sábado, 19 de enero de 2019

Rap, soda y bohemia



-Ya cuando viviste dos revivals de la misma banda es hora de que te sientas viejo.
-Preparate para el re-revival de The Doors.
-Lo bueno de Zappa es que nunca van a poder hacer un revival porque nunca tuvo un “vival”. Además ¿cómo harían para que Zappa quede como un muchacho sensible que dejaba de lado la vida loca porque lo visitaba una ex que le hablaba de los niños hambrientos de África?
-¿Mintiendo?
-Seguramente. La cosa es que a principios de los 90, en el primer lustro, ya habíamos vivido un revival de Queen. Entre la muerte de Freddie, la canción de Barcelona 92 y la escena mítica de El mundo según Wayne, en toda casa de clase media argentina había un disco con los Greatest Hits de Queen. Incluso algunos decían que era la mejor banda de la historia.  
-El fan de Queen está convencido de que son mejores que Los Beatles. Y no te olvides de las reediciones en cd, hasta ese momento no era tan fácil escuchar a Bob Marley, después del cd todo el mundo tenía su Legend, se emocionaba con “Redemption Song” y flasheaba rastas.

***

-¿Y qué te pareció la película?
-Que el mundo es horrible es una verdad que no necesita ser comprobada, escribió Sabato, en su mejor frase. Lo mismo se puede decir de la película de Queen reemplazando “el mundo” por “película de Queen”. Han logrado la hazaña de hacer una película mala con las canciones de Queen, es casi un gesto de vanguardia.
-Acá lo importante es que las nuevas generaciones…
-¡Me cago en las nuevas generaciones! ¡Que escuchen música por sí mismos!
-¿Que agarren la pala?
 -Si, no sé, depende qué pala, pero no me vengas con que todas las manipulaciones cronológicas y emocionales de la película valen si un chico de quince o cuarenta y ocho ahora escucha Queen. El chico de quince y el de cuarenta y ocho que escucha Queen hace tres meses escuchó Luis Miguel y dentro de seis va a escuchar Pancho y la Sonora Colorada si Netflix así lo quiere.
-Sos como esos tipos que dicen que nunca les regalaron nada y que por eso el Estado no debería hacerse cargo de darle una vida digna a la gente humilde. Sos el Olmedo de la cultura rock.  
-Andá a cagar. Esos tipos hacen una apología del sufrimiento, yo hago una apología del descubrimiento de una educación sentimental. Ahora todo sucede como en ese cuento de Felisberto Hernández…
-… en el que a un pasajero del tranvía le inyectan una publicidad mientras viaja. Sí, literalmente, con una jeringa, escena que nunca te tomaste el tiempo de reeler, por lo tanto estás manipulando la obra de Felisberto Hernández.

***

-Además, no rompas las bolas, si vos no sos fanático de Queen, ¿qué te interesa si hay incongruencias cronológicas?
-Lo de las incongruencias cronológicas es lo de menos, la cuestión es que esta película hasta hace unos años sería un telefilm berreta y ahora es la más taquillero de la galaxia. Me hizo acordar a una que pasaban en Space a las tres de la mañana sobre una reunión entre Lennon y McCartney. Esos diálogos de novela de Andrea del Boca, esas escenas de amor bajo la lluvia, la actuación malísima de Mr. Robot, que más que actuación es imitación, todo impostado y artificial. Esa visión pecaminosa de la homosexualidad (camioneros guiñando ojos). Antes no dejábamos pasar esas cosas. Hay un declive marcado de la ficción y nadie hace nada.
-Hay un declive marcado de la realidad y nadie hace nada, boludo, y a vos te interesan los diálogos malos de una película de Queen.
-Todo tiene que ver con todo. Por otro lado, ¿y si el día de mañana hacen una película de Spinetta (Spinetta no lo permita) y dicen que “La bengala perdida” la compuso por Cromañón? Esta película da piedra libre para la farsa.
-Eso ya pasó con Tango Feroz más o menos por la misma época del primer revival de Queen. Estás desbordado, calmate un poco. 

***

-Bajo el subterfugio de “es una película, no está obligada a contar la verdad” se puede manipular la historia a niveles peligrosos.  Además no es que falseando la historia lograron hacer una película mejor, más bien todo lo contrario. Y no me mandés a ver un documental, porque los documentales también mienten.
-Brian May y Roger Taylor estuvieron de acuerdo.
-Brian May y Roger Taylor salieron de gira con un pibe de American Idol. Se puede esperar cualquier cosa de Brian y Roger. Brian May y Roger Taylor deberían odiar a Freddie Mercury y no los juzgo: todo guitarrista, baterista y bajista tienen derecho a odiar al líder genial y ególatra. Freddie, como todo gran artista, debería ser insoportable. Es más, después de ver la película es lo único que me quedó claro. ¿Y qué son todas esas partes en las que se subraya que tal tema es del bajista? Me parece bien reconocer a John Deacon, es un tipo macanudo, no se mete con nadie, pero de la manera en que lo hacen en la película es como: “bueno, te dejamos arafue de la película pero no te chivés”.
-¿No te gustó nada de la película?
-El chiste que le hacen a Roger Taylor sobre la canción del auto. Y hasta eso desgastan. Y la performance del concierto de Live Aid aunque habría evitado la escena ecuménica, propia de un spot de Canal 9, y los teléfonos sonando justo cuando aparece Queen.

***

-Ok, está muy clara tu postura: imposibilitado de disfrutar, anhelás que nadie disfrute nada.   
-Pero imagínate, posta, si el día de mañana hacen una película sobre Spinetta y…
-¡La tenés con Spinetta! ¡Andá a escuchar trap, el ojo que mira al magma de tu madre!
-Pero es lo que se viene, somos un país periférico que copia lo peor. Ahora Spinetta aparece al final de una propaganda de Coca Cola. En fin, te decía, hacen una película sobre Spinetta y muestran que antes del concierto de Las Bandas Eternas les dice a todos los músicos que participan que está enfermo.
-Eso ya se sabía.
-(Piña)         
 -¿Qué hacés, imbécil?
-Le pego una piña simbólica a mi otro yo. ¿Quién lo sabía? Es una presuposición nunca aclarada. El recital de las Bandas Eternas fue el 4 de diciembre de 2009 y Spinetta murió el 8 de febrero de 2012. Nadie que haya ido a ese concierto pensó que era una despedida, era una celebración. Tal vez los músicos lo sabían, tal vez Spinetta lo sabía, eso no se puede asegurar, pero nadie nunca lo confirmó. Es más, Spinetta siguió tocando pero muchos creen que se despidió con ese recital.
-¿Y?
-¿Y? Que estamos en una época espantosa en la que hasta la emoción está prestidigitada, palabra que busqué en un diccionario después de escucharla en un tema de…
-Spinetta, claro. ¿Todo esto por lo del Live Aid y el Aids?  
-Claro, me parece genial emocionarse y llorar por una película, por un libro, por una familia que encuentra a su perro perdido, pero cuando esa emoción necesita de la mentira y de la manipulación (“Intenta mirar este video sin reírte/sin llorar/sin cagarte encima”), eso ya no se llama “emoción”, se llama “chantaje emocional”.
-La emoción siempre estuvo "prestidigitada", palabra que no existe, por otro lado. Bueno, me cansé, yo me voy a la playa, ¿querés venir?
-No, estoy muy indignado por una hipotética película sobre Spinetta que tal vez nunca exista, andá vos.


14 comentarios:

Pedro dijo...

Brillante dr neurus

Anónimo dijo...

La peli de spinetta con música de Pedro Aznar

Ricardo Finochietto dijo...

Peli de Spinetta con banda sonora de Peter Aznar, producida por Tinelli, con Martín Bossi haciendo de Charly, que llora emocionado en el backstage de las Bandas Eternas, al escuchar como el Flaco hace los coros de Lolita Torres en el puente de su guitarra.

Emi Mendez dijo...

Totalmente Corvino.
La pelicula de Queen no cierra por ningún lado. Solamente te da la chance de escuchar los temas con buena calidad. Destaco la remezcla que hicieron del audio de Live Aid. Fuera de eso, es un desperdicio total la película.
May y Taylor pecaron de codiciosos buscando sólo la guita.
Ya re fue, pero tuvieron en sus manos la oportunidad de hacer una buena.

Billy dijo...

película de Spinetta? ... la de CERATI van a hacer. la muerte de éste opacó la de aquél. lamentablemente y por suerte.

aunque esa imagen de Spinetta en el comercial de cocacola si que es ominosa.

Cine Braille dijo...

Todas las biopics o películas "basadas en una historia real" deberían empezar obligatoriamente con una leyenda como la que inicia American Hustle: "algo de esto efectivamente pasó".
Saludos

Anónimo dijo...

la película es una mierda principalmente porque es homofóbica. una película sobre Freddie Mercury homofóbica

Anónimo dijo...

Che Corvino, consulta. Por alguna razón sacó los relatos del personaje conocido como X? Podemos sospechar esperanzados entre dos tapas?

Pedro dijo...

Corvino, qué opinás de Yukio Mishima

Luis Luis dijo...

A Queen lo escuché en una AM principio de los 80 por primera vez. El peor tema fe todos. Cosita loca llamada amor. Adolescente buscado continúe con Otro muerde el polvo y cuando fui a comprarme los cassettes mi vieja tenía plata para los 2 primeros que estaban más baratos porque ya habían pasado 5 años. Y salvo temas esporádicos posteriores, esa etapa iniciativa debió ser lo que debio ser siempre. Pero los 80 comenzaban. Queen son los dos primeros discos.

lalolanda dijo...

no vi la pelicula, como es homofobica?

julian dijo...

muy buenas reflexiones y critica aguda. gran oportunidad para una conversación con el otro yo de uno. saludos!

P. Mastrángelo dijo...

"Es interesante lo que planteás", me dijo mi terapeuta unas 548 veces.
A mí me gustó el filme, o al menos el día que la vi fui dispuesto a aceptar cualquier cosa que me vendieran, y compré. Por otra parte, si el Queen real, el que se despidió con Innuendo —buen álbum facturado a las apuradas y portador de varios tracks de relleno— vivió casi toda su existencia en plan demagogo, una biopic no podría hacerlo muy diferente. En ese sentido es coherente. En lo que coincido es en que, tal como aventuré en mi blog una vez, Queen tiene el séquito de fanáticos más insoportables, petulantes y talibanes sobre la faz de la Tierra.

Anónimo dijo...

En una entrevista, Saer decía que Schrader le afanó el argumento de Taxi driver. No sé a qué viene esto, pero tenía que ponerlo en algún lado.