domingo, 17 de enero de 2010

Dos películas

Let the Right One In. Si un día de estos te cruzás con un texto de Fabián Casas (o con él en persona) y te recomienda que escuches un disco, mires una película o leas un libro (o un blog: ¡!), yo te aconsejo que lo hagas. Casas tiene el radar del buen gusto para los objetos artísticos de alto calibre. Si no fuera por él no habría escuchado a Daniel Johnston ni leído a Salinger, dos tipos que automáticamente se convirtieron en puntos culmines de mi vida cultural (si es que se puede hablar de algo tan estúpido como “vida cultural”, lo que implicaría que por un lado está la vida y por otro la literatura, la música, etc.). Por eso cuando escribió sobre Let the Right One In en TP, la anoté en mi agenda cerebral. Y Fabián no perdona (título del blog de otro Fabián Casas que ha generado varios equívocos), se trata de una película bellísima, de ésas que dan ganas de ver varias veces para acceder a todos los detalles de su historia y quedarse a vivir ahí adentro. Antichrist está dedicada a Andrei Tarkovski, pero por el nivel de poesía que alcanzan las imágenes de ese pueblito sueco en el que siempre es de noche y siempre está nevando, es Let the Right One In el film que podría pasar tranquilamente como una obra del ruso. Ni siquiera puede entenderse como una especie de Anti-Crepúsculo, miles de millas median entre uno y otro producto. A medida que avanza la película, la historia de vampiros queda en un segundo plano, ¿a quién le puede interesar el vampirismo cuando se pone en escena una relación tan hermosa como la de Oskar y Eli? El primero es un nene solitario y freak de 12 años que debe aguantar las afrentas de los malos de su curso. Ella es un vampiro y tiene doce años desde hace mucho tiempo. La virtud de Tomas Alfredson, el director, es balancear perfectamente las dos temáticas que transitan su film: el terror y el amor. De las dos, “el amor es más fuerte”, aunque se podría intuír que desde determinada perspectiva el terror y el amor son lo mismo. Pero no lo vamos a decir ahora porque estamos en verano y se supone que no hay que aguar la fiesta. Cada uno de los encuentros entre los enamorados tiene algún elemento de antología y la densidad epifánica de la mejor literatura. Cuando se conocen, él está apuñalando un árbol y siente la presencia de Eli por detrás, un poco como Martín y Alejandra en Sobre héroes y tumbas (vamos, todos leímos en algún momento de nuestra adolescencia Sobre héroes y tumbas y nos encantó). Lo conmovedor de la pareja es que siendo tan diferentes, se tienen que adecuar uno al otro, con todos los problemas que eso trae. Ver una vampirita aprenderse el código morse para comunicarse con su enamorado a través de las paredes o comer golosinas aún sabiendo que excede su dieta sangrienta y le caerá mal, puede parecer una estupidez, pero es terriblemente entrañable y evocador. En una caja de fósforos Eli le escribe a Oskar una cita que parece salida de Romeo y Julieta: “Debo irme y vivir o quedarme y morir”. Estas cosas pasan más seguido de lo que creemos en la vida cotidiana y no hace falta que uno de los dos viva de la sangre. Es que todos nos sentimos a veces freaks solitarios, vampiros sin edad que necesitan que los inviten para poder entrar. La empatía con el espectador está garantizada y puede hacerlos lagrimear (yo se los avisé). Let the Right One In, traducida al castellano indistintamente como Criaturas de la noche o Déjame entrar, es una película que excede notablemente el género que aparenta y habla (sin golpes bajos ni cursilerías) de la soledad, el amor y las relaciones humanas. ¿Qué más le podemos pedir a una película?



Antichrist. Muy desparejo cóctel de pornografía, mitología satánica, violencia, dolor, duelo y delirio. Las películas abiertamente raras como ésta siempre corren el riesgo de ser interpretadas como una genialidad o una porquería sin nombre. Nadie confundirá a Antichrist con una genialidad. El gran Lars Von Trier (justamente para algunos un genio, para otros un charlatán, especie de flautista de Hamelin de esnobs) había pisado fuerte a mediados de los 90’ cuando ingresó los llamados preceptos del “dogma” en la cinematografía. Mis dos películas favoritas del danés no son quizás de las más reconocidas: Idioterne (Los idiotas) y The Boos of it all (El jefe de todo esto). La primera es sobre un grupo de trastornados que para liberarse de las ataduras de la sociedad se hacen pasar por discapacitados mentales en privado y en público, provocando escozor e incomodidad. La segunda es una comedia absurda francamente perfecta: el jefe de una oficina miente durante años aseverando que no lo es, que en realidad trabaja bajo el mando de otro. Cuando la presión de los empleados por conocer al jefe se hace insoportable, contrata a un actor para que lo represente produciéndose graciosos equívocos que harán las delicias de chicos y grandes. Muy bien, ahora Antichrist, la película “aberrante”, “polémica”, etc. que no es más que un compilado de imágenes horribles (centradas monótonamente en los genitales de sus protagonistas), diálogos ultra graves (algunos parecen el colmo de la solemnidad) y un par de aciertos. Una pareja (Williem Dafoe y Charlotte Gainsbourg, cada vez más parecida a Patti Smith y aquí derrapando completamente) pierde a su hijo. Desde el prólogo (a través de una secuencia en blanco y negro que reluce de ese pretendido tono artístico de las peores publicidades) sabemos que mientras ellos le daban al “uno-dos-uno-dos”, el niño se tiró por la ventana. Un sentimiento de culpa destructivo invade a la madre y su esposo terapeuta no tiene mejor idea que violar los sobreentendidos de la profesión y tratarla. Para superar los miedos de la mujer y el desastre al que se encamina su matrimonio se internan en un bosque (número uno en la dudosa "pirámide de miedos" que el terapeuta se encarga de corregir seriamente cada tres minutos como si fuera una ciencia inaccesible: ¡es un puto ranking de miedos!) pero las cosas van de mal en peor. La única salida al dolor que encuentra la mujer es tener sexo salvaje (?), es decir, la repetición traumática de volver una y otra vez a la escena en que aparentemente (eso es lo que creemos los espectadores hasta el momento) su vida hizo click. Se puede destacar el ambiente opresivo y la sordidez que emana de cada plano, pero eso es algo habitual en todo el cine del chiflado danés y cuando está al servicio de la nada no funciona. Eso sí, hay algunos fragmentos aterradores (como cuando se escucha el berrido de un niño de misteriosa procedencia) y otros que arruinan cualquier clima e invitan a la carcajada (un zorro muerto se levanta y afirma que “Reina el caos”). La vuelta de tuerca algo misógina del final generará discusión y los últimos 20 minutos repuntan un poco, pero no alcanzan ni para empezar. Será la próxima, Lars.

24 comentarios:

Lester Bangs dijo...

Vos sos un verdadero charlatán, Corveta. Todo aquel que tiene un mínimo de cultura rock conoció a Daniel Johnston en el año 1993, cuando Kurt Cobain llevó a los MTV Awards una remera de él y todo el mundo comenzó a preguntarse quien era ese cantante. Una imagen muy conocida por todos. E incluso Kurt habló mucho de él en infinidad de reportajes y en su Diario (el que editó Courtney, hace ya casi 10 años). Casas no descubrió nada, POR DIOSSS! De todos modos vos no escuchás a Nirvana, no? No te gusta la musica "a todo volumen".

Acá está la popular foto:

http://jesusarmando.blogsome.com/images/kc.jpg

solsticio dijo...

escuche A johnston y ví una peli que recomendaste acá (500 summers of love o algo así) malísima la peli y johnston, bue, es el típico consumo de aquellos con complejo de minoria iluminada (o sea critico de rock, de cine, etc) por lo que imagino que Bolaños y el resto de literatos que proponés deben seguir el mismo patrón estético (un embole)

Cine Braille dijo...

Hay que comprender, Corvino: está haciendo mucho calor y la gente está fastidiosa con todo.

Miguel Bajtín dijo...

Lesters Bangs cuando vos estabas gordo y choto emocionandote con Nirvana algunos de nosotros teniamos 8/10 años, en ese momento nos interesaban más las escondidas y los picados en la plaza que conocer la nueva revolución musical, además a quien carajo le importa quien descubrió primero a quien.

Anónimo dijo...

Estimado Corvino: Es hora que te des cuenta. Desde el momento en que te gusta algo, todas las demás cosas que te gustan seguirán “el mismo patrón estético". Salinger, Ballard, Casas, BolañoS (sic), Cortazar, Borges; Spinetta, García, Pez, Estelares, Television, The Strokes; Francescoli, el Mencho Medina Bello, Los Simpsons, Lost, tu hermana, tus padres, todas tus novias (pasadas, presentes, y futuras) y tus eventuales hijos fueron, son y/o serán lo mismo que Johnston, es decir, un embole. No hay nada que puedas hacer para el beneficio de esa masa desacomplejada tan ávida en la búsqueda de atajos hacia la diversión. No sirve que sigas escribiendo, ni que encabeces una campaña por el rejuvenecimiento de García o la vuelta de Ramon. Desde el momento que te gusta Johnston y mirás esas peliculitas de mierda, todo lo que hagas o toques está condenado a ser un embole. Cualquier asado que hagas te saldrá reseco y toda cerveza que destapes vendrá sin gas. No te salva ni la resurrección.

Un abrazo,

Marplatense ajeno

Mcready dijo...

Saludos Corvino... aca en Chile estamos tristes, la derecha de pinochet volvio a ser gobierno, el pueblo se vendio por tres pesos...

Estamos de luto

El Cíclope Catódico dijo...

viene picadito el asunto...
debe ser "la calor" como dijeron...

Me limito a copiar y pegar una frase que se gana el post:

"flautista de Hamelin de esnobs"

Maravilloso!

Lester Bangs dijo...

Solsticio lo tuyo es imperdonable: pusiste “BolañoS”...

Miguel Bajtín: En el año 93 yo tenía 12 años y hacía dos que era fan de Nirvana. Repito: la gente que sabe algo de rock conoce hace rato largo a Daniel Johnston. Parecés Quintin que hace poco descubrió a los Beatles. Igual reconozco que tampoco es tan importante el tema.

ACLARACIÓN: Fue en el año 1992 y no en el 93. Acá les dejo el video, simplemente para disfrutar de la música. Kurt (con la camiseta de Johnston) amaga con hacer Rape me (tema prohibido por la cadena MTV) del reciente In utero y termina tocando Lithium (después Krist Novoselic arroja el bajo al aire y se rompe la cara). También esa noche fue memorable porque Axl insultó a Courtney llamándola “perra” mientras todos los demás, obvio, se cagaban de risa. Fijense como, después de destrozar los instrumentos, Dave Grohl dice al micrófono “Hi Axl!”. Todo muy lindo.

http://www.youtube.com/watch?v=z8y5ibUBw1k

Martín Zariello dijo...

Lester: Yo no dije que Casas descubrió a Johnston (ni a Salinger), dije que a partir de que él escribió sobre ellos, yo les presté más atención. La historia de Kurt y la remera, etc. la cuento en un post sobre Johnston. No tengo idea sobre cultura rock, pero eso lo sabía.

Solsticio: Dale una oportunidad a Bolaño.

Cine Braille: Vea usted con la tranquilidad que atiendo a los muchachos nerviosos.

Miguel Bajtín: Yo en el 92' estaba en otra, tenía 8 años, recién empezaba a escuchar a Frank Zappa (?).

Marplatense Ajeno: Y sí, che, soy un embole. Si no tiene nada que hacer el jueves a las 19:30, dese una vuelta por Sibelius.

McReady: Qué mal, Piñera ayer dijo que tenía "desafíos muy desafiantes" (?). Por suerte nosotros en Argentina tenemos un gobierno bien de izquierda (?).

Cíclope: Gracias, entre este mar hiriente de críticas y afrentas a mis sensacionales patrones estéticos, sus palabras son como un remanso en la ruta 88.

Chau, no cambien nunca, si no regreso, venguen mi muerte.

Hernán Galli dijo...

JAJAJA, mirá que se armó con varias cosas, pero nunca pensé que con este post se fuera a armar este lío. Cualquiera.

Super offf topic: Che, ¿vos conocés a Casas? Digo, le podés mandar un mail?

¿Es verdad que Daniel Jonhston tuvo relaciones sexuales con Pelé?

Mcready dijo...

antes tampoco era taan de izquierda, pero mas justo y tolerante, la Kirschner es mejor que Piraña? XD

u dijo...

qué paciencia corvino, yo los hubiera mandado a la mierda a todos. saludos

Anónimo dijo...

Anonimo, anda a la puta que te pario. Te lo digo ya que Ilcorvino, por etica, no puede hacerlo. Tu cobarde nick ya te pinta de cuerpo entero. Anda a escribir a los blogs de Macri, Jerry Morales, Carrio ( que rima con mi insulto) y María Laura Santillan.

Billy dijo...

algo que no tiene nada que ver: siempre que dice "Pelé debutó con un pibe" me imagino que ese pibe es Robinho.

creo que todos lo hacemos.

Pepe dijo...

El insulto a "Anonimo" fue mío y no se por que motivo no salio mi nick, me hago cargo.

Anónimo dijo...

¿Sos periodista corvina?, ya sabía yo que vos tenías algo raro, yo creía que eras puto, pero sos periodista, andá a reportar a haití, poronga.

Eddie dijo...

Uhh, la concha del mono, las vacaciones me hacen llegar tarde a todos lados.

Lo que decías de Actividad Paranormal es verdad, mi novia me metió de los huevos en el cine y sentí que me robaban cuarenta mangos, no puedo creer que matrix la vi en VHS y esa ¿pelicula? la vi en cine. Una cagada

La editorial Azulpluma tiene algunos integrantes o alguna relación con el grupo La Grieta, de La Plata; no sé profundizar en cuál es el vínculo, si vos lo sabés y podés aclararlo, bienvenido sea.

Respecto a Daniel Johnston, algunos lo conocimos por Pearl Jam, pero mucho después... en el 92 se escuchaba el ranking de los cuarenta principales, que te pasaba temas de aerosmith, guns and roses y otras tantas bandas que hoy es imposible escuchar en la HIT (Existe todavía).

No entiendo por qué te putean, pero bueno, hay de todo en este hermoso país.

Lo de Robinho y Pelé es tal cual.

Saludos

Nombre dijo...

Internet + anonimidad + pelotudo: inevitable comment bardero.

Suerte en la lectura, Ilcorvino! Fijate si los que te putean en vivo toman la precaución de ponerse una bolsa con un signo de pregunta en la cabeza.

PD: En los blogs del año 92 (que, por cuestiones tecnológicas, se escribían directamente en la pantalla con marcador) seguramente la gente que decía haber descubierto a Johnston gracias a Cobain ya era puteada minuciosamente por los que lo habían descubierto cuando salió en Mtv en el 85...

PD2: Adelanto del próximo (polémico) post de Il Corvino:

http://es.wikipedia.org/wiki/Polvora

Anónimo dijo...

Che corvette, ahora recomendá una buena porno, así todos estos pebetes se van a manosear el orto y nos dejan respirar en paz.

Pepe dijo...

Matin, a pesar de mis 41 años y de ser un gran admirador de Pearl Jam, nunca escuche a D. Johnston, pero a partir de tus comentarios, voy a hacerlo.

Aunque el cine de terror no es mi genero preferido, es interesante lo que rescatas de la relación de los personajes. Creo que de una de las peliculas que mas me gustan, Belleza americana, una de las cosas mas hermosas que tiene, es la relación de Jane (la hija de K Spacey) y Ricky, su vecino.

Pido disculpas por los insultos, la verdad es que quienes te critican desde su estupides, su insensibilidad y su ignorancia, no merecen la mas minima atención.

Saludos

Anónimo dijo...

estupides es con z, jorobado

m.m. dijo...

www.labocadelmiedo.blogspot.com

Lester Bangs dijo...

Corveta, tenés razón. Ya lo habías publicado. No hay mucha historia pero lo justo es lo justo. Saludos desde la tumba.

Anónimo dijo...

Qué pajero pelotudo que sos Lester.