lunes, 2 de agosto de 2010

Acá afuera

No sé cómo ocurrió, pero desactivé la cuenta. El primer sentimiento fue de espanto, muchas veces me habían hablado de aquello y el terror a lo desconocido, a lo que viene después y nadie sabe qué es, despertó mi incertidumbre. Poco a poco pude tranquilizarme y, algo estupefacto, me di cuenta de que respiraba con normalidad. Por fin, abrí la puerta. Lo que sucedió a partir de ahí en adelante fue totalmente inesperado y todavía me cuesta entenderlo. Allí afuera había seres humanos, ¿cómo decirlo?, moviéndose. Eso fue lo primero que me llamó la atención, saber que los individuos se mueven, no están estancados en una pose, sino que si quieren, por ejemplo, pueden estirar los brazos, doblarlos, saltar, bailar. Hay algunos que están sentados y de repente se paran. Básicamente pueden mover la mayoría de sus articulaciones cuando quieren. No se puede explicar con palabras, es necesario verlo porque dicho de esta forma todo parece pura imaginación. Otro dato estremecedor que me maravilló es que los seres humanos ¡no son imágenes proyectadas! Esas imágenes que nosotros vemos todos los días pertenecen a “cuerpos” y estos llamados cuerpos tienen su propio soporte sólido. Por lo que pude aprender se trata de un esqueleto revestido de algo llamado “piel”. La piel es algo fascinante que responde a estímulos (la temperatura, una sensación determinada) y puede estar fría o caliente. Incluso se puede tocar y parece que a los seres humanos les gusta mucho porque vi a varios de ellos tomados de la mano entre sí, ¡sin caerse!, coordinando perfectamente sus “movimientos” en pareja. Todavía no sé bien cómo se da esa lógica pero también sé de conjuntos de individuos que no estaban tomados de la mano, sino en “compañía”, produciendo sonidos con sus bocas e intercambiando “comunicación” entre ellos. Es verdaderamente de locos, pero sé que existe y no estoy mintiendo porque después de practicar ¡hasta yo pude hacerlo varias veces! Una vez que uno es parte de esta asombrosa dinámica comienzan a suceder acontecimientos inenarrables. Voy a esforzarme para que, aunque sea, se entienda mínimamente: acá afuera la gente… hace cosas. Se trata de “realizar actos”, no sólo enunciarlos. ¡Aun no lo puedo asir!, pero no sólo se trata de “decir”, de “escribir”, de dar a entender, sino de plasmar materialmente lo que se emite o piensa. Acá hay personas que se toman entre sí los cuerpos como salvajes. Y a eso se lo llama “abrazo” y parece que es bueno porque se ríen o incluso lloran cuando los hacen. Para que exista uno de ellos tiene que haber dos personas presentes, ¡no se concebe de otra forma! Es algo bestial, muy cruel que uno no pueda crear abrazos individualmente. También puede pasar que una persona lleve su boca a cualquier parte del cuerpo de otra. Y eso es un “beso”. Se puede dar entre personas que se tienen “cariño” o “amor”. Todavía no alcanzo a entender de qué se trata esto último, estoy seguro de que me tendieron una broma porque no creo que pueda existir algo tan bueno, es casi utópico lo que me dijeron cuando pregunté de qué se trataba eso del “amor”. Me da vergüenza decirlo, no puedo evitar sonrojarme, pero parece que acá afuera existen personas que… se quieren realmente, que no se conforman con aclararlo actualizando su situación sentimental, como todos estamos acostumbrados desde siempre, sino que además de eso pasan tiempo juntos ¡y hasta cohabitan en un mismo espacio! Yo sé que es algo irracional, pero están muy convencidos e incluso orgullosos. Es que esto de “hacer” me es casi inabordable. Por ejemplo acá también existen eventos, fiestas, recitales y las personas, descaradas, en vez de confirmar su asistencia (esto no lo van a creer pero juro que es verdad), directamente van y asisten, ¡a veces sin que nadie se entere! Es que la forma de enterarse de las cosas también es distinta: ¡uno, incluso, no se entera de todo!, se entera sólo de lo que quiere saber o de lo que le cuentan. Parece que las personas consideran un tanto “idiota” (así lo llamaron varios de ellos ante mi fastidio) contar y mostrar todo el tiempo qué es lo que uno está haciendo porque, ya lo dije (pero creo que es ineludible repetirlo), van y lo hacen, no necesitan promocionarlo. Es más, uno me preguntó: “¿y por qué todos deberían enterarse de todo?, ¿a mí qué me importa lo que estás haciendo vos?”. No supe qué contestarle, ¡pero sé que tiene que haber una respuesta porque darle la razón sería admitir que vivimos una gran farsa y yo sé que millones alrededor del mundo no pueden confundirse de tal forma! Los equivocados son ellos. Y para demostrarlo voy a dar un ejemplo: acá, cuando están a favor o en contra de determinada idea política o que afecta a la sociedad, no se unen a un grupo virtual, lo que se hace es marchar, concentrarse de a miles, manifestarse, a veces gritando y pidiendo por lo que se cree es justo. ¿Se dan cuenta lo revolucionario que puede llegar a ser si este tipo de cosas se transforman en algo habitual? ¿Lo mucho que pueden cambiar las cosas si estos descerebrados a los que les parece normal “hacer cosas” y no “hacer de cuenta que” se salen con la suya? Pienso quedarme un poco más sólo para tener más información de lo que están tramando, no por gusto. Creo que se puede volver.

Me olvidaba, los que están acá afuera, todos estos tipos tan raros, denominan a lo que hacen, “vida”. ¿Alguna vez escucharon una palabra más ridícula?

15 comentarios:

Hugo dijo...

Aguante la vida "real", aunque sea un poquito más complicada.

¡Woman! dijo...

Y menos mal que es complicada!

augusto dijo...

Como diría el agorafóbico de Parque Leloir: "la vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo".

No leí el post pero prometo que ya lo voy a leer. Es que quería meter la frase del Indio.

Aguante los Redondos vieja!

manhattan transfer dijo...

Se cortó el gas en pleno centro de Rosario y la reputa que lo parió!

Martín Espinosa dijo...

Muy bueno Corvino.
Escritos como este desnudan el hecho de que FB se trata de la vida paródica llevada al extremo de lo absurdo.

MarianoMundo dijo...

no satisfechos con eso que llaman vida, algunos se han inventado personajes que alimentan ridículamente con toda clase de boberías, los ponen en función, y, lo que es aún peor, se lo creen todo.

Eddie dijo...

Me acordé de Bradbury.

Sistema perverso, FB. Como todo, no tardará en declinar.

Eso espero, que decline, no que desaparezca, pero que al menos muchos caigan en la cuenta que la desenvoltura que tienen en el mundo binario la pueden tener cara a cara. Una especie de facetrue.

Muy buen post.
Saludos.

Billy dijo...

la vida es una cárcel con las puertas abiertas... No leí el post pero quise poner la frase de Andres (?)

Gonza Averna dijo...

Inquietudes varias:

1) ¿El autor es un extraterrestre adicto a las redes sociales, o un humano cuyo cerebro fue colonizado por un parásito u hongo, también adicto a las redes sociales?

2) Si no entiende cómo es esto de "moverse", ¿Cómo tipeó este manifiesto?

3) ¿Cómo sabe la contraseña del blog? (?)

Igual me gustó eh, que no se malentienda (?).

Un abrazo.-

Anónimo dijo...

En la pelicula Funny People, un nerd le pregunta al protagonista si tiene cuenta de FB o MS no me acuerdo.
El tipo le responde: No, no tengo tiempo, suelo tener sexo con mujeres.

Laura dijo...

Guau, lo mejor que has escrito según mi humilde opinión. Hace mucho que no leía ese hermoso e inteligente recurso que es el extrañamiento. Para mí el narrador es un humano del futuro y tipeó con su vista: único movimiento permitido desde el 2050.
Me hizo acordar mucho al Mito de la caverna.
Con respecto al tema en sí, casi me convencés de cerrar mi cuenta pero creo que alcanza con que no me crea mi ficción ni la de los otros. Si la vida fuera sólo lo que se ve en facebook me hubiera suicidado hace rato. Creo que facebook es más bien una inversión de las relaciones sociales reales (en mi caso): las persona que más abrazo y beso son a las que menos les hablo o envío cosas en facebook, simplemente porque no es necesario. Sin embargo, es una herramienta interesante para enterarte de jornadas y eventos que si no estás en determinados "círculos" no te enterás.

acasi dijo...

Tenemos el mail.
Tenemos los blogs.
Tenemos las páginas web.

Si visitás internet diariamente, te enterás de todo lo necesario para una vida medianamente actualizada.

El minuto a minuto facebookiano ya es para gente naturalmente desesperada, que no quiere perderse nada.
Esta bueno perderse cosas, no ir a fiestas, no aparecer en bares.

Como dice una canción de Pavement: "I keep my adress to myself, cos´we need secrets"

Hace falta ausencia, falta de patrones de vigilancia.

No hay que ser tan patetico.La gente que te quiere es la gente que ves, buscas, ansias, y que te ve, te busca y ansia tu compañía.
Si no se dignan cambiarse la pilcha y salir a la calle para verme, que les garue finiiiiiito.

Anónimo dijo...

Muy bueno Corvino! mientras leía me acordaba cómo los medios intentan hacer aparecer a Cumbio como una lumbrera de la generación 2.0.

* en el libro "sin noticias de Gurb" se utiliza muy lindamente el recurso del extrañamiento.

saludos

Mr gabi

natanael amenábar dijo...

Es la primera vez en tu vida que experimentaste lo contrario a algo que ustedes llaman "me gusta".

Martín Zariello dijo...

Qué bueno lo que dicen, si lo hubiése pensado como un cuento de ciencia ficción, habría agregado más cosas. Lo pensé más que nada como una hipérbole de la actualidad. En cuanto a las hipótesis sobre el narrador me inclino por la de Laura. Saludos.