lunes, 30 de mayo de 2011

El existencialismo es un gallinismo

J.J explica el planteo táctico a Buonanotte y lo horroriza.



Estar extremadamente conscientes de las situaciones nos paraliza. Imaginen comenzar una relación amorosa teniendo en cuenta que en la vida todo se termina. Vivir cotidianamente sin dejar de recordar cada medio minuto que vamos a morir. Escribir o leer preguntándonos si eso es literatura. Prácticamente no se podría hacer nada porque todo se revelaría efímero y absurdo. Y ese minuto a minuto border de la mente nos llevaría a ser los protagonistas involuntarios de una novela de Sabato. Alguna vez, haciendo alusión al existencialismo, Grombowicz afirmó:


"Es imposible asumir todas las exigencias del Dasein y al mismo tiempo tomar café con masas durante la merienda. Sentirse angustiado ante la nada, pero más ante el dentista. Ser una conciencia en pantalones que conversa por teléfono. Ser una responsabilidad, que anda de compras por la calle. Cargar con el peso de la existencia significativa, darle sentido al mundo y dar vuelto de un billete de diez pesos".


La premisa de que cada elección no sólo nos compromete a nosotros, sino a la Humanidad (porque “nada puede ser bueno para nosotros sin serlo para todos”) deposita al existencialista en un estado de angustia y en un permanente sentimiento de náusea.


Pensé eso el domingo a la noche, mientras veía a River empatar con Olimpo. La posibilidad de ir a la Promoción es lo más parecido al existencialismo que hay en el fútbol: cada pelota es cooptada por la presencia de la muerte, más conocida en el ambiente como "el fantasma del descenso". (Este último estaba fielmente representado en el disfraz de un hincha de Olimpo que se burlaba de la situación de River no enterado de que su club también puede jugar contra Aldosivi). Los jugadores de River no sólo ponen en juego la categoría del equipo, sino también una tradición centenaria. La forma en que juegan, por otro lado, provoca angustia y náusea. La experiencia me pareció tan densa que recién ahora proceso lo ocurrido. Creo que el domingo River claudicó definitivamente. "Conformarse con un empate" era un concepto ajeno a la idea histórica del equipo y hoy es la máxima a seguir. Por un momento creí que el televisor fallaba, que las rayas de la camiseta del equipo rival no era negras y amarillas, sino azules y rojas. ¡Claro!, me dije, ¡no es Olimpo, es Barcelona! Sin embargo busqué y busqué pero en vez de hallar luminarias del fútbol mundial como Dani Alves, Iniesta y Messi, me encontré con excelentes personas como Casais, Cobo y Maggiolo.


Para entender el estado de River (y el mundo) hay que ir a Facebook. Las últimas noticias que subieron los administradores de la página son sobre handball, voley, fútbol femenino... Los cambios de J.J no se demoran, directamente son anacrónicos, pertenecen a otra temporalidad. Dentro de cinco años tal vez haga calentar a Buonanotte y Lanzini (aunque sospecho que elegiría a Funes Mori). Su estrategia de juego está signada por el primer partido que le tocó dirigir contra Boca: hacer un gol y meterse todos atrás. Pero cuando el gol no llega, el equipo no funciona y se nos viene la noche, J.J sigue colgado del travesaño, actuando siempre igual, como si estuviera en El día de la Marmota o fuera una de esas proyecciones que habitaban La Isla de Morel y siempre hacían lo mismo. Al lado de esta traición a la memoria de Labruna y Cía, la de Martín Pepa es una boludez. Prefiero irme al descenso yendo para delante, que de la cama al living. Hasta hace poco el hincha de River había resignificado el mote de “gallina” hasta convertirlo en un orgullo. J.J ha desterrado esta importantísima desviación semántica. Otro que está desfasado es Lamela. Un exquisito, de andar elegante y una pegada extraordinaria, pero que debería estar jugando con Ortega, Francescoli y Salas en 1997. Promediando el segundo tiempo hizo un taco y lo insulté: era como ver a alguien hundiéndose en el Titanic preocupado por tomarse una buscapina. Pero después me arrepentí: se supone que eso es el fútbol. Me había olvidado de tanto ver a River deambular "como un muerto que sabe que está muerto en un domingo infinito". Abrazo de gol (de Carrizo, en contra).

19 comentarios:

Anónimo dijo...

hacete hincha de Boca, total quién se va a dar cuenta? si no la más fácil hoy es decir que vos sos hincha del fútbol y por eso sólo mirás al Barcelona, el resto es chiquitaje.

te solucioné todo.

dedalus dijo...

cambiate de equipo corvino, total cuál es, sería divertido argumentar los porqués en las conversaciones amistosas

Anónimo dijo...

Que el Corvino se haga de Boca y deje de llorar. Ya empezó la campaña.

Alejo Salem dijo...

Buen post, Corvino!
Abrazo.

Joyce dijo...

Muy acertada la referencia a Aldosivi, ya que en el fútbol profesional (ése de los millones, las minas y los boliches de moda, aclaro) no debe haber nada más triste que tomarse un colectivo para jugar en el frío del junio marplatense bajo una llovizna pertinaz con un grupúsculo de hinchas intentando darle marco a un clima horrible en un estadio enorme y vetusto.

Con respecto a Lamela, me parece que si estuviéramos en 1997, Lamela estaría en reserva o en el banco. Durante aquel año maravilloso también figuraban Gallardo, Solari y Berti, este último un jugador maravilloso y bastante olvidado. Lo más probable es que Lamela estuviera mirando por tele lo que pasaba, mientras la madre le hacía la leche.

Anónimo dijo...

Cuando te sientas así pensá que al menos no sos hincha de Central.

Josue dijo...

Si de dejar de sufrir se trata antes hacete del barça. Boca en Breve va a estar en la misma situación.

Martín Espinosa dijo...

Mientras River no se saque el Miedo de encima no va a levantar cabeza. JJ debería entender de una buena vez que la mejor defensa es el ataque. Son tan amarretes los planteos que hasta me hacen extrañar a Cappa, quien al menos ilusionaba con sus declaraciones.
A esperar el milagro.

Santiago Segura dijo...

"(Este último estaba fielmente representado en el disfraz de un hincha de Olimpo que se burlaba de la situación de River no enterado de que su club también puede jugar contra Aldosivi)".

Creo que deberías entender y aceptar la gastada, para Olimpo estar en Primera y bajar no sería nada raro, y para River sería una catástrofe. Se entiende por qué el hincha de Olimpo te puede burlar y no vos a él, aunque es terrible haber llegado a eso. Y paradójicamente, el fin de semana próximo tendrás que alentar a... Olimpo!

Hasta hace un par de fechas Lamela se me hacía insoportable, pero la verdad es que, pobrecito, juega SOLO. Pasa y pasa y pasa, y nunca tiene a nadie para descargar.

De Pavone qué opinás?

Martín Zariello dijo...

Alguien recuerda el gol de chilena mal anulado a Berti contra Deportivo Español en el Clausura 97? Yo sí.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Muy buena la cita de Gombrowicz.
Yo soy de Boca, y un día me quejé airadamente del paupérrimo nivel de mi equipo sin tomar en consideración que al lado mío estaba un gomía de Huracán.
¡Eso es sufrir, ser del globo! Ser del globo es ir abajo en el historial contra los cuervos y todos los "grandes" (y chicos y semi chicos), salir sólo una vez campeón, ver al equipo de Cappa perder el partido clave con Velez por un gol que era infracción al arquero, ver como se te desarme el "milagro" con la ida de Pastore, De Federico y todas las estrellitas mientras el estoico Bolatti banca cuasi en solitario la parada del jogo bonito y el espíritu de Houseman.
Y eso no es nada, ¡¡peor es ser de Gimnasia!!
Los equipos grandes estamos mal acostumbrados. Si fuésemos realmente de izquierda nos bancaríamos el descenso (?)
Como buen zurdo (de ideología, jugando soy derecho) y amante del fúlbo, reivindico el taco de Lamela contra el resultadismo imperialista.

Cine Braille dijo...

Lo peor es que, cuando este River todavía sacaba algunos buenos resultados, buena parte del periodismo meramente deportivo lo presentaba como un equipo "equilibrado". Un equipo que marca muchos goles pero también le marcan muchos no es "equilibrado", pero otro al que casi no le hacen goles pero al precio de no atacar nunca y hacer un gol cada muerte de obispo sí es "equilibrado". Que se vayan a a hacer empomar por un marinero ruso.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Hello everyone my name is [url=http://www.alegro-pl.pl]Alegro [/url]and i'm glad i'm here. I'm interested in the subject of this forum for years so if you have any questions just PM me.

pulcinella dijo...

estaba esperando su descripción sobre tan dantesca noche de fútbol. a pavone yo lo banco. casi nos hace ganar de recontrapedo ese partido en bahía. hubiera sido glorioso...

David dijo...

La rata de La Rioja podría volver en cualquier momento presumiendo de sus 90s y aquella realidad de River. No sé si él lo hizo, pero él estaba.

Los 90s, que cada día se me van perdiendo más tras ese velo de tiempo, me llegan como una sucesión de guardapolvos, de jet set, de menemismo espumante y River campeón.

No soy de river, pero de serlo supongo que pasaría mis días como esos viejos que se marchitan en las estaciones de trenes de pueblos olvidados; recordando las grandes fiestas, los grandes carnavales y toda ilusoria fastuosidad pasada.

Recuerdo cuando hace más de un año, creo que ya dos, dijiste que lo único que se podía esperar de un River sin Ortega era el descenso. No sé si esta situación es por la ausencia del Burro, pero si se concreta tendrás que armar un blog paralelo con las predicciones 2012.

Saludos

g. dijo...

tan acertado siempre, estimado. eso pensaba yo el domingo, vayan para adelante, hijos de puta, prefiero perder por cuatro que perder la posibilidad de hacer cuatro.
en la cumbre de la nausea y la angustia (encima convivo con un bostero), lo saludo.

Matías dijo...

> Anónimo dijo...

> Cuando te sientas así pensá que al menos no sos hincha de Central.

This.

Abrazo, Martín, hermano. Rogamos por que no lleguen a esto, no saben lo que es.

Anónimo dijo...

NOS VEMOS EN LA B GALLINAS. VA A SER DIVERTIDO JUGAR CON USTEDES. JUAJAUAJUAJAUAJAUAJAUJA