jueves, 13 de enero de 2011

El mundo de Sofía

Después de Somewhere uno se pregunta hasta qué punto no sería mejor que Sofía Coppola, en vez de ser directora de cine, se dedique a pasar música en fiestas para iniciados. O a dirigir una discográfica. Porque luego de cuatro films lo único que podemos asegurar sobre Sofi es que tiene buen gusto musical. En ese sentido, más que una discípula aplicada de su padre, parece continuar el camino iniciado por Cameron Crowe: sus películas son sólo el pretexto de una buena banda de sonido. (O de una sola canción: "I'll Try Anything Once", el sensacional demo de "You Only Live Once", el último hit de The Strokes). Esto no tiene nada de malo, si no fuera porque se supone que el concepto de cine difiere del de video-clip. Por momentos (aproximadamente el 85 por ciento de la película), Somewhere parece un gran y sofisticado video clip. Qué interesante, pero, ¿habrá alguien en el mundo que aún quiera ver un video-clip? Destacar el envoltorio sobre el contenido es la tentación elemental de nuestra era. Allí vemos libros de poesía con accesorios. Discos con sorprendente packaging. Pero resulta que este servidor cree que la poesía se lee, no se usa y la música se escucha, no se mira. Allá él, déjenlo hablando solo con su sombra al pobre prejuicioso.

Por otro lado, el problema de Somewhere es que llega tarde: Perdidos en Tokio ya fue filmada. Lo más raro es que su directora es la misma Sofía Coppola. Extraño caso de semi-autoplagio. Johnny Marco (Stephen Dorff), un actor taciturno, superficial e inescrutable (que ni siquiera es Bill Murray), conoce a una adolescente que ni siquiera es Scarlett Johansson, sino su hija (Elle Fanning). Juntos pasan jornadas agradables, signadas por el aislamiento y la estupefacción. Aquí el estereotipo extranjero degradado es el italiano. Como los japoneses eran bajitos y serviciales, éstos son gritones y ridículos. Desde esa perspectiva, Sofi, tan moderna, es como los humoristas de Tinelli: se ríe de los que hablan otro idioma. Quién sabe cuál sería la suerte de Somewhere de no existir su antecedente, tal vez estaríamos hablando de una gran película y no de un bodrio elegante. La escena inicial, con la Ferrari de Johnny dando vueltas en círculos, remite a la secuencia de la autopista en Solaris. Sólo que aquí la alegoría es tan obvia que muere siete veces antes de tocar el piso.

Se atribuye a Umberto Eco la idea de que el hombre posmoderno no puede decirle a una dama "te quiero tanto..." porque ya sabe que eso lo dijo Sergio Denis en una canción. Sin embargo, le queda la artimaña de decir: "Como diría Sergio Denis: te quiero tanto...". De este modo elude la ingenuidad y, a la vez, logra su cometido: realizar una declaración de amor. Se saca de encima el lastre semántico de las grandes palabras aún cargando con él. Es, de algún modo, la sensación de virtualidad que ofrecen los mensajes de texto, el chat, facebook. A través de esos canales, el Otro existe pero impersonalizado, de modo tal que algunos aprovechan ese terreno para expresar lo que nunca se atreverían cara a cara. En fin, el pasado no puede destruirse (toda vanguardia tiene un límite) por lo tanto debemos revisitarlo a través de la máscara de la ironía. Es en ese plan que puede funcionar el tren posmo. Ahora bien, en Somewhere no ocurre. A la segunda vez que observamos las penosas situaciones que debe soportar Johnny Marco por su condición de estrella de cine, el chiste no causa gracia, se convierte en un drama. Y a esta altura de mi vida, amigos, los laberintos existenciales de los famosos y los niños ricos con tristeza no me generan ningún tipo de compasión, más bien todo lo contrario: me obligan a la inclemencia. Todo se convierte entonces en una broma para que los colegas del jet set hollywoodense se sientan reconocidos, se rían y lloren entre sí. La escena con Benicio del Toro en el ascensor es de un manierismo casi repulsivo. Da la sensación de que Somewhere debería haber sido una película distribuida entre el círculo cercano de su directora. De ese modo nadie se hubiese sentido un convidado de piedra, el receptor silencioso de una fiesta a la que no ha sido invitado.


25 comentarios:

Anónimo dijo...

genial... Genial... Genial

DIÁLOGOS dijo...

La música hace rato que dejó de ser combinación de sonidos, silencios y algo para decir. Si te fijás en el pop, por caso, te diría que es implica letra, ingeniería de sonido, puesta en escena, vestuario, videoclips.. el artista también construye una imagen de él mismo (más allá del marketing, esto lo dijo Borges también). David Bowie es mucho más que su música. El tema de la forma está bien estudiado en Gombrowicz.. en cierto modo el arte se parece al vicio, y el vicio es artificial, es "forma". El arte te dice: ojo, no soy pan, soy vicio. Sin el pan te morís porque sos un amimal biológico... pero vos sentís que necesitás el arte como el fumador necesita el cigarrillo. El arte es mucho más un artificio que algo espontáneo, es un lenguaje cifrado que requiere ser aprendido por la cultura.

DIÁLOGOS dijo...

Por otro lado, las mejores críticas del arte, por lo general, nacen de la fascinación por el objeto criticado. Cuando uno no gusta de una obra no tiene nada muy interesante para decir. Es el típico comentario onda, "¿qué te gusta de los Ramones/Iron Maiden/música clásica, es puro ruido/es todo lo mismo?". En fin... son cosas muy dispersas y medio complicadas para comentar en un blog.

DIÁLOGOS dijo...

El "arte como vicio" es, en parte, el que hace que el artista (y el crítico/comentador/bloguero de arte) caiga en cierta "deformación profesional" que consiste en exagerar la importancia del arte por encima de las demás realidades.

Anónimo dijo...

"los niños ricos con tristeza" - frase recurrente
y vos como te definís?

musidora dijo...

me gusta, martín

bancamos a sofía pero con bastante incomodidad

DIÁLOGOS dijo...

Qué se yo, no está mal el análisis. Personalmente sólo he visto "Perdidos en Tokio" y me pareció que está bien. "Vírgenes suicidas" me gustó (¿era de ella?). Me dijeron que la de María Antonieta (o algo así) es medio chota. A esta última no le he visto. Espero que se haya entendido lo que puse (que fue medio una mezcolanza).

Inmanente dijo...

AHora, vos sólo te mandás a ver un bodrio semejante, sabiendo que sus anteriores películas eran también un canto al snobismo universal (que se yó), no entiendo como mierda les puede parecer buena Lost in translation, es una farsa total. bue, pero lo importante acá no es (en gral) lo que recomendás en cine ("The exploding girl" es una nueva que se puede ver del cine indie yankee en lugar de este bodrio) o música, sino como lo hacés. Cada vez que leo un post tuyo no dejo de asombrarme por la habilidad, el talento que tenés para escirbir. Cada frase, cada oración es mejor que la anterior, loco sos muy groso. Leerte es un placer enorme, sabelo, un placer posmo, eso sí

Leo1984 dijo...

Es una de esas típicas películas en las cuales desde el primer fotograma uno ya sabe cómo corno va a terminar. Tengo los huevos a la cazadora de estas películas de tono masturbatorio, en las cuales los directores se regodean en su supuesto talento, disimulando la falta del mismo con virtuosismo de cabotaje. Coppola sigue robando con el apellido (y alguien tiene que decirlo, el viejo Francis también está un poco sobrevalorado)

Barby dijo...

No la ví. Aunque el trailer es lindo.
De todas formas quería comentar, porque leer que es una película para un círculo pequeño me hizo recordar muchas cosas... Generalizando, la actitud del nuevo cine(?), es... Algo así como, "hagan lo que sientan, no se preocupen por el público, si entienden bien, y sino también... Confíen en que van a entender el porqué de cada encuadre, de cada plano... Preocupense por generar cualquier tipo de emoción, no siempre de contar una historia" blablabla (la libertad de hacer cualquier cosa que brinda esa forma de hacer cine es increíble, pero eso es aparte) Y quiero decir que no me gusta esa onda. Porque irte del cine con la sensación de "que Somewhere debería haber sido una película distribuida entre el círculo cercano de su directora" me parece horrendo. Pato trabaja en una carnicería.

Anónimo dijo...

AguanteN ciertos videoclips loco!

http://www.youtube.com/watch?v=U8o9LGrwtyY

Hernán Galli dijo...

Mi último post es sobre esta peli. No voy a agregar nada porque difiero en muchas cosas que escribiste. Siento que tu post nace de "la bronca de ver algo que no te gustó". Digo, de antemano yo no criticaría algo de, pongamos, Arjona. Es ley que sólo nos duelen las cosas que vienen de gente que queremos. En un sentido amplio, claro está. A quien no le sgusto Lost in Translation o Virgenes Suicidas, bueno, no hay mucho más que decir. Yo qué sé, conozco gente que destesta a Woody Allen o no soporta la voz de Bob Dylan. Y está bien.
En cuanto a Somewhere, yo sentí que se trata del grado cero de la filmografia de la gran Sofía (sí, es grande, mal que les pese). En esa perspectiva, sería mucho más valorada. A mí, la peli me gustó porque me incomodó muchísimo, me hizo esforzame para bajar la ansiedad, no sé, muy personal.

Saludos!!

Che, tenés el mar cerca, acá en BS As nos asamos!!!!!

Martín Zariello dijo...

Tanto Virgenes Suicidas como Lost in Translation me gustaron. Creo que si no hubiese visto Lost... antes, Somewhere me hubiese parecido una buena película. Por otro lado, la escena de Benicio arruinó todo. Y así.

Mechi dijo...

la escena de las rubias en el caño con "My hero" safa...me gusto, me causo.
Despùes te doy la razòn en todo, nunca vi una peli de apertura tan chota.

mauricio dijo...

Videoclip + Sofia Coppola = Genialidad absoluta.

http://www.youtube.com/watch?v=gp6A1KeXDC0

Anónimo dijo...

Hi guys,

Do you want to watch the green hornet? It is not released yet but you can watch it already!

Click here to [url=http://watch-thegreenhornetonline.com/]watch the green hornet[/url]

Otm Shank dijo...

Posteo de hoy del corvino español:

http://elansia.wordpress.com/2011/01/18/%C2%ABsomewhere%C2%BB-%C2%BFtan-diferente-es-ser-famoso/

Anónimo dijo...

Creo que la escena con Benicio del Toro es muy buena; de lo mejor de la peli.
Lo peor, el final con Johnny corriendo hacia las montañas. Como dijo un amigo al salir del cine, "cuando Johnny tenga los huevos llenos de leche vas a ver cómo vuelve con las minitas".

Si no hubiese visto, Lost in Translation, creo que opinaría distinto sobre la peli...

Anónimo dijo...

So, all round the current versions of Bowflex equipment really are a great throughout house gym that saves space and
offers a whole work out as a result of resistance bands in a very shorter
period of your time.

My web site - modells dumbbells

Anónimo dijo...

It is best for getting comfy with how the Bowflex operates employing decrease
resistance after which you can progressively improve the load / resistance.


my page - Recommended Webpage

Anónimo dijo...

Doing work out is fifty percent of the work in the quest to losing excess weight.


my blog; bowflex selecttech 552

Anónimo dijo...

The Bowflex Excessive SE house health and fitness center is made from higher top quality elements like steel, and aircraft rated aluminum cables and pulleys.



Also visit my homepage mouse click the up coming webpage

Anónimo dijo...

The SelectTech also can be very easily locked and
stored after a long workout day.

Here is my website ... weights and dumbbells for sale

Anónimo dijo...

Because of to that, I'm not convinced which the Shake Excess weight is more powerful than dumbbells.

my website www.getfitnstrong.com

Anónimo dijo...

Elliptical devices are exclusive since they mix working and bicycling into one particular exercise.


Also visit my weblog: getfitnstrong.Com