lunes, 13 de octubre de 2008

Nuevas redundancias II

Envuelto en el fulgor del conflicto campo/gobierno (aquel tiempo en el que todavía creíamos en ideales), se me pasó por alto. En abril de este año, poco antes de su cada vez más enigmática internación, Charly García tuvo un altercado con Marcelo Pocavida, legendario frontman de la movida punk y reconocido anti-hippie. La pelea (que puede verse en un esclarecedor video en distintos sitios) tuvo lugar en los camarines del recital de los New York Dolls y constó de un intercambio verbal, salival y físico de ribetes históricos. En primer lugar, se lo observa y “escucha” a Charly hablar en idioma inglés (en realidad es una vertiente propia), hasta que el vozarrón de un hombre corpulento lo empieza a increpar al grito de “¡Hippie!” (con un timbre de voz que inevitablemente recuerda a otro enemigo del padre de Migue: Pappo). Charly se lo toma con humor y responde: “¡Punk!”. Hasta que el otro le contesta algo así como: “¡Jamás, jamás estuviste en la historia de los New York Dolls!”. García arremete con un clásico: “¡Yo los inventé!”. A lo que Pocavida, indignado, responde con más agravios y el encontronazo se vuelve un tanto dramático. Digresión: no sólo causa risa el hecho de observar a dos hombres grandes peleando por “tribus urbanas” extinguidas en 1970 y 1979 respectivamente, sino el hecho de que se atribuyen acontecimientos (irónicamente o no) que nunca sucedieron. La situación llega a su clímax en el instante en que Charly amenaza al punk con escupirlo informándole explícitamente su intención: “Te voy a escupir”, espeta. Es necesario ver el video para escuchar el tono en que lo dice y la burlona respuesta de Povavida: “¿Ah si?”. Acto seguido, un espeluznante intercambio de escupitajos cara a cara que termina con una fenomenal cachetada de García (se nota que estaba enojado porque hasta hoy es el mejor golpe que le observé asestar) que hará las delicias de sus fans. Corolario: gente de seguridad se lleva a Charly, que ni siquiera había comenzado la trifulca y, según dicen quienes asistieron a aquel show, estaba de muy buen humor. Los últimos diálogos también son imperdibles:
“-Andá a cantar con Mercedes Sosa. ¡Hippie!
-¡Mercedes Sosa es mejor que vos, boludo!
-Andate, salame. ¡Hippie!
-¡Maricones!”
(Fuente: Taringa)
La única reflexión que me surge es una pregunta: ¿quién es más punk de los dos? Y una conclusión muy parecida (cuando no afanada) a la que elucubró Fabián Casas en “The piper se tomó el palo". Cuando el género comenzaba en Inglaterra, García estaba escribiendo “Hipercandombe” y gritaba “¡Mambo!” en medio de una montaña de muertos. La tapa de aquel disco de La máquina de hacer pájaros (Películas) mostraba a los integrantes de la banda saliendo de la proyección de Trama Macabra. La letra de la canción mencionada decía: “Cuando la lluvia de gas y alquitrán/ Cubra tu cuerpo podrido/ Toda tu caretez/ Mi amigo, no tendrá más sentido/ Y si te asusta este canto final/ O no le encuentras sentido/ Podés cambiar el dial/ Y escuchar algo más divertido”. La música era compleja, con métricas irregulares y espacios instrumentales extensos; sinfónica, todo lo contrario al punk. De todos modos, eso me parece mucho más osado (en 1977, plena dictadura militar argentina, no 1983) que Pocavida abriéndose un tajo en el estómago en un show o Sid Vicius con una musculosa nazi o Pil Trafa. Incluso lo de García es música y lo demás es la secuencia de algún programa de Capusotto. Incluso García, de 57 años (desdentado, gagá y viejo), enfrentándose a un punk que teóricamente lo puede aplastar como una cucaracha, es punk. En las dos acepciones del término: en lo temerario y en lo estúpido. Porque convengamos que es muy entretenido ver a un inconsciente por TV, pero difícil de aceptar en la vida diaria. ¿Por qué festejamos comportamientos que nunca admitiríamos en nosotros mismos o alguien cercano? Porque, como diría Sartre, somos “cobardes” e “inmundos”. Solemos creer que lo under (siempre) es mejor que lo establecido. Sin embargo, entre los Beatles y los New York Dolls yo no tengo demasiadas dudas. Afortunadamente no hay razón para este tipo de elecciones y uno (si no es un fascista infradotado) puede escuchar todo tipo de música sin prejuicio del origen punk, hippie o romántico del intérprete. Lo cierto es que en 1978 García escapaba a Buzios, se quedaba sin un centavo debiendo vivir de la pesca, inventaba un idioma y, a su vuelta, era tildado de “hermafrodita” (¡igual que los New York Dolls pero sin querer y con Videla en el poder!, ¡qué hippies tontos!) junto a sus compañeros de Serú Girán, con quienes editaba su primer disco. A pesar de estar mal grabado, este último es de una densidad artística aplastante: la devastadora tapa en blanco y negro, la introducción épica del tema homónimo con sus neologismos alucinados, el rock heterodoxo de “Voy a mil” (con su grito sarcástico: “¨¿Quién dijo que somos libres?”, que puede entenderse tanto como una clara alusión a la dictadura o al contrato leonino firmado con su productores del momento), el ominoso paisaje instrumental de “Cosmigonón” (al ingresar los sintetizadores se asemeja a la banda de sonido de una película de terror), la respiración brasilera y el contenido político de “Autos, jets, aviones, barcos”, la soledad inaudita de “Separata”. Después vendrían La grasa de las capitales, Bicicleta y Peperina, todos grandes discos. Mientras, Pocavida (lo reconoce en una entrevista) ni se enteraba de la represión ilegal; prefería, justamente, ver películas, “cambiar el dial y escuchar algo más divertido”, ser punk. Sayonara.

19 comentarios:

Hernán Galli dijo...

JAJAJJA, me recontra cqgué de risa. Es IMPERDIBLE, casi al final, se escucha un "manga de mierdas" con la voz de Charly, y lloré, jajajaja. Ojo, qué sopapo embocó Charly. Igual, si no lo sacaban, todavía lo están cagando a piñas. Siempre ñlo mismo con Charly, tira piñas y lo sacan, porque convengamos que no le puede pegar ni a mi tía.
Creo que Fabián Casas escribió que el punk era una mierda. Bueno, musicalmente lo es, si es que hablamos de una sofisticación o talento. Tocar tres quintas en la, re y do, y cantar arriba, es a priori una gansada. En lo que estoy en desacuerdo con Casas, es que esa gansada quedó en la historia, y de algún modo es la manera de emborracharse y golpearse en un recital, nada más. Es el grito del que no sabe nada, ¿no? No sabes tocar, noi sabés cantar, y sin embargo hacés mucho ruido. Después Ramones y los Clash le encontraron la vuelta pop, y ya los riff de quintas no se alejan demasaido de los yeites del pop. Como summum del uso de la fachada están estos pibes de Green Day, que no hacen punk simplemnte porque el bajista tira unos dibujos que te dejan pensando.

Está bueno que hayas puesto el video como puntapié para "hablar" del supuesto punk combativo, y el hippismo pelotudo. Ni una cosa ni la otra. PEro me quedo con los hippies toda la vida, sin dudarlo. El punk está enrarecido con nazis y violentos que huelen muy mal.

Claro, ponés un disco de Serú, y después otro de los Pistols, y la difrencia es atroz. Líricamente, compositivamente, poéticamente, García les pasa el trapo a todo el movimiento punk. Ahora, hay una cuestión de ruidos y violencia interesante que a Charly le falta, obvio. Es polémico lo que voy a decir, pero con paz y amor no se gana ninguna pelea, más bien se la evita. PEro cuando empezaron las ñapis, prefiero un punk a mi lado. Por eso, el video es docuemental, ok, pero irreal. EL hippie nunca le pega al punk con piñas.

Saludos!

Cine Braille dijo...

El punk inglés fue la versión rockera de la Guerra del Cerdo: echar a patadas a los "viejos" de 30 años. Acá Virus hizo algo parecido, con bastante elegancia, en la época de "Recrudece" ("El banquete", "Bandas chantas", "Reportaje sincero y anticonvencional", "Entra en movimiento", todos muy buenos temas). Por eso un punk de más de 30 años... Get a life. Que aprenda de Joe Strummer.
Con todo el respeto que tengo por la ideología rebelde del género, debo decir que eran rebeldes de países democráticos, que cuanto mucho se ligarían algún palazo de la cana alguna vez. Eran en cierto sentido como Gandhi, que enfrentaba a un imperio liberal: contra Stalin o Hitler no hubiera durado dos minutos. Por eso lo que decís de Charly es justo de toda justicia. Los Violadores debutaron en 1981 rompiendo un teatro: como gesto de hartazgo ante la represión, me quedo con "Canción de Alicia" o "Inconsciente colectivo".
PS: comparar a los punks con Gandhi... Qué día que tengo.

Cine Braille dijo...

1) Aclaro que me encantan los Sex Pistols, Clash, Televison, Ramones. Todos le encontraron la salida al punk: los Pistols autodestruyéndose, Clash y Television trascendiéndolo, y los Ramones repitiéndose, sí, pero repitiendo un chiste genial, un poco como AC/DC.
2) En You Tube se puede ver una versión del Tema de Seleste (en rigor, tema solista de Lebón) hecha por Serú Girán en Obras en setiembre de 1981. Los últimos minutos son pura furia rockera, con un Lebón que le saca llamas a la guitarra y se tira al piso para tocar acostado y girando, Charly que se para arriba de los teclados, Moro que demuele la batería, Pedro que revolea le bajo... y ves al público de las primeras filas paradito mirando, quieto ¡y más atrás hay butacas! Yo no soy fan del pogo pero... un recital de rock no es un acto del Día de la Bandera. Creo que esa noción estaba muy debilitada en los demasiado sinfónicos y demasiado jazzrockeros '70: ¡loco, a Serú le silbaron "Discoshock" porque era un tema disco, bailable! ¡Horror!

Mauricio dijo...

Si no veía el video, juraba que te lo habías inventado, como esa payasada de Borges fan de Pink Floyd… Lastimosamente, no tengo nada que comentar respecto al tema original del post. Quisiera ser antropólogo para realmente entender por qué surge el punk y etc. Hay buenas bandas como Uk Subs, Alternative TV… me encanta Spanish Bombs de The Clash, y sé que puedo justificar mi elección, pero 53 and 3erd de The Ramones es una mierda, la letra es basura, pero qué gusto que le tengo a la canción... Aparte de reprimido, copro-melómano me dirían los psicoanalistas. Lo más asqueroso punk que he escuchado ha sido una versión de my way by Sid Vicious.

Pero bue! Rocanrol muchachos, rocanrol! Para qué las exclusiones musicales producto de la exquisitez, cuando están los conservatorios. Aunque las bandas punk sean en su mayoría one hit wonder, el resto es fanaticada divirtiéndose de la manera más simple, tampoco es para disparar la misantropía.

agn dijo...

Siempre que pienso en los punks, me dan ganas de darles el poder. A ver qué goma hacen. O mejor, darles toda la fuerza militar existente para que hagan pomada el planeta y ver qué hacen el día después. El único castigo para esa gente es el conocimiento.
Creo que comenté aquí antes algo sobre This is England, tremenda película que (a pesar de haberla visto en doblado español -horror, absoluto horror-) creo resume mucho de lo que pienso (y agrega más a lo mucho que ignoro): todo se resume a que la destrucción no genera más que eso. El odio es el mejor cohesivo social, pero ay de tí cuando te quedes sin qué odiar.
Sobre y para García no hay más palabras que añadir. Aunque su paupérrimo status actual lo intente, nada derrumba la vida y actualidad de su obra.

Sobre Mar del Springfield: De la mano de Scioli y el llegoga, la cultura está salvada. Ahora sí que no va a quedar otra que ser under. (y Casas de nuevo, loco es el que no sigue a Tinelli, aunque ahora hasta eso es cool y ser under es excusa, tópico y moda... me recuerda a esas bandas que lo único que tienen para argumentar como causa de su horrible desempeño y escaso público es que se mantuvieron en el under por 17 años)..

Y como bien (te) dijo Sala: Pulti: Nombre para un perro.

Tu post sobre la tv trasnochada me recuerda comentarios viejos míos a lo de los floggers y otros utensilios de ramos generales: la tele crea todo eso y se convierte en un instrumento y círculo propio. no existe nada fuera de ella salvo lo que ella refleja de la vida. Ese pareciera ser su meta a alcanzar. Internet está atada a los mismos hilos de avance de mercado, pero al menos podemos gritar que no nos gusta y no queremos. A 114 pesos por mes.

Un par de etcéteras mentales después, pienso de nuevo en tu "eufemismo para no decir que quienes están detrás somos nosotros" y en Zeitgeist. Quizás el único triunfo de todo el maquinón sea que pensemos que no podemos cambiar nada.

Y sobre el rock de la comodidad (y los habituales temas que tocás), vengo optando por negar de plano todo lo aberrante. Quizás pueda, algún día, no reconocer tarareando la melodía de un tema en un puesto importante de ventas, quedar fuera de chistes que involucren guiños con publicidades, seguir con mi estúpido y pequeño círculo de amigos, con mis discos de imbécil, mi ínfima biblioteca, mis pequeñas decisiones, mi sol por la mañana y despertarme pensando que algún día dormiré a mis hijos con besos no descremados y algo de Chopin sin auspicios.
Buen(os) post(s).
Saludos.

Ivan Castiglia dijo...

Me encanta el punk ...
Pero a Charly no hay con que darle
Termina siendo mas punks que los punks, mas sinfonico que los sinfonicos, mas politico que los politicos...
ese tipo tiene un alma muy especial!

Ivan Castiglia dijo...

ah no me conoces
pero tu blog es buena yerba para leer...
hay tanta gente que escribre mierda...
saludos

maria dijo...

Martin, aca hay un ensayo genial de Casas, de nada: http://www.bonk.com.ar/tp/

Cine Braille dijo...

Con respecto al primer disco de Serú, y pese (o justamente debido a) mi carácter de fan de la banda, puedo observarle que le falta lo que le sobra al punk, o sea rock al palo: un poco puede ser el final de Eiti Leda, o el de El mendigo en el andén (dos temazos temazos, pero uno más bien balada de encendedores y el otro midtempo leboniano). Voy a mil amaga con ser un rockito como Suéltate rock and roll de Lebón en Polifemo (el riff del inicio es casi igual) pero me parece que quedó estropeado con tantos cortes de ritmo, queda un tema medio Frankenstein (igual lo que toca Pedro Aznar ahí no se puede creer).
Serú se estaba poniendo más rockero justo cuando se separó: fijate en Yo no quiero volverme tan loco en versión new wave, o compará las versiones del disco en vivo No llores por mi Argentina con las originales y vas a anotar las diferencias. Ese disco será trucho como disco en vivo (se notan a la legua los retoques) pero a mi me encanta. Y de los discos de estudio, el mejor es Grasa..., pero yo soy fan de Bicicleta, tal vez por una cuestión de mood, no sé.

Desarmandonos dijo...

Buena piña de Charly.

Creo que hay un gran prejuicio con el rock nacional de los 70 al tildarlo peyorativamente de mero hippismo sin sustento. Pero dejenme pensar un poco: todo bien con Sumo, con el Punk, con la
-musicalmente hablando- década infame de los ochenta, pero el hippismo dio a Hendrix, dio a Zeppelin, dio a los Beatles. ¿A quién se cargaron los ochenta?

Una sóla canción de Charly, inclusive una sola de las lentas y melodiosas, tan perfectas, es mucho más violenta que cualquier combinación azarosa de acordes con una distorsión desprolija. Que todo el punk junto. Pienso, por ejemplo, en Los dinosaurios. ¿O allí el piano de Charly no es mucho más duro que un riff de, pongámosle, aunque no sea punk, AC/DC? ¿O viernes tres a m.?

Desarmandonos dijo...

Pienso también en algo mucho más punk que el punk. Muchísimo más violento que gritar uno dos tres ulraviolento. Pienso en el final de "El otro cambio los que se fueron" con esa parte que dice "como si el ayer los hubiera castigado". Es perfecto.

Avenida Luro dijo...

Hay que tener cuidado porque algún cínico puede decir que del punk salió Nirvana. Y ahí estamos fritos...

Muy bueno todo esto, creo haberme pasado los 5 años del secundario discutiendo este tema.

Saludos

Fix Perez Bracamonte dijo...

¿Qué se puede hacer salvo escuchar Películas?
O Plateado sobre plateado, que recién pudo ser incluido en Clics modernos.

eddie dijo...

Che, todo bien, pero decir que el hippismo dio a los beatles? disto mucho de pensar eso. El más hippie de los beatles fue Lennon, y lo fue durante un par de años hasta que cayó en otro casillero. Leyendo un poco sobre la vida de Lennon se puede ver que el loco alternaba en diferentes movidas o ideologías según le pintaba.
Por su parte, el resto de los Beatles no se copó demasiado, Sir Paul no mucho; George mucho más Místico y Ringo, bueno, Ringo se cansó después de cuarenta años de firmar autógrafos, pobre él.
Se pueden encontrar aspectos positivos y negativos en estos dos géneros opuestos, o al menos se plantean de modo opuesto en el post y así se tratan en los comentarios.
Ni uno es tan bueno ni el otro tan malo,ni el Punk es tan agresivo ni el hippie tan maricón.
Saludos

Martín Zariello dijo...

Al final son todos una manga de hippies! Vayan a cantar con Mercedes Sosa!

Cine Braille dijo...

¡Viva La Cofradia de la Flor Solar!
PS: buscate la versión de Los Violadores de El extraño de pelo largo.

gonza_averna dijo...

Este debate tiene que ver con movimientos que ya no existen como tales. Digo... el punk nació en un momento único de la sociedad de... Inglaterra y el hippie nace en una situación específica de la sociedad... yanqui. Esto tiene tintes más históricos que otra cosa.
Igual, de tener que elegir, a muerte con Charly.

Por otro lado... Jugamos horrible hoy, chabón, es impresionante.

Saludos.-

Cine Braille dijo...

Corvino, Basile ya tomo el helicóptero ante el saqueo de fútbol que hubo ayer, dicen que se prepara Checho Duhalde, digo Batista. Oportunidad única: ofrezcámosle a la selección técnico reciente campeón, joya nunca taxi, preguntar zona Núñez.

Ruizist_bot dijo...

García le sumó un nuevo eslabón a su collar: es el primer escupidor performativo del mundo.

No pretendo desafiar al magma argumentativo al que nos tenés acostumbrados, pero si tengo que ser sincero da gusto ver a alguien -aunque sea el coso este Pocavida, equivocado o no, con autoridad o no, con panache o no- que ponga a Charly en su lugar.

En el lugar que tiene hoy, aclaro, no en el que la historia tiene reservado para él dentro de unos años.

Lamentablemente, hoy para "justificar" a Charly (no digo que sea el caso del post) hay que irse 20 ó 30 años para atrás, algo que es demasiado elocuente como para que además le escribamos arriba.

Una duda: ¿la entrevista que aludís a Pocavida en el último párrafo es la de la revista "La otra"?