lunes, 14 de marzo de 2011

Mi rock perdido y The Strokes

Varias cosas me distancian de The Strokes. Hasta se podría decir que este mundo fue creado para que The Strokes y yo no tengamos nada que ver. Por ejemplo, ellos son neoyorquinos y yo soy marplatense. Ellos son lindos y yo soy feo. Ellos marcan tendencia en moda y yo me compro ropa en Leuthe. Ellos son ricos y yo soy pobre. Ellos tienen groupies y yo tengo… ¿tías-abuelas? Incluso podríamos asegurar que los integrantes de The Strokes no se hacen los rulos por la reelección de Cristina ni son hinchas de River ni leen a Mario Levrero. Pero más allá de esas diferencias superficiales, algo nos acerca y eso es ¡el rock! Voy a repetir esta última frase pero deben leerla con el tono de Jack Black en High Fidelity:

Pero más allá de esas diferencias superficiales, algo nos acerca y eso es ¡el rock!

Pero no el rock, el género musical que nadie sabe definir, pero no el rock, el movimiento cultural del que habla a menudo el Indio Solari ante la estupefacción del país. Porque decir "rock", como decir "Chichizola" o "Ernesto Sanz", actualmente, no significa nada. Me refiero al concepto de rock. Ustedes preguntarán cuál es ese concepto y yo responderé a los gritos: ¡no sé cuál es ese concepto, el rock no necesita concepto, no me hablen de conceptos, maldita sea, la vida ya es muy dura para vincular el rock a un puto concepto! Debería existir una orden judicial para que el rock se mantenga a más de mil kilómetros de los conceptos. Es más: el rock la caga cuando busca un concepto. Bajo el término “concepto” hago referencia a un campo semántico tan vasto que no me alcanza el lenguaje para definirlo. Pero supongo que se entiende. The Strokes y yo sabemos que los problemas comienzan cuando el rock quiere cagar más alto que su propio culo. ¿Alguien quiere que Julian Casablancas nos explique algo? ¿Alguien quiere que Julian Casablancas salve al mundo? ¿Qué puede saber el querido Casablancas de cosas inteligentes, de salvar el mundo? Nada. Julian Casablancas sabe de chicas, de drogas duras, de noches de amor descartable, de las pequeñas y sinceras emociones que acosan la conciencia del joven moderno. ¡Que los rockeros canten sobre eso! Para todo lo demás está Roland Barthes, que lo hace mucho mejor. ¿Alguien se imagina lo ridículo que sería ver a Roland Barthes haciendo rock? Tanto como Dargelos hablando de Althusser. Maldita era del vacío, sé que eso también está permitido, que nada sería más "cool" que Barthes en el lugar de Mick Jagger, pero, por favor, pensemos bien un momento, dejemos a un lado el "cualquierismo" relativista de los atroces 2000 y acordemos que, como preferimos que un zapatero arregle nuestros zapatos, elegimos que Barthes nos hable de semiología y Julian Casablancas de coger porque sabemos que en determinado punto, si lo hacen bien, si la cosa funciona, sin necesidad de ninguna impostación, ¡Barthes terminará hablando de coger y Julian Casablancas de semiología!

Estoy tan poseído por Jack Black, no sé ni lo que digo, creo que no tengo nada para decir en realidad, i've got nothing to say, i've got nothing to give, got no reason to live.

Las parejas que hacen hermenéutica de su relación, se separan. Los políticos que repiten las bondades de su honestidad, son corruptos. La gente que se manda una declaración de principios cada dos status de facebook, no tiene principios. Los rockeros que nos explican la profundidad, el ancho y el largo de su inteligencia en extensas entrevistas, son boludos. O por lo menos tienen un complejo de inferioridad. Una de las condiciones indispensables para que sucedan grandes cosas es no proponérselo. Y mientras Thom Yorke siga bailando así, un nuevo disco de The Strokes es la mejor noticia que nos puede ofrecer el rock. Hace 10 años acabaron con el Imperio de Limp Bizkit. Espero que por un tiempo no tengamos que escuchar más Arcade Fire, no porque no me guste Arcade Fire, todo lo contrario, me gusta Arcade Fire. Pero espero que no tengamos que escucharlos por unos meses.

Sí, The Strokes, todos los lugares comunes que se dijeron mil veces: la voz que parece cantar a través de un portero eléctrico, las guitarras trepidantes, las melodías pegadizas y garageras. ¡La new wave de fines de los 70' después del estallido del rock alternativo de los 90' y la caída de las Torres Gemelas! Ahora con una vertiente más ochentosa, consecuencia del coqueteo tecno del primer y único trabajo solista de Casablancas. The Strokes. Llegaron a un punto de algo que si somos unos reverendos hijos de puta podríamos llamar “intermusicalidad” y en sus discos pueden contener las mejores corrientes del rock de los últimos 30 años sin mayores dilemas. En Angles a veces parecen una cruza perfecta entre Television y... ¿The Smiths? o ¿The Cure? Presten atención a las intro de "Games" o "Two Kinds Of Happiness". Hace bastante no escuchaba canciones que, por su híbrido de melancolía y despreocupación, son aptas para cualquier estado de ánimo. Eso ocurre con "Call Me Back" o "Life Is Simple In The Moonlight" (probablemente las dos mejores). "You're So Right" empieza como "Revolution" y de repente se convierte en un tema de Radiohead que ya no me acuerdo cómo se llama.

“Antes del fin”, como diría Black Sabato, tengo una última cosa re rockera para declarar: si The Strokes fueran argentinos, en la disyuntiva absurda entre Serú Girán e Invisible, se quedarían con Pappo's Blues.


33 comentarios:

Billy dijo...

Había decidido no bajar el nuevo disco pero ahora tengo que hacerlo.

Literario dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Inmanente dijo...

Cuanto más es Arcade Fire que Strokes, por favor!

La Isla De`l dijo...

coincido con los mejorcitos que son Life is simple bla bla bla y Call me back, pero bastante flojito para cinco años de espera.
igual...tienen onda ja!

Joyce dijo...

Me quedo con los paquidermos. Sin (?)

g. dijo...

gracias por contarme que the strokes tienen disco nuevo, ya ya ya me lo estoy bajando. rockanrolnenen!

Santiago Segura dijo...

Pensé que faltaba un tiempo para que salga. Repetitivos y todo, espero más un disco que ellos que una nueva aventura bodrial de Radiohead (?). Y Arcade Fire... entiendo lo que decís. A mí me gustan y mucho, me parece una banda más interesante que los Strokes, pero ni en pedo escucho un disco de ellos dos días seguidos.

Gonza Averna dijo...

Si no te entienden lo que decís, gritas lo que dijo Jack Black en tropical thunder:

"DON'T JUDGE MEEEEEEEEEEEEEEE"

Y todos vamos a entender ahí.

Barbarroja dijo...

Me costó retomar la lectura después de leer el apellido Barthes, que me trasladó a teóricos interminables en un aula fría. Ahg.

Las parejas que hacen hermenéutica de su relación, se separan. Los políticos que repiten las bondades de su honestidad, son corruptos. La gente que se manda una declaración de principios cada dos status de facebook, no tiene principios. Los rockeros que nos explican la profundidad, el ancho y el largo de su inteligencia en extensas entrevistas, son boludos. O por lo menos tienen un complejo de inferioridad.

Me gusta. Y nunca escuché The Strokes así que me retiro en silencio!

Anónimo dijo...

Es así. Tal cual. El tipo canta a través de un portero. Pero aún así te toca una fibra en algún lado... silvapen quizás...
Eso de "no explicar nada" que tienen las letras de estos tipos es lo que más me gusta de ellos.
A su salut y dios salve a la reina

Agus
(no se ponerme en el nombre de arriba, me pongo acá que es lo mismo)

Leni dijo...

"Y mientras Thom Yorke siga bailando así, un nuevo disco de The Strokes es la mejor noticia que nos puede ofrecer el rock."

jajajaj genial genial.

Florazepam dijo...

"dejemos a un lado el "cualquierismo" relativista de los atroces 2000"

En serio, los 2000 son atroces, es todo un gran gran gran rejunte y "reinvención" constante que no es más que lo mismo pero con cierre en vez de botones.

Ah si, hola Corviiiii :D

Anónimo dijo...

tu encuesta es una porquería la mejor banda es Pappos blues sin dudas y no está ...

Anónimo dijo...

Hi guys,

Do you want to watch Scream 4? It is not released yet but you can watch it online already!

Click here to [url=http://watch-scream4-online.com/]watch Scream 4[/url]

Anónimo dijo...

Espero que lo de que "soy feo", esté entre las cosa que "no piensa pero es divertido bla bla blá". Quiero decir, dan ganas, mínimo, de darle un golpecito en la nuca. No vende, quién le cree, que los parió. Además tiene usted un aire a Moretti(?). No, en serio, ya basta.

Aunque le sacaría la gracia, Disyuntiva absurda tendría que estar entre las opciones.

Inmanente dijo...

Que mentira son los strokes, escuchen una banda en serio actual que vale por mil strokes

http://www.youtube.com/watch?v=lqK776KysME

Anónimo dijo...

Che, palmó Viñas.

Un grande...

Anónimo dijo...

Alguien se dio cuenta de que Los viajes de Gulliver es igual a Escuela de Rock..., igual a Nacho Libre, igual a...ni me acuerdo como se llama (la que se enamora de la chica gorda) y a la mayoría de las películas donde Jack Black es protagonista?: Un gordo loser y farsante, con el mismo nudo siempre (lo descubren y lo castigan ignorándolo) pero siempre termina como un capo...

Desactivo el boton de las declaraciones obvias, y digo respecto a Jack Black que, hoy en día, estamos en presencia de un gran comediante.

Respecto a the strokes, apliquen el mismo razonamiento que el anterior, pero cambien Jack Black por The Strokes y agreguen plural.

Anónimo dijo...

Yo voté como 5 veces por Seru Giran ya, porque no puedo permitir que gane el snob farsante de Spinetta. Por ahí si en la encuesta lo ponias a Bochaton era otra cosa.

Manucho

PG dijo...

No es justo que un partido tan importante se juegue en la cancha de Spinetta, pido revancha en lo de García, cuando encuentre tal estadio, o un partido único y definitivo en campo neutral (conozco uno que es casi como jugar a puertas cerradas, je)...
En caso contrario, exijo que se anule la serie (o recurriré a la justicia ordinaria)...

PG dijo...

No es justo que un partido tan importante se juegue en la cancha de Spinetta, pido revancha en lo de García, cuando encuentre tal estadio, o un partido único y definitivo en campo neutral (conozco uno que es casi como jugar a puertas cerradas, je)...
En caso contrario, exijo que se anule la serie (o recurriré a la justicia ordinaria)...

Anónimo dijo...

tu amigo la rompe: http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0553/articulo.php?art=27599&ed=0553

SAADI dijo...

AWANTE ILCORVINO

Diego Cúneo dijo...

"Los rockeros que nos explican la profundidad, el ancho y el largo de su inteligencia en extensas entrevistas, son boludos. O por lo menos tienen un complejo de inferioridad."

¿Calamaro?

Anónimo dijo...

ahora gracias a que yo voté como 20 veces ya, Seru Giran dio vuelta la encuesta y ya no gana el snob recalcitrante de Spinetta.

Manucho

Billy dijo...

juicio y castigo a los que votaron por las pastillas

Anónimo dijo...

Si! son 8 que al menos podrían ir 4 y 4 entre Invisible y Serú.

Martín Zariello dijo...

Tal vez fue un error mío incluír a Las Pastillas del Abuelo, no así a la clásico opción querida por todos "¿Cómo podría saberlo?". Creo que algunos cambiaron el voto. Creo que todos estamos conmovidos (?).

Martín Zariello dijo...

Hay un "¿Cómo podría saberlo?" que cambia su voto de Invisible a Serú Girán. Es un juego osado, tal vez se trate de Cristian U.

Anónimo dijo...

Muy bueno Corvino, disfuté mucho este post, por suerte atrás quedaron los posts dedicados a Lost o a facebook, Por otro lado me parece positivo que hagas críticas musicales referenciando bandas proto-punk como Television o post-punk como The Smiths y ya no suenen tanto esas referencias a artistas decadentes como Emmanuel Horvilleur o diatribas infundadas contra Catupecu Machu.

saludos

Mr Gabi

Martín Zariello dijo...

Cuando hice referencias a Emmanuel Horvilleur?

Ninguna diatriba contra Catupecu Machu es infundada.

Anónimo dijo...

Cuántos habremos cambiado? Voté a invisible. Miré Serú y dije cómo puedo saberlo, entonces cambié a esa. Todos votaban a Invisible y entonces cambié a Serú.

Cine Braille dijo...

Te faltó agregar como alternativa de banda preferida "el estalinismo gobernante", para que así el blog contara con la invalorable e intempestiva animación que producen los comentarios de Quintín.