jueves, 28 de junio de 2012

Para una película de mierda, un post de mierda


Pacho Oh! Donnell no está solo. El revisionismo histórico K ha conseguido el apoyo menos pensado. El de la República Separatista de Hollywood. Algunos acontecimientos que confirman esta alocada hipótesis. En Agosto se estrena un film en el que Abraham Lincoln combate zombies. Anonymous induce a pensar que Shakespeare no era más que un medio pelo(tudo) del mundo del Teatro que firmaba las obras de un escritor fantasma. Robert Downey Jr. hace de Sherlock Holmes un híbrido entre Neo y Rambo.

Algunos dicen que sin Borges, Bioy Casares hoy no sería más que un recuerdo. Que las mejores películas de Robert Rodríguez se le ocurrieron a Tarantino. Otros hablan de George Martin como el verdadero artífice del éxito beatle. Y no son pocos los que sospechan que sin Iniesta, Messi no existe. Son teorías de tipo conspirativas, casi siempre irreales. James McTeigue carga con la sombra terrible de los hermanos Wachowski. V de Vendetta (2006), su primera y excelente película, había sido producida y guionada por los autores de Matrix. The Raven confirma el relato paranoico: si no fuera por los Wachowski, McTeigue no podría ser tomado en serio por nadie. Se puede volver del Nacional B, de un fracaso amoroso, de la Isla de Lost. Dudo que se pueda volver de algo tan malo como The Raven.  

Se atribuye a Poe la creación del relato policial. Si la ley de causa y efecto es verídica, también es el responsable del Festival Azabache. Pero con The Raven alcanza y sobra para que, como algunos personajes de sus cuentos, se revuelque en su tumba. La idea parecía atractiva. ¿Pero acaso no es ésa ("la idea parecía atractiva") la explicación de todos los fracasos de nuestra vida? The Raven aprovecha los últimos e inciertos días de Edgar Allan Poe para contar una fantasía memorable: un asesino serial comienza a realizar crímenes que, en sus procedimientos, son idénticos a los de los cuentos del autor. Pero la película nunca logra remontar. No es Policial (porque los detalles de los crímenes y sus resoluciones están elaborados al voleo). No es Gore (porque un poco de sangre hay todas las películas). No es parodia. No es biográfica. Como el jugador polifuncional del filósofo contemporáneo Claudio Borghi, es de todo y no sabe jugar de nada.  

Baudelaire fue una de las groupies más famosas de Poe. "Lo digo sin avergonzarme", escribió alguna vez, "porque siento que esto nace de un profundo sentimiento de lástima y de ternura: Edgar Allan Poe, borracho, pobre, perseguido, paria, me agrada más que, tranquilos y virtuosos, un Goethe o un W.Scott. Gustosamente diría de él y de una clase especial de hombres lo que el catecismo dice de nuestro Dios: Sufrió mucho por nosotros". De ese tipo emblemático y genial, The Raven hace un payaso insufrible. La interpretación de John Cusack (afectada, ridícula, conchuda) parece inspirada en las actuaciones paradigmáticas de Guillermo Francella. Le falta mirar a cámara y decir "A comerla". Uno tiende a creer que de la angustia romántica decimonónica a los desvaríos de un emo hay un largo y sinuoso camino. Pero James McTeigue hace de Poe una caricatura. La película, al fin, resulta una de Burton sin su director de fotografía. Todo lo contrario a la reciente The Whisperer in Darkness (2011), adaptación de una nouvelle de Lovecraft (continuador de Poe). Víctima de la retromanía, en blanco y negro y atendiendo minuciosamente a los tics del cine de terror antiguo, tal vez sin quererlo, logra un material entrañable y muy entretenido.  
  
The Raven recrea fielmente el horror de los cuentos de Poe. Involuntariamente: las entradas para el cine cada vez están muy caras. Los pochoclos, ni te cuento. 

16 comentarios:

Bubulina dijo...

Qué porquería. Hay que volver a tener 15 años y leer Los crímenes de la calle morgue y morirse de miedo y dejar que el mundo se caiga a pedazos de película idiotas.

Pedro y Pablo dijo...

¡Era obvio que iba a ser malísima! No imagino como podría haber funcionado.

Anónimo dijo...

Casi que la veo. Gracias por la advertencia. Corvi.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

No la pensaba ver... a mí sólo me gusta "El sabor de la cereza" y el cine de Godard. Lo demás me parece todo una mierda que forma parte de la lujosa maquinaria hollywoodense al servicio del imperio(?)

Cine Braille dijo...

En El crimen de Marie Roget, Poe postula la solución a un caso policial real, neoyorquino, haciendo que el detective Dupin plantee la posible resolución de un caso policial parisino copiado del real. Ese cuento hizo escuela en Argentina: ¿alguien se acuerda de esa novela coescrita por Fernando Niembro, en la que se decía que la efedrina que le detectaron a Maradona en el Mundial 1994 se la había suministrado en secreto un cura pagado por la CIA, mediante una hostia?
Una de las razones colaterales por la que es muy bueno tener menos de 20 años es que, de esa manera, uno no tendría que sobrellevar recuerdos como ése.

oh nikita dijo...

mirá, tu post es tan bueno que me da ganas de verlo, me cacho!!

Diego dijo...

Agosto se escribe con minúscula. Saludos.

Anónimo dijo...

Andrés Calamaro A$K ‏@Barksdale666
ENOJARSE POR ESCRITO SE LLAMA LITERATURA... ES QUE NO SE DIERON CUENTA???

Billy dijo...

hijo de puta, me baje The Whisperer in Darkness y la sufrí como sufrí durante toda la era Caruso en San Lorenzo (y seguiré sufriendo..)

maldito seas corvi

Martín Zariello dijo...

Ja. Perdoná Billy, no sé si no la ponderé en comparación a la de Poe. O porque soy un hijo de puta.

Cine: Yo me acuerdo, imprecisamente, de una nota en El Gráfico en la que Niembro contaba su teoría.

Saludos. Aguante Central.

Anónimo dijo...

como recomendador de películas, sos un excelente escritor; yo también me pegué mis chascos con las películas que tirastes.

diego

Anónimo dijo...

Yo vi la película y no me desagrado demasiado, por no decir directamente que me gustó. Lo digo con culpa, porque para mí vos sos uno de mis grandes referentes del buen gusto.

Damaduende dijo...

... caramba, que dilema...
Yo la quería ver - me gusta Poe, me gustan los policiales góticos, me gusta John Cusak, me gusta V de Vendetta - pero ahora...
Supongo que la terminaré viendo a medias, en la compu de fondo mientras hago otra cosa. Cada vez parece haber menos películas que ameriten toda mi atención indivisa.
Que lo tiró´elaspatas...

Gabriel Nombre dijo...

"Conchuda" es mi nuevo epíteto favorito para calificar una actuación.

Nada, eso.

PD: ¿Para cuando una comedia romántica hecha con pedazos de cuentos de Lovecraft? "Tengo un Chtulhu en la cama".

Anónimo dijo...

http://www.rollingstone.com.ar/1471271

Anónimo dijo...

http://13dfgsdfg57.com/