domingo, 22 de junio de 2014

Apuntes arbitrarios sobre Argentina vs. Irán

Para BC.

1) Hay muchos temas depresivos de Radiohead, pero hay uno que es especialmente depresivo. Al contrario de lo que se piensa, en vez de promover el suicidio, los temas depresivos lo previenen, ya que le otorgan un respaldo anímico a quienes están pasando un periodo oscuro. Uno de los mejores es "How to Disappear Completely" y pertenece a Kid A, el disco rupturista que la banda sacó cuando a Thom Yorke le empezó a molestar ser considerado el mejor del Planeta. A veces lo veo a Messi y me recuerda a ese tema y a Thom Yorke: porque le molesta ser considerado el mejor del Planeta y porque es un tipo que sabe cómo desaparecer completamente. En determinado momento del Segundo Tiempo Messi devolvió una pelota y, mientras el ataque continuaba a escasos metros pero en otro sector de la cancha, se quedó mirando el suelo y caminando lentamente en diagonal hacia la nada. Pero a diferencia de otros partidos en los que, finalmente, nunca despertaba, aunque sea contra Bosnia e Irán, demostró que en el fondo siempre le quedará un bonus track. Que no corresponde a su desempeño actual o a una evolución del juego en equipo o a un proceso épico estilo Suárez, sino más bien a su anárquica e imprevisible individualidad. Entonces esos paseos de flaneur melancólico se transforman en un espacio de meditación en el que en realidad Messi se estaba preguntando cuál era la mejor manera de marcar un gol. Es como si el don de Messi tuviese el funcionamiento del famoso látigo de Capote en el Prefacio de Música para camaleones: cuando no hace que sucedan genialidades, sólo sirve para autoflagelarse.

2) Irán, por su parte, planteó muy bien el partido. Irán no es Camerún, un equipo débil, que defiende como un metegol oxidado y con jugadores que se boxean en pleno partido. Irán fue un rival esforzado, que en el conocimiento de sus propias limitaciones tuvo su mayor virtud y su mayor defecto, ya que cuando Argentina empezó a decaer, no tuvo la audacia ni los recursos necesarios para pasar al frente y ganarlo. Aunque tampoco estuvo tan lejos.

3) Exceptuando el 2002, es recurrente que la Selección gane y guste en los segundos partidos de la Primera Ronda: Jamaica, Serbia y Montenegro, Corea. A partir de ahí, envuelto en una vorágine de triunfalismo barato y chauvinismo ortodoxo, el equipo declina y pierde en el primer cruce con un rival importante. Este comienzo errático del equipo de Sabella, claramente, es malo a corto plazo pero tal vez sea la introducción necesaria para que el equipo alcance su máximo nivel más adelante, en esos tramos del Mundial en los que desde hace bastante tiempo no pegamos pie con bola. Por lo pronto el gol de Messi tapa el sol con la mano, pero mientras se siga dependiendo de ese segundo de inspiración, la idea de equipo es un concepto utópico.

4) Desde un punto de vista más optimista y absurdo, los tres puntos adquieren otro valor. Observando algunos resultados, podríamos suponer que los últimos coletazos de la globalización han producido una discontinuidad en el habitual desarrollo de los mundiales. Es algo que se venía gestando desde hace rato, pero recién en Brasil se materializa con claridad. De la misma forma que las oficinas de Google de Buenos Aires hacen más o menos lo mismo que las de Nueva York, ahora, con el crecimiento de la FIFA como corporación multinacional capaz de implantar el virus del fútbol en cualquier lugar, hasta los equipos sin una tradición contundente han adoptado un nivel de disciplina y orden táctico que les permite pelear mano a mano con las grandes potencias venidas a menos. Argentina, encima, parece estar llevándose todas las materias a marzo: el cuerpo técnico no diseña un sistema coherente, las estrellas parecen estar atravesando un bajón, el periodismo aprovecha para inventar internas y en el banco no hay un relevo lo suficientemente determinante y sorpresivo para cambiarle la cara al equipo. De la forma en que entró, parece imposible que Augusto Fernández vaya a jugar alguna vez. Maximiliano Rodríguez, que podía aportar una propuesta diferente al mediocampo, fue incinerado contra Bosnia. 
 
5) Por otro lado, creo que a muchos argentinos que le piden que cante el himno cuando no hay nada para cantar, les falta entender a Messi como lo que realmente es. En ese sentido, y no en otro, es el significante al que equivocadamente le pusieron el significado Maradona. Messi no es líder, no se carga el equipo al hombro, elude la demanda simbólica del número de su camiseta, a veces ni siquiera necesita mezclarse con el resto de sus compañeros, simplemente irrumpe y la manda a guardar. Creo que la distancia entre Messi y Maradona es la medida del malestar que genera la Selección. En otro momento, el lugar de Messi fue ocupado por Riquelme u Ortega. Hay que dejar de esperar que Messi sea gravitante durante todo el partido y que su presencia en la cancha sea como las huellas de Godzilla sobre los edificios aplastados. Messi es otro tipo de jugador, desconcertante y políticamente incorrecto para los cánones del fútbol histórico, pero con la escalofriante condición de quienes han sido llamados a cerrar culos en este mundo.


6) También está la explicación sencilla: Messi es un crack con grandes lagunas. Pero eso sí que sería aburrido.  

22 comentarios:

El anónimo que filtra internas desde el vestuario dijo...

Corvino sos el mejor periodista deportivo que conozco. O tengo que dejar de leer olé. Coincido totalmente en el primer punto, la posible manera de interpretar a Messi con lo que hizo ayer deja de ser futbolística y entra en un plano totalmente especulativo y filosófico. Es el típico gol que se dice "vuelve a patear 10 veces desde el mismo lugar y no mete ninguna", salvo que Messi probablemente metería todas. Por edad no vi a Maradona, pero empiezo a entender cómo es que un futbolista puede atravesar en 90 minutos la cultura de un país y de un deporte y dejarla para siempre girando como un trompo alucinado, mirando la misma repetición.

Matías dijo...

Yo le tengo mucha fe a esta selección. Un poco por lo que explicás en el punto 3, y otro porque el fixture que le tocó es muy accesible. Recién en semis nos podríamos cruzar con un rival de primera línea. Lo más probable es que en octavos juguemos contra Suiza o Ecuador y en cuartos con Bélgica. Saludos!
PD: Que el mundial se juegue en latinoamérica no es un dato menor. Los europeos juegan de visitante. No es raro que Uruguay le haya ganado a Inglaterra o que Chile le haya ganado a España. ¿O acaso a nosotros no nos cuesta cuando jugamos en el Centenario, en Santiago de Chile, en Quito, en Asunción, etc?

Anónimo dijo...

le tengo miedo a la "hinchada argentina" en Brasil, cuando corearon "Maradona, Maradona" se sintió como el equipo tambaleaba.

Anónimo dijo...

Yo creo que el papel de la FIFA en el punto 4 es un poco discutible. El analisís que puede hacerse para ver 'por qué ya no hay tanta diferencia entre selecciones tradicionales y selecciones emergentes (?)' sería ver cuántos de todos esos jugadores juegan en grandes ligas de Europa, independientemente de su país de origen. Ahí entra muy bien lo de globalización que mencionás, y no sólo respecto a los jugadores. Por ejemplo, a Russia lo dirige Capello, algo impensado hace 10 o 15 años. Yéndonos un poco al carajo, así como a veces se habla de la crisis del concepto de nación en esta época globalizada, quizás el concepto de seleccionados nacionales también lo esté.

Saludos.
José.

Anónimo dijo...

En realidad la Selección juega mal y Messi se rasca el higo durante los 90 minutos caminando una diagonal que le pertenece a Corvino.
Casi autobiográfico, anárquico e individualista, el cronista madura en esos paseos imprevisibles la mejor manera de escribir una crónica como ésta y cerrarle bien el culo a unos cuantos (Me incluyo).
Saludos JP

Ricardo dijo...

Excelente análisis, Corvino. Casi ni se nota que nunca pediste la renuncia de Ramón (?).
Creo que el punto 5 es una descripción muy acertada de Messi y su desempeño en la Selección.

Abrazo.

Cine Braille dijo...

Maradona, cada día más grande, el paso del tiempo lo agiganta. Nada más eso, gracias Dios por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas (?), por este Argentina 2, Inglaterra 0.

Anónimo dijo...

Hola,

Pensamos igual acerca de Messi. Leí el artículo y no tenía nada para agregar. Pero sí me estimuló comentar algo el comentario de "cine Braille". Maradona es la expresión más acabada de un futbolista en la tradición argentina (supongo que mundial también) que pudo haber existido. Es como Borges, si la tradición literaria seguía mirando a Borges no quedaba más nada que hacer, Borges fue una esfera. Maradona lo mismo.
Así, por más que Messi meta cinco goles puntuales y talentosos de acá al séptimo partido (no veo porque no pueda suceder) será un nombre propio dentro de la historia de los mundiales de fútbol (ya lo es en la breve historia del fútbol de cable.. ¿Qué hubiese sido de determinados jugadores si el cable los hubiese cubierto? A Di Stéfano, Cruyff, Moreno, Stábile, Pontoni.. o a Maradona en el Nápoli, poniendo en vereda al Barcelona de la época: El Milan de Sacchi).
Hay alegatos muy lúcidos de Fabián Casas, un autor inteligente e inspirador, en contra de Maradona que sumaron desde la vereda de la gente de verdad (ubico a Casas en la vereda de la gente de verdad) más tierra sobre la figura del Diego. Por más que Diego tuvo sus errores o comportamientos border que llevaron a la distancia de mucha gente sobre su persona, siempre he sido un defensor fuerte de su figura: Por la perfección en la que desempeñó su oficio y porque, por más que le costó muchísimo llegar a una posición mas o menos sólida en su cosmovisión de mundo (se lo vio mareado con Menem, con Versace, en el living de Susana, etc.. Pero como no marearse? salió de la villa y lo hicieron millonario y poderoso cuando esto no era frecuente -como hoy en futbolistas-. Su educación la tuvo, quizás parcialmente, de grande y su posición cambió respecto a temas de coyuntura. Messi es pos Maradona y se lo ve proveniente de una tradicional familia de clase media) siempre intentó estar en un camino paralelo al poder, y siempre bancó su condición de villero. A Housemann se lo perdonan, por ser un villero hoy día, por dar la apariencia de un tipo acabado. A Maradona no, por facturar a lo pavote hoy día también, haciendo dos jueguitos en medio oriente cada tres meses.
Me gustaría que se tuviera un poco de piedad con el Diego, nada más, bancarlo, no absolutamente, no totalmente. No se trata de eso, ni siquiera yo banco todo de mí mismo. Pero se es muy sádico con su figura habitualmente desde todos lados, ni crítico ni parcial. Sino Sádico.
Por mi parte y por más que pueda tener mis diferencias con él: Gracias Diego querido.

Saludos,
Matías-

Anónimo dijo...

En el fondo (más en el fondo todavía), leyendo los comentarios y mis propias opiniones, lo cierto es que no se puede dejar de considerar (o sí se puede, pero yo se los impido) que cuando uno habla de un jugador de fútbol (o de cualquier cosa) habla de uno mismo. ¿Por qué habría que defender a Maradona? ¿O por qué habría que defenestrarlo? Recién ahora te entiendo corvino, significante y significado. ¿Pero hay un significado, y ese significado es Maradona, o todo es significante de otro significante? ¿Hizo ese gol Messi, o en realidad sólo somos nosotros, que lo vimos hacerlo? Pienso en el festejo, con los brazos abiertos hacia la tribuna. Algo así como: "ahora interpreten"

Anónimo dijo...

Yo no entiendo por qué Messi juega para Argentina, por qué se deja forrear tanto por los argentinos. Eso es lo que me exaspera de él. Yo los mandaría a la concha de su madre. Si jugara para España sería campeón de todo y nadie lo jodería. No entiendo por qué juega para un país que no le dio nada.

Palacio es igual a Messi. Caniggia es igual a Messi. Todos son iguales a Messi, nadie canta el himno. Solo el cubano Maradona (que nos cagó USA 94) Lisa Simpson y los nacionalistas.

Anónimo dijo...

05:27 Palacio no es jugador de selección.

Anónimo dijo...

Ante todo felicito a Martín Zariello. Qué placer debe usted experimentar al poder tirar analogías ligadas a lo lírico,lo artístico, seudópodos en direcciones diversas que grafican e ilustran mejor una idea para una crónica deportiva. Después de todo el fútbol es (debería ser) belleza. Dejo para la reflexión una pregunta dedicada a la corporación notera (especialmente a la ligada al Grupo Clarín, que no ve la hora de que Argentina sea eliminada: son tan hinchas de Alemania y Holanda como de los Fondos Buitre)que ya no sabe qué mierda inventar para generar pica y división entre Sabella y los jugadores: ¿Hay doble comando en la conducción? Esto seguramente complicará más a Boudou.

Lucas Martin dijo...

Me gusta pensar en la línea del punto 3. Qué los jugadores decidieron no ir a fondo en estos partidos, cuidarse para las definiciones mano a mano. Por eso Di María/Agüero/Higuaín están flojitos.

Así, sin la demagogía de los equipos que están jugando bien y metiendo goles, quizás podemos llegar a algo.

Excelente como siempre el blog y, hasta, los comentarios.

Cómo dije en un post pasado, estamos haciendo un blog urgente sobre Brasil, cada vez está mejor como la Copa: www.lomascherano.blogspot.com

Saludos.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

La verdad es que la selección me desconcierta bastante. Se supone que el bilardismo, lo mejor que hace es defender y plantear los partidos. Y sin embargo el funcionamiento defensivo es malo y el planteo contra Bosnia, con cinco defensores defendiendo un solo delantero, fue pésimo. Tampoco creo que Sabella sepa menos de fútbol que yo: jugó toda su vida de número diez, hizo inferiores en River (una muy buena escuela de fútbol), fue ayudante de campo en un mundial, le hizo un muy buen planteo al Barcelona... Ahora veo el equipo y juegan peor que en las eliminatorias. Los cuatro fantásticos están jugando mal, y se defiende como siempre. Imagino que Sabella puede llegar a poner a Biglia por Gago y a Palacio de cuarto volante, porque los delanteros no sólo no rinden bien arriba, sino que no ayudan en defensa. Fíjense los holandeses cómo colaboran, o cómo colaboraba Ribery en el Bayern. Por eso muchas veces se bardea a Zabaleta cuando la culpa no es sólo de él, sino del sistema defensivo. Cuando ataca no lo usan y luego lo dejan mano a mano. Del otro lado, aunque sea Di María baja un poco más, aunque no tanto como debiera. No sé si tienen problemas físicos, si les falta garra, si se están guardando. Sólo sé, y creo que lo sabemos todos, que así no alcanza para ganarle no sólo a un Holanda, Francia, Brasil o Alemania, sino que un Bélgica nos deja afuera. Afortunadamente, hay tiempo para mejorar. Aclaro que jugar contra once tipos metidos atrás es difícil para cualquier equipo. He visto muchas veces al Barcelona sufrir contra Getafes y equipos menores que se le metían atrás.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Quiero decir: los problemas de la Argentina se vienen viendo desde hace mucho. Los delanteros no bajan, entonces el medio queda copado por jugadores rivales, Mascherano se vuelve puto, Gago no se vuelve nada porque ya es medio cara de nena (con lo cual continúa siendo lo que era, un cara de nena que trota para sacarle la balón a los rivales), los defensores se retrasan para no tener que cubrir cincuenta metros a sus espaldas y el equipo queda partido en dos. ¿Tan jodido es resolver eso? Yo recuerdo a Messi sacándole una pelota a Agüero en un Barcelona vs Atlético de Madrid... no digo hacer la gran Mourinho, que desaprovechaba a Eto mandándolo a correr al lateral rival hasta la casa hasta fundirse, pero algo hay que hacer. Sunescán, dalunabúso!! También me molesta no v ver ni un Lamela, Pastore, Conca.. no sé... algo! Pero bueno, la lista es la que es y con lo que tiene podría mejorar mucho. Sería fundamental que Agüero e Higuaín recuperaran el nivel, y que Messi apareciera más seguido.

Anónimo dijo...

yo creo que el punto #3 está muy bueno lo que planteás. A nivel futbolístico, yo hubiese preferido que Argentina arranque 0-1 abajo alguno de los partidos de fase de grupos. Para ver cómo reacciona el equipo frente a un resultado adverso. En mundiales anteriores...nos clavaron una pepa y el equipo se desmoraliza muy rápido, generalmente en octavos o cuartos.

Anónimo dijo...

llamalo a pirlo, la puta que te parió
llamalo a pirlo, la puta que te parió
llamalo a pirlo, la puta que te parió

Señor Pirlo, la delegación italiana embarca por puerta 7.

Anónimo dijo...

En el 2010 Messi la rompió: corrió, metió y jugó. No hizo goles. Todos dijimos que no es decisivo, que con la selección no pasa nada, etc.
Ahora nos ganó los 2 partidos: no es un líder, no se pone el equipo al hombro, es un crack con lagunas.
Muchachos, digamos lo que todos pensamos: no nos gusta Messi, es un personaje poco atractivo, no tiene carisma, ni frases ingeniosas, ni un orígen humilde. No es Argentino, bah. Lo único bueno que tiene es que es uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, nada mas

Anónimo dijo...

dale corvi, escribite algo sobre lavezzi...

Anónimo dijo...

eh 'corvi' me parece que estás entrando en tu etapa de 'tocá Muchacha Flaco'.

Anónimo dijo...

Hace como un año que no te tirabas un post orgasmico como éste. Te quiero.

Corvino dijo...

Siempre hace un año que no escribo nada bueno.