagar 500 mangos por un dvd la puta que lo parió...

spider_pc / TeKieroPeroSoloComoAmiga / Ed dijo...

La primer parte de este post deja un nuevo personaje descripto por il corvino "el spinetteano" debería sumarse a los antes descriptos (ya hace años) como los metaleros, las fans de pez, etc

Yo también estuve en campo ese día y por eso esperaba este material quería revivirlo. Todavía no vi ni escuche nada, y tampoco lo voy a comprar (aunque seguramente lo baje) pero de todas formas lo que mas me gustaría ver es lo que decís que no esta y es los comentarios y las palabras del flaco al presentar a cada invitado y al tocar cada canción.

Algunas partes me hicieron reir mucho (como casi siempre) y algunos comentarios como el de Cine Braille y Nombre son muy buenos y graciosos también.

Yo tengo varios sueños :P Pero les cuento que uno de ellos es conseguir la firma de la "mayor cantidad" de músicos que tocaron ese día, en mi entrada. Ya conseguí la de Malosetti :D




PD: Hace unos meses hice la critica del primer disco de Gardenia para mi la mejor banda de Salta (La ciudad donde vivo). Les dejo el link a la critica y al disco haber si me pueden decir que les pareció.

http://nuestrodiscodeldia.blogspot.com/search/label/Gardenia

http://www.mediafire.com/?q0tnnw20iom

Anónimo dijo...

Excelente Post, $400 es una locura, genial q exista you tube
Ale

muchacho ojos de papel corrugado dijo...

Dylan más Bowie no da un Spinetta, ah bueno! pensé que ya había visto(leído) todo en mi vida, pero esto lo supera...

Anónimo dijo...

Hay alguien que si lo haya comprado? lo quiero comprar y me siento mal dejando ese monto, y los demás preguntan 500??? con tono de, es un poco mucho. La mayoría dice que no conviene?

' El tipo escribió “Sigo mirando hacia ti”, donde todos cantan “Sigo mirándote” '.

Anónimo dijo...

el blog que se ríe del kirchnerismo que estabas esperando corvino!

http://premiosderrotacultural.wordpress.com/

Hugo dijo...

Buena descripción, espero en algún momento poder conseguir de manera pirata esos DVD's.

500 mangos es demasiado, pero supongo que un Spinetteano de ley los garpará como sea.

Yo por otros artistas tal vez lo haría, así que los entiendo.

spider_pc / TeKieroPeroSoloComoAmiga / Ed dijo...

Hugo Emilio brindo los links al principio delos comentarios.

http://www.mediafire.com/?abi1qdq1dds5lef


Escucharon el disco de la banda que les deje Gardenia? Que les pareció?