jueves, 10 de marzo de 2011

Corvinicosas

Conozco gente que desea ser amada / y gasta su tiempo en los flippers- Fabián Casas.

La vida es una distracción permanente que ni siquiera permite tomar conciencia de aquello de lo cual distrae- Franz Kafka.

¿Alguna vez se le ocurrió pensar que cuando se acoplan un hombre y una mujer, en realidad es la Naturaleza que se está masturbando?- Mario Levrero.

Mi articulación se presta para el movimiento. El sábado pasado fui a ver a Él mató a un policía motorizado e hice pogo. Hasta ese día creí que debía estar en situación de estupefacientes para sumarme a la primitiva costumbre rockera, pero esa noche no tomé más que cerveza y fernet. Evidentemente, como alguna vez me pasó con Orlando Barone y Jorge Lanata, soy poseído por el pogo. Lo extraño fue que en el medio del mismo y mientras sonaba "Mi próximo movimiento" (algo así como el "Ji ji ji" de Él mató) un tipo del bar vino desesperado y gritó: "Salten pero no se empujen". Esto equivale a decirle a un jugador del fútbol: "Corré pero no toques la pelota". Un absurdo. El problema del pogo con pocos integrantes (Liverpool estaba lleno pero los que nos prestábamos para el movimiento seríamos a lo sumo 20) es que cada uno se siente demasiado responsable del éxito o el fracaso del mismo. Si funciona, uno cree que lo inició y se siente Dios. Si no pasa nada, uno cree que no se movió lo suficiente y se siente menos rockero que ¡Ernesto Sanz un domingo a la tarde en pantalones cortos y ojotas! Después de la vergonzante prohibición, el pogo se fue apagando y sólo uno o dos espíritus dionisíacos se animaron a seguir como si nada. Uno de los dos espíritus era una chica morocha, moderna y bailarina. Me quedé mirando un rato sus pasos y se me ocurrió el primer párrafo del cuento anterior.

Ah, ah, ah, probando, ah, ah, ah. La virilidad del hombre se expresa a través del ruido del motor de su moto, el deseo de abrir sidras en Año Nuevo, la disposición para la mentira sobre su vida sexual frente a sus amigos. La del futbolista en la cantidad de veces que puede escupir, rascarse los huevos y sonarse los mocos en un minuto. La del músico de rock (otra especie de la naturaleza) se mide por la capacidad de probar un micrófono. Hay un alarde notable cuando un guitarrista dice "Ah, ah, ah, probando, ah, ah ah". Es verdad que hay que probar sonido, pero en determinado punto todo se convierte en una competencia entre los miembros de la banda a ver quién es más músico, quién es más artista, quién la tiene más larga.

Flores en la cabeza. Más allá de que les tengo miedo, nunca tuve problemas con las mujeres. Tuve una etapa de energúmeno adolescente en la que me indignaba si no me amaban o me amaban y de repente me dejaban de amar, pero con el tiempo, al contrario, (y gracias al accionar determinante de El artista antes conocido como el amor de mi vida, a quien le mando un saludo aunque nunca leyó y hasta llegó a odiar este blog) me comenzó a causar cierta desesperación que las relaciones avancen, sabiendo de antemano que todo iba a terminar y eso me podía llevar a una depresión similar a la que ocasionó El artista antes conocido como el amor de mi vida. Por lo tanto lo que pasó a indignarme no fue que no me quieran, sino que me quieran. He llegado al punto de elaborar cuadros sinópticos intentando demostrar la incompatibilidad total de los dos miembros de la relación hasta convencer a la interlocutora que nuestro amor no iba a ningún lado y, en caso de que fuese, total no importa, porque ¡todos vamos a morir! En fin, no existe en mi psiquis resentimiento o menosprecio misógino alguno hacia el género femenino. A excepción de personas como Negre de Alonso o Loreley de Gran Hermano, prácticamente me puedo "enamorar" momentáneamente de cualquiera que se me cruce. Pero desde hace unos días mi sensación de gratitud y admiración hacia las mujeres llegó a un nivel asombroso, como si todavía hubiesen mejorado más. Tardé bastante en darme cuenta, porque tenía pensado que no había nada malo en ellas, que no podían mejorar mucho más, hasta que lo comprendí: ¡las mujeres ya ni siquiera usan babuchas! Esto las acerca definitivamente a su plenitud histórica. Siempre habrá alguna rezagada, pero ya es casi imposible ver mujeres con esos ropajes que perturbaban seriamente a cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad. Afortunadamente la espantosa moda (que en su momento de auge amenazó con destruir la Humanidad) fue desterrada por el buen gusto de un clásico pantalón, una amena pollera o una calza común, corriente y shockeante. Me llama mucho la atención la dinámica secreta de esas modas masivas. Hace un par de años todas las mujeres tenían una flor en la cabeza. El artista antes conocido como el amor de mi vida, por ejemplo, usaba una flor en la cabeza. Quien no tuvo una novia con una flor en la cabeza no conoció el amor. Durante algún tiempo desprecié esa moda, pero ahora creo que les quedaba re bien ese tipo de flores en sus cabezas. No tendría ningún problema en que vuelvan a eso. Mientras tanto, los hombres siguen usando cosas horribles como medias hasta los tobillos, zapatillas sin cordones y cintos caídos. Nos falta mucho para lustrarles las botas.

Freud seguro sabe. Advierto que tengo una especie de fetiche con el modo en que las mujeres se hacen rodetes. Tampoco es que entre un escote y un rodete, prefiero el rodete, pero el backstage de este último me parece atractivo y no le encuentro una explicación coherente. Freud seguro sabe. No sé bien qué es, la velocidad de las manos entrecruzando mechones de pelos, la figura extraña que conforman los dos brazos maniobrando alrededor de la cabeza, la certidumbre de que yo, de querer hacerme un rodete (vaya uno a saber por qué) no podría, pero estéticamente posee una belleza inédita. Me es indiferente el peinado en sí, pero cada vez que veo a una mujer hacerse un rodete me quedo embobado mirando el desarrollo de la situación como si estuviese asistiendo a la elaboración de una obra de arte o algo sublime. Por suerte están de espaldas, sería muy gracioso que alguna me diga: "¡Degenerado! ¿Por qué me mira así el rodete?".

24 comentarios:

Alunizaje dijo...

El secreto del rodete es el develamiento de la zona alta del cuello (sumado a la espalda). Bah, creo.

Anónimo dijo...

si te cortás el pelo como un cantante de brit pop (no nombro, no nombro), nunca vas a poder hacerte un rodete..
saludos,
Bárbara

Maria Florencia dijo...

genial!

a mi tmb me gusta ver como alguien se hace un rodete, seguro freud tmb sabe que significa eso siendo yo mujer.
y claro que sí, usé flores en la cabeza, pero ahora uso cintas porque me copio de Zooey Deschanel.
La China.
PD: odio ver a los hombres hacer pogo

BarbaRoja dijo...

Detesto las flores de plástico en la cabeza, en serio. Vivan las cintitas, vinchitas, hebillitas y los rodetes, claro.
Un amigo me dijo que le gustaba cuando una mujer se hace un rodete porque se le levantan las tetas. Así de poético.

Ricardo dijo...

No sólo un rodete. Una mujer haciéndose una coleta, poniéndose un ganchito invisible o realizando cualquier maniobra que tenga que ver con acomodarse el pelo es sumamente erótica y tendría que estar prohibida en horario de protección al menor.

Barbarroja dijo...

La verdad que si, pero no importa, yo sigo sonriendo porque Ilcorvino me ama.

Anónimo dijo...

Malo malo, lleno de lugares comunes. Nos vamos alejando cada vez más del post perfecto.

Manucho

Borges dijo...

Manucho, para tu cumple te regalo un activador de humor.

PG dijo...

Corvino, no te tires a menos, no es porque había poca gente, vos fuiste el primero que en Chica rutera se acercó y dijo: esto es pogo y ahí empezó todo, poco o mucho, incluso el recital.
Con respecto a los rodetes, acuerdo con Ricardo, va más allá del peinado específico, es el peinarse en sí mismo. O tal vez sea simplemente el pelo, como le pasa a Kevin Bacon en The woodsman. Habría que probar con una pelada haciendo el gesto de peinarse, a ver qué pasa...

Martín Zariello dijo...

Alunizaje: Totalmente de acuerdo.

Bárbara: Ja, es verdad. No sé por qué ahora me imaginé a Thom Yorke con rodete. Voy a tener pesadillas.

China: El pogo es muy perturbador, no es cierto?

Ricardo: Si, puede ser, igualmente pica en punta el rodete.

Barbarroja: Agradezco tu sinceridad.

Manucho: sos un Manucho apócrifo, lo que sólo engrandece la leyenda del Manucho verdadero.

Borges: Bueno, eso.

PG: Gracias por reconocer que yo inicié el pogo. Tengo experiencias muy recientes con peladas.

Saludos a todos, el mundo tal vez llegue a su fin pasado mañana, pero ustedes pueden estar tranquilos: aprovecharon los últimos minutos de su vida comentando en Ilcorvino.

Eddie dijo...

Lo mejor de llegar temprano a un Aula es sentarse en el fondo y ver cómo las jóvenes de la clase van y vienen con los lápices hasta que el rodete quede fijo. No sé, al menos eso es lo bueno para mi, que me quedo en el fondo, por más que después no escuche una mierda de la clase. De todos modos, entiendo que si una veinteañera se da vuelta en medio de la perplejidad propia por el rodete, lo mínimo que hará será pensar que uno es lisa y llanamente un pajero.

Corvino, el domingo último tocó Real Academia en Mar del Plata, una banda del lugar cuya música recibirá, tarde o temprano, un post tuyo. No sé si lo vas a destrozar o te quedará un buen recuerdo, pero es una gran aparición marplatense, casi casi como Natalia Fava y Elio Aprile...

See ya

Martín Zariello dijo...

Escuché Real Academia. Cuidado con la pelada que toca el violín, es muy peligrosa.

Anónimo dijo...

Qué buen ambiente comentaril hoy, mire lo que genera señor!

(¡Esa encuesta es un acto de crueldad!)

elJotapé dijo...

He llegado al punto de elaborar cuadros sinópticos
me hizo acordar a "Historia extraordinarias". nada, pasaba nomás, después a fin de mes voy a buscar el pancho y la coca.

Anónimo dijo...

El manucho verdadero solo encuentra consuelo en Bochaton y una cancion épica!!!

Anónimo dijo...

La pelada del violin!!!! es tremebunda....

Manucho (verdadero despues de 12 hs de bochaton!!!!)

Anónimo dijo...

Me gustaría tener el prestigio de Bochatón entre las 5 personas que lo quieren. Sobretodo me gustaria que me hagan atribuciones excesivas sobre mi talento musical y poético. Y después pasar a cobrar: Minitas!!!!! Pero (y esto es importante) sin tomarme el trabajo de ser Bochatón. Eso incluiria cosas mas plomas como tocar medio mal la guitarra y escribir no se que cosas sobre las hojas de alcaucil y un gorila. Ojo me gusta Bochatón eh!!! Me gustan las dos cancioncitas pedorras que tiene eh!!! La amistad lo es todo y la verdad nada, no nos olvidemos...

Manucho

Anónimo dijo...

Manucho no es Manucho. Al Manucho verdadero (el q le gusta Bochaton)no le preocupa tanto la coherencia. Abrazo.

Creo q llevo un dia entero de Bochaton

Manucho

Anónimo dijo...

Bochatón? podés nombrar alguien que no sea de la industria cultural mas ramplona, Manucho?

Manucho

Anónimo dijo...

No insistas con la coherencia, Manucho, me desmerece (años borrando esa idiotez de mi personalidad, para que vengas y en un par de apócrifos me ningunees).

Manucho (2 días de Bochaton)

Anónimo dijo...

Covino...borrá al esquizofrénico!!!!

O...las hermosas alas del pájaro divino no extenderan más sus alas y eso no puede ser bueno para nadie...

Anónimo dijo...

jajaj
Que otros se vanaglorien de los libros que han escrito, vos enorgullecete de los loquillos que te leen!

capo corvino, cuánto amor.
;)
vvlltt.

La Momia dijo...

A mi me encantan los hombres con rodetes. en cuanto a la moda la de este momento me vuelve loca!!!!! y hay hombre smuy bien vestidos, pero no estan aca, estan en zara.
love you hno hermoso.

http://lamomialoca.blogspot.com/2011/03/30-anos-ao.html
ULTIMO A.O

Anónimo dijo...

a los gays les exitara ver a u gaudio haciendose su propio rodete???

oskr de tuc