miércoles, 9 de julio de 2014

El fútbol es una excusa para amar a Mascherano


Si las estadísticas de la FIFA, además de multiplicar datos innecesarios, también midieran el amor de un país hacia un jugador de fútbol, creo que Mascherano ganaría por afano. Cuando fantasean con una noche de sexo desenfrenado en un hotel del Conurbano mental, las mujeres eligen a Lavezzi. Pero si pensaran con quién se quisieran casar, tener hijos y envejecer junto a una chimenea, Mascherano resultaría el elegido. O tal vez sea que estoy proyectando en hipotéticas mujeres lo que yo y tantos hombres de este país quisiéramos: seguir manteniendo las formas heterosexuales pero poder casarnos con Mascherano.

Los tatuajes fueron inventados para que los hombres se distingan de los demás a través de la ilustración de sus cuerpos. Los peinados excéntricos también. Este Mundial demostró una tendencia casi absoluta de los jugadores de fútbol por los tatuajes y los peinados excéntricos, a punto tal que es difícil distinguirlos entre sí. No es casual que Mascherano no lleve tatuajes ni peinados excéntricos. No le hace falta nada accesorio para distinguirse de los demás.

Hay algo en Mascherano que nos recuerda a nuestro mejor amigo en la Secundaria. Hay algo en Mascherano que nos dice que, aunque todo esté mal, las cosas van a salir bien. Uno nació en este país y quiere que gane su Selección, pero más quiere que gane porque está jugando Mascherano. En la Conferencia de Prensa del partido anterior, Sabella dijo que Messi era agua en el desierto. Mascherano entonces es una petaca de whisky en una noche fría lejos de casa. Mascherano es el unánime jugador de fútbol argentino. Nacido y criado en River (¿de qué otro lugar podría haber salido un 5 así?) pero con la grandeza suficiente para que los hinchas de Boca lo amen. En la novela de ciencia ficción del Mundial, Mascherano es el único sobreviviente de un ataque nuclear que convirtió a todos los jugadores de fútbol en zombies. 

Lo de hoy fue una larga y sinuosa partida de ajedrez en la que los dos equipos se neutralizaron. Casi no pudieron ejecutar ninguna jugada. Durante años se hablará de las atajadas de Romero, del partidazo de Enzo Pérez, de cómo Sabella nos cerró el culo, de ese cóctel de inteligencia, concentración y manías que hace de Holanda un rival siempre temible. Pero hoy Mascherano llevó todo junto y en un solo puño la psiquis y el latido de su pueblo. Acá toda intelectualización idiota del fútbol, toda distancia para no parecer un simple y estúpido tipo que se emociona mirando partidos de fútbol, estalla en mil pedazos.

Cuando seamos viejos, vamos a seguir viendo en el YouTube del futuro, aquel cruce magistral en el que Mascherano le sacó el gol de la victoria a Robben. Es verdad, Mascherano sólo es un jugador de fútbol, pero transmite demasiada nobleza. Si existiera una utopía a la cual yo me adheriría con gusto, sería aquella en la que todo el mundo lo imitara a él. 

  

38 comentarios:

Fernando dijo...

Muy lindo lo que has escrito. Mascherano conmueve.

Un abrazo.

Cine Braille dijo...

Como acabo de leer en Twitter: Creo que debemos juzgar cada situación complicada que afrontemos preguntándonos "¿qué haría Mascherano?".

Anónimo dijo...

Muy buenas palabras....

Unknown dijo...

Mascherano para mi hoy todo lo que un jugador de futbol, que defiende los colores de su camiseta, debe mostrar. Garra, fuerzas, pasión e indudablemente fue el mejor jugador, gracias a su esfuerzo no salvamos en el ultimo minuto de un gol

Anónimo dijo...

los triunfos -más aun si son como estos, agónicos y emocionantes- tapan todo.
por ejemplo, para qué entró agüero
por ejemplo, para qué entró palacio
por ejemplo, lo poquito que jugó messi
por ejemplo, la cagada que se mandó van gaal al no guardarse el çultimo cambio para meter al arquero
por ejemplo, la enorme falta de profundida que tiene holanda (ya vista contra costa rica)
por ejemplo, el aumento del bondi
por ejemplo, la represión de la gendarmería en panamericana....

adrian nordvind dijo...

Y para redondear la cuenta, una vez terminado el partido, saluda y agradece a todos aquellos jugadores que fueron convocados en su oportunidad y que hoy no forman parte del plantel.Sencillamente, no es de este mundo.O sí, y por ahí tipos así lo hacen humanamente posible.

Anónimo dijo...

Mascherano es una de esas personas que nos enorgullecen por ser argentino y que al mismo tiempo tan poco se parece a los argentinos.

Anónimo dijo...

Ahora... Qué jodido es ver un partido donde se crean 3 situaciones de gol en 120 minutos. Estoy viendo el partido otra vez. Mi Dios, qué miedo de soltarse e ir para adelante. Enzo Perez fue un oasis en un desierto de lucha y sacrificio. Con lo difícil que aparenta avanzar en un mundial a estas instancias, se agranda la imagen de España de hace 4 años jugando al toque y hacia adelante hasta el final.

Juan Salinas dijo...

Este es un raro blog donde todos los lectores parecen inteligentes y sensibles. Les recuerdo a todos que hay distintas maneras de ser argentino. Yo, cuando me deprimo (como hoy, cuando tres vecinos del Tigre que hace más de un mes que están de caravana con brasil rascándose, aparecieron en el estadio paulista con remeras negras con una gran leyenda en amarillo: "7 a 1. Vai envora... ojalá les peguen una buena pateadura en el culo) y pienso que la argentinidad al palo era Lanata, me aferro a la idea de que este país tambiién parió hijos como Ernesto Guevara. Y, por supuesto, no se trata de política. es otra cosa, que està antes y por encima. Y es verdad: Mascherano emociona.

Luciano dijo...

¡Excelente, brillante comentario! Me sacaste los pensamientos.
Graciasssss

Anónimo dijo...

Sabella no me cerró el culo, hizo lo que prometía: dar todo lo posible por el bien del equipo (dentro de sus posibilidades), y aplicó la táctica de frenar bien a los equipos más o menos poderosos. También se hablaba de rodear a Messi y lograr un buen caudal de juego y efectividad, esto no lo logró, acaso por su visión del fútbol. En definitiva hizo la suya y hoy parece incuestionable para los aplaudidores de turno, yo soy de los que piensan que SIEMPRE ganan y pierden los jugadores; que los técnicos son importantes, pero sólo son eso: directores técnicos, me cansa el predominio del discurso pseudo-ajedrecista en el fútbol -no lo digo por vos, Corvino-. Me da la sensación que no hace justicia a ninguno de los dos deportes en cuestión.

Anónimo dijo...

Sabella no me cerró el culo, hizo lo que prometía: dar todo lo posible por el bien del equipo (dentro de sus posibilidades), y aplicó la táctica de frenar bien a los equipos más o menos poderosos. También se hablaba de rodear a Messi y lograr un buen caudal de juego y efectividad, esto no lo logró, acaso por su visión del fútbol. En definitiva hizo la suya y hoy parece incuestionable para los aplaudidores de turno, yo soy de los que piensan que SIEMPRE ganan y pierden los jugadores; que los técnicos son importantes, pero sólo son eso: directores técnicos. Me cansa el predominio del discurso pseudo-ajedrecista en el fútbol -no lo digo por vos, Corvino-. Me da la sensación que no hace justicia a ninguno de los dos deportes en cuestión.

Anónimo dijo...

El Mundial es una excusa para llegar a Pirlo...

Nico dijo...

1. No sé qué vieron los que se refieren al partido de ayer como una “partida de ajedrez”. Fue fútbol, de muy mala calidad, por cierto.
2. Finalmente ganó Sabella y el neo-bilardismo que pregona. ¿Quién osará criticar el 5-4-1 que paró ayer? “La final después de 24 años” tapa tuti.
3. Messi es una cantimplora en un desierto que el mismo Sabella crea. Aunque me parece que Messi no está muy contento de cumplir ese papel.
4. “Mascherano más diez” dijo un filósofo hace un tiempo. Una pena que esa frase no se haya convertido en “Messi más diez”.
5. Aguante Miguel Abuelo.

Saludos,
@nicolinov

Anónimo dijo...

Se llega a la final con 5 triunfos ajustados y un empate. Exactamente lo merecido por este equipo tan criticado cancheramente por el periodismo deportivo de los grandes medios y una parte de los hinchas. Nadie le regaló nada hasta ahora y no obtuvo nada que no mereciera. Argentina obviamente va de punto ante un equipo que no brilló hasta semifinales pero ahora está más motivado y sólido que nunca, y de entrada nos hace pensar que está dos goles por encima de Argentina. Pero veremos, los partidos hay que jugarlos y más una final de mundial.

Ojalá sea un un partido limpio, bien jugado y que gane el mejor.

PD: Curiosamente a este equipo tan (justamente) criticado por falencias defensivas hace más de 370! minutos que no le hacen goles. Y en los últimos 3 partidos no le llegaron más de 5 veces.

Marian dijo...

Excelente nota!!!! Mejor definido imposible!!!!!Que nobleza, que garra que pasión!!!

Marian dijo...

Excelente nota!!!! Mejor definido imposible!!!!!Que nobleza, que garra que pasión!!!

Martín dijo...

Bien Corvino por la predicción del partido que tiraste en el post anterior.

Ajustadísima.

Anónimo dijo...

Como llora el mentirottismo con el resultado de ayer... Vamos Argentina y Sabella carajo!

Anónimo dijo...

No sé cómo explicarlo, pero cada vez que muestran imágenes de hinchas argentinos en las calles de Brasil o las tribunas del estadio quiero que Argentina pierda.

Anónimo dijo...

Debe ser insoportable enfrentarte a Mascherano. Ver en cada pelota perdida o en cada pase cortado la cara de ese petiso incansable que parecen bilocarse frustrando tu juego, una y otra vez. No es casualidad que haya jugado su mejor partido en posición de "5 tapón", casi integrado a la línea defensiva como quinto hombre entre los centrales. Parecido se para en el Barcelona. Y no es menor el mérito de Biglia que jugó de 5 clásico (de esos cuyo importante trabajo no se ve, que corren como locos molestando a todos pero sin llegar a cortar una).

Pasamo a la final, pura fiesta, birra y papelitos. Ahora, sobre el partido en sí, y sobre Sabella, se me ocurre una sola palabra: AMARRETE. Inmirable el trámite de los 120 (si en vez de ser un Argentina vs Holanda hubiesen tenido las camisetas del Cienciano y la liga de Quito, enseguida lo sacás y buscás una peli en el cable). Una partida en espejo donde se disputaba quién de los dos equipos tenía más miedo de atacar con la probable consecuencia de, ¡oh, terror!, quedar desprotegido en una contra.

Así que no chamullen sobre las cualidades técnicas del DT (esto no es para vos, Corvino, sino para los pavotes binarios que piensan que los hinchas se dividen entre "quienes bancan" y el resto todos antipatria). Porque Sabella, ayer por ejemplo, la pifió con los cambios. Sacó a los dos únicos que habían generado aunque sea un poco de desequilibrio en ataque, y puso a un Palacio (ya bajo desde el partido anterior) y a un Aguero irreconocible.

Y acá me termino de ganar las puteadas generales: tan incorrecto políticamente es hacer notar lo mal que jugó Messi ayer. Me cuesta encontrar alguna crónica donde se hable al respecto. A esta altura no vamos a discutir a Messi pero, para desgracia nuestra, está bajo. Y será desde lo técnico el futbolista más dotado de la historia, pero le veo debilidades tácticas y actitudinales/emocionales muy marcadas. Leí por ahí que era un héroe con "demasiados talones de Aquiles"...

Ya está. Me desahogué, puteen tranquilos.

Ricardo dijo...

Este es el post semi ferpecto, Corvino.
Esperemos que el próximo sea el perfecto.
Abrazo!

o dijo...

Anónimo de las 10,26

A Argentina sí le regalaron algo. Un penal no cobrado contra Irán.

No es mucho, pero si se perdía ese partido, y bien pudo perderse, casi que mereció perderse (no estrictamente, pero casi), toda habría sido diferente.
(Sí, ya sé, si mi vieja se cogía a un chino...; si, ya sé, no lo perdió; pero lo regalaron algo).

Y yo, ahora que alguien lo dijo me animo a decirlo, quiero que Argentina pierda cuando las arengas mediáticos apelan a los 40 millones como en el 78 se apelaba a los 25 millones; cuando veo a esos niños de clase media (con lo cual queda claro que unca fui clase media) de viaje con sus padres gritando goles o lamentando exageradamente cada situación de gol perdida, cuando el vecino de arriba sale al balcón a gritan "que la chupen" (¿quiénes?) o cuando el otro vecino pone el volumen al áximo cuando suena el himno.

Anónimo dijo...

Argentina va en camino de convertirse en Paraguay. Si este mundial el Maradona fue un cinco de marca, no sería raro que dentro de uno o dos mundiales el Maradona sea un arquero. Argentina continúa en el no tan largo y arduo camino desde Maradona a Chilavert.

Anónimo dijo...

estuve viendo la pagina oficial de la FIFA y me mato un dato: hasta ahora el partido con mayor concurrencia a la cancha es = Argentina - Bosnia en el Maracana, con 74,738 personas, mas que cualquier partido de la seleccion de Brasil...

y ya lo ve, somo' locale' otra vez!!

Anónimo dijo...

Lo del anónimo de 15,27 de Maradona a Chilavert, me lo afano, es una joya.

El post aunque brillante, tiene desde el título una claudicación ante el fútbol defensivo que no festejo ni disfruto.

Saludos
JP

Anónimo dijo...

Es todo tuyo el post. Lo escribí pero tampoco lo festejo. Y ayer me emocioné al final (y me emociono ahora viendo imágenes de Mascherano en TyC) más de lo que me emocioné con cualquier logro personal, y me miro al espejo y me digo: qué loco estás.

Martín Zariello dijo...

El título es una ironía sobre otro post de hace un par de semanas.

Decir que un partido de fútbol fue una partida de ajedrez es decir que fue un embole.

Esta Selección logró conectar desde el punto de vista emocional, no desde el juego. El fútbol tiene ese plus, no sé cómo será en el Turismo Carretera o en el golf, pero cualquiera que vio más de tres partidos sabe que si un equipo tiene un jugador como Mascherano y llega a la final del Mundial después de varios partidos flojos, por más que no esté desarrollando un fútbol vistoso) el culo se te va a fruncir un poco (o se te va a abrir como a Mascherano).

Yo no hice ninguna predicción sobre este partido en el post anterior.

Messi sí jugó su peor partido en el Mundial esta vez. Esperemos aparezca contra Alemania.

Saludos, gracias por leer y compartir el post.

JLO dijo...

mirá lo mal que estaremos futbolísticamente que elogiamos así a Mascherano... uff...

dale Messi, media pila che...

Anónimo dijo...

Anónimo 15:23:

Argentina mereció ganarle a Irán, si me decís que si le daban ese penal Irán ganaba y eso ocasionaba que después no ganara todos los partidos posteriores y no llegaba hasta acá no queda otra que hablar de "si tu vieja se cogía un chino". O si entraba el tiro en el poste de resenbrik en el 78, o si le cobraban mano a diego contra los ingleses en el 86, o si le cobraban el penal a argentina (gabriel calderon?) cuando la final del 90 iba 0 a 0. O si Baggio no pifiaba su penal en el 94. o si en el 98 Entraba en el gol de oro esa de paraguay que se fue a 10cmts contra francia. O si Italia se quedaba en primera ronda porque no le regalaban ese penal contra australia en la ultima jugada en 2006, o un error que hubo en el trecer partido de españa en 2010 (fue un gol anulado al rival? noi recuerdo bien). Resumiendo, si ese penal en ese partido es el regalo, (Romero atajó el 50% de los que le tiraron en este torneo) no le regalaron nada. Reitero mi deseo: Ojalá sea un partido limpio, bien jugado, y que gane el mejor.

Romina Garcia dijo...

Impecable. Lo leí varias veces y cada vez me gusta más.

Matías dijo...

Argentina hizo el partido que tenía que hacer para pasar a la final. No había una opción mejor ¿Ya nos olvidamos de los cuatro goles que nos comimos con Alemania? Lo que pasó en Brasil 1-7 Alemania fue una PALIZA TÁCTICA. Sí, señor. Fue un partido de ajedrez. Hay que ocupar los espacios, repite siempre Sabella y tiene toda la razón. Lo que yo vi ayer fue un equipo que en la defensa(que incluye a los 11) fue una roca y que ofensivamente tiene claras limitaciones. Esto es lo que hay. No creo que este equipo pueda rendir por encima de lo que se vio ayer. Holanda nos terminó dominando, pero no por un error nuestro, sino porque el equipo ya había jugado todas las cartas que tenía. Quizás con la inclusión de Di María tengamos un poco más de punch arriba (sí, dije punch).
PD: Pasamos por penales. Se sigue manteniendo esta escasez de victorias ante equipos de primera línea desde hace cinco mundiales.
Abrazo de gol y que demos la vuelta el domingo :)

nslg dijo...

Anónimo 20.14

O si cobraban la mano de Maradona en la primera jugada que Goyco está en el arco, luego de reemplazar a Pumpido...


Tal vez mucho de esto pase porque creemos (o queremos) que este equipo está para un poquito más. Para brillar un poquito más y no quedarse en el mero utilitarismo.


Volviendo a un comment del post anterior, rescato esa frase del Ruso Verea después de Argelia-Alemania: "Esta Argelia, a la Argentina, le gana".

Y no sé si reírme más de eso o de todos los que agitan con la pavada esa de que el único héroe válido es el héroe colectivo, y después de cada partido glorifican a la individualidad, a Messi, a Di María, a MAscherano, a Romero, (A Demichelis, que hará el gol de la final) (?)

Nico dijo...

Gocen con las mejores jugadas de ARG vs NED : https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=N-XDktewdzU

Saludos,
@nicolinov

Pedro dijo...

Ja, ese video. Cuando leí que Sabella se iba después del mundial, alguno me va a putear, pero no puedo negar que me puse un poco contento. Ojalá ganemos mañana, pero ojalá ganemos dentro de cuatro años de nuevo, esta vez jugando lindo. Jugando feliz! No me termino de identificar con este equipo, más allá de que hay cosas muy destacables. Ojalá me cierren el culo en la final, obviamente, y aparezcan Messi y los superamigos, y la fiesta sea completa. Quién te dice, todavía hay tiempo. Dale Lío. Saludos

Anónimo dijo...

Meh, Sabella no convence, y es cierto que tiene un planteo amarrete. Tampoco me parece que tenga ese malalechismo bilardiano de pegarle al rival.

Espero mañana festejar, brillando aunque sea de a ratos.

Estoy viendo Brasil-Holanda, la verdad, para jugar así lo hubiesen llevado a Kaká o inclusive a Ronaldinho, que por lo menos le pone un poco de fiesta a los partidos.
Saludos.
José.

Anónimo dijo...

El boludo de Scolari despreció a una generación y arruinó a otra.

Si hicieran un torneo de habilidades, tipo NBA, creo que se notaría aun más que el tipo con mejor técnica y pegada es Robben. La pone donde quiere.

El pase del útlimo gol ma hace acordar al famoso pase de Pelé a Carlos Alberto.

Anónimo dijo...

Lo veía a Mascherano después de los 90 mirar de reojo a Sabella para ver cuándo terminaba de hablar, así él podía meter su arenga, y era como una sobreactuación, como si se lohubiera comido el personaje.