sábado, 14 de junio de 2014

El Mundial es una excusa para llegar a Pirlo

En la novela de ciencia ficción del Mundial Pirlo es el tipo con súper poderes que sabe lo que va a pasar cinco segundos antes que todos. Su condición de errante viajero de los mares del Tiempo, condenado a navegar en una sintonía distinta a la suya, se ve reflejada en su look. No cuesta mucho ver a Pirlo como el bohemio de pelo mojado que se acaba de levantar de la siesta de los 60' y observa que el mundo fue invadido por una legión de pelicortos musculosos, con caras de patovica y ánimo deshumanizador. Si esto fuera un trabajo práctico de Letras yo diría que Pirlo obtura algo, pero esto no es un trabajo práctico de Letras, es algo peor, es un párrafo que dice que Pirlo es, probablemente, lo más, que tal vez el Mundial sea una excusa para llegar a Pirlo. Si alguien que nunca vio a jugar a Pirlo leyera esto deberíamos explicar que Pirlo se estaciona, casi literalmente, en algún sector ofensivo de la cancha, pero no lo bastante ofensivo como para que el resto de los jugadores se de cuenta, más bien el sector ofensivo es tal cuando él lo habita. Y desde ahí, con una engañosa economía de recursos (a lo Bochini o Gallardo o Riquelme), permite que sus compañeros se luzcan más que él, aunque siempre queda la sensación de que si no fuera por Pirlo, nada hermoso hubiese sucedido.

De entrada comenzaron a pasar cosas raras: los brasileros amaban a los argentinos, no querían que se juegue el Mundial y la inauguración duró 25 minutos. El gol de Croacia rubricó las sospechas. Eso que por costumbre y redundancia ya parecía una noticia vieja (el triunfo por goleada de Brasil y el desarrollo de otra aburrida primera ronda) se convirtió en un partido incierto, en el que Croacia hizo gala de su prolijidad europea y demostró que los laterales brasileros, cuando no vuelven, son el reverso perfecto de los laterales argentinos. Con la multiplicación de goleadas y el partidazo de Inglaterra e Italia daría la sensación de que el Mundial, que había corrido el riesgo de ser un fraude por cuestiones políticas, se reivindica a través del fútbol, ese deporte olvidado entre tres importantes Abanderados del Mal:
1) el protagonismo desmedido de los periodistas;
2) la sobre información: ¿era necesario enterarse de la muerte del cuñado y el sobrino de Scolari?;
3) el fervor por los insoportables análisis de los arbitrajes, donde el comentario sobre un partido se convierte en una discusión de cincuenta minutos sobre el off side virtual de un jugador cinco centímetros por delante de la línea del último jugador.   


Durante los noventa existieron los alternativos, unos tipos que no se vestían como los demás y escuchaban otra música y tenían otros gustos y parecía que sabían más que nosotros si no fuera porque su desarrollo como seres humanos sólo llegó a convertirlos en excelentes presentadores de MTV. ¡Los alternativos!, su sola mención evoca la elegía de una raza nueva que debería haber traído al mundo la sofisticación total pero se quedó a mitad de camino por tener esa pinta de cartucho barato de impresora. Ayer miraba jugar a los holandeses y pensé en los alternativos. Incluso no cuesta mucho leer en los ojos de asesino serial de Arjen Robben la idea de una tercera posición entre Messi y Cristiano Ronaldo. Holanda como el eslabón perdido entre la Vieja Europa y el Nuevo Continente. Como un cóctel perfecto de táctica y desenvoltura. Pero que nunca sale campeón, aunque lo merezcan, aunque se conviertan en un equipo uruguayo como en el 2010, aunque son los inventores de un modo de jugar que atraviesa tan profunda y transversalmente la diacronía del fútbol que llega hasta el Barcelona. Creo que Holanda es un lugar en el que Marcelo Bielsa se sentiría bien. Rafael Bielsa, su hermano, también se sentiría bien en Holanda. En fin: daría la sensación de que hay gente que debería ser holandesa y nació en Argentina. 

10 comentarios:

Anónimo dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/Andrea_Pirlo ... ¿?

lucas carrasco dijo...

Encima, acaba de anunciar su derecho al olvido el último presentador de MTV, el Subcomandante Marcos.

Anónimo dijo...

El fútbol, como muchos aspectos de la vida moderna, está comandado por las estadísticas y la velocidad. Si el equipo tuvo 56,4% posesión del balón, si el jugador corrió 4,3Km o si usó 17,4ml de gel en el cabello. Ante esto, Pirlo nos muestra que la esencia a veces está en parar un segundo y pensar antes de actuar. Que al mundo le falta gente que piense y que, en el fútbol, a veces ni siquiera precisa tocar la pelota para jugar.

En una de las últimas del partido clavó un tiro libre en el travesaño desde 30mts y ni siquiera se mostró molesto, porque el tipo sabe que no necesita hacer goles para pasar a la historia.

Lindo partido ayer, yo esperaba un aburrido 1-1 muy trabado en el medio, pero ambos equipos hicieron un buen papel.

Saludos.

El anónimo que entra a putear dijo...

Ja, me metí de cabeza en ese wiki. Qué grande corvino por favor. Quiero recordar que Holanda, además de ser holanda, tuvo jugadores como Edgar Davids, la parte más famosa de su país es literalmente un puterío y legalizó la marihuana como principal apuesta cultural. Además de ser famosos por el cultivo de tulipanes. Que no nos toque holanda, nunca, y menos en la final, nada más. Dale robben

Anónimo dijo...

Sólo para molestar, vengo con una estadística: ayer Pirlo dio 108 pases, 103 bien, 5 mal.

Gustavo dijo...

Ante todo gracias, un gran BLOG.
El placer de que un gran escritor, como Alberto Rodriguez Maiztegui, me lo haya recomendado.
Estaba esperando el Mundial por Andrea Pirlo.
Sinónimo de perfil bajo, y juego alto.

fulano dijo...

Pirlo era el que apretaba un botón cada 108 minutos en una isla?

la isla de lost dijo...

jajajaj es igualito a desmond

Anónimo dijo...

Sobre Bielsa y Holanda. Uno de los mejores partidos de selecciones que vi en mi vida fue Holanda 1 - Argentina 1 en 2000, centenario de la federación holandesa me parece.

Corvino dijo...

Sí, lo hizo entrar a Guly (ni en pedo escribo el nombre completo) y lo sacó a los cinco minutos. Creo que fue ese partido. O no, porque ese partido contra Holanda fue el primero de la era Bielsa y tiene que ser de fines del 98. Bueno no sé. Saludos.